Congreso SECOIR Sevilla 2012 – Comunicaciones en Panel

ZONA DE PANELES

P-1

Versatilidad diagnóstica de la tomografía de coherencia óptica de segmento anterior Spectralis
Dra. Beatriz JIMÉNEZ DEL RÍO
Dra. Paula CASAS PASCUAL
Dra. M.ª Ángeles del BUEY SAYAS
Dr. José Ángel CRISTÓBAL BESCÓS
Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa. Zaragoza

El módulo adaptador para segmento anterior SPECTRALIS que nos ofrece el Tomógrafo de Coherencia Óptica de dominio espectral (SD-OCT) Heidelberg es una muestra de la revolución que están sufriendo los equipos de OCT en los últimos tiempos. El equipo ofrece imágenes de una alta calidad del segmento anterior, sin ningún contacto y con gran comodidad para el paciente. Al estar instalado en una lámpara de hendidura resulta muy intuitivo y fácil de usar, por lo que no se requiere un aprendizaje especial. El objetivo de nuestro estudio es analizar la utilidad de la tomografía de coherencia óptica de segmento anterior en el diagnóstico de diferentes patologías corneo conjuntivales: degeneraciones, infecciones, distrofias… y también en el seguimiento de diversos procedimientos quirúrgicos como anillos corneales intraestromales o queratoplastias. Creemos que es una herramienta diagnóstica útil en toda unidad de córnea y superficie ocular para documentar patologías, hacer mediciones, realizar estudios evolutivos y valorar los resultados postquirúrgicos.

P-2

Flóculo vítreo en ojo dominante en paciente operado de cirugía refractiva por elevada antimetropía. A propósito de un caso
Dra. Esther LÓPEZ ARTERO
Dra. Arántzazu MARTÍNEZ AMAT
Dra. Alicia MATAMOROS HONDARZA
Instituto de Oftalmología Avanzada. Madrid

Objetivo
Valorar la afectación de la visión binocular por la presencia de un flóculo vítreo en el ojo dominante de un paciente con elevada antimetropía intervenido de cirugía refractiva.

Material y Método
Varón, 45 años, intervenido de cirugía refractiva con la técnica INTRALASIK con una refracción preoperatoria de -0.25 esf -4.00 cil a 180º y+2.75 esf -5.00 cil a 175º. Se debe realizar un retoque en ambos ojos tras lo cual el paciente presenta una AV espontánea de 14/20 en OD y 20/20 en O.I. El paciente se encuentra contento, aunque sigue refiriendo los mismos síntomas que antes de la cirugía en su O.D. Tras estudio de visión binocular se observa una exodesviación en lejos con supresión intermitente, ortoforia en cerca, con una estereopsis de 1000″ arco, y con clara dominancia de su O.D en visión lejana, y O.I en visión próxima. En la exploración de polo posterior se visualiza un floculo vítreo de considerable tamaño en su O.D que provocan una mala calidad visual obteniéndose valores de OSI, MTF y AV muy inferiores a los de su OI .

Resultados
Ante la única posibilidad para mejorar la calidad visual reemplazando su humor vítreo mediante una vitrectomía, y tras consultarlo con el paciente, se decide esperar y revisar evolución en seis meses, tras los cuales, y al mejorar la sintomatología, se opta por no hacer realizarla finalmente.

Conclusión
Es importante realizar un examen visual completo, incluyendo una valoración tanto objetiva como subjetiva, en pacientes que presentan mala calidad visual no justificable refractivamente.

P-3

Problemas de binocularidad y dominancia manifiestos tras cirugía refractiva
Dra. Esther LÓPEZ ARTERO
Dr. David MEDEL DEL CASTILLO
Dra. Paloma LUQUE MORILLO
Instituto de Oftalmología Avanzada. Madrid

Objetivo
Mostrar los cambios producidos en la dominancia y visión binocular, de cinco pacientes intervenidos de cirugía refractiva ya sea corneal o intraocular.

Material y Método
Se muestran 5 pacientes de edades comprendidas entre 31-66 años, intervenidas de cirugía refractiva con alguna de las técnicas quirúrgicas anteriormente citadas. Se realiza refracción subjetiva y ciclopléjica, valorando la dominancia motora y sensorial, segundo y tercer grado de fusión, y la estereopsis con Test Laméresis; punto próximo de convergencia, vergencias fusionales con Foróptero, Flexibilidad acomodativa con Flippers +2.00/-2.00 Dioptrías (en el caso de los pacientes fáquicos), y estado fórico o alineamiento motor, mediante Cover Test, y Test de Thorington.

Resultados
En los casos de las pacientes operadas con cirugía corneal presentaron una ligera regresión hipermetrópica de su graduación, una manifestación de su endoforia/tropia con mayor ángulo de desviación en visión lejana, que en visión próxima (Insuficiencia de divergencia), y una disminución de su flexibilidad acomodativa sobre todo en amplitud acomodativa. En las dos pacientes intervenidas con lensectomía refractiva corregidas para monovisión; una de ellas presentó diplopía por una microexoforia mayor en visión lejana, que en visión próxima; y la segunda paciente presentó un cambio de dominancia motora ocular tras la cirugía, debido a que tras realizar todas las pruebas de binocularidad se descubrió una exotropia intermitente del OI de 3 Dioptrías prismáticas en lejos, ya que se había dejado el ojo derecho ( previamente no dominante), hipo-corregido en lejos. El último caso es de una paciente con miopía elevada y astigmatismo, corregida con lentes intraoculares fáquicas epicapsulares, Visian ICL (Implantable Collamer Lens) que tras la cirugía manifestó una exoforia de 3 Dioptrías prismática en visión lejana y 5 Dioptrías prismáticas rompiendo en exotropia en visión próxima (Insuficiencia de convergencia), y pasó de tener una estereopsis pre-quirúrgica de 240 segundos de arco, a 1000 segundos de arco en la situación post-quirúrgica.

Conclusiones
Debido a que la visión no es estática, se debe tener en cuenta la binocularidad antes de modificar una situación refractiva. Al indicar una cirugía refractiva a un paciente supuestamente candidato a ella; se debe incluir en el protocolo de pruebas de inclusión/exclusión, un examen de visión binocular para evaluar: dominancia ocular, alineamiento motor, estereopsis, y vergencias fusionales. Hallazgos previos a la indicación quirúrgica pueden ser determinantes a la hora de evitar cambios de dominancia ocular por hipo/hiper-correcciones; y otros tipos de disfunciones binoculares que podrían aparecer tras descompensarse, o manifestarse una foria/tropia que estaba latente previa a la cirugía.

P-4

Pterigión y procesos concomitantes
Dra. M.ª del Carmen DÍEZ GARRETAS
Dra. Ana Belén GONZÁLEZ ESCOBAR
Dr. Juan Daniel PRIETO CUADRA
Hospital Universitario Virgen de la Victoria. Málaga

Material y Métodos
Presentamos dos casos clínicos de pterigión nasal, en dos pacientes varones, caucásicos, de 72 y 27 años de edad, respectivamente. Se realizó una exploración clínica sistémica y oftalmológica. A la exploración oftálmica por biomicroscopía, en ambos casos, se observó una neoformación vascular sésil, de aspecto displásico, en el cuerpo del pterigión. En ambos casos, se practicó una resección quirúrgica conjunta de ambas lesiones y se reparó el defecto, con un autoinjerto de conjuntiva. En el postoperatorio, se instauró terapia tópica con tobramicina y dexametasona en pauta de descenso. En el caso del varón de 72 años, la citología exfoliativa conjuntival reveló la presencia de células atípicas, por lo que la resección quirúrgica se combinó con crioterapia del lecho quirúrgico y en el postoperatorio, se utilizó terapia coadyuvante con colirio de mitomicina C al 0,02%.

Resultados
El estudio histopatológico del tejido escindido confirmó la naturaleza de las lesiones. En el varón de 72 años, se identificó una neoplasia intraepitelial conjuntival de grado III, y en el varón de 27 años, un papiloma escamoso conjuntival, detectándose además, mediante la técnica de reacción en cadena de la polimerasa, la presencia de ADN compatible con infección por papilomavirus humano. Se ha realizado un control evolutivo biomicroscópico y fotográfico, y no se han observado recidivas de los procesos concomitantes, en el varón de 72 años, durante 2 años de seguimiento y en el varón de 27 años, durante 6 meses de seguimiento. La neoplasia intraepitelial conjuntival y el papiloma conjuntival, clínicamente pueden ser difíciles de distinguir, por lo que se requiere una observación biomicroscópica minuciosa y estudios por citología de impresión e histopatológico del tejido escindido, ya que una lesión aparentemente benigna, puede encubrir una lesión potencialmente maligna.

P-5

Conjuntivitis cicatrizante como única presentación de liquen plano – una enfermedad difícil y un paciente difícil
Dra. Agnieszka DYRDA
Dr. Jorge ARMENTÍA PÉREZ DE MENDIOLA
Dra. Ana MATHEU FABRA
Hospital de la Esperanza. Parc Salut del Mar. Barcelona

Propósito
Presentar un caso de conjuntivitis cicatrizante aislada – manifestación extremadamente rara de liquen plano (solo se han hallado seis casos descritos en la literatura médica) que se documentó con estudio histopatológico, inmunofluorescencia directa y estudios realizados a través de microscopía electrónica.

Resultados
Un hombre de 82 años se presentó con una conjuntivitis crónica refractaria a múltiples tratamientos tópicos. Debido a su historia oftalmológica de glaucoma crónico, tratado con timolol y dorzolamida, se sospechó de conjuntivitis cicatrizante tóxica o el síndrome de Stevens-Johnson. El examen con lámpara de hendidura reveló hiperemia conjuntival, fibrosis subepitelial difusa, simbléfaron y colapso de saco conjuntival, una imagen sugestiva de penfigoide. El examen dermatológico no mostró afectación de piel ni mucosa. Una muestra conjuntival fue procesada y los resultados de los estudios eran compatibles con el diagnóstico de liquen plano (LP). El examen histopatológico reveló engrosamiento focal de la membrana basal e infiltrado de linfocitos, histiocitos y algunas células plasmáticas con exocitosis de células mononucleares en forma de una banda densa. Estudio de inmunofluorescencia directa mostró depósito lineal, «peludo» de fibrinógeno a lo largo de la membrana basal, altamente sugestivo de LP. No se detectaron depósitos de IgG, IgA, IgM ni C3 caracteristicos para penfigoide. El examen ultraestructural demostró una notable ampliación de la interfase mucoso-epitelial, con fragmentación importante, reduplicación, y reticulación de la lámina densa. El paciente fue tratado exitosamente con inmunosupresores sistémicos y tópicos hasta que manifiestó incumplimiento, debido a la exacerbación de su trastorno psicótico inducido probablemente por dosis altas de corticoides. Se observó deterioro progresivo de la superficie ocular (SO). El examen con lámpara de hendidura mostró engrosamiento de los párpados con formación de entropión cicatrizal, colapso marcado del fondo de saco, simbléfaron, pérdida de brillo conjuntival y cicatrización y neovascularización córneal, debido a los defectos epiteliales persistentes y ulceración corneal. A pesar de la utilización de corticoides y ciclosporina tópicos e inmunosupresores sistémicos (corticoides, ciclofosfamida, azatioprina), se observó pérdida de agudeza visual y destrucción de SO. Finalmente, la terapia con anticuerpos monoclonales (Rituximab) ayudó a reducir el proceso inflamatorio y permitó planificar el programa de reparación de SO.

Conclusión
La presentación exclusivamente conjuntival de LP es inusual. No obstante, hay que tenerla en cuenta en el diagnóstico diferencial de la conjuntivitis cicatrizante, porque el tratamiento tópico adecuado, precoz, y completo es crucial para evitar un daño irreversible de la función visual. A pesar de los logros del diagnóstico y de la terapia, la conducta del paciente sigue siendo un tema clave.

P-6

Factores de riesgo para la recidiva del pterigium tras cirugía y reconstrucción mediante un autoinjerto conjuntival
Dr. Valentín HUERVA ESCANILLA
Dra. Anna MARCH DE RIBOT
Dra. M.ª Carmen SÁNCHEZ PÉREZ
Hospital Universitario Arnau de Vilanova. Lleida

Material y Métodos
51 casos de pacientes intervenidos de pterigium y reconstrucción de la superficie ocular mediante un autoinjero conjuntival ipsilateral con una antiguedad mayor a un año fueron revisados voluntariamente para establecer el indice de recurrencia y el factor de riesgo para una recidiva a largo plazo. 33 casos (64,71%) eran hombres y 18 (35,29%) mujeres. 43 casos (84,31%) eran pterigium primarios y 8 casos (15,69%) eran pterigium recidivados. Resultados: La media de seguimiento desde el momento de la cirugía hasta la exploración fue de 49,06 meses. En el 29,45% de los casos el injerto fue suturado usando material no reabsorvible (nylon 10/0), mientras que en el 70,55% de los casos se usó pegamento biológico de fibrina (Tissucol). En 6 casos (11,76%) se detectó nueva recurrencia del pterigium. Las recidivas entre los casos operados de pterigium primario y recurrente y entre el uso de suturas o pegamento de fibrina no fueron significativas; p>0,05. Tampoco hubo diferencias significativas de recurrencia con respecto al sexo. La edad media en el grupo de recidivas fue de 40 años y en el grupo sin recidivas de 55 años; resultando estadísticamente significativo p: 0,01517. Todas estas recidivas aparecieron en pacientes de origen Latinoamericano; p: 0,001506.

En conclusión la edad joven y la etnicidad lattinoamericana son factores de riesgo para la recurrencia del pterigium tras la cirugía usando un autoinjerto conjuntival.

P-7

¿Existe relación entre la inmunosupresión sistémica y el carcinoma escamoso conjuntival invasivo?
Dra. Tizana MARCHINO AGUILAR
Dra. Zoraida del CAMPO CARRASCO
Dra. Saskia SÁNCHEZ JAYUSSI
Hospital de la Santa Creu i Sant Pau. Barcelona

Introducción
El carcinoma escamoso invasivo conjuntival es un tumor poco frecuente. Se origina por una extensión de las células epiteliales atípicas a través de la membrana basal epitelial hacia el estroma conjuntival. Entre los factores de riesgo más frecuentes destacan la edad avanzada, la exposición a radiación ultravioleta y la infección por el papiloma virus.

Material y Métodos
Mujer de 75 años que presenta sensación de cuerpo extraño en ojo derecho de dos meses de evolución y tumoración conjuntival de crecimiento rápido en las últimas dos semanas. Como antecedentes patológicos destaca una leucemia linfática crónica en progresión tras varias líneas de tratamiento y cáncer de mama diseminada con metástasis pulmonares y óseas. En la exploración, la agudeza visual mejor corregida era de 6/10 en ambos ojos. La motilidad ocular extrínseca estaba conservada. En la biomicroscopia de OD se observa una lesión sobreelevada vascularizada extensa de 12×10 mm en conjuntiva bulbar superior que invade la córnea en 2,5 mm, sin otras alteraciones en polo anterior ni posterior. La exploración oftalmológica del ojo izquierdo fue normal.

Resultados
Se procedió a la excisión completa, crioterapia e implante de membrana amniótica como injerto. A pesar de la extensa afectación córneo-conjuntival, la esclera y el recto superior estaban respetados. El estudio anatomopatológico fue positivo para carcinoma escamoso invasivo. Se realizaron 3 ciclos de tratamiento coadyuvante con Mitomicina C 0,02% que se interrumpió por mala tolerancia. A los 6 meses de seguimiento, la paciente se mantiene libre de enfermedad.

Conclusión
El carcinoma escamoso conjuntival puede relacionarse a estados de inmunosupresión, en estos casos el comportamiento suele ser más agresivo con mayor riesgo de invasión intraocular y recidivas, requiriendo tratamiento de consolidación y seguimiento.

P-8

Queratitis grave en lactante
Dra. María PARRILLA VALLEJO
Dra. María GESSA SORROCHE
Dra. Dolores SOSA DOMÍNGUEZ
Hospital Universitario Virgen Macarena. Sevilla

Presentamos el caso clínico de un lactante de 5 meses que acude a nuestro centro por ojo rojo de 48 h de evolución. A la exploración presenta celulitis preseptal y absceso corneal que impide visualizar estructuras intraoculares. La madre niega antecedente traumático previo ni problemas durante embarazo, parto y puerperio. Se toma muestra corneal y se inicia tratamiento tópico con Cefatzidima y Vancomicina reforzadas y Ceftazidima sistémica. El cuadro clínio mejora a las 48 h. Se identifica como responsable Pseudomona aeruginosa y se mantiene Cefatzidima hasta la mejoría. Queda como secuela leucoma central. Se valora la posibilidad de cirugía, pasados 6 meses desde resolucion, pero la familia lo rechaza. Actualmente, el paciente está desarrollando estrabismo por deprivación sensorial. Se discute la valoración riesgo-beneficio de una queratoplastia penetrante en este caso.

P-9

Neoplasia intraepitelial corneal tratamiento tópico Interferon alfa-2b vs Mitomicina C
Dra. Rocío RODRÍGUEZ RIVERA
Dra. M.ª Eugenia de las HERAS GÓMEZ DE LIAÑO
Dr. Víctor Sergio EGUIZA RUBÍ
Complejo Asistencial Universitario de Burgos

Introducción
La Neoplasia Intraepitelial Corneal (NIC) y conjuntival es una lesión precancerosa de la superficie corneal mas frecuente, que tiene varias presentaciones clínicas desde un carcinoma in situ hasta una displasia escamosa o un carcinoma invasivo. Para su tratamiento se han descrito la escisión quirúrgica asociada con crioterapia, uso tópico o intralesional de Interferon alfa2b, Mitomicina C, 5- flouracilo. Presentamos un caso tratado con Interferon alfa-2b y Mitomicina C administrado por vía tópica.

Caso clínico
Varón de 84 años con antecedente de Intervención de catarata en OD hace 10 años. OI Amaurosis desde la infancia. Que acude por disminución progresiva de la agudeza visual del OD de 4 meses de evolución. Exploración presenta AV OD 0.1, OI No percepción de luz. BMC: Conjuntiva hiperemia mixta, lesión corneal de aspecto blanquecino gelatinosa arboriforme que abarcaba 360º de la superficie, con dilataciones vasculares 300 afectando al eje visual minimamente, Pterigión nasal. Pseudofaquia correcta. La lesión fue clínicamente diagnosticada como NIC extenso. OI Catarata blanca +++/+++ Se pautó tratamiento con Interferon alfa-2b 4 veces al día. A los 15 días acude con aumento de lesión con aspecto gelatinoso y lesiones redondeadas sobreelevadas y afección mayor de eje visual. Se instauró tratamiento con Mitomicina C 0,02% 4 veces al día. A las 7 semanas se observa una reducción casi total de las lesiones y de las dilataciones vasculares.

Discusión
El tratamiento clásico de las NIC consistía en la escisión quirúrgica. Pero desde hace unos años se esta utilizando el Interferon alfa 2-b, Mitomicina C, 5-flouracilo. Estos últimos se han descrito efectos adverso en la superficie corneal por perdida de células limbares. En nuestro caso pautamos como primera elección el Interferon alfa-2b por considerarlo un tratamiento mas seguro para superficie corneal pero no al existir una mejoría optamos por Mitomicina C 0,02% Observado claramente una reducción de la lesiones y de los vasos. Sin existir efectos adversos severos.

Conclusiones
Ante una NIC avanzada debemos considerar el tratamiento con Mitomicina C 0,02% 4 veces al día como una alterativa a la escisión quirúrgica. Y el colirio de Interferon alfa 2-b podría utilizarse en caso primarios o recurrencias.

P-10

Escleritis anterior nodular refractaria a tratamiento
Dra. Saskia SÁNCHEZ JAYUSSI
Dra. Zoraida del CAMPO CARRASCO
Dra. Tizana MARCHINO AGUILAR
Hospital de Santa Creu i Sant Pau. Barcelona

Introducción
La escleritis se define como un proceso inflamatorio que afecta a la esclera y se caracteriza por ser generalmente crónico, doloroso, destructivo y causante potencial de ceguera. Hasta un 40-50% de estos pacientes presentarán una enfermedad sistémica infecciosa o reumatológica asociada.

Caso clínico
Paciente de 21 años sin antecedentes de interés que acude por ojo rojo derecho con dolor de 10 días de evolución. A la exploración oftalmológica presenta una escleritis nodular anterior nasal con una agudeza visual de la 1.0 y fondo de ojo normal, tratándose con antinflamatorios no esteroideos (AINES) vía oral. Al control de la semana se observa el nódulo subconjuntival con secreción blanquecina. Se tomaron muestras para cultivo y se añadieron corticoides tópicos sin evidenciar mejoría clínica. La analítica incluída las serologías resultaron normales. Se cambió tratamiento a corticoides orales y se solicitó la prueba de Mantoux que resultó positiva de 15 mm. Se realizó interconsulta con Infecciosas que iniciaron tratamiento tuberculostático con mejoría espectacular del cuadro clínico. El paciente se ha mantenido estable y sin recurrencias de la escleritis tras un año de seguimiento.

Conclusiones
El diagnóstico de patología sistémica asociada, se convierte en un aspecto crucial en el manejo de un paciente con escleritis. A menudo el diagnóstico de una enfermedad sistémica asociada a escleritis, dicta el tratamiento de la misma. La TBC es una causa rara de escleritis y epiescleritis, no obstante, ante una escleritis refractaria a tratamiento la tuberculosis es una de las patologías que hay que descartar y suele responder bien al tratamiento antituberculoso.

P-11

Sarcoma de Kaposi conjuntival
Dra. Saskia SÁNCHEZ JAYUSSI
Dr. Miguel Ángel GIL ARNAL
Dra. Tizana MARCHINO AGUILAR
Hospital de Santa Creu i Sant Pau. Barcelona

Introducción
El sarcoma de Kaposi (SK) es un tumor mesenquimatoso maligno originado en las células endoteliales de los vasos sanguíneos. A nivel ocular las localizaciones más frecuentes son la palpebral (16%) y la conjuntival (7%). Es un tumor muy raro, producido por el herpes virus humano 8, que ha aumentado su frecuencia con la aparición del sida y la inmunosupresión de los trasplantes. Presentamos el caso de un SK diseminado que debuta con metástasis en conjuntiva.

Caso clínico
Paciente de 48 años que presenta una tumoración conjuntival bilateral en fórnices inferiores de 3 meses de evolución, así como un nódulo violáceo en el párpado inferior del ojo derecho y otro en el cuello. Como antecedentes destacan un trasplante renal un año antes secundario a nefropatía hipertensiva y tratamiento con inmunosupresores y corticoides. En la biomicroscopía se aprecian tumoraciones rojizo-violáceas, sobreelevadas y bien delimitadas en fórnices inferiores de ambos ojos. Se realiza una biopsia incisional que diagnostica SK conjuntival. El fondo de ojo es normal. Se inicia tratamiento con corticoide tópico y se deriva a Oncología para estudio de extensión. El TAC tóraco-abdomino-pélvico muestra adenopatías múltiples a nivel torácico e inguinal bilateral y nódulos pulmonares múltiples bilaterales con sospecha de metástasis pulmonares, afectación pulmonar de sarcoma de kaposi o proceso granulomatoso pulmonar. Las biopsias ganglionares, la gastroscopia y broncoscopia son compatibles con un SK diseminado-extenso. El tumor es positivo para CD31 y herpes virus humano 8. La serología para VIH es negativa. La paciente es valorada por el comité de tumores que decide mantener una conducta expectante.

Conclusiones
Ante una lesión conjuntival vascularizada es recomendable sospechar esta patología, sobretodo en pacientes trasplantados o VIH, y realizar una biopsia para confirmar el diagnóstico. La afectación conjuntival es un evento raro en estos pacientes.

P-12

Queratoglobo bilateral congénito
Dra. Adriana M.ª FANDIÑO LÓPEZ
Dr. Francisco PASTOR PASCUAL
Dra. Cristina PERIS MARTÍNEZ
Dra. Marta PÉREZ LÓPEZ
Dra. Ester FERNÁNDEZ LÓPEZ
Fundación Oftalmológica del Mediterráneo. Valencia

Caso clínico
Niño de 3 años que remitido a nuestro centro por sospecha de glaucoma congénito. No presenta otros antecedentes de interés. A la exploración se evidencia una agudeza visual (AV) sin corrección de 0,4 en ambos ojos (AO) con test de Pigassou. A la retinoscopía mohindra se encuentra una refracción de +0,25 (-3.0×180º) en ojo derecho (OD), y +0,25 (-3.25×180º) en ojo izquierdo (OI) con lo que se obtiene una AV de 1 en AO con test de Pigassou. Se encuentra reflejo de Hirschberg centrado, ducciones y versiones conservados y cover test negativo para lejos y cerca. A la biomicroscopía de encuentran corneas transparentes sin protrusión, diámetro corneal aumentado de 14 mm, adelgazamiento corneal generalizado y cámara anterior profunda. No presentaba estrías de Haab ni escleróticas azules. La presión intraocular con tonómetro de aire es de 5 en OD y 7 en OI. El fondo de ojo evidenciaba papilas llenas, con fibras sobreelevadas e imagen de pseudopapiledema, reflejo foveal normal y arcadas vasculares normales. Se realiza una topografía corneal Pentacam que confirma el astigmatismo regular a favor de la regla, con K media de 45.5D (Kmax: 46.7D y Kmin: 44.4D) en OD y 45.2D (Kmax: 46.2 y Kmin: 44.2D) en OI, y adelgazamiento difuso de la cornea con paquimetría central de 423 y 422 micras en OD y OI respectivamente. La tomografía de coherencia óptica de polo anterior Visante confirma el aumento de la cámara anterior: 5,32 mm en OD y 5,33 mm en OI y el adelgazamiento corneal.

Discusión
Estamos ante un niño con corneas de diámetro aumentado pero sin HTO ni daño del nervio óptico, lo que descarta el diagnóstico de glaucoma congénito. Las corneas se encuentran adelgazadas por lo tanto tampoco estamos ante megalocórneas. Se trata entonces de un caso de queratoglobo bilateral congénito que consiste en una ectasia corneal rara no inflamatoria. A pesar de ser una patología mínimamente progresiva, la severidad radica en que con frecuencia desarrollan hidrops agudos o roturas corneales espontáneas o tras traumas leves. Debido a los pobres resultados quirúrgicos, se prefiere la vigilancia y manejo médico en caso de mantenerse buena AV. Actualmente nuestro paciente se encuentra tolerando adecuadamente gafas con la corrección óptica completa, y en seguimiento oftalmológico periódico.

P-13

Queratitis fúngica por candida albicans en adicta a drogas por vía parenteral (ADVP): un caso dramático
Dra. Miriam GARCÍA FERNÁNDEZ
Dra. Begoña BAAMONDE ARBAIZA
Dr. Tomás PARRA RODRÍGUEZ
Hospital Universitario Central de Asturias. Oviedo

Introducción
La infección por Candida albicans es una causa infrecuente de queratitis fúngica, que suele cursar de un modo agresivo, simulando una etiología bacteriana, retrasando por tanto el diagnóstico. El principal factor de riesgo para su desarrollo lo constituye la presencia de un defecto epitelial persistente, cirugía o patología corneal previa, uso crónico de esteroides, y más infrecuentemente, el antecedente de inmunosupresión crónica o ADVP.

Caso clínico
Mujer, de 35 años, ADVP, que acude a nuestro servicio por disminución brusca de agudeza visual (AV) y dolor en ojo izquierdo de 48 horas de evolución. Como antecedente oftalmológico, ojo derecho en ptisis bulbi por desprendimiento de retina crónico. La AV en la exploración inicial es de movimiento de manos, y bajo biomicroscopía se observa la presencia de un absceso corneal central de 6×6 mm de aspecto algodonoso, con placas endoteliales satélites, así como hipopion de 1 mm, edema epitelial difuso y una bulla epitelial anular. La ecografía modo-B muestra una retina aplicada y ausencia de signos de ocupación vítrea, descartando la posibilidad de endoftalmitis. Se toman muestras de exudado corneal y conjuntival, y ante la sospecha de etiología fúngica, se inicia tratamiento sistémico con Anfotericina B intravenosa (iv) a dosis de 1 mg/kg/día asociado a Vancomicina y Ciprofloxacino iv por posible sobreinfección bacteriana, así como tratamiento tópico con antibióticos de amplio espectro. Los estudios microbiológicos confirman la presencia de Candida albicans, por lo que se añade al tratamiento Anfotericina B tópica cada 8 horas, y se sustituye la Anfotericina iv por Fluconazol iv a dosis de 200 mg cada 12 horas durante 21 días. La paciente evoluciona satisfactoriamente, el absceso adquiere bordes más nítidos, y disminuyen las placas endoteliales, al mismo tiempo que desaparece el defecto epitelial persistente (DEP). Se mantiene tratamiento con Fluconazol vía oral durante 8 semanas, y Anfotericina B tópica 6 semanas. A los 6 meses, se aprecia estabilidad clínica, sin signos de actividad, con presencia de leucoma vascularizado centrocorneal y sinequias anteriores. Ante esto, se realiza queratoplastia penetrante. A las dos semanas, el injerto está opacificado, con DEP que no se resuelve con tratamiento médico. Se toma nuevo cultivo, siendo negativo para etiología fúngica y bacteriana. A los tres meses, presenta un fracaso del injerto franco, con insuficiencia límbica inferior que condiciona un mal pronóstico de futuras queratoplastias.

Conclusión
En este caso, la presencia de un defecto epitelial corneal pudo haber propiciado la penetración intraocular del hongo a través de contacto directo con limón contaminado utilizado para disolver la heroína en estos pacientes, condicionado por malas condiciones higiénicas. La especial virulencia de este microorganismo puede implicar un pronóstico visual devastador, incluso iniciando tratamiento específico en fases precoces.

P-14

Tratamiento de úlcera corneal con plasma rico en factores regeneradores tras trasplante de limbo y córnea
Dr. Rafael MÁRQUEZ DE ARACENA DEL CID
Departamento de Cirugía. Universidad de Sevilla

Introducción
Se valora la eficacia del plasma rico en factores regeneradores, frente al suero autólogo y otros tratamientos, en la curación de las alteraciones epiteliales en los trasplantes de córnea.

Material y Método
Se presenta caso clínico de varón de 24 años, sin antecedentes personales, que sufre quemadura por ácido en ojo derecho, siendo tratado mediante trasplante de limbo con membrana amniótica y suero autólogo. Tras quedar entropión palpebral superior, insuficiencia limbar y opacidad corneal con concreciones cálcicas, se resuelve quirúrgicamente el entropión palpebral superior y se realiza doble trasplante: autólogo de limbo del ojo contralateral y trasplante perforante de córnea de donante. En el postoperatorio aparece úlcera corneal a las 3 hs en la córnea injertada. Se valoran los tratamientos utilizados hasta su resolución.

Resultados
Tras varios tratamientos: médicos tópicos (lubricantes, antibióticos, corticoides,…); con lentes de contacto y con suero autólogo, sin curación del proceso, se sustituye el suero autólogo por Plasma Rico en factores regeneradores, curando la lesión corneal. Se muestra la eficacia del plasma rico en factores regeneradores en el tratamiento de las alteraciones.

P-15

Endotelitis herpética y neovascularización corneal
Dr. Ramón QUINTANA CONTE
Dr. Marc FIGUERAS
Hospital Clinic. Barcelona

Paciente diagnosticado de endotelitis herpética difusa, con episodios de reactivación-remisión relacionados con trapia sistèmica y topica, que presenta alteraciones en periferia corneal en forma de adelgazamiento y neovascularización superficial y profunda en sector nasalen sector temporal. Se discuten la etiologia y el tratamiento, asi como el diagnostico diferencial del cuadro clínico expuesto.

P-16

Fotorreticulación del colágeno (CXL) como tratamiento de la degeneración marginal de terrien
Dra. Elisa CARRERAS BERTRÁN
Dr. Juan ÁLVAREZ DE TOLEDO ELIZALDE
Dr. Rafael BARRAQUER COMPTE
Centro de Oftalmología Barraquer. Barcelona

Objetivo
Evaluación funcional y topográfica de la degeneración marginal de Terrien (DMT) tratada mediante fotoreticulación del colágeno (CXL).

Pacientes y Métodos
Presentamos tres casos de tres varones de 22±9 años con DMT tratados con CXL. Se realiza una evaluación refractiva, biomicroscópica y topografía corneal Orbscan® previa y posterior a la CXL. La técnica fue realizada mediante colgajo conjuntival de base fórnix de toda la zona afectada por la DMT, desepitelización con desmarres, tratamiento ultravioleta (UV) después de 15 minutos de Riboflavina 0,1% aplicando la luz UV durante un periodo de 30 minutos y cada 5 minutos instilando una gota de Riboflavina. Finalmente se suturó la conjuntiva con puntos de Vycril 9/0. El tratamiento postoperatorio fue con lente de contacto terapéutica y tobramicina 1 mg/ml y dexametasona 3 mg/ml colirio 5 veces al día.

Resultados
El cilindro refractivo medio era de –9,6±4 dioptrías (D) contra la regla y el cilindro topográfico de -8±3D. Al año de la CXL el cilindro refractivo era de -5,6±5D con un cilindro topográfico de -4,8±1D. En dos casos el astigmatismo disminuyó y un caso se mantuvo inmodificado. Un caso requirió queratoplastia en herradura para el control astigmático.

Conclusión
La CXL al aportar rigidez estructural, podría teóricamente estabilizar y/o corregir el astigmatismo corneal inducido por la DMT. En nuestra serie se consiguió dicho objetivo en 2 de los 3 casos. Tras nuestros resultados podemos considerar a la CXL como una alternativa terapéutica conservadora para estos pacientes. No obstante, se requiere mayor número de pacientes para obtener datos concluyentes.

P-17

Queratoprótesis de Boston «Una ventana a la esperanza»
Dra. Nancy CRUZ NEYOR
Dra. Beatriz JIMÉNEZ DEL RÍO
Dra. Paula CASAS PASCUAL
Dr. Enrique MÍNGUEZ MURO
Dr. José Ángel CRISTÓBAL BESCÓS
Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa. Zaragoza

La queratoprótesis de Boston puede ser la última alternativa terapéutica en pacientes refractarios a tratamientos médicos y quirúrgicos disponibles.

Su uso se ha promovido en los últimos años debido a que los cambios en su diseño y regímenes posoperatorios han disminuido las complicaciones tradicionales de estos implantes.

Presentamos el caso de dos pacientes en los que se implantó esta prótesis, en las que se realizó un seguimiento del posoperatorio inmediato y tardío así como la aparición de complicaciones en el transcurso de dos años.

P-18

Incisiones arcuatas en astigmatismo postqueratoplastia
Dra. M.ª del Rocío GARCÍA CATALÁN
Dr. Francisco Javier GIMÉNEZ-ALMENARA AMO
Dr. José M.ª GALLARDO GALERA
Dr. Manuel GARCÍA MARCOS
Hospital Reina Sofía. Córdoba

Objetivo
Evaluar la eficacia de las incisiones arcuatas en astigmatismo postqueratoplastia asistido por femtosegundo.

Material y Métodos
Se incluyeron 7 ojos de pacientes con queratoplastia penetrante con un cilindro superior a 4,5 dioptrías. Se realizaron 2 incisiones arcuatas de 90º de longitud de arco en el eje más curvo utilizando el láser de femtosegundo (Technolas Perfect Vision®, Heidelberg, Germany). Las variables estudiadas antes de la cirugía y al mes de la intervención fueron las siguientes: agudeza visual con corrección (AVcc), esfera, cilindro, queratometría media (Km), simK máxima (SimK max) y simK mínima (Sim Kmin). En el análisis estadístico se empleó el test de Wilcoxon.

Resultados
La edad media de los pacientes era 48,83±15,22 años. Observamos una mejoría no significativa en la AVcc: AV inicial = 0,43±0,2. Al mes = 0,52±0,13 (p>0,05). La esfera no presentó variaciones significativas: Esfera inicial = -1,25 (-3,5; 1,1) dioptrías (D). Esfera al mes = -0,88 (-3,48; 1,72) D (p= 0,62). El cilindro disminuyó en 3 D, aunque de forma no significativa: Cilindro inicial = -5,75 (-6,75; -5) D. Cilindro al mes = -3,08 (-5,65; -1,32) D (p= 0,25). La K máxima disminuyó en 2 D y la K mínima aumentó en 1 D, aunque ninguna de estas diferencias eran significativas. SimK max inicial = 51,72±3,88 D. SimK max al mes = 49,3±2,25 D (p= 0,12). SimK min inicial = 45,02±3,67 D. SimK min al mes = 46,54±0,89 D (p= 0,31). La K media permaneció estable: K media inicial = 48,37±3,6 D. K media al mes = 47,92±1,39 D (p= 0,81).

Conclusiones
La realización de incisiones arcuatas con láser de femtosegundo en nuestra serie de astigmatismo postqueratoplastia proporciona una reducción en el cilindro y una mejoría en la AV.

P-19

Descematocele como complicación tardía de cirugía de catarata
Dra. María GESSA SORROCHE
Dr. Rubén ÁNGELES FIGUEROA
Hospital Universitario Virgen Macarena. Sevilla

Presentamos el caso clínico de una paciente,sin antecedentes personales de interés,en la que,durante la cirugía de la catarata del ojo izquierdo, se complica con luxación de masas corticales a cámara vítrea. Se realiza vitrectomía vía pars plana sin incidencias. En el postoperatorio de la vitrectomía, presenta defecto epitelial corneal que no cede al tratamiento y evoluciona progresivamente a descemetocele. Se decide transplante de membrana amniótica por alto riesgo de perforación, pero aparece, de forma aguda, hipopión, sin signos de endoftalmitis. Cede bien al tratamiento médico tópico, subtenoniano y sistémico. No se puede usar la membrana amniòtica hasta la resolución total del hipopion. Una vez realizado el transplante de membrana amniòtica, la paciente está a la espera de queratoplastia. Se adjuntan imágenes del caso clínico y se valoran las diferentes opciones de tratamiento del descemetocele.

P-20

Queratoplastia lamelar en deg. marginal pelúcida
Dr. Ramón QUINTANA CONTE
Dr. Marc FIGUERAS
Dra. Estela BARNOLA
Hospital Clinic. Barcelona

Se presenta un caso clínico operado mediante queratoplastia lamelar de gran diametro para solucionar ectasia periferica con buenos resultados anatómicos y aceptables resultados funcionales (AV= 0,4). Se expone la tecnica quirúrgica y se comenta la evolución tras 6 meses de seguimiento.

P-21

Microperforación corneal tratada con parche de TachosIl®
Dra. Almudena VALERO MARCOS
Dr. Juan F. RAMOS LÓPEZ
Dr. José David SÁNCHEZ GARCÍA
Hospital Universitario Virgen de las Nieves. Granada

Introducción
Las perforaciones oculares representan una patología de difícil tratamiento. Los tratamientos hasta el momento requieren un largo periodo de tiempo para la recuperación visual. Nosotros proponemos el uso de esponja colágena de fibrinógeno y trombina humana (TachosIl®) en perforaciones estériles menores de 1,5 mm. Su uso ya extendido entre otros especialistas como cirugía cardíaca.

Caso clínico
Presentamos dos casos con microperforación de 1mm central tras ulcera metaherpética sin signos de infección activa, uno de ellos ya estaba en lista de espera para queratoplastia. En ambos casos realizamos de urgencia cierre con parche de TachosIl® Procedimiento: bajo anestesia tópica se colocó en ambos casos un parche de TachosIl® recortado algo mayor al tamaño de la perforación, se impregnó con una gota de suero fisiológico y se aplicó por la zona amarilla. Se mantiene con una pinza durante 3 minutos hasta la adhesión del producto. Cubrimos con una lente de contacto. Al día siguiente el material sobrante estaba suelto quedando el material fibrinoide cubriendo la perforación. Hasta el momento no se han presentado recurrencias de la perforación ni reacciones adversas. Según se tenia programado se ha realizado la queratoplastia sin complicaciones en uno de los casos.

Conclusiones
Manipulación ocular mínima facilitando el tratamiento definitivo mediante queratoplastia en el momento adecuado. -Alternativa al cianocrilato en microperforaciones. -En nuestros casos optamos por el uso de lente de contacto en el postoperatorio inmediato sin oclusión.

P-22

Corrección de miopía magna y presbicia con LIO multifocal piggy-back
Dra. María IGLESIAS ÁLVAREZ
Dr. Bachar KUDSIEH
Dra. Elena BARRAQUER COMPTE
Centro de Oftalmología Barraquer. Barcelona

Objetivo
Restaurar la visión lejana y cercana en pacientes con alta miopía mediante el empleo de 2 lentes Acri.Tec en piggy-back dada la inexistencia de lentes multifocales para estos rangos.

Diseño
Estudio retrospectivo no comparativo no aleatorizado cuya muestra consta de 7 ojos de 5 pacientes, 3 hombres y 2 mujeres con edad media de 54,4 años. El rango de miopía iba de -16,00 a -32,00 con una media de -21,00. El rango de agudeza visual sin corrección preoperatoria iba de 0,00 a 0,01, con una media de 0’0057.

Material y Métodos
Todos los pacientes fueron sometidos a un examen ocular antes de la operación y al mes de la misma. Este constaba de refracción, PIO, examen biomicroscópico en lámpara de hendidura y fondo de ojo tras midriasis farmacológica; y se les realizó una ecografía modo B previa a la cirugía, así como medición del astigmatismo pre y post operatorio con topógrafo Orbscan. Todos fueron operados por el mismo cirujano mediante técnica de facoemulsificación o facoaspiración simple. Para corregir la visión lejana se implantó una LIO monofocal de potencia negativa en saco capsular, y a continuación una LIO multifocal de cero dioptrías colocada en piggy -back también en el saco, para corrección de la presbicia. Se valoraron agudeza visual y refracción al mes y a los 6 meses.

Resultados
La agudeza visual sin corrección al mes de la cirugía fue de 0,15 a 0,5 con una media de 0,32. La adicción para la corrección de la presbicia postoperatoria al mes fue de +0,00 en 4 de los casos, de +1,5 en un caso, y +3,00 en los 2 restantes. La refracción residual para visión lejana a los 6 meses fue de una media de -0,21. Sólo un caso precisó de reajuste mediante laser excímer.

Conclusión
Esta técnica es válida para corregir miopías magnas y presbicia.

P-23

Tratamiento de la subluxación de cristalino traumática en síndrome pseudoexfoliativo
Dr. Juan Manuel CUBERO PARRA
Dr. Antonio José GÓMEZ ESCOBAR
Dra. Isabel RELIMPIO LÓPEZ
Hospital Universitario Virgen Macarena. Sevilla

Presentamos el caso de un paciente que acude a urgencias por disminución de AV en OI hace 1 año. AP: Traumatismo contuso hace tres años en OI, hiperplasia de próstata, angiomas hepáticos. BMC: Córnea transparente, iridodonesis con atrofia del esfínter del iris, sinequias posteriores en zona superior, subluxación de cristalino superior, con cristalino irregular en zona inferior con opacidad nuclear de 2+ y depósitos de material pseudoexfoliativo, junto con ausencia de zónula en esa posición y vítreo en cámara anterior. FO: sin alteraciones. Se realiza FACO con retractores de iris anclados en iris y en cápsula anterior + Anillo de Morcher suturado a esclera + LIO. El manejo de la subluxación de cristalino traumática depende de varios factores como integridad de la cápsula y la extensión horaria de la desinserción zonular. En el caso que presentamos ante la integridad de la cápsula, cosa que no esperábamos por la asimetría del cristalino, realizamos una cirugía de subluxación de cristalino con anillo de Morcher y retractores a iris y a cápsula anterior. Al existir gran riesgo de complicación colocamos una cánula de infusión en cámara vítrea antes de comenzar la cirugía.

P-24

Evitando el bloqueo capsular en facoemulsificación
Dr. Luis ESCAF
Dra. Luz M. MELO
Clínica Oftalmomógica del Caribe. Barranquilla. Colombia

Material y Métodos
La literatura reporta que el bloqueo capsular intraquirúrgico puede ocurrir durante la faco. Se presenta una nueva técnica quirúrgica que hemos denominado «antibloqueo» utilizando nuevos instrumentos y abordajes.

Resultados
Se presentan 800 casos consecutivos de cirugía de catarata con técnica de facoemulsificación utilizando la técnica antibloqueo, lográndose prevenir el bloqueo intraquirúrgico en el 100% de los casos. Se incluye la experiencia de 2 cirujanos expertos y 7 fellows de catarata en entrenamiento. Casos de catarata de diferentes presentaciones, polar posterior, ojos cortos, midriais media, pupilas pequeñas, etc.

P-25

Aniridia traumática post-pseudofaquia. Caso clínico
Dr. José GARCÍA HINOJOSA
Dr. Carlos MEDINA CUADRADO
Dra. Rosa MARTÍNEZ GONZÁLEZ
Hospital Universitario Infanta Leonor. Madrid

Material y Métodos
Se presenta el caso clínico de una paciente de 65 años con diagnóstico de cataratas bilaterales NO3 que fue intervenida de las mismas mediante facoemulsificación sin complicaciones e implantación de lente intraocular Akreos Adapt con potencia de +22,50 en ambos ojos. La agudeza visual final obtenida en cada ojo fue de 1 sin corrección óptica. El ojo izquierdo un mes después de la intervención y habiendo sido ya dada de alta de la cirugía de la catarata, sufre un traumatismo contuso que alcanza a toda la región orbitaria, presentando en el momento de la exploración una agudeza visual de percepción de luz, en la biomicroscopía se observa un hipema traumático que ocupa todo el globo ocular y una presión intraocular de 40 mm de Hg., resto de estructuras oculares inexplorables, ecografía ocular no hemorragia vítrea ni desprendimiento de retina asociado.

Resultados
Se realiza cirugía de lavado de cámara anterior, observándose tras el lavado aniridia traumática total con visualización extensa de procesos ciliares. No se observa rotura capsular posterior y la lente intraocular permanece estable en saco capsular. Al mes de la intervención y tras la estabilidad del cuadro clínico y normalización de la presión intraocular, la paciente alcanza una agudeza visual final de 0,4 con estenopeico, con normalidad de estructuras retinianas. Para su adecuada corrección óptica y tratamiento de la aniridia traumática se utiliza una lente de contacto estenopeica graduada con buen resultado estético y funcional.

P-26

Descematopexia pneumática en desprendimiento no planar de membrana de Descemet postcirugía de catarata
Dra. Alicia LÓPEZ CRIADO
Dr. Gerardo Pedro GARCÍA GARCÍA
Dra. Gloria GUERRA CALLEJA
Hospital El Bierzo. Ponferrada. León

Material y Métodos
Se presenta un caso de descematopexia pneumática en un desprendimiento no planar central y periférico de la membrana de Descemet con severa repercusión visual tras cirugía de catarata. Se trata de una mujer de 79 años que presenta en la exploración preoperatoria una visión en el ojo intervenido de cuenta dedos a 1 metro y en la biomicroscopía de polo anterior pigmento endotelial difuso y catarata cortical y nuclear densa (C4N4). Se realiza facoemulsificación de cristalino e implante de lente intraocular en saco capsular sin complicaciones. A la semana de la intervención se objetiva una MAVC de 0,4 con ligero edema epitelial y pliegues endoteliales. La paciente acude urgente a las 3 semanas de la cirugía con una visión de percepción de luz, edema corneal difuso y desprendiemiento de la membrana de Descemet en la OCT de polo anterior.

Resultados: Se describe el manejo del desprendimiento postquirúrgico de la membrana de Descemet mediante un diagnóstico y tratamiento tempranos utilizando un intercambio secuencial de humor acuoso- aire y SF 6 al 20%, que consigue una descematopexia eficaz y duradera. A los 6 meses de la cirugía la paciente presenta una MAVC de 0,9 en el ojo intervenido con una reaplicación de la membrana descemética.

P-27

Pomada oftálmica intraocular post cirugía de cataratas. A propósito de 2 casos
Dra. Tizana MARCHINO AGUILAR
Dra. Saskia SÁNCHEZ JAYUSSI
Hospital de la Santa Creu i Sant Pau. Barcelona

Introducción
Existen pocos casos descritos de pomada oftálmica intraocular tras cirugía de cataratas convencional. Se ha relacionado con uveítis anterior, glaucoma y edema macular quístico, sin embargo el curso clínico puede ser silente sin reacción aparente a este cuerpo extraño.

Material y Métodos
Presentamos 2 pacientes sometidos, bajo anestesia retrobulbar, a cirugía de catarata de ojo derecho mediante facoemulsificación. La incisión principal fue de 2,75 mm biplanar temporal superior. En el primer caso se amplió la incisión para el implante de la lente intraocular. Intraoperatorio sin complicaciones y sin suturas. Se aplicó pomada deicol® y oclusión con parche. A las 24 horas, en el primer paciente se objetivó un cuerpo extraño intracamerular esférico traslúcido y móvil localizado a las 12 horas con PIO normal y respuesta inflamatoria esperable post intervención. El segundo paciente tuvo un postoperatorio correcto con buena agudeza visual en el control del mes, por lo que se decidió el alta. Al año acude por visión borrosa de OD de 2 meses de evolución, se evidencia el mismo tipo de cuerpo extraño pero adherido a la superficie anterior de la lente afectando el eje visual. No reacción inflamatoria en cámara anterior ni posterior. La gonioscopia reveló además dos microesferas en el ángulo a las 12 horas. La PIO fue de 27 mmHg.

Resultados
Ambos casos se programaron para retirada de cuerpo extraño mediante irrigación-aspiración, se objetivó la consistencia grasa del material extraído, concluyéndose que era la pomada de deicol® aplicada tras la cirugía de cataratas.

Conclusión
Estos casos ilustran que la entrada de pomada oftálmica post cirugía de cataratas es posible. Los factores que pueden haber contribuido incluyen, ampliación de la herida, incisión poco estanca y presión del parche. Aconsejamos retirar el cuerpo extraño ya que es una sustancia no reabsorbible que puede producir complicaciones tardías como glaucoma.

P-28

Glaucoma facolítico: cuadro aún presente en nuestro medio
Dr. Juan Manuel CUBERO PARRA
Dr. Antonio José GÓMEZ ESCOBAR
Dra. Isabel RELIMPIO LÓPEZ
Hospital Universitario Virgen Macarena. Sevilla

Presentamos el caso de una paciente derivada de su Residencia de ancianos por presentar de forma súbita leucocoria en OD. AP: Demencia Senil, AVC isquémico, HTA. BMC: inyección cilioconjuntival +++, edema corneal ++, ocupación total de cámara anterior por material blanco lechoso, no se aprecian estructuras. PIO 45 mmHg FO: no se visualiza ECO: se descarta ocupación vítrea y se aprecia cristalino disminuido de tamaño y con núcleo heterogéneo con zonas de mayor densidad. Diagnosticamos de glaucoma facolítico y planteamos una extracción extracapsular de catarata trás control de PIO mediante tratamiento médico hospitalario. Trás dicha intervención La PIO se controla de forma definitiva. Esta entidad es actualmente infrecuente por la generalización de la cirugía de cataratas en nuestro medio, pero en casos de aislamiento social o déficit cognitivo (como el expuesto) la falta de demanda asistencial hace que aún podamos encontrarnos con cuadros similares.

P-29

LIO tórica: poco astigmatismo, mucha estrategia
Dr. Fernando MAYORGA ARGAÑARAZ
Dr. Julián José VENERO
Dr. Martin GARIBOTTO
Hospital Alemán. Buenos Aires. Argentina

Presentacion de caso
Paciente de 68 años, con queratotomía radial en ambos ojos realizada en el año 94. Para corregir este astigmatismo deberíamos realizar la incisión a 51, pero: Coincide con los cortes radiales. Difícil operar en este meridiano en el OD. Para evitar las incisiones radiales con la incisión y operar por un meridiano cómodo corrigiendo también el astigmatismo previo de la paciente, decidimos utilizar una LIO tórica. En el posquirúrgico presento una hipermetropía transitoria ya que incisiones de la KR se edematizan aunque la cirugía haya sido muy cuidadosa, y esto induce un aplanamiento de la superficie corneal, generando una hipermetropía corneal transitoria.

Conclusiones
Conclusiones catarata & KR LIO tórica permite incisión cómoda Elude incisión radial Corrige astigmatismo preexistente e inducido Estabilidad refractiva al mes Charla previa «clave» en la sastisfacción del paciente Conclusión tórico & KR Elude incisión radial Corrige astigmatismo preexistente e inducido Estabilidad refractiva al mes Charla previa «clave» en la satisfacción del paciente.

P-30

Facoemulsificación bilateral simultánea: ¿una buena opción?
Dra. Patricia RAMIRO MILLÁN
Dra. Laura CABEZÓN MARTÍNEZ
Dr. Enrique MÍNGUEZ MURO
Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa. Zaragoza

Introducción
La cirugía de catarata bilateral no forma parte de las practicas regulares de todos los centros, únicamente está indicada para aquellos casos en lo que el estado general del paciente sea muy deficiente y los que necesiten anestesia general con pronostico visual incierto.

Material y Métodos
Se lleva a cabo un estudio retrospectivo de 100 pacientes en el que se evaluó la agudeza visual, el tratamiento aplicado, las complicaciones pre, intra y postoperatorias y la tasa de facoemulsificacion bilateral del total de intervenciones realizadas entre los años 2009-2011.

Resultados: La agudeza visual media preoperatoria fue de 0,4 mejor corregida. La agudeza visual postoperatoria media fue de 0,7. El 10% de los pacientes fueron sometidos a catarata bilateral simultánea en ese periodo de tiempo.

Conclusiones
Los resultados obtenidos demuestran que la cirugía bilteral simultánea constituye una opción segura y económica para rehabilitar rápidamente a determinados pacientes afectos de catarata bilateral.

P-31

RTP-A intracamerular en el fracaso precoz de cirugía combinada de glaucoma y catarata
Dr. José Francisco ACEBES VERDUGO
Dr. José Ramón VILLADA CASAPONSA
Dra. Alejandra GAYOSO MARTÍNEZ
Hospital Virgen de La Luz. Cuenca. Clínica Baviera-Villada. Albacete

Introducción
La uveitis anterior inflamatoria es una complicacion poco frecuente de la cirugía ocular siendo un factor de riesgo la cirugía combinada de glaucoma y catarata además de otras como diabetes, pseudoexfoliación, vitrectomía, cirugia de iris o de catarata en niños y ser causa de fracaso precoz de la cirugía filtrante.

Material y Métodos
Presentamos dos casos clínicos de cirugía combinada de glaucoma y catarata sin complicaciones que persentaron una membrana fibrinoide persistente que cubre LIO y la trabeculectomía, resistente al tratamiento convencional tópica y subdonjuntival en el postoperatorio inmediato con una hipertensión ocular subsiguiente por obstrucción del área de filtración. Se realiza tratamiento con RTP-A intracamerular 25 microgramos en 0,1 ml obteniéndose un aclaramiento y bajando la PIO a las 24 horas.

Conclusiones
Existen diversos factores de riesgo para una reacción inflamatoria postoeratoria siendo la cirugía combinada uno de ellos y siendo por tanto causa de fracaso precoz de la filtración. Consideraremos como diagnóstico diferencial la endoftalmitis y el TASS. El RTP-A es un activador del plasminógeno que consigue una resolución de la membrana fibrinoide en 24-48 horas con una mejoría de la agudeza visual y de la filtración sin que se observara ningún efecto adverso descrito (hiphema, hipopión, hipotonía marcada o dolor) siendo por tanto un firme candidato para el tratamiento de esta complicación potencialmete grave.

P-32

Evaluación de pacientes operados de catarata con colocación de lentes intraoculares multifocales ReSTOR. Complicaciones más frecuentes, calidad de imagen y precisión en el cálculo refractivo
Dr. Fernando MAYORGA ARGAÑARAZ
Dr. Uriel RUBIN
Dr. Julián José VENERO
Hospital Alemán. Buenos Aires. Argentina

Objetivo
El objetivo del trabajo es evaluar en pacientes operados de catarata con implante bilateral de lentes intraoculares multifocales AcrySof® IQ ReSTOR® la agudeza visual lejos y cerca sin corrección, el residual refractivo, la técnica utilizada en el cálculo del poder dióptrico, los problemas relacionados con el acto quirúrgico, el posquirúrgico, y la satisfacción de los pacientes evaluados a través de un cuestionario con escala de puntuación.

Pacientes y Métodos
Este estudio prospectivo comprende 60 ojos de 30 pacientes operados de catarata bilateral con implante de lente intraocular multifocal. Para el cálculo de LIO algunos pacientes fueron evaluados con biometría ocular y otros con IOL Master. En todos los casos se optó por el valor del lente intraocular indicado para conseguir emetropía y, por lo tanto, visión optima de lejos. La anestesia en todos los casos fue tópica y la entrada en cámara anterior por cornea clara de 2.8mm o 2,2 mm en el meridiano mas curvo según la cantidad de astigmatismo obtenido por queratometrias prequirúrgicas. Los lentes AcrySof® IQ ReSTOR® SN60D1 o SNA6D3 fueron colocados en todos los casos en el saco capsular Los 30 pacientes tuvieron al menos un seguimiento de 6 meses posoperatorios. Se evaluó la agudeza visual sin corrección para lejos con optotipos de Snellen utilizando el mismo proyector (TOPCON ACP-7s) en todos los casos y para cerca con la misma cartilla de lectura siendo V = 0,5 la letra mas pequeña. Se calculó el equivalente esférico de residual refractivo en cada ojo por separado asociado al método utilizado para el cálculo del poder dióptrico. Además se designó una escala de 5 puntos para el grado de satisfacción del paciente siendo 1: Mala 2: Regular 3: bueno 4: Muy Bueno y 5: Excelente.

Resultados
El promedio de la agudeza visual de lejos a los 6 meses sin corrección fue de 0,755 (±0,23) para el ojo derecho (OD) y 0,781 (±0,17) para el ojo izquierdo (OI) (Gráfico 1). El 60% de los pacientes logro 0,8 o mejor visión en OD y 67% en OI. 90% de los pacientes presentaron visión binocular sin corrección de 0,9 o mayor. En cuanto a la lectura sin corrección fue igual para ambos ojos, V = 0,586 en todos los casos (Gráfico 2). El promedio en valor esférico de la refracción residual final fue de ±0,47D para el OD y ±0,53D para el OI y se mantuvo estable en los diferentes controles. El 10% de los pacientes requirió corrección complementaria refractiva postquirúrgica con Excimer Laser (EL), de ellos el 100% como consecuencia de cálculo de LIO a través de biometría ocular únicamente. Ningún caso con cálculo de LIO usando Iol Master presentó residual refractivo significativo ni requirió corrección secundaria con EL.

Conclusión
El estudio demuestra la seguridad y eficacia de los lentes multifocales Restor como resultado de la cirugía de catarata. Los pacientes se han mostrado, según las encuestas, muy satisfechos y todos elegirían nuevamente el mismo lente. Nuestros resultados son similares y en algunos casos superiores a diferentes trabajos hallados en la bibliografía a nivel mundial. Los autores sugieren considerar en todos los casos de colocación de lente intraocular multifocal la utilización de IOL- Master para el cálculo de lente intraocular y la posibilidad de realizar LASIK posterior, lo que debe informarse al paciente previamente.

P-33

Multifocal y tórica: el uno para el otro
Dr. Fernando MAYORGA ARGAÑARAZ
Dr. Julián José VENERO
Dr. Uriel RUBIN
Hospital Alemán. Buenos Aires. Argentina

Objetivo
El objetivo de este trabajo es estudiar la estabilidad rotacional, la reducción del cilindro la satisfaccion del paciente y la precisión de LIO ReSTOR tórico.

Diseño
Estudio prospectivo en el que se analizaron los resultados de 10 ojos operados de cataratas en los que se utilizo un facoemulsificado Alcon Infinity y se les coloco una LIO ReSTOR Torica.

Metodo
Estudio prospectivo en el que se incluyeron 8 ojos de 4 pacientes, 3 mujeres 2 varones. La agudeza visual (AV) preoperatoria, refaccion, topografía corneal y biometría fueron calculados. El poder de la LIO y el poder y eje del cilindro fueron calculados en base a las mediciones por IOL master. La cirugía de facoemulsificacion sin complicaciones se realizo en todos los ojos. Las marcas del eje donde se colocaría la corrección cilíndrica se realizaron previo a la cirugía con el paciente sentado. Luego de la cirugía se evaluo la AV de lejos, media y cerca. Fotografias del centrado de el LIO, cuestionarios de satisfacción y la dependencia a los anteojos fue evaluada a los 3 meses de la cirugía.

Resultados
Tres meses después de la cirugía la AV sin corrección fue de 1 D (20/20) en el 50%, 0,8 D (20/25) en el 37% y 0,66 D (20/30) en el 13% de los ojos y la AV con corrección de 20/20 en todos los ojos. El cilindro residual fue de -0,50±0,30. La AV fue de J 1 tanto en la visión intermedia como cerca en todos los ojos.

Conclusiones
La colocación de LIO multifocales toricas reducirá la necesidad de realizar procedimientos en la superficie corneal luego de la cirugía de facoemulsificacion con lentes multifocales. Nuestro seguimiento a tres meses de la cirugía nos demostró que la estabilidad rotacional y refractiva del ReSRTOR tórico es exelente. Sin embargo, ni la corrección esférica o del cilindro fue completamente eliminada, lo que nos da lugar a que esto siga mejorando. Hay varios factores que podrían afectar la falta de precisión en la eliminación de los defectos refractivos prequirurgicos. Nuestro analisis nos indica que la biometría preoperatoria y el eje exacto del astigmatismo contribuyen a que la precisión no sea optima. Una técnica quirúrgica pulida es crucial para lograr resultados optimos utilizando LIO multifocales tóricas.

P-34

Cuantificación de la ametropía tras implante de LIO en el miope magno y desvío de las fórmulas
Dr. Álvaro RODRÍGUEZ RATÓN
Dr. Javier ORBEGOZO GÁRATE
Hospital de Galdakao-Usansolo. Centro Oftalmológico Integral-Bilbao Berri. Vizcaya

Introducción
El cálculo de la lente intraocular (LIO) a implantar en la cirugía de catarata del miope magno supone actualmente un desafío. La morfología de lentes de potencias bajas y negativas es diferente, y se aprecia menor precisión de los biometros y las fórmulas que se apoyan en sus valores.

Objetivo
Analizar el error refractivo real tras implante de LIO calculada con biometría láser, así como deducir el error que hubiera generado cada fórmula.

Métodos
Se analizó de manera retrospectiva el resultado refractivo de 101 ojos de 69 pacientes intervenidos de catarata entre 2009 y 2011 en dos centros. Todos ellos presentaban longitud axial (LA) mayor de 27 mm. La potencia de la LIO se había aproximado mediante las fórmulas obtenidas del biómetro láser de no contacto IOLMaster™ (Zeiss). Se calculó la LIO emetrópica ideal conociendo la LIO implantada y la refracción final.

Resultados
La desviación media entre la potencia sugerida por la fórmula y la potencia ideal siguiendo HofferQ fue de 1,99D; Holladay, 1,58; SRK-T, 1,31 y Haigis 0,86. Las diferencias fueron mayores entre fórmulas según la potencia de las lentes fuese menor, maximizándose en el grupo de LIO negativas.

Conclusiones
Según nuestros datos, la fórmula de Haigis calcula la potencia de LIO más precisa en el gran miope. Consideramos que el siguiente paso del estudio sería calcular la constante ideal para las LIO de baja potencia.

P-35

Crecimiento de pseudomembrana pupilar recidivante en paciente intervenida de facotrabeculectomía por glaucoma pseudoexfoliativo sin signos inflamatorios
Dr. Antonio José GÓMEZ ESCOBAR
Dr. Juan Manuel CUBERO PARRA
Dra. Isabel RELIMPIO LÓPEZ
Hospital Universitario Virgen Macarena. Sevilla

Presentamos el caso de una paciente con glaucoma pseudoexfoliativo intervenida mediante FACO y Trabeculectomía asociando Mitomicina hace 5 años, con buen control de la PIO postoperatoria. La paciente comienza al 7 meses de la cirugía con disminución de AV, presentando a la exploración: BMC: no hiperemia conjuntival, córnea transparente, pseudomembrana interpupilar densa, sin reacción de cámara anterior ni posterior. PIO:12 mmhg Intervención: se realiza resección de material interpupilar, recuperando la AV inicial pero empeorando a los 4 meses con nueva aparición de pseudomembrana. Reintervención: al año se realiza resección de material interpupilar. Ante la no existencia de reacción inflamatoria evidente en toda la evolución descartamos etiología infecciosa como propionebacterium, por no empeoramiento durante largos periodos sin tto. Se sospecha que el origen es la dispersión del material pseudoexfoliativo retroiridiano. Actualmente la paciente se encuentra asintomática con tto de base con dexametasona monodosis cada 24 hs.

P-36

Capsulotomía anterior radial en síndrome de contracción capsular
Dr. José David SÁNCHEZ GARCÍA
Dra. Esther RODRIGO MORALES
Dra. Almudena VALERO MARCOS
Hospital Universitario Virgen de las Nieves. Granada

El síndrome de contracción capsular (SCC) es una complicación postoperatoria precoz de la capsulorrexis circular continua (CCC), que se manifiesta como una opacidad de la cápsula anterior que conduce a la contracción de la CCC. La presentación del SCC está relacionado con factores de la inflamación por el trauma quirúrgico y por incompatibilidad biológica de la LIO. Su fisiopatogenia es consecuencia de un desplazamiento y metaplasia fibrosa que se produce en las células epiteliales que se encuentran sobre la cara interior de la cápsula anterior durante su contacto con la lente. Los pacientes más predispuestos son los que presentan una debilidad zonular, asociada a alta miopía, retinosis pigmentosa, pseudoexfoliación, distrofia miotónica o edad avanzada. También se observa mayor frecuencia en los casos de alteración de la barrera hemato-acuosa, como en las uveítis. El aspecto es el de una banda blanquecina que se extiende por toda la cápsula anterior, con estriaciones y surcos radiales por de la tensión fibrosa creada; así como una disminución intensa del diámetro de la capsulorrexis. Presentamos un caso de SCC que precisó capsulotomía anterior por desplazamiento de la LIO y disminución de visión.

Caso clínico
Paciente varón de 69 años que un mes tras cirugía de catarata en ojo izquierdo sin complicaciones presenta agudeza visual (AV) de 0,2. En la exploración se objetiva contracción del saco capsular y lente desplazada. La refracción en dicho ojo era de +2 -0,25 x21, con la cual la AV era 0,8. Se realiza una capsulotomía anterior radial con Láser YAG. A las dos semanas se había corregido la posición de la LIO y la AV era de 0,4 (con +1,50 -0,25 x56 era 0,8). El paciente está en lista de espera para la intervención del otro ojo.

Conclusión
Las consecuencias clínicas del SCC, aparte de la opacidad intensa de la cápsula anterior, son la disminución de la CCC y posible desplazamiento de la LIO por la compresión centrípeta con defecto refractivo consecuente, como es nuestro caso. Se produce también una hiperdistensión del saco capsular con el riesgo de dislocación de la LIO a la cámara vítrea si se lleva a cabo capsulotomía posterior. El tratamiento depende del estadio en que se encuentre, para casos leves se aconseja realizar un seguimiento, si es moderada se debe interrumpir la continuidad de la capsulorrexis con láser Nd-YAG y si es severa es preferible realizar una capsulotomía anterior quirúrgica. La prevención en casos de pseudoexfoliación se basa en la realización de capsulorrexis grandes, realizar una rigurosa limpieza de todos los restos corticales, utilizar lentes que tengan una constatada menor opacidad capsular (PMMA e hidrogel-PMMA). Otras medidas profilácticas son la utilización de anillos de distensión capsular aunque se han dado casos de la presencia del SCC tras la introducción de los mismos y evitar todas las maniobras que puedan facilitar la rotura de la barrera hematoocular como las técnicas de dilatación mecánica o el uso de mióticos.

P-37

Piggyback en gran anisometropía tras error en cálculo de la lente intraocular
Dra. Verónica SERRANO PECOS
Dra. Patricia SUÁREZ-BARCENA TENORIO
Dr. Jorge SOLANA FAJARDO
Hospital Perpetuo Socorro (Policlínica de Oftalmología). Badajoz

Introducción
Presentamos el caso de una paciente de 70 años de edad con anisometropía y con -12 dioptrías en OD causado por un error refractivo tras una cirugía de cataratas complicada hace 15 años. Debido al largo tiempo de evolución, antecedentes de cirugía complicada con rotura de cápsula posterior e intolerancia a lentes de contacto planteamos como cirugía alternativa un piggyback.

Materiales y Métodos
Realizamos VPP 23G con limpieza de vítreo de cámara anterior y colocación de LIO en sulcus (pues la LIO antigua se encontraba en el saco capsular). La LIO utilizada fue una lente Sulcoflex® de la casa comercial Rayner de -10 dioptrías (la máxima disponible en el mercado) aunque la paciente hubiera necesitado -12 dioptrías para alcanzar la emetropía según mediciones.

Resultados
Debido a la complejidad del caso y a su largo tiempo de evolución en el postoperatorio precoz se produjo una subluxación anterior de la LIO debido a la falta de espacio intracamerular que se solventó con la recolocación de la misma en una segunda cirugía. Tras 2 años de seguimiento la paciente tiene una refracción de -2 dioptrías y tolera perfectamente su graduación con gafas alcanzando con su corrección una agudeza visual de 0,6.

Conclusión
La técnica del piggyback es una opción terapéutica adecuada en pacientes como nuestro caso: con defectos residuales refractivos grandes, que no toleran lentes de contacto y en los cuales las complicaciones de una cirugía de catarata previa no permiten un recambio de LIO.

P-38

LASEK en paciente con protoporfiria eritropoyética
Dr. Julio ORTEGA USOBIAGA
Dr. Fernando LLOVET OSUNA
Dra. Mercedes MARTÍNEZ DEL POZO
Clínica Baviera. Instituto Oftalmológico Europeo. Bilbao. Vizcaya

Introducción
Las porfirias son un grupo de enfermedades, muchas veces hereditarias, del metabolismo del grupo hemo. Según dónde predomine la alteración, la médula ósea o el hígado, se clasifican en eritropoyéticas y hepáticas, respectivamente. La protoporfiria eritropoyética (PPE) es un trastorno reconocido clásicamente como autosómico dominante, que cursa con un déficit de ferroquelasa. Esto genera un acúmulo de protoporfirina en piel, hematíes, plasma e hígado. En la PPE se produce una hipersensibilidad a la luz solar, fundamentalmente por radiación de 400 a 600 nm de longitud de onda, que puede lesionar la piel. Se han descrito quemaduras por exposición a la luz de quirófano en cirugías abdominales. El láser excímer tiene una longitud de onda de 193 nm, por lo que, a priori, su aplicación no debería tener efectos indeseables en los pacientes afectos de PPE.

Caso clínico
Paciente varón de 22 años afecto de PPE que desea corregir su defecto refractivo, estable durante los últimos 2 años. La agudeza visual (AV) corregida es de 1 dif. con OD (-4,00 -0,50 x 95º) y con OI (-3,25 -0,75 x 65º). La queratometría central media es de 45,00 en OD y de 45,25 en OI. La exploración biomicroscópica del segmento anterior, la topografía corneral Orbscan, la tonometría y la funduscopia son normales. La paquimetría ultrasónica es de 572 micras en AO. Debido a un Schirmer sin anestesia de 5 mm en OD y de 2 mm en OI, se realiza LASEK en AO. La cirugía y el postoperatorio cursan sin anomalías y el paciente tiene una AV sin corrección de 1 con cada ojo a los 3 meses de la intervención.

Conclusiones
Los pacientes con PPE pueden ser tratados de sus defectos refractivos mediante láser excímer.

P-39

Artisan tórica para corrección de alta hipermetropía
Dr. Jorge CAZAL
Dr. Francisco J. SÁNCHEZ FABO
Centro Oftalmológico del Bages. Barcelona

Caso clínico
Se presenta el caso de una mujer de 42 años, de profesión contable, que busca corrección quirúrgica para su ametropía. Nunca había utilizado lente de contacto. Lleva en gafas: OD +5.00 esf -1.25 cil @ 110º OS +7.00 esf -1.25 cil @ 40º La refracción con cicloplejía es: OD +7.00 esf -1.25 cil @ 110º OS +8.00 esf -1.25 cil @ 40º La mejor agudeza visual corregida para lejos y cerca es 0.8 de lejos y en visión próxima también. No presenta ninguna patología externa en anexos o superficie ocular. Queratometría central: K OD 43.10/43.77 @ 90º K OS 43.10/44.18 @ 90º Paquimetría central ultrasónica 580 micra en cada ojo Contaje de células endoteliales > a 2500 células/mm2 en ambos ojos IOL Master ACD OD 2,85 mm OI 2,88 mm OD LA 20,39 mm OI LA 20,05 mm.

Conclusión
Debido a la conocida alta tasa de regresion en las hipermetropías altas tratadas con Excimer Laser, problemas del centrado de la ablación, y la baja de la calidad visual asociado a trastornos tróficos de la córnea debido a la alteración de la curvatura. (aumento de la curvatura > 48 D) Se realiza la cirugía de implantes fáquicos de fijación en iris modelo Artisan Tórica centrado en pupila en el eje del astigmatismo contra la regla, bajo anestesia local y sedación sin complicaciones. En el post operatorio inmediato no se presentó ninguna complicación. El resultado del seguimiento a los 18 meses, no presenta pérdida de líneas de visión en ambos ojos, el contaje endotelial presenta una pérdida del 3%, no se queja de halos ni presenta signos de uveítis crónica anterior o dispersión pigmentaria. El tratamiento de la Hipermetropía Alta asociada con Astigmatismo parece encontrar en los implantes intraoculares fáquicos una alternativa segura, eficaz y estable.

P-40

LIO Acrysof Cachet: Seguro, sencillo y preciso
Dr. Fernando MAYORGA ARGAÑARAZ
Dr. Julián José VENERO
Dr. Martín GARIBOTTO
Hospital Alemán. Buenos Aires. Argentina

Objetivos
La tolerancia del ojo a una lente intraocular (LIO) fáquica está determinada por una adaptación apropiada de la lente a la anatomía del segmento anterior. Todas las lentes intraoculares fáquicas poseen efectos secundarios y complicaciones en su mayoría debidas a un pobre conocimiento de la biometría del segmento anterior que llevan a una selección de la LIO inapropiada. Con este trabajo queremos demostrar que con la LIO fáquica cachet a pesar de no poseer experiencia alguna, logramos un excelente resultado y una bajísima incidencia de complicaciones en nuestros primeros 25 casos.

Diseño
Evaluar los parámetros de seguridad después de la colocación de la LIO acrysof Cachet para la corrección de miopías moderadas y elevadas. También tomamos en cuenta la medida de la esfera prequirúrgica, la agudeza visual (AV) prequirúrgica con corrección, AV posquirúrgica con y sin corrección y el recuento endotelial pre y posquirúrgico.

Métodos
Se analizaron 25 ojos a los cuales se les realizó la colocación de LIO cachet bajo anestesia local para la corrección de miopías moderadas y elevadas. El promedio de edades de los pacientes fue de 30 años (mín. 25, máx. 47). Al finalizar el procedimiento a todos los pacientes se les administro 1 comprimido de diamox luego de la cirugía. Se realizó control de la presión intraocular y posición de la LIO a las 2 y 6 horas de finalizado el procedimiento. La morfología de la CA fue estudiada con Visante. Todos los pacientes tenian una profundidad de CA > 3,2 mm y un recuento endotelial > 2200 cel/mm2. El seguimiento fue de 12 meses.

Resultados
La media de corrección esférica prequirúrgica fue de 8.9+/-3.1 (mín. -17, máx. -5). La media de corrección esférica postquirúrgica fue de 0,21±0,58 (mín. -1, máx. +1). La pérdida de células endoteliales centrales fue de 3% ±4,5% (mín. -6, máx. 20). La AV preoperatorio sin corrección fue de 0,64±0,22 dioptrías (D), AV postoperatoria sin corrección 0,74±0,19 D y la AV postoperatoria sin corrección de 0,9±0,15 D. Como complicaciones se presentaron: 1 paciente con hipertensión ocular postoperatoria y 1 paciente con ptosis transitoria por el bloqueo ocular.

Conclusiones
El LIO Acrysof Cachet mantiene un centrado perfecto luego de la colocación de la misma, con unas distancias de seguridad excelentes con las distintas estructuras oculares. La perdida de células endoteliales fue similar a la reportada en trabajos realizados por cirujanos experimentados. La AV posquirurgica sin corrección solo disminuyó en 4 casos devido a que los paciente poseían corección astigmática y esta supero a la AV previa con corrección luego de la corrección del mismo. El OCT Visante nos provee un estudio detallado de la anatomía de la cámara anterior por lo que es indispensable para el estudio preoperatorio en un paciente candidato a una LIO fáquica.

P-41

Complicación postlasik tras corrección de miopía magna en síndrome de Down
Dra. Laura CABEZÓN MARTÍNEZ
Dra. Patricia RAMIRO MILLÁN
Dr. Enrique MÍNGUEZ MURO
Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa. Zaragoza

Introducción
Los niños con síndrome de Down (SD) tienen mayor prevalencia de defectos refractivos que la población general. La ametropía más frecuente es la hipermetropía, si bien la miopía se observa en mayor número de casos que en el resto de los niños.

Caso clínico
Presentamos el caso de un varón de 14 años que acude a nuestro servicio de urgencias por pérdida repentina de visión unilateral. Como único antecedente oftalmológico refiere cirugía lasik bilateral a los 10 años de edad por miopía magna. A la exploración presenta desprendimiento de retina total de ojo derecho. Se practicó una vitrectomía vía pars plana con láser endocular y taponamiento con aceite de silicona.

Conclusiones
No existe una gran experiencia sobre las posibles complicaciones postoperatorias específicas de este grupo de pacientes, no obstante, consideramos que la cirugía refractiva constituye una opción terapéutica válida en aquellos pacientes en los que se ha descartado otros tratamientos ópticos para su ametropía.

P-42

Adaptación de lente de contacto híbrida Clearkone Synergeyes® en complicaciones post-cirugía refractiva
Dra. Begoña DÍEZ GONZÁLEZ
Dra. Helena NOGUERA NÚÑEZ
Dr. Iñaki BASTERRA BARRENETXEA
Dra. Ioana ROMERO MORENO
Dr. Javier ORBEGOZO GÁRATE
Centro Oftalmológico Integral Bilbao Berri. Hospital de Galdakao-Usansolo. Vizcaya

Análisis de cuatro casos de pacientes con complicaciones tardías post-cirugía refractiva relacionadas con alteraciones de la estructura corneal, en las cuáles la utilización de una lente de contacto de solución Premium, lente híbrida Synergeyes (combinación mixta de lente de contacto RGP central con faldón periférico blando), ha supuesto una importante mejora en la función visual (Agudeza Visual y Aberraciones de alto Orden). En estos casos la lente de contacto híbrida se ha empleado para optimizar los resultados obtenidos tras el empleo de técnicas quirúrgicas de rehabilitación visual a nivel refractivo, como son anillos intraestromales, lensectomía refractiva con lente tórica o de anclaje iridiano, etc. Basándonos en nuestra experiencia, consideramos el uso de este tipo de lente de contacto, una excelente herramienta de apoyo para la optimización de los resultados en complicaciones tardías inducidas por la cirugía refractiva y su combinación con otras técnicas.

P-43

Defecto campimétrico inducido por hiperrespuesta a corticoides tópicos tras PRK
Dra. Ana Isabel RUIZ RIZALDOS
Dr. Julio ORTEGA USOBIAGA
Dr. Fernando LLOVET OSUNA
Clínica Baviera. Instituto Oftalmológico Europeo. Zaragoza

Material y Métodos
Presentamos el caso de un paciente varón de 26 años, intervenido de miopía mediante PRK. Se escogió PRK por tratarse de un profesional del kárate. Las pruebas preoperatorias pertinentes se encontraban dentro de la normalidad.

Resultados
Tras la cirugía presentó hipertensión intraocular (HTIO) por hiperrespuesta a corticoides. La HTIO resultó de difícil diagnóstico, por no existir signos de edema en la interfase que suele acompañar a los casos de LASIK. Tras la suspensión del tratamiento corticoideo y la administración de hipotensores oculares se normalizó el cuadro, si bien aparece cierta afectación en el campo visual realizado al final del proceso. Se realiza diagnóstico diferencial del cuadro.

P-44

Sd de Cogan-Reese: glaucoma de difícil control
Dr. Juan Manuel CUBERO PARRA
Dr. Antonio José GÓMEZ ESCOBAR
Dra. Isabel RELIMPIO LÓPEZ
Hospital Universitario Virgen Macarena. Sevilla

Paciente que acude a urgencias por dolor ocular, ojo rojo y disminución de AV. Entre sus antecedentes se encuentra una intervención mediante trabeculectomía por glaucoma. La PIO era de 60 mmHg, y en la BMC: se aprecian alteraciones iridianas: heterocromia de iris, discoria, lesiones nodulares iridianas escasas y algunas sinequias anteriores periféricas. Al no conseguir un control estable mediante tratamiento médico se decide Trabeculectomía + FACO + LIO, controlándose el cuadro durante 1 año. Al comenzar a descontrolarse de nuevo la PIO por lo que se plantea EPNP que resulta beneficiosa controlando la PIO durante aproximadamente 2 años durante los cuales hemos visto evolucionar las lesiones iridianas y sospechamos la existencia de un Sd Iridocorneal Endotelial, solicitando estudio endotelial que confirma la existencia de alteración endotelial unilateral, diagnosticando a la paciente de Sd de Cogan Reese. Pasado este tiempo ha comenzado ha aumentar la PIO por lo que hemos planteado la colocación de válvula de Ahmed con la que la PIO esperamos se controle de forma más definitiva. El Sd de Cogan- Reese se engloba entre los Síndromes Iridocorneales endoteliales y se caracteriza por la aparición progresiva de múltiples nódulos pigmentados más o menos pedunculados en la superficie del iris con la etiopatogenia común a éstos síndromes y que resulta de la existencia de un endotelio alterado, produciendo los siguientes signos clínicos de manera unilateral: – En ocasiones cambios difusos con un iris de aspecto oscurecido y aterciopelado con retracción sectorial del mismo – Discoria (hacia los nódulos) – Ectropión uveal. – Gonioscopia: sinequias, nódulos periféricos. Vemos demostrado el difícil control de la PIO en éste cuadro, y creemos que los tratamientos más definitivos serían los dispositivos de drenaje valvular por evitar en gran medida la acumulación de endotelio alterado.

P-45

Me quedó corto el tubo de DDG… ¿y ahora qué hago?
Dra. Tizana MARCHINO AGUILAR
Dr. Jesús TÉLLEZ VÁSQUEZ
Dra. Saskia SÁNCHEZ JAYUSSI
Hospital de la Sant Creu i Sant Pau. Barcelona

Introducción
Los dispositivos de drenaje para glaucoma tipo Ahmed y Molteno, usados como alternativa quirúrgica en glaucomas refractarios, no están exentos de complicaciones. Una complicación infrecuente en el postoperatorio inmediato o tardío es una longitud corta del tubo en su porción intraocular. Para reparar esta situación, como en el caso que a continuación presentamos, se planteó usar un segmento de cánula de Venflon 22G™.

Material y Métodos
Paciente mujer de 79 años con diagnóstico de glaucoma crónico de ángulo abierto sometida a implante de dispositivo de drenaje tipo Molteno doble en ojo derecho tras una trabeculectomía fallida. En el primer día del postoperatorio, por gonioscopia se observa el tubo libre en cámara anterior pero de longitud muy corta y una presión intraocular (PIO) de 48 mmHg. A los dos meses, se decide realizar una extensión del tubo con una cánula de Venflon22G™por un mal control tensional.

Resultados
Sigue un postoperatorio correcto con una adecuada longitud del tubo. Al año la PIO se mantiene en 17 mmHg sin tratamiento hipotensor.

Conclusión
Debido a su fácil disponibilidad y bajo coste, el uso de un segmento de cánula de Venflon 22G™ debe ser considerado como una opción estructural y funcionalmente viable y compatible, en la cirugía de extensión del tubo de dispositivo de drenaje para glaucoma.

P-46

Imagen Scheimpflug en el síndrome de misdirección del acuoso
Dra. María POLO GARCÍA
Dra. Ana M.ª DORADO LÓPEZ-ROSADO
Dra. Esperanza GUTIÉRREZ DÍAZ
Hospital Universitario 12 de Octubre. Madrid

El síndrome de misdirección del acuoso o bloqueo vitreociliar (BVC) se caracteriza por estrechamiento difuso de la cámara anterior (CA) asociado a aumento de la presión intraocular (PIO) en presencia de iridotomía permeable. Muy pocos casos descritos tras capsulotomía posterior. Varón de 25 años con panuveítis bilateral, catarata y glaucoma agudo por seclusión pupilar secundarios. Se realizan iridotomías YAG en ambos ojos (AO) pero la PIO se mantiene elevada, por lo que precisa implante de válvula de Ahmed y facoemulsificación con implante de lente intraocular (IOL) en AO. Posteriormente se realiza capsulotomía posterior YAG en ojo derecho (OD) por opacificación de cápsula posterior. El paciente desarrolla episodios reiterados de inflamación en segmento anterior con aumento de PIO e iris bombé por cierre de iridotomías en OD, controlados con corticoterapia sistémica. A los 6 meses de la capsulotomía posterior presenta en OD reducción de AV, incremento significativo de PIO, importante desplazamiento anterior del diafragma iris-IOL con iridotomías permeables. La profundidad y el volumen de CA, estimados mediante Pentacam®, son en ese momento de 1,82 mm y 46 mm3 respectivamente. Además se observa una fina membrana inflamatoria en la cara posterior de la IOL. En la ecografía se evidencia un espacio vacío en vítreo anterior-medio compatible con una bolsa de acuoso. Se diagnostica BVC y se inicia pauta clásica de Chandle sin respuesta por lo que se realiza ruptura de la membrana hialoidea anterior mediante láser YAG, con disminución de PIO y profundización inmediata de CA. El estudio mediante Pentacam® muestra una profundidad de 3,85 mm y un volumen de 235 mm3.

P-47

A propósito de un caso de escleritis posterior idiopática
Dr. Antonio Manuel GARRIDO HERMOSILLA
Dra. María GESSA SORROCHE
Dr. Rubén Alberto ÁNGELES FIGUEROA
Dra. María Concepción DÍAZ RUIZ
Dra. Teresa LABORDA GUIRAO
Hospital Universitario Virgen Macarena. Sevilla

Presentamos el caso clínico de un varón de 46 años con antecedentes personales de hipertensión arterial, dislipemia, rinitis alérgica primaveral, ex fumador de medio paquete al día y sin alergias medicamentosas conocidas, que acude a nuestro centro con un diagnóstico de posible linfoma orbitario izquierdo. El paciente refiere disminución de AV y ptosis de PSOI de 2 años de evolución. A la exploración presenta AV=0.5, BMC y PIO normales, ptosis de PSOI y FO con DR exudativo. No proptosis. En la ecografía aparecen nódulos hipoecogénicos retrobulbares alrededor del nervio óptico con DR exudativo. En la TAC se objetiva la existencia de un posible pseudotumor inflamatorio orbitario. Se realiza biopsia de tenon, que es informada como infiltrado linfoide inespecífico, no concluyente de linfoma orbitario. La OCT muestra pliegues retinocoroideos y la AFG no muestra puntos de fuga. Ante estos hallazgos, se valora la posibilidad de que el paciente presente una escleritis posterior y se inicia tratamiento con corticosteroides y antiinflamatorios no esteroideos orales. Se solicita asimismo una RNM que muestra un engrosamiento del anillo escleral (signo de Bernardino). El paciemte no responde al tratamiento inicial y se pauta inmunosupresión sistémica. En la actualidad, el paciente presenta una AV=0,6 y nos encontramos a la espera de próximas revisiones para valoración de los resultados de la terapia instaurada.

P-48

Linezolid como tratamiento en la infección por staphilococus meticilin resistente
Dr. Antonio José GÓMEZ ESCOBAR
Dr. Juan Manuel CUBERO PARRA
Dra. Isabel RELIMPIO LÓPEZ
Hospital Universitario Virgen Macarena. Sevilla

Presentamos el caso de varón de 40 años miope (-10 D), pseudofáquico intervenido por desprendimiento de retina OD de 3 semanas de evolución (AV: percepción de luz). Desde el postoperatorio inmediato presenta dolor que se atribuye a la hipertensión y la indentación de la banda escleral. AV: cuenta dedos. Esta con tratamiento con moxifloxacino oral y en colirio y dexametasona colirio. A las dos semanas aparece supuración por la dehiscencia de la peritomia conjuntival a nivel superonasal, tomándose muestra para cultivo microbiológico. Se realizó una TAC, y diagnosticando un absceso subtenoniano. El cultivo es positivo: MRSA (staphylococcus aureus meticilin resistente) Se inicia tratamiento vancomicina, 1 gr intravenoso cada 12 horas, subtenoniano cada 24 y en colirio reforzado horario. A nivel local se utiliza acido fusidico en pomada. A las 48 horas se añadie rifampicina 600 mg/ día. La existencia de PVR y levantamiento inferior de retina hace que sea peligroso la retirada del cerclaje escleral, como recomienda la literatura, por lo que ante el pobre resultado clínico (persiste perdida de sustancia escleral y secreciones) se decide conjuntamente con servicio de Infeccioso, tratamiento con linezolid 600 mg cada 12 horas. Con el cambio de antibiótico (linezolid 600 mg cada 12 horas) la evolución fue favorable con resolución de la infección en una semana sin precisar retirada de banda. El linezolid, antibacteriano perteneciente a las oxazolidinonas, actua inhibiendo la síntesis proteica bacteriana por unión al ribosoma y bloqueo de la translación, es activo frente a los MRSA y a los enterococos resistentes a vancomicina. Debe considerarse fármaco de segunda elección en la infección por MRSA en oftalmología, sobre todo en la infección postquirúrgica.

P-49

Astigmatismo cristaliniano de reciente aparición como primera manifestación clínica de melanoma del cuerpo ciliar
Dr. Gerardo P. GARCÍA GARCÍA
Dra. Alicia LÓPEZ CRIADO
Dra. Miriam CAMIÑA NÚÑEZ
Hospital El Bierzo. Fuentesnuevas. Ponferrada. León

Caso clínico
Paciente varón de 47 años remitido desde Urgencias por disminución de agudeza visual con su ojo derecho de dos meses de evolución, sin antecedentes sistémicos ni oftalmológicos de interés. Había consultado previamente a un óptico que le comentó que presentaba astigmatismo en su ojo derecho, y visitado a un oftalmólogo privado que ratificó el hallazgo, prescribiéndole corrección con lentes. No obstante, acudía a Urgencias porque «no se fiaba del diagnóstico dado que él nunca había tenido astigmatismo en ningún ojo». A la exploración oftalmológica presentaba una agudeza visual de 0,4 sin corrección, alcanzando la unidad (1) con una refracción manifiesta de -1 x 150º en su ojo derecho. En el ojo izquierdo la agudeza visual era de la unidad (1) sin corrección. La topografía corneal revelaba un patrón topográfico compatible con la normalidad en ambos ojos. En la biomicroscopía se apreciaba una lesión melanótica del tamaño de un uso horario (de V a VI) en periferia iridiana, de aspecto sobreelevado. En la gonioscopia se identificaba lesión sobreelevada pigmentada con ocupación focal de ángulo de V a VI. La tomografía de coherencia óptica de cámara anterior mostraba sobreelevación iridiana y ocupación parcial de ángulo en el área lesional. En el estudio bajo midriasis se apreciaba catarata focal periférica en el área contigua a la lesión pigmentada. La presión intraocular era de 8 mmHg en el ojo derecho y 15 mmHg en el ojo izquierdo. El estudio del fondo de ojo era normal en ambos ojos. Bajo diagnóstico de sospecha de melanoma de cuerpo ciliar se solicitó estudio de extensión, no hallándose evidencia de enfermedad diseminada, y se procedió a su derivación al Centro Autonómico de Referencia para biopsia y tratamiento.

Discusión
Dentro de los tumores intraoculares el melanoma ocupa un lugar predominante por su frecuencia y su gravedad, pudiendo localizarse en cualquiera de las tres estructuras pertenecientes a la úvea: iris, cuerpo ciliar o coroides. El melanoma del cuerpo ciliar en fases iniciales suele ser asintomático, permaneciendo oculto detrás del iris de tal modo que suele pasar desapercibido hasta alcanzar gran tamaño y hacerse evidente. El astigmatismo cristaliniano puede ser la alteración clínica más precoz, es consecuencia de la compresión del ecuador del cristalino por el tumor. La catarata cortical asociada y la subluxación del cristalino en fases tardías son otras potenciales complicaciones. Ante pacientes con disminución de agudeza visual y aparición, aumento o cambio brusco del astigmatismo debemos tener en cuenta este tipo de lesiones que pueden pasar inadvertidas y realizar un examen de polo anterior con lámpara de hendidura y gonioscopia.

P-50

Utilización de las nuevas tecnologías en el diagnóstico y seguimiento de la patología de polo anterior
Dr. Antonio José GÓMEZ ESCOBAR
Dr. Juan Manuel CUBERO PARRA
Dra. Isabel RELIMPIO LÓPEZ
Hospital Universitario Virgen Macarena. Sevilla

Uno de los principales problemas a la hora del diagnóstico y seguimiento de la patología de polo anterior es la falta de recursos iconográficos. La presencia de dispositivos de captura de imagen en lámpara de hendidura es escasa en consultas de urgencias hospitalarias, consultas de centros de especialidades e incluso en consultas de especialidades hospitalarias. La utilización de la cámara de dispositivos telefónicos en el visor de la lámpara de hendidura de forma manual, hace posible un registro fotográfico de alta calidad. Este formato digital tiene como ventajas: – Inmediatez en la realización y visualización directa, permitiendo la corrección de fallos a diferencia de los dispositivos de tarjeta de memoria que precisan de la conexión a un ordenador. – Consultar con otros compañeros de forma instantánea (vía e-mail o red móvil tipo WhatsApp) – Facilidad para la consulta de urgencias a facultativos de guardia localizada. – Evolución y seguimiento de patología de polo anterior de una forma más objetiva. – Explicación visual al paciente de su patología. – Obtención de banco de imágenes con finalidad formativa. Presentamos diferentes registros fotográficos hechos con esta modalidad y su comparativa con el registro clásico de cámara digital adaptada a lámpara de hendidura. La utilización de estas nuevas tecnologías en el ámbito médico debe llevar consigo la explicación y petición de su consentimiento verbal al paciente.