Congreso SECOIR Barcelona 2013 – Comunicaciones en Panel

P-001

SÍNDROME DE IRVINE-GASS BILATERAL TRAS CIRUGÍA CON LENTE INTRAOCULAR DIFRACTIVA MULTIFOCAL

García López, A. (1); Alfonso Sánchez, J.F. (2)
(1) Hospital Universitario Central de Asturias, Oviedo; (2) Instituto Oftalmológico Fdez-Vega. Oviedo

INTRODUCCIÓN:
Se conoce como síndrome de Irvine-Gass al edema macular quístico (EMQ) que aparece tras cirugía intraocular. Su incidencia oscila entre 0,1- 2,3% tras cirugía no complicada de facoemulsificación con implante de LIO monofocal, aumentando al 2,5 % tras capsulotomía posterior con láser Nd:YAG. Sin embargo, hay pocos estudios sobre la incidencia de este síndrome en ojos con LIO multifocal (1- 2%).

CASOS CLÍNICOS:
Se presentan dos casos de pacientes miopes en los que se realiza cirugía no complicada de lensectomía refractiva con implante de lente difractiva multifocal (TECNIS® ZMB00, AMO) en ambos ojos. En el postoperatorio, al mes y medio, ambos pacientes refieren disminución de visión, debido a la aparición de edema macular quístico en ambos ojos puesto de manifiesto mediante tomografía de coherencia óptica.

CONCLUSIÓN:
El EMQ es una complicación postoperatoria a tener en cuenta tras la cirugía de catarata o de cristalino transparente con LIO multifocal, si bien se desconoce su incidencia exacta. Aunque puede resolverse de manera espontánea, su cronicidad puede llevar a una pérdida irreversible de agudeza visual. Como medida de prevención, recomendamos a estos pacientes no realizar esfuerzos en la lectura de cerca en el postoperatorio.

 

P-002

EPITELECTOMÍA DEL FLAP, ¿ABORTAR O CONTINUAR CON LA ABLACIÓN?

Cigales Jirout, M.; Hoyos Campillo, J.E.; Hoyos Chacón, J.
Instituto Oftalmológico Hoyos, Sabadell. Barcelona

OBJETIVOS:
Presentamos 2 casos de cirugía lasik en los que al resecar el flap, quedaron restos de la membrana de Bowman en el lecho estromal (epitelectomía). La complicación no afectaba el área pupilar y se decidió continuar con la cirugía y realizar la ablación con el láser.

MÉTODOS:
El primer caso es un varón de 20 años con un defecto refractivo de -1.25 -0.5 x 180o, una agudeza visual corregida de 1.2, topografía corneal normal con curvatura de 42.38 x 41.73 y espesor corneal central de 542 micras. Obtuvimos un flap nasal de forma y extensión normal, pero el tercio superior era sólo epitelio, observando que persistía la membrana de Bowman en el lecho estromal. El segundo caso es una mujer de 28 años con -2.25 -1.25 x 100o, una agudeza visual corregida de 1.2, topografía normal con curvatura de 43.51 X 42.35 y espesor corneal central de 522 micras. Resecamos un flap nasal, quedando un resto lineal de membrana de Bowman por encima del borde pupilar. En ambos casos decidimos realizar la ablación y completar la cirugía.

RESULTADOS:
Resultó difícil la reposición del flap debido a la falta del soporte de la Bowman y por el riesgo de epitelización de la entrecara si no se recolocaba correctamente. Colocamos una lente de contacto terapéutica durante las primeras 24 horas y pautamos los corticoides tópicos durante el primer mes como si se tratara de una ablación de superficie. La agudeza visual al día siguiente fue 0.8 en el primer caso y 1.0 en el segundo. No existieron complicaciones postoperatorias y al mes ambos alcanzaban una agudeza visual sin corrección de 1.2, que se mantiene en la actualidad.

CONCLUSIONES:
Cuando ocurre alguna complicación durante la resección del flap, la recomendación sigue siendo suspender la intervención sin realizar la ablación y reponer el flap, intentando meses después una nueva queratectomía más profunda. En los casos de epitelectomía, si tenemos experiencia en el manejo de flap poco consistentes, podríamos completar la cirugía, que se comportaría como un epi-lasik en esa zona.

FINANCIACIÓN:
Los autores no tienen interés financiero o industrial en la materia y no han recibido remuneración de las compañías mencionadas.

 

P-003

EPITELIZACIÓN DE LA INTERFASE DE LARGA EVOLUCIÓN

Cigales Jirout, M.; Hoyos Campillo, J.E.; Hoyos Chacon, J.
Instituto Oftalmológico Hoyos, Sabadell. Barcelona

OBJETIVOS:
Presentamos un caso de epitelización de la interfase de más de 10 años de evolución, con inducción de astigmatismo, disminución de agudeza visual y sintomatología por alteración de la película lagrimal, que fue tratado levantando el flap y eliminando el epitelio ectópico.

MÉTODOS:
Paciente miope alta (-10 D) con antecedentes de lasik en 1996 y retratamiento en 1997. Consulta por primera vez en 2001 presentando epitelización de la interfase y se aconseja levantar el flap y limpiar. No vuelve a nuestra consulta hasta 10 años después, refiriendo disminución visual y sensación de cuerpo extraño de 1 año de evolución. Presentaba una agudeza visual sin corrección de 0.7 y con un defecto refractivo residual (+1 -2 x 120o) alcanzaba 1.0. Mantenía la epitelización de la interfase, con poca progresión en extensión, pero que había progresado en grosor causando ruptura precoz de la película lagrimal. La topografía mostraba un astigmatismo irregular de 4 dioptrías (SimK 39.53 x 46o / 35.43 x 136o). Se trató levantando el flap y raspando el epitelio del lecho y de la cara estromal del flap. Para evitar una recidiva utilizamos la técnica de raspado del epitelio del lecho hasta el limbo corneal, para que al re- epitelizarse la córnea desde el epitelio del flap y desde el limbo, formase la línea de unión epitelial a mitad de camino y lejos del borde del flap. Colocamos una lente de contacto terapéutica hasta la re-epitelización corneal.

RESULTADOS:
Una semana después del tratamiento la córnea estaba re-epitelizada y se retiró la lente de contacto terapéutica. Al mes de la cirugía la agudeza visual sin corrección óptica era de 1.0 y no refería sintomatología. A los 6 meses su agudeza visual sin corrección era 1.0, alcanzando una agudeza visual corregida de 1.2 con (-0.25 x 90o) y la topografía se había regularizado (SimK 38.15 x 119o / 37.47 x 27o). No presentó recidiva hasta la actualidad.

CONCLUSIONES:
La proliferación de las células epiteliales en la interfase es una complicación más frecuente en los retratamientos del lasik. En la mayoría de los casos son pequeños islotes autolimitados periféricos, que no crecen ni causan síntomas, por lo que no precisan tratamiento. Pero cuando la epitelización es extensa o progresa, causando astigmatismo irregular y disminución de la agudeza visual, o sintomatología por alteración de la película lagrimal, debe ser eliminada. El tratamiento de la epitelización levantando el flap y raspando el epitelio de la interfase, desepitelizando el lecho hasta el limbo para evitar la recidiva, ha mostrado ser un tratamiento eficaz incluso en una epitelización de muy larga evolución.

FINANCIACIÓN:
Los autores no tienen interés financiero o industrial en la materia y no han recibido remuneración de las compañías mencionadas.

 

P-004

TRATAMIENTO DE LA DIPLOPIA EN UNA ENDOTROPIA POR INSUFICIENCIA DE DIVERGENCIA ANTES DE UNA INTERVENCIÓN REFRACTIVA. A PROPÓSITO DE UN CASO

López-Artero, E.; Poyales Galán, F.; Ortíz De Zárate, B.
Instituto de Oftalmología Avanzada, Madrid

OBJETIVO:
Mostrar el caso y manejo clínico de un paciente con miopía y astigmatismo interesado en cirugía refractiva que presenta diplopia ocasional en visión de lejos por una endodesviación ocular que presenta desde la infancia.

CASO CLÍNICO:
Varón, 32 años de edad que acude a consulta interesado en cirugía refractiva para corregir su miopía y astigmatismo. No presenta antecedentes médicos generales, y sí oftalmológicos teniendo un gran avance en el incremento de su miopía en los últimos años, ligera intolerancia como usuario a las lentes de contacto blandas mensuales y diplopia ocasional en lejos debido a una endoforia que tiene desde la infancia.Tras realizar Refracción subjetiva:-5-50esf -175cil a 30o en su O.D, y -5.75esf -200cil a 155o en su O.I, alcanzando Agudeza visual 20/20 por ambos ojos. Tras valorar su binocularidad se descarta la posibilidad, ya que presenta una endoforia en cerca de 10Dp y en lejos rompe en endotropia y diplopia que se corrige con 13Dp.

Tras valorar su estado fórico se diagnostica una Insuficiencia de divergencia con diplopia ocasional en visión lejana y miopía astigmática moderada.
Se desaconseja por el momento la intervención para corregir su ametropía por el momento, debido a que esta podría descompensar aún más su desviación y tener más diplopia, y se pautan sesiones de rehabilitación visual para mejorar su condición.

Se realiza tratamiento de rehabilitación visual para entrenar las vergencias fusionales negativas tras el cual mejora considerablemente su divergencia, y apenas refiere diplopia ocasional en lejos, sobre todo cuando porta sus gafas hipocorregidas en 1.50D.
En este momento se realiza la cirugía refractiva con técnica de lasik. Tras ella, el apceinte obtiene una Av espontánea de 20/20 y no presenta ningún tipo de alteración binocular

CONCLUSIONES:
Es esencial tener en cuenta y valorar el estado motor y sensorial de la visión binocular antes de una intervención refractiva, ya que como en este caso vemos todas las características a tener en cuenta para que un paciente con endotropía, insuficiencia de divergencia, diplopía y miopía moderada, mejore su fusión en una terapia combinada con ejercicios de terapia visual y corrección refractiva.

 

P-005

EDAD Y MITOMICINA C EN HIPERCORRECCIÓN TRAS LASEK

Garrido Linares, J.
Clinica Baviera. Instituto Oftalmológico Europeo. Málaga

OBJETIVOS:
Estudiar si la hipercorrección producida por la mitomicina C ( MMC) en la queratomileusis subepitelial con láser (LASEK ) tiene relación con la edad del paciente tratado.

METODO:
Estudio retrospectivo de 180 ojos de 90 pacientes . 40 de los pacientes de 40 años y los otros 40 pacientes < de 40 años. Todos ellos fueron tratados con LASEK con un láser excimer Technolas Z-100, con un periodo de seguimiento de 15 meses. Empleamos MMC al 0,02 % durante 12 segundos. Estudiamos la agudeza visual, haze y la graduacion postquirurgica a los 6 , 12 y 18 meses.

RESULTADOS:
El equivalente esferico ( EE) medio tratado fue de -6.5 +/-3.00 D en el grupo de ?40 años y de – 6.10 +/- 3.10 D en el grupo de > 40 años. El EE a los 15 meses del tratamiento fue de +0,47+/- 0,43 D para el grupo de pacientes ? de 40 años y de +0,65+/-0,54 para el de > de 40 años. El haze en ambos grupos fue de 0,02+/-0,07 y de 0,19 +/- 0,17 respectivamente. No hubo diferencias entre ambos grupos en la agudeza visual esperada.

CONCLUSIONES:
La MMC al 0,02 % durante un tiempo de 10-12 segundos produce una hipercorrección media en los pacientes de +0.47 D en los pacientes ? 40 años siendo ésta de + 0,65 en los > de 40 años. EN ningun caso se produjo un haze > 0,19 .

 

P-006

DESEPITELIZACIÓN CORNEAL MECÁNICA VS DESEPITELIZACIÓN CORNEAL CON ALCOHOL EN QUERATECTOMIA FOTOREFRACTIVA (PRK)

Prats Vidal, M.P.; Martín Calvo, C.; Mauricio Casanovas, J.; Costa Vila, J.
Admiravisión , Barcelona

OBJETIVO:
Comparación entre la desepitelización corneal en PRK con cepillo vs la desepitelización corneal con alcohol. Se han evaluado los siguientes parámetros: agudeza visual con corrección (AVcc) postoperatoria a los 3 meses, calidad visual medida mediante OQAS (Modulation Transfer Function (MTF)) a los 3 meses de la cirugía, grado de disconfort del paciente en el postoperatorio evaluado con un cuestionario entregado al mes de la cirugía y el tiempo de epitelización.

MÉTODOS:
Se han seleccionado 10 pacientes candidatos a PRK a los que se les ha realizado la desepitelización con alcohol al 50% (grupo 1) y 10 pacientes candidatos a PRK a los que se les ha realizado la desepitelización con cepillo de Amoils (grupo 2), siempre con un diámetro de 6 a 7 mm.

La técnica quirúrgica empleada es la siguiente: instilación de colirio de prescaina 0,4% 5 minutos y 1 minuto antes de comenzar la cirugía, preparación del campo quirúrgico, impregnar la córnea con alcohol diluido al 50% con suero salino balanceado mediante una hemosteta durante 45 segundos en el grupo 1 o bien uso de cepillo durante 10 segundos en el grupo 2, posteriormente se procede a realizar la ablación con laser excimer y finalmente se coloca una lente de contacto terapéutica hasta la epitelización total de la córnea.

RESULTADOS:
La AVcc (medida en escala decimal) a los 3 meses tras la PRK fue de 0.95 en el grupo 1 y de 0.97 en los pacientes del grupo 2. El MTF fue de 28,90 en el grupo 1 y de 28,88 en el grupo 2. El grado de disconfort del paciente en una escala de 1 a 10, siendo 1 poco disconfort y 10 mucho disconfort o dolor, fue de 8 en el grupo 1 y de 6 en el grupo 2. El tiempo de epitelización fue de 3.5 días en el grupo 1 y de 2.4 en el grupo 2.

CONCLUSIONES:
No se han encontrado diferencias entre las distintas técnicas de desepitelización en cuanto a AVcc postoperatoria ni en cuanto a calidad visual postoperatoria medida con OQAS (MTF). El tiempo de epitelización es claramente inferior en los pacientes en los que se ha realizado la desepitelización con cepillo, probablemente por la desvitalización del epitelio circundante que ocurre en las desepitelizaciones con alcohol. El dolor que presentan los pacientes es claramente inferior en aquellos en los que la desepitelización se ha realizado con cepillo.

Dentro de los límites de este estudio, podemos concluir que la mejor técnica para la desepitelización corneal en la PRK es el cepillo de Amoils.
Los autores de este trabajo no tienen ningún interés económico en los productos mencionados.

 

P-007

BILATERAL SIMULTANEOUS FOLDABLE IRIS – FIXATED IOL IMPLANTATION A VIABLE ALTERNATIVE FOR REFRACTIVE SURGERY IN A KERATOCONUS SUSPECT PATIENT

Cazal, J.; Duarte Cobos, E.
Grupo Medicina Avanzada, Barcelona

PURPOSE:
To assess the safety, efficacy, predictability, and refractive outcome of implanting Ophtec Artiflex Toric phakic intraocular lenses (pIOLs) in a patient with biomechanically suspected and thin cornea

METHODS:
The keratoconus suspected patient underwent bilateral simultaneous foldable Toric PIOL imlantation. Uncorrected visual acuity (UCVA), best spectacle-corrected visual acuity (BSCVA), refraction, corneal topography and biomecanical findings, adverse events, and postoperative complications were noted.

RESULTS:
No intraoperative or postoperative complications were observed. An improvement in UCVA and BSCVA was found after Artiflex Toric Phakic IOL procedures in both eyes. No needs for Toric Phakic IOL resposicioning were observed.

CONCLUSIONS:
The implantation of iris-fixated Toric PIOLs in patients with keratoconus suspected or biomechanically suspected cornea for correction of astigmatism and myopia is safe, predictable, and effective. Due to the progressive nature of keratoconus, proper patient counseling is necessary

FINANCIAL DISCLOSURE?:
No

 

P-008

LENTES FÁQUICAS TÓRICAS EN CASOS SELECCIONADOS DE QUERATOCONO

Fernández Barrientos, Y. (1); Ramos Navarro, J.L. (2); Beltrán, J. (3); Llovet Osuna, F. (3)
(1) Clínica Baviera/ Hospital Costa del Sol, Málaga/Marbella; (2) Clínica Baviera, Málaga; (3) Clínica Baviera, Valencia

OBJETIVO:
Presentamos los datos a un año de seguimiento de un queratocono en estadío inicial estable, con intolerancia a lentes de contacto, en el que se implantó una lente intraocular de colámero tórica (ICLT: STAAR Surgical, Monrovia,CA) corrigiendo con éxito el defecto refractivo. A propósito de este caso se realiza una revisión de la seguridad, eficacia, predictibilidad y estabilidad de las ICLT en los casos de queratocono, así como la descripción de las series de casos de lentes fáquicas en degeneración marginal pelúcida (DMP) descritos en la literatura hasta el momento actual.

MÉTODO:
Se exponen los hallazgos en el estudio de este caso clínico mediante lámpara de hendidura, topografía corneal, recuento endotelial, refracción manifiesta y agudeza visual con y sin corrección, en el preoperatorio y al año de la cirugía. Revisión de los índices de seguridad, eficacia, estabilidad y predictibilidad de los casos clínicos y series de casos de ICLT en queratocono y lentes fáquicas en DMP en la literatura publicados hasta la fecha.

RESULTADOS:
Mujer de 40 años con intolerancia a sus lentes de contacto (LDC) con queratocono incipiente con una refracción estable de larga evolución. A la exploración la refracción en el OD fue de -7.5 -3.5 x 40°, la agudeza visual lejana sin corrección (AVLSC) era 20/2000, y la agudeza visual lejana corregida (AVLC) fue 20/30; en el OI -4 -5 x 135°, la AVLSC 20/2000 y la AVLC 20/30. Tras el implante bilateral de ICLT, en el OD, la refracción era a plano, y la AVLSC fue 20/20; en el OI -0.5 -0.75 x 160°, la AVLSC ; y la AVLC eran 20/25 y 20/16, respectivamente. No se observó ninguna evidencia de progresión ni complicaciones, al año de la cirugía.

Los estudios publicados hasta la fecha muestran que la lente ICLT puede rotar entre 1.6° a 4.8°, las mayores rotaciones ocurren en el postoperatorio temprano. Los explantes de ICLT descritos se producen por tamaño insuficiente de la ICLT. La potencia esférica de la ICLT, el vault postoperatorio y el posicionamiento de los hápticos de la ICLT en sulcus o por detrás del cuerpo ciliar podrían considerarse como factores de riesgo de la rotación de la ICLT, aunque se requieren más estudios para confirmar estos hallazgos. Las ICLT que requieren una rotación intraoperatoria de 5° ó más, tienen 5.6 veces más riesgo de rotación frente a aquellas que requieren menos de 5° de rotación para corregir el cilindro refractivo.

Los implante de ICLT en la corrección del astigmatismo irregular y los defectos refractivos en casos con DMP, obtienen resultados menos predecibles que los observados en los queratoconos.

CONCLUSIÓN:
Los estudios publicados muestran resultados prometedores de eficacia, seguridad y predictibilidad empleando ICLT en la corrección de los defectos refractivos secundarios a queratoconos en estadíos iniciales estables, estos índices son menores cuando la ICL no es tórica y el astigmatismo se corrige mediante incisiones corneales contrapuestas, o se emplean lentes fáquicas de cámara anterior, probablemente por el astigmatismo quirúrgico inducido en la incisión.

Los autores aconsejan el empleo de las ICLT en casos de queratocono estable con queratometrías por debajo de 52D y córnea clara, desaconsejándolo en pacientes jóvenes o casos de reciente diagnóstico. Se necesitan resultados a largo plazo y la posible combinación con otros tratamientos en caso de progresión y cambio de refracción del queratocono.

Los autores no tienen ningún interés financiero o industrial en la materia, ni han recibido remuneración alguna por la compañía mencionada.

 

P-009

ROTACION ESPONTANEA Y POSTERIOR EXPLANTE DE LENTE FAQUICA DE CAMARA POSTERIOR ( ICL) ESFERICA BILATERAL : A PROPOSITO DE UN CASO

Garrido Linares, J.
Clinica Baviera. Instituto Oftalmológico Europeo. Málaga

OBJETIVO:
Estudiar la causa de la rotacion bilateral intermitente tras el implante de ICL esferica bilateral con vault normal.

METODO:
Se implantaron dos ICL con un periodo de 15 dias entre el ojo derecho (OD) y el izquierdo ( OI) de un paciente varon de 35 años con una refraccion de -11.75 -0,5 175o en OD y de -12.25 -0,75 160 o en el OI . La distancia blanco – blanco horizontal fue tomada mediante topografo orbscan y bajo el microscopio calibrado del laser siendo en ambos de 12,5. Fueron realizadas iriditomias laser YAG previo a las cirugias. Se implantaron en AO las ICL de 13,2 mm de diametro . El vault fue de II en AO a los 15 dias. Al mes el paciente acude por diplopia intermitente en AO. En la exploracion se observa la ICL desplazada estando el borde de la misma a 1 mm del centro pupilar en OD y a 3 mm del centro en OI . Se valora el explante por posible subluxacion pero a los 10 minutos en una nueva exploracion la ICL gira de forma espontanea 90o por lo que se valora la sustitucion por una de mayor tamaño de 13,7 mm empezando con OD.

RESULTADOS:
Tras el nuevo implante la clinica no mejora por lo que se realiza Biomicroscopia Ultrasonica (BMU) donde se observa una distancia sulcus-sulcus horizontal de 14,49 en OD y de 14,29 en OI . Se opta por el explante de ambas ICL al no haber disponibles de tamaños > a 13,7 mm.

CONCLUSIONES:
Es bien sabido que no en todos los ojos la distancia sulcus-sulcus horizontal se correlaciona con el blanco-blanco horizontal, siendo pues aconsejables mediciones mas exactas y directas como la que permite la BMU. En el caso que nos ocupa la realizacion de la BMU en primera instancia , nos hubiera llevado a tomar la decision del implante de una lente faquica de camara anterior ya que de camara posterior no existen medidas disponibles para un sulcus- sulcus mayor de 13,7mm.

 

P-010

MELTING CORNEAL ESPONTÁNEO EN LA GESTACIÓN: A PROPÓSITO DE UN CASO

Cabezón Martínez, L.; Ramiro Millán, P.; Zabadani Al Rifai, K.; Padgett Tomas, E.; Herrera Silva, L.X.; Caramello Álvarez, C.; Casas Pascual, P.; Jimenez Del Río, B.; Cristobal Bescós, J.Á.
HCU Lozano Blesa. Zaragoza

INTRODUCCIÓN:
Durante el embarazo ocurren una serie de cambios inmunológicos, hematológicos, hormonales y metabólicos que afectan a todos los tejidos corporales incluyendo a los tejidos oculares.

CASO CLÍNICO:
A nuestro servicio de urgencias acude una mujer de 31 años en su octavo mes de gestación con dolor moderado y lagrimeo en su ojo derecho de 6 días de evolución sin antecedentes de trauma o enfermedad sistémica. Como antecedentes oftalmológicos presenta una miopía magna estabilizada a los 20 años de edad y corregida en ambos ojos con queratotomía radial a los 23 años de edad. En el examen oftalmológico se observa un edema corneal con melting corneal central y adelgazamiento de estroma posterior así como un aplanamiento de la cámara anterior. Los cultivos y el estudio de anticuerpos resultaron negativos. Tras tratamiento conservador con colirios antibióticos, ciclopléjicos, lubricantes y lente de contacto terapéutica el edema corneal disminuye a las 3 semanas y la cámara anterior permanece estable.

CONCLUSIONES:
El melting corneal se observa en casos de enfermedades inmunológicas, infecciones, quemaduras o uso de esteroides tópicos entre otros. Ante la ausencia de cualquiera de estos antecedentes, cabe pensar que las alteraciones del colágeno observadas en el embarazo pueden contribuir a la formación de esta patología.

 

P-011

PERFORACIÓN CORNEAL BILATERAL SECUNDARIA A QUERATITIS POR PSEUDOMONAS EN PACIENTE POLITRAUMATIZADO

García Fernández, M.; Parra Rodríguez, T.; Baamonde Arbaiza, B.; García Alonso, A.
Hospital Universitario Central de Asturias, Oviedo

OBJETIVOS:
Describir el manejo médico-quirúrgico de una perforación corneal bilateral secundaria a queratitis infecciosa por Pseudomonas aeruginosa.

MÉTODOS:
Varón, 43 años, politraumatizado tras accidente de moto, que ingresa en la unidad de cuidados intensivos por presentar múltiples fracturas y daño a distintos niveles del organismo. Al segundo día de su ingreso presenta síndrome febril y leucocitosis, por lo que se inicia tratamiento empírico con Cefepime intravenoso (iv). Se aisla Pseudomonas aeruginosa multirresistente en exudado nasofaríngeo, punta de catéter y sangre, por lo que se inicia tratamiento sistémico con Colistina iv. Tres días más tarde desarrolla una queratoconjuntivitis bilateral, que se complica rápidamente con perforación corneal bilateral. Se instaura tratamiento médico tópico mediante colirios reforzados de amikacina y ceftazidima, así como coliro de ofloxacino y midriáticos, y se interviene quirúrgicamente realizándose reparación corneal mediante parche de fibrinógeno- trombina (Tachosil®) y recubrimiento con membrana amniótica en ambos ojos, con buena evolución postoperatoria.

RESULTADOS:
A los dos meses de la cirugía, la agudeza visual (AV) es de visión de bultos en ambos ojos. Biomicroscópicamente se aprecia la presencia de leucomas corneales vascularizados centrales en ambos ojos, que impiden visualizar estructuras posteriores, con cámara anterior formada y abundantes sinequias anteriores. La presión intraocular es normal. Mediante ecografía, se constata la presencia de retina aplicada. A los cuatro meses, una vez alcanzada la estabilidad clínica ocular y sistémica, se realiza queratoplastia penetrante con liberación de sinequias en su ojo derecho, con buena evolución y AV corregida de 0.8 (escala decimal) al mes tras la cirugía. En la actualidad permanece a la espera de realizar queratoplastia en su ojo izquierdo.

CONCLUSIONES:
La bacteriemia por P. aeruginosa es la infección nosocomial por gramnegativos de mayor gravedad, y puede asociarse, aunque de forma muy infrecuente, a queratoconjuntivitis bilateral. La perforación corneal bilateral tras queratitis nosocomial por P. aeruginosa se produce en raras ocasiones, habiendo sido descrita tan solo una vez en la literatura. La detección de esta queratitis infecciosa y tratamiento precoz con antibioterapia tópica agresiva es necesaria para la prevención de complicaciones, como la perforación corneal. En el caso de presentarse, el empleo de adhesivos tisulares asociado al recubrimiento con membrana amniótica, y en un segundo tiempo, la realización de queratoplastia penetrante es una buena opción terapeútica, con buenos resultados anatómicos y funcionales.

 

P-012

ASOCIACIÓN DE LA DISTROFIA ENDOTELIAL DE FUCHS Y UN POLIMORFISMO DE CADENA SENCILLA EN EL GEN TCF4 DEL CROMOSOMA 18 EN POBLACIÓN MEXICANA

López Lizárraga, E.P.; March De Ribot, F.; Zenteno Ruiz, J.C.
Instituto de Oftalmologia Conde de Valenciana, Cuahutemoc. México

TÍTULO:
Asociación de la Distrofia Endotelial de Fuchs y un polimorfismo de cadena sencilla en el gen TCF4 del cromosoma 18 en población mexicana.

OBJETIVO:
Determinar la asociación de riesgo en los alelos del polimorfismo de cadena sencilla en el gen TFC4 , rs613872 en el intron 3 del gen TCF4 que se ha asociado con mayor frecuencia con la presentación de la distrofia endotelial de Fuchs en población mexicana.

MÉTODOS:
Se realizó un estudio de casos y controles. Se realizó en 20 sujetos de población mexicana con el diagnostico de distrofia endotelial de Fuchs. Se consideró este diagnóstico si la observación clínica de la cornea presentaba gutas grado 1 o de mayor grado en una escala previamente publicada. Todos los sujetos fueron de descendencia mexicana. A todos los sujetos se les realizó consentimiento informado. Se genotificó el polimorfismo de cadena sencilla rs613872 en el intrón 3 del gen TCF4 y se confirmó la asociación de la enfermedad.

RESULTADO:
Tres sujetos presentaron dicho polimorfismo. En ningún paciente del grupo control se presentó este polimorfismo.

CONCLUSIONES:
El polimorfismo rs13872 en el Intron 3 del gen TCF4 se ha reportado ser el más altamente asociado en pacientes de descendencia europea. Este polimorfismo se presentó en este estudio en 15% de los pacientes con el diagnóstico de distrofia endotelial de Fuchs, lo cual no es estadísticamente significativo y sugiere que en población mexicana deben haber otros polimorfismos que asocien con la presentación de este padecimiento. El hecho de que ningún paciente del grupo control haya presentado dicho polimorfismo sugiere que estos resultados se deben confirmar en una muestra más grande de población de la misma descendencia.

 

P-013

HYDROPS CORNEAL AGUDO ESPONTÁNEO EN PACIENTE CON DEGENERACIÓN MARGINAL PELÚCIDA (DMP) UNILATERAL NO CONOCIDA

Blanco Dominguez, I.; Garcia-Valcarcel Gonzalez, B.; Rojas Lozano, M.P.; Baeza Autillo, A.; Balado Vazquez, M.P.
Hospital General Universitario Gregorio Marañon. Madrid

INTRODUCCIÓN:
La degeneración marginal pelúcida (DMP) es un raro desorden ectásico corneal no inflamatorio bilateral, de curso lento y progresivo, que típicamente afecta a la córnea inferior en forma de semiluna, conservando el grosor central.
Los últimos estudios señalan una mayor prevalencia en hombres, y se suele presentar en la cuarta, quinta década de la vida con disminución de la agudeza visual a causa del astigmatismo en contra de la regla.

El hydrops corneal agudo es una complicación infrecuente en la práctica clínica. Su origen se halla en la ruptura de la membrana de Descemet como consecuencia del adelgazamiento corneal progresivo. Se puede presentar en diferentes desórdenes ectásicos corneales, normalmente en formas avanzadas, siendo infrecuente que la enfermedad corneal de base no sea conocida.

A continuación presentamos un caso de diagnóstico de DMP unilateral a raíz de un episodio de hydrops corneal agudo espontáneo.

CASO CLÍNICO:
Mujer de 56 años de edad, sin antecedentes de interés sistémico u oftalmológico, derivada de urgencias por un cuadro de 24 horas de evolución de dolor, hiperemia y fotofobia intensa del ojo izquierdo, acompañado de pérdida de visión (Agudeza visual sin corrección objetivada en 0.05, siendo de la unidad en el ojo contralateral). No refiere traumatismo previo ni ningún otro factor desencadenante.

Mediante la biomicroscopía se pone de manifiesto la presencia en el ojo izquierdo de una ectasia corneal inferior acompañada de edema corneal localizado a ese nivel con bullas epiteliales, sin áreas de cicatrización, vascularización o depósitos de lípidos o hemosiderina, diagnosticándose de hydrops corneal agudo en ectasia corneal inferior a filiar.

Se realiza estudio topográfico, que evidencia la presencia de un patrón característico de DMP en alas de mariposa en el ojo izquierdo (OI), con aplanamiento corneal a lo largo del meridiano vertical y encurvamiento del área corneal periférica inferior a la lesión (astigmatismo de 17.75 dioptrías (D); k1:35.87D 100o; k2:53.62D 10o).

No se halla ninguna alteración patológica en el ojo derecho (OD), ni topográfica (k1: 42.00D 110o; k2: 43.00D 20o; astigmatismo de 1D), ni biomicroscópica.

Finalmente, se llega al diagnóstico de hydrops corneal agudo en DMP unilateral. Se instaura tratamiento tópico conservador a base de corticoesteroides, antiedema, timolol 0.5% e hidratación, con resolución del hydrops en unas semanas alcanzándose una agudeza visual corregida de 0.4 en el OI, y manteniendo la visión de la unidad por el OD sin corrección.

CONCLUSIONES:
La DMP es una condición bilateral, aunque se han descrito casos unilaterales como el que presentamos, éstos, a diferencia del nuestro, suelen manifestar evidencia topográfica de DMP (patrón típico en alas de mariposa) o la presencia de otro desorden ectásico en el ojo contralateral.

A la biomicroscopía lo que se aprecia es una ectasia superior a la zona de adelgazamiento que suele ser inferior, respetándose normalmente el grosor corneal central. El epitelio está íntegro y el área entre el limbo y la zona de adelgazamiento es clara, no leucomatosa, sin depósito de lípidos o vascularización. Es importante tener en cuenta estos hechos ya que ayudan a realizar un buen diagnóstico diferencial con otros fenómenos ectásicos como el queratocono y la degeneración marginal de Terrien.

El hydrops corneal es una complicación aguda infrecuente producida por la tensión gradual a la que es sometida la membrana de Descemet, que finalmente da lugar a un desgarro que se amplía con la salida del humor acuoso hacia el estroma, generándose así el edema estromal. Este fenómeno es percibido por el paciente con dolor, importante fotofobia y disminución de visión. En la mayoría de los casos se trata de un proceso autolimitado que tiende a la resolución completa en unas 6 semanas a 6 meses (dependiendo del tamaño del desgarro) con la progresiva reconstitución de la barrera endotelial por fenómenos de polimorfismo y polimegatismo de las células endoteliales vecinas sanas al área afectada, con el fin de cubrir el defecto y permitir la regeneración de la membrana de Descemet.

Se puede acompañar de complicaciones como perforación, infección, glaucoma maligno, neovascularización corneal y leucomas residuales.
El tratamiento médico es básicamente sintomático, aunque también intenta acelerar el tiempo de curación. Recientemente se han descrito nuevas opciones de tratamiento basadas en la inyección intracamerular de diferentes gases, buscando la reposición de la membrana de Descemet contra el estroma, disminuyendo así el tiempo de evolución del cuadro.

FINANCIACIÓN:
Ninguno de los autores tiene algún interés financiero o industrial en la materia o ha recibido remuneración de alguna compañía mencionada.

 

P-014

QUERATOPLASTIA LAMELAR ANTERIOR PROFUNDA E INTERCAMBIO DE LENTE INTRAOCULAR EN QUERATOTOMÍA RADIAL PREVIA

Martín, V.; Ruiz, L.M.; Alfonso, J.F..
Instituto Oftalmológico Fernandez-Vega. Oviedo

INTRODUCCIÓN:
La queratotomía radial es un procedimiento quirúrgico que tiene como finalidad disminuir o eliminar la miopía. Consiste en realizar varias incisiones radiales en la córnea, produciendo un aumento en el radio de curvatura y una disminución del poder refractivo de la cornea. Con el paso del tiempo se puede originar un aplanamiento excesivo o una ectasia corneal. Algunos cirujanos realizan una lensectomía con implante de una lente tórica para resolver la situación, pero en ocasiones no se obtiene el resultado deseado. Presentamos un caso en el que se tomó esta decisión y fue necesaria una cirugía combinada de queratoplastia e intercambio de lente para resolverlo correctamente.

CASO:
Mujer de 44 años que fue operada en 1984 de queratotomía radial en ambos ojos (AO), con una refracción preoperatoria aproximada de – 11 dioptrías (D) en el ojo derecho (OD) y –13 D en ojo izquierdo (OI). En el año 2009 se sometió a una lensectomía con implante de lente intraocular (LIO) tórica en AO. Acude a nuestra consulta por presentar disminución de agudeza visual (AV) en AO. Durante la exploración se valoraron los siguientes datos: Mejor agudeza visual corregida (AVCC), refracción, queratometría, longitud axial (LAX), paquimetría, contaje endotelial, pupilometría y presión intraocular. El estudio biomicroscópico reveló ectasia inferior en AO, LIO tórica en AO, la del OI desplazada inferiormente y opacificación de la cápsula posterior en AO. Ante esta situación se decide realizar una cirugía combinada de queratoplastia lamelar anterior (DALK) e intercambio de LIO tórica por una monofocal esférica. En sucesivas revisiones se realizó capsulotomía YAG en OI y retirada de todos los puntos. En la última exploración el paciente presentaba una AVCC de 0.6 en OI, queratometría de 44.00 y 44.50 D., 1056 cels/mm2, injerto corneal transparente, sin suturas,LIO en saco capsular y capsulotomía YAG abierta y centrada.

CONCLUSIONES:
La queratotomía radial es una técnica quirúrgica que provoca aplanamientos o ectasias corneales, que en algunas ocasiones a largo plazo no tienen mas solución que la realización de una DALK. La lensectomía con implante de una LIO tórica puede dificultar la resolución posterior del caso.

FINANCIACIÓN:
Los autores declaran no tener interés económico en ninguno de los productos o técnicas descritos.

 

P-015

ASTIGMATISMO IRREGULAR ASOCIADO A CRECIMIENTO INTRAEPITELIAL EN LA INCISIÓN QUIRÚRGICA DE CATARATA, EN PACIENTE PREVIAMENTE INTERVENIDO DE LASIK

Madrigal Quevedo, A.; Fandiño Lopez, A.; Fernandez Lopez, E.; Pastor Pascual, F.; Peris Martinez, C.
Fundación Oftalmológica del Mediterráneo, Valencia

CASO CLÍNICO:
Paciente de 49 años operado de miopía en ambos ojos (AO), mediante técnica LASIK (láser in situ keratomileusis). No conocemos la refracción ni topografía previas. En este momento la agudeza visual (AV) es de 1 en AO sin corrección óptica. Once meses después consulta por pérdida de visión en ojo izquierdo (OI) asociado a deslumbramiento. A la exploración presenta AV de 1 sin corrección en OD y de 0.5 en OI que mejora a 0.7 con astigmatismo de -1.25 a 45o. Se observan colgajos corneales bien posicionados, pseudofaquia correcta en OD y catarata subcapsular posterior en OI. Se decide operar la catarata del OI mediante facoemulsificación más lente en saco sin complicaciones intraoperatorias.

Tras la cirugía, se evidencia leve edema a nivel de incisión corneal asociado a astigmatismo de 3.75 dioptrías. Recibe tratamiento tópico con lágrimas artificiales, AINES y corticoides. El paciente aparece de nuevo por la consulta dos meses tras la intervención, presentando opacificación en la zona de la incisión que sigue el trayecto de la incisión con un crecimiento y cicatriz en el labio interno de la incisión con borde interno lineal bien delimitado. Persiste alto astigmatismo, y refracción de +1.25 (-4.0 x 120o) con lo que consigue AV de 1 en OI.

Se realiza tomografía de coherencia óptica de polo anterior (OCT-Visante) y una imagen de Scheimplflug en OI que evidencia colgajo corneal regular y muestra zona hiperreflectante a nivel del endotelio corneal, nasal a incisión quirúrgica. También pone de manifiesto la irregularidad de la cornea en dicha zona. La topografía corneal (Pentacam) revela imágenes compatibles con tratamiento de LASIK miópico en ambos ojos, y en OI asocia astigmatismo irregular con K máxima de 47. 5D. en el mapa de elevación de una elevación focal en el área de la incisión. Resultados:

Los hallazgos son compatibles con crecimiento intraepitelial a través de la incisión quirúrgica en la facoemulsificación que atraviesa el colgajo corneal del LASIK asociado a astigmatismo irregular en contra de la regla. Debido a que la lesión es pequeña, el estroma y el resto de la córnea es trasparente, y que logra AV de 1 en OI, se decide realizar vigilancia estrecha al paciente con controles oftalmológicos periódicos.

CONCLUSIÓN:
El crecimiento intraepitelial a través de la incisión tras cirugía de cataratas es una complicación rara (incidencia de 0.08% – 0.12%) pero que puede resultar devastadora llegando a causar descompensación corneal, astigmatismo irregular elevado o glaucoma por obstrucción de la malla trabecular.

La invasión de células epiteliales en cámara anterior ocurre con mayor frecuencia cuando existe incarceración del iris o de vítreo en la herida, fístulas o fugas en incisiones suturadas,…. En nuestro paciente, no coexistían tales condiciones, pero la incisión quirúrgica era lo suficientemente corneal y tunelizada como para atravesar el colgajo corneal.

Clínicamente, se reconoce el crecimiento como una línea blanca en la superficie posterior de la córnea o como una membrana que tapiza la superficie del iris junto con edema corneal.
Entre las opciones terapéuticas que se han descrito destacan: el uso de antimetabolitos, la crioterapia transcorneal o la excisión en bloque del crecimiento intraepitelial y de los tejidos comprometidos asociado a una queratoplastia tectónica.

La observación está recomendada en aquellos casos en los que no existan complicaciones, como en nuestro paciente.

P-016

IMPLANTE DE LIO DE AFAQUIA DE FIJACIÓN IRIDIANA + DSAEK. A PROPÓSITO DE 3 CASOS

Arango Rodriguez, A.; Sabala Llopart, A.
Hospital Universitari Germans Trias i Pujol. Barcelona

OBJETIVOS:
Determinar los resultados anatómicos y funcionales de 3 pacientes intervenidos de implantes secundario con LIO de fijación iridiana y transplante endotelial (DSAEK).

MÉTODOS:
Presentamos a 3 pacientes afectos de queratopatía bullosa, dos de ellos afáquicos y uno con una LIO CA de apoyo angular. A este último se le explantó su LIO y se implantó una de fijación iridiana en el mismo acto quirúrgico del transplante endotelial. Este paciente y otro de los afáquicos tenían como antecedente un desprendimiento de retina que se trató mediante VPP.

RESULTADOS:
Uno de los pacientes afáquicos presentó una dislocación del injerto en el postoperatorio inmediato que requirió inyectar aire nuevamente, solucionándose satisfactoriamente. El postoperatorio cursó sin incidencias en los otros dos pacientes.

CONCLUSIONES:
La cirugía simultanea de implante de lente de fijación iridiana junto con el transplante endotelial es una buena opción para resolver la queratopatía bullosa en pacientes afáquicos.

 

P-017

TRASPLANTE DE MEMBRANA AMNIÓTICA Y QUERATECTOMIA LAMELAR SUPERFICIAL, COMO TRATAMIENTO DE RESCATE

Barbany Rodriguez, M.; Salvador Playà, A.; Sassot Cladera, I.; Pedemonte Sarrias, E.
Hospital Universitari Mútua de Terrassa, Terrassa. Barcelona

OBJETIVO:
Evaluar la eficacia y posible uso de una queratectomía lamelar superficial asociada a un trasplante de membrana amniótica en casos especiales de queratopatía bullosa sintomática, donde no se pueden plantear otras opciones quirúrgicas.
Presentamos el caso de una paciente afecta de queratopatía bullosa por daño endotelial debido al contacto de una burbuja de silicona en cámara anterior. Como antecedentes oftalmológicos, destacaba un desprendimiento de retina complicado que precisó de la colocación de un cerclaje escleral y tras el cual persistió una agudeza visual de percepción de luz. Teniendo en cuenta los antecedentes, las opciones de realizar un trasplante de córnea o recubrimiento conjuntival se descartaron. Para intentar regularizar la superfície ocular y evitar el dolor, se optó por una queratectomía lamelar superficial asociada a recubrimiento con membrana amniótica.

MÉTODOS:
Se realizó a través de disección manual una queratectomía lamelar superficial de 8mm de diámetro y 300 micras de profundidad. Finalmente, se recubrió el defecto con varias capas de membrana amniótica suturada con 4 puntos simples y una sutura contínua.

RESULTADOS:
Gracias a la queratectomía lamelar superficial conseguimos un cese del dolor, ya que se produce un corte de los nervios corneales superficiales y una fibrosis a nivel del estroma anterior. La membrana amniótica con sus características únicas facilita la regularización de la superfície ocular, facilita la curación de la herida y promueve la reepitelización. Además tiene propiedades antiinflamatorias y temporalmente sirve como una cobertura para proteger la superfície corneal.

Después de un seguimiento de 17 meses, nuestra paciente se mantiene asintomática, con una superfície corneal regular y persistencia de parte de la membrana amniótica.

CONCLUSIONES:
En casos especiales como éste, dónde no podemos llevar a cabo un trasplante de córnea o un recubrimiento conjuntival, nos podemos plantear la realización de una queratectomía lamelar superficial asociada a trasplante de membrana amniótica como medida para aliviar la sintomatología y los defectos epiteliales persistentes.

Hemos realizado el mismo procedimiento en otros casos especiales, y hasta la fecha, hemos obtenido buenos resultados.

No tenemos intereses comerciales, ni de financiación.

 

P-018

MANEJO DEL BLOQUEO PUPILAR AGUDO EN EL POSTOPERATORIO INMEDIATO DE DSAEK : A PROPÓSITO DE 4 CASOS

Lorente Bulnes, B.; Canut Jordana, M.I.; Alvarez De Toledo, J.
Centro Oftalmologia Barraquer, Centro Oftalmologia Barraquer. Barcelona

INTRODUCCION:
Presentamos 4 casos de pacientes que tras una queratoplastia lamelar posterior endotelial (DSAEK) sufren un bloqueo pupilar en el postoperatorio inmediato.

RESUMEN:
Tenemos 4 casos con un bloqueo pupilar postoperatorio. Presentamos la evolución de cada uno de ellos. Siendo similar en dos casos en los que a pesar de una pérdida endotelial >50% mantienen una buena agudeza visual con corrección y supervivencia del injerto a largo plazo. Un paciente requirió una queratoplastia penetrante por fallo del injerto y, el último, a pesar de controlar el bloqueo y salvar el injerto, requirió tratamiento farmacológico con betabloqueante en monoterapia posterior.

CONCLUSIONES:
Con un diagnóstico y tratamiento precoces el bloqueo pupilar en casos de DSAEK se puede solventar con una aceptable viabilidad del injerto. Aún así, a pesar de una correcta actuación, el injerto corre el riego de sufrir un fracaso precoz.

 

P-019

SINDROME KID

Gomez Faiña, P.; Gracia Martinez, J.; Nuñez Perez, X.; March De Ribot, F.
Hospital de Sabadell (Corporació Sanitaria Parc Taulí), UAB, Barcelona, Sabadell. Barcelona

OBJETIVOS:
El síndrome KID (queratitis-ictiosis-sordera) fue originalmente propuesto por Skinner en 1981, aunque la primera publicación de un paciente con características de este síndrome data de 1915 por Burns FS. El síndrome KID se caracteriza por lesiones dérmicas hiperqueratósicas, pérdida auditiva neurosensorial y neovascularización corneal progresiva. Las manifestaciones cutáneas del síndrome KID han sido estudiadas con intensidad. Sin embargo las características oftálmicas, tratamiento y pronóstico no han sido descritos con detalle.

MÉTODOS:
Presentamos el caso clínico de una mujer de 33 años con síndrome KID que consultó en nuestro servicio por disminución de agudeza visual de larga evolución y graves molestias debidas a una conocida sequedad ocular. La paciente presentaba una neovascularización corneal severa, producción lagrimal reducida y QPS difusa.

RESULTADOS:
El tratamiento con corticoesteroides, antibióticos tópicos y lubricantes oculares aliviaron la sintomatología y produjeron una mejoría de agudeza visual final.

CONCLUSIONES:
El funcionamiento anómalo del sistema de regulación de la superficie ocular puede ser la causa de la enfermedad corneal en el síndrome KID, siendo la lubricación ocular una parte muy importante de su tratamiento.El síndrome KID es un trastorno raro. Su diagnóstico temprano es importante, y el uso temprano de aparatos auditivos y el comienzo de la terapia del habla puede prevenir el daño en el desarrollo del habla.Aunque el pronóstico parece bueno en general, el seguimiento de por vida de los pacientes es necesario, porque el síndrome KID puede estar asociado con tumores malignos, especialmente carcinoma de células escamosas de la piel.

FINANCIACIÓN:
Ninguno de los autores tiene un interés financiero de ningún material o método mencionado.

 

P-020

UTILIZACIÓN DE SUERO AUTÓLOGO EN EL TRATAMIENTO DE AFECCIONES CORNEALES

March De Ribot, F.; March De Ribot, A.; López Lizarraga, P.; Núñez, X.; Gómez Faiña, P.; Valdivielso, V.; Gràcia, J.
Hospital Parc Taulí, Universitat Autònoma de Barcelona, Sabadell. Barcelona

INTRODUCCIÓN:
El suero autólogo contiene factores de crecimiento, vitaminas y componentes de la fibronectina entre otros que son importantes para la integridad de la córnea. La utilización ocular de suero autólogo se ha reportado para el tratamiento de: ojo seco relacionado con trastornos de la superficie ocular, queratoconjuntivitis límbica superior, la enfermedad del injerto contra el huésped, síndrome Stevens-Johnson, penfigoide cicatricial ocular, erosiones corneales recurrentes o persistentes, queratopatía neurotrófica, úlceras, queratopatía por aniridia y en el seguimiento de diferentes cirugías.

PROPÓSITO:
Evaluar la aplicación de suero autólogo para los trastornos de la córnea en un hospital de tercer nivel por parte de un oftalmólogo en el departamento de córnea.

MÉTODOS:
Se realizó un estudio retrospectivo para analizar el uso de suero autólogo en casos consecutivos para los trastornos de la córnea, por parte de un oftalmólogo entre diciembre 2008 y enero de 2011.
Las indicaciones, seguimiento, resultados, tratamiento previo, requerimientos y opciones alternativas fueron examinadas.

La cantidad de muestras de suero autólogo utilizadas por cada paciente se analizó.
En el seguimiento postoperatorio de cirugías se hizo una correlación teniendo en cuenta todas las cirugías realizadas en el mismo periodo de tiempo.
Las indicaciones para prescribir el suero autólogo fueron las siguientes:
-Defectos epiteliales persistentes
-Ojo seco que no mejora con otros tratamientos
-Casos complejos o con mal pronóstico

RESULTADOS:
Un total de 64 pacientes fueron incluidos. La edad media fue de 62,5 años (rango 33-87). Las indicaciones de suero autólogo fueron las siguientes:
-Úlcera corneal en 21 casos (32,5%)
-Ojo seco en 8 casos (12,5%)

-Abrasión química en 4 casos (6%)
-Seguimiento postoperatorio de:
-Queratoplastia en 19 casos (29,7%)
-Recubrimiento con membrana amniótica en 7 casos (11%) -Vitrectomía en 5 casos (7,8%)

El tratamiento con suero autólogo había sido prescrito por falla en otros tratamientos en 52 casos (81%), y como primera indicación en 12 casos (19%). El suero autólogo se prescribió como primera indicación en el seguimiento de algunos casos de queratoplastia y recubrimiento de membrana amniótica. En este período de tiempo se realizaron 58 intervenciones quirúrgicas de queratoplastia, recibiendo tratamiento de suero autólogo en el 32,7% de los casos; 11 de recubrimiento de membrana amniótica, en el 63,6% de los casos; las cirugías de vitrectomía fueron 303 y se utilizó en el 1,65% de los casos.

El resultado clínico del tratamiento con suero autólogo permitió que en 90,7% de los casos no se utilizaran otras medidas posteriormente, por su parte en el 9,3% de los casos el resultado clínico fue insuficiente. En este caso, las medidas alternativas, como la queratoplastia o recubrimiento con membrana amniótica fueron necesarias.

El uso de suero autólogo fue crónico en 8 casos (ojos secos).
Las muestras utilizadas por cada paciente fueron de media 12,7 (intervalo 1-35). La indicación de ojo seco utilizó la mayor parte de las muestras para cada paciente.

CONCLUSIONES:
Se realizó un estudio descriptivo para evaluar las indicaciones de suero autólogo para los trastornos de la córnea, esta situación no se ha destacado en otros trabajos o publicaciones.
La indicación más frecuente fue el seguimiento postoperatorio de cirugías. El suero autólogo se prescribió como primera indicación en el seguimiento de algunos casos de queratoplastia y recubrimiento de membrana amniótica. Hubo casos difíciles, en los que se justifica la prescripción al observarse un defecto epitelial en la primera visita importante o persistente, puesto que puede ser un factor de riesgo de rechazo o de mal pronóstico.

El suero autólogo se prescribió también en el seguimiento postoperatorio de cirugías de vitrectomía. Esta situación tiene algunas consideraciones especiales que deben de ser mencionadas: afecciones corneales previas como queratopatía neurotrófica (a veces subestimada), trans-quirúrgica por desbridamiento epitelial, medicación a largo plazo con corticoides, la pobre atención de los retinólogos a la córnea y una referencia tardía a un especialista en córnea para su manejo.

El suero autólogo fue la última opción, con un resultado clínico satisfactorio, aunque en un 9,3% de los casos fueron necesarias opciones alternativas como la cirugía, debido a una respuesta insuficiente. El suero autólogo es una buena opción en el tratamiento de trastornos de la córnea, sin embargo se tiene que considerar cada caso individualmente y las situaciones especiales en los casos de no respuesta.

 

P-021

NEVUS AZUL CONJUNTIVAL: A PROPÓSITO DE UN CASO

Muñoz Gallego, A.; Sarmiento Torres, B.; Sáenz Madrazo, N.; Cámara Jurado, M.; López-Ladrón García De La Borbolla, R.
Hospital 12 de Octubre, Madrid

OBJETIVOS:
Se presenta un caso de nevus azul situado en el fórnix del ojo derecho, realizando una revisión bibliográfica de este tipo de lesiones.

MÉTODOS:
Una mujer de 63 años acude a nuestras consultas por presentar una lesión marronácea en ojo derecho desde hace años. La lesión no había presentado cambios visibles en forma ni color últimamente. La paciente presentaba una lesión de aproximadamente 2-3 mm de diámetro de color marrón oscuro casi negro, plana, de bordes nítidos y no adherida a planos profundos situada en fórnix inferior. Dada la localización de la lesión y la dificultad para el control de ésta por parte de la paciente, se decidió realizar excisión quirúrgica con márgenes de seguridad de 1 mm y cierre simple del defecto conjuntival.

RESULTADOS:
El examen histológico mostró una lesión de 2 mm de diámetro de mucosa conjuntival que presentaba en el tejido conectivo subepitelial una proliferación de melanocitos de morfología fusiforme o estrellada, cargados de pigmento melánico, que se hallaban entremezclados con linfocitos, células plasmáticas y mastocitos. Los márgenes se encontraban libres. El diagnóstico definitivo fue de nevus azul conjuntival. Dado que se trataba de una lesión benigna, no fue preciso realizar más tratamientos.

CONCLUSIONES:
El nevus azul es una lesión benigna de infrecuente localización en la conjuntiva. Procede de células de la cresta neural, que se encuentran en la sustancia propia profunda de la conjuntiva y no alcanzan la superficie del epitelio. En la serie de 2455 casos de lesiones conjuntivales descrita por Grossniklaus et al, sólo el 1,5% de las lesiones pigmentadas eran nevus azules, de ahí la relevancia de este caso clínico. Hasta el momento, sólo hay 1 caso descrito en la literatura de transformación a melanoma de un nevus conjuntival azul (Demirci et al). Es importante la resección quirúrgica de las lesiones pigmentadas de la conjuntiva situadas en el fórnix dado que por su localización, dificultan la autoexploración por parte del propio paciente.

 

P-022

ORTOVOLTAJE EN EL TRATAMIENTO DE LA ENFERMEDAD DE BOWEN CORNEOCONJUNTIVAL PARA CASOS SELECCIONADOS. PRESENTACIÓN DE DOS CASOS CLÍNICOS

Solé González, L.; Rubio Rodríguez, G.; Gil Hernández, M.A.; Sánchez Pérez, J.L.; Fuentes Sánchez, C.; Acosta Acosta, B.
Hospital Universitario Nuestra Señora de la Candelaria, Santa Cruz de Tenerife

OBJETIVO:
Mostrar la eficacia del tratamiento mediante radiación de baja energía (ortovoltaje) en dos casos de enfermedad de Bowen corneoconjuntival extensa, del cual hay muy pocas referencias en la literatura actual. El tratamiento clásico es la resección completa con márgenes de seguridad acompañada de crioterapia sobre el lecho quirúrgico. Sin embargo, y debido a la dificultad de obtener bordes no infiltrados, la recidiva puede alcanzar el 50%, y se ha propuesto el uso de coadyuvantes como la mitomicina C, el 5 fluoracilo o el interferón alfa-2b. El tratamiento con dichos coadyuvantes se realiza durante varios meses, es agresivo y no está exento de complicaciones. Aunque se trata de un tumor radiosensible y la radioterapia se emplea en otras localizaciones, su uso es infrecuente en esta localización y excepcional el tratamiento con ortovoltaje.

MÉTODOS:
Se presentan dos casos de enfermedad de Bowen corneoconjuntival demostradas histológicamente, de gran tamaño y recurrentes. El primer caso, es un varón de 61 años con tumor de Bowen en limbo corneoconjuntival temporal, que abarca 6 horas de reloj. Se descartó cirugía por su extensión y se contactó con oncología radioterápica, recomendando tratamiento con ortovoltaje. El segundo caso, es un varón de 83 años, con enfermedad de Bowen, que abarcaba el limbo corneal y toda la conjuntiva bulbar del cuadrante temporal superior. Tras resección completa, se inicia tratamiento con mitomicina C al 0,02%, pero tras 1 mes, el paciente refiere molestias y decide abandonarlo. Ambos pacientes, tras firma de consentimiento informado, recibieron tratamiento con ortovoltaje con campo directo conformado sobre área tumoral. Se coloca una placa de plomo 1-mm con una ventana que reproduce la forma del tumor, para proteger el resto de estructuras de la radiación. Ambos pacientes recibieron 500 cGy en 2 sesiones / semana durante 2 semanas (2000 cGy) y luego 7 sesiones diarias de 300 cGy (2100 cGy). La irradiación de retina y cuerpo ciliar fue parcial, 20 Gy y 39 Gy respectivamente.

RESULTADOS:
En ambos casos se consiguió la remisión de la enfermedad sin efectos secundarios. El seguimiento de los pacientes tras el tratamiento con ortovoltaje, ha sido de cuatro años y medio, en el primer caso; y de año y medio en el segundo caso. En la actualidad, los pacientes se encuentran asintomáticos, sin alteraciones oftalmológicas secundarias al tratamiento.

CONCLUSIONES:
La radioterapia con ortovoltaje puede ser una alternativa eficaz y segura en este tipo de tumores de gran tamaño recurrentes, con menor toxicidad y facilidad de realización que el tratamiento habitual

FINANCIACIÓN:
Los autores no tienen ningún interés financiero o industrial en la materia ni ha recibido remuneración de ninguna compañía mencionada.

 

P-023

ANILLOS INTRACORNEALES Y LENTE FÁQUICA COMO ALTERNATIVA A LA QUERATOPLASTIA EN OJO AMBLÍOPE CON QUERATOCONO AVANZADO

Ares Chao, S.; Llovet Osuna, F.
Clínica Baviera Instituto Oftalmológico Europeo, A Coruña

INTRODUCCIÓN:
A pesar de la revolución que los segmentos de anillos intracorneales han supuesto en el tratamiento del queratocono, los casos avanzados siguen requiriendo en ocasiones de una queratoplastia penetrante. Sin embargo, la sospecha de una fuerte ambliopía puede poner en duda la rentabilidad de la misma y hacernos valorar una opción terapéutica menos agresiva.

CASO:
Presentamos el caso de un varón de 37 años que consulta por imposibilidad de renovar el permiso de conducción profesional por no alcanzar visión suficiente en ojo derecho (el ojo con menor agudeza visual debe alcanzar 20/200). El paciente relata que es un ojo amblíope por anisometropía y que no tolera lentes de contacto. La exploración muestra datos clínicos de queratocono grado IV con una visión corregida de contar dedos a dos metros (-12 -8x60o). La córnea no presenta problemas de transparencia.

Para valorar el potencial visual se realiza prueba con lente de contacto semirrígida permeable al gas, alcanzando una visión de 40/200. Aunque por la curvatura en el ápex (63 dioptrías) no fuese un candidato idóneo para implante de segmentos de anillos intracorneales, la baja agudeza visual previsible no parece justificar la indicación de una queratoplastia penetrante, por lo que se opta por implantar un segmento de anillo intracorneal, y pasados 8 meses una lente fáquica tórica.

Las cirugías y postoperatorios transcurrieron sin complicaciones, obteniéndose al alta una agudeza visual sin corrección de 20/60, que llega a 20/40 con una refracción de +1 -1,25×60.

CONCLUSIÓN:
Aunque los resultados del implante de anillos intraestromales son menos brillantes en casos con lecturas queratométricas por encima de 55 dioptrías, pueden resultar una opción terapéutica válida en casos en que la agudeza visual esperada no justifique la morbilidad de una queratoplastia. Su combinación con lentes fáquicas pueden mejorar la calidad de vida de pacientes que, aun tras el implante de anillos, no toleran las lentes de contacto.

Ninguno de los autores tiene interés financiero o industrial en ninguno de los productos mencionados en este trabajo, ni se ha recibido apoyo económico para la realización del mismo.

 

P-024

ADAPTACIÓN DE LC BLANDA MENSUAL EN QUERATOCONO GRADO II DESPUÉS DE IMPLANTACIÓN DE UN ANILLO CORNEAL TIPO KERARING

Sánchez-Beato, A.; Poyales Villamor, B.
Instituto de Oftalmología Avanzada, Madrid

OBJETIVO:
Mostrar el tratamiento del queratocono a través de un proceso combinado de implante de anillos intraestromales y lentes de contacto blandas

CASO CLÍNICO:
Mujer, 28 años que refiere no tener antecedentes oftalmológicos. Se queja de pérdida de visión y una intolerancia a las lentes de contacto en su OD. Presenta una refracción en su OD de OD – 2.25 -5.00 a 20o AV 0.7+2d
Se diagnostica en OD queratocono grado II y se plantea cirugía de anillos intraestromales para dar regularidad a la córnea e intentar después una nueva adaptación de lentes.

Se implanta un anillo instraestromal modelo Keraring, de 150o y 6mm a 345 micras de profundidad, realizándose el túnel con láser de femtosegundo (Intralase)
Tres meses después de la intervención, la Rx es de -4.00 -0.75 a 60o Av 0.7 y se procede a adaptar una lente de contacto blanda mensual, modelo Biofinity (Cooper Vision) de radio 8.60 potencia -3.75 y diámetro 14.00 con el que se obtiene una AV 0.7+2d y la paciente presenta una perfecta tolerancia.

CONCLUSIÓN:
La combinación de anillos intraestromales y lentes de contacto resulta adecuada para el tratamiento del queratocono. El moldeamiento que provocan los anillos hace que la adaptación de lentes de contacto sea factible y más cómoda para los pacientes que lo que manifestaban antes de someterse al tratamiento.

 

P-025

CORRECCIÓN REFRACTIVA Y TERAPÉUTICA DE UN QUERATOCONO PERICENTRAL MEDIANTE EL IMPLANTE DE TRES SEGMENTOS INTRACORNEALES TIPO FERRARA

Ruiz, L.M.; Martín, V.; Alfonso, J.F.
Instituto Oftalmológico Fernández-Vega, Oviedo

INTRODUCCIÓN:
El implante de segmentos intraestromales (ICRS) ha demostrado ser efectivo en el tratamiento del astigmatismo irregular de determinadas patologías corneales como el queratocono, degeneración marginal pelúcida , ectasia postLASIK y astigmatismo secundario a queratoplastia penetrante.Presentamos un caso de implante de 3 ICRS en un paciente con el diagnostico de queratocono pericentral.

CASO:
Paciente de 32 años que acude a nuestra consulta con el diagnostico de queratocono AO y mala tolerancia a lentes de contacto.La AV OI con lentes de contacto era de 0.7,la agudeza visual con la corrección (AVCC) de -10.50 a 105o y -2.50 esfera es de 0.5.La queratometría del OI presenta una K2 de 52 a 15o y una K1 de 40 a 105o con un astigmatismo de 12 D.La AV del OD con -1.50 a 15o y -3.50 esfera es de la unidad.La topografía corneal y la OCT visante muestran un queratocono pericentral. Se implantan 2 segmentos en zona óptica de 5 mm de 90o x 200 micras y de 120o x 200 micras , uno superior y otro inferior con la creación del túnel con laser femtosegundo.La AV después del implante con estos 2 segmentos con -6.00 a 100o y -1.50 esfera es de 0.4.La nueva queratometría del OI presenta una K2 de 47.5 a 100 y una K1 de 41 con una reducción del astigmatismo a 6.50 D.Se realiza un nuevo implante de un nuevo segmento inferior en zona óptica de 6 mm de 150o y 150 micras, inferior.Para la creación del túnel inferior se utiliza el láser de femtosegundo protegiendo la zona superior con un filtro oscuro.Después del implante de este tercer segmento la AV con corrección de -0.50 a 80o y – 2.50 esfera es de 0.6.La queratometría muestra una K2 de 44.50 a 80o y una K1 de 44 a 160o con un astigmatismo de 0.50 D.

DISCUSIÓN:
El implante de 3 ICRS en este caso produjo una mejoría de la topografía corneal, de la AV corregida y una mejor tolerancia a lentes de contacto, permitiendo el equilibrio entre AO. El implante de ICRS ha demostrado ser útil en el tratamiento del queratocono. En la literatura no hay descrito ningún caso de implante de 3 ICRS en un queratocono.Los ICRS regularizan la superficie anterior de la cornea con lo que mejora la calidad óptica. Esto permite, en general, una reducción del astigmatismo y de las aberraciones ópticas mejorando la agudeza visual corregida y la tolerancia a gafas y lentes de contacto.La técnica es reversible, los ICRS pueden ser explantados incluso pueden ser remplazados por otros anillos de mayor o menor espesor para modificar la cantidad de astigmatismo corregido. Además tienen una predictibilidad y una estabilidad refractiva mejor que otras técnicas más inestables como la cirugía incisional o el

láser Excimer. Es una técnica con adición de material en vez de eliminación de tejido por lo que no compromete la estructura mecánica de la cornea.La creación del túnel usando laser de femtosegundo facilita el procedimiento quirúrgico y posee mas precisión en la profundidad de implantación lo cual reduce las complicaciones, así como en el centrado, aumentando el rendimiento del segmento. En nuestro caso resulto muy útil en la creación de un túnel en zona óptica de 6.0 mm por fuera del túnel previo.

CONCLUSIONES:
Los ICRS constituyen una alternativa en el tratamiento del astigmatismo por queratocono a la queratoplastia y a las ICL toricas . En algunos casos de queratocono pericentral, el implante de tres segmentos intracorneales tipo Ferrara, puede conseguir la corrección refractiva y terapéutica deseada. El empleo del láser de femtosegundo, facilita la realización de dos túneles con diferente zona óptica para introducir segmentos de diferente zona óptica.

FINANCIACIÓN:
Los autores declaran no tener interés económico en ninguno de los productos o técnicas descritos.

 

P-026

TOPOMETRIC AND TOMOGRAPHIC PARAMETERS FOR THE DIAGNOSIS OF KERATOCONUS

Faria Correia, F. (1); Ramos, I. (2); Lopes, B. (2); Q Salomão, M. (2); Luz, A. (2); O Correa, R. (2); Ambrósio Jr, R. (2)
(1) Centro Hospitalar São João; Hospital CUF; Clínica Oftalmológica Dr Horácio Correia, Porto; Bragança; (2) Instituto de Olhos Renato Ambrósi. Rio de Janeiro. Brasil

PURPOSE:
To investigate Pentacam topometric and tomographic parameters for discriminating keratoconic from normal corneas.

METHODS:

One eye randomly selected from 200 patients with normal corneas (group N) and from 177 patients with keratoconus (group KC) were included Pentacam HR Oculus, Wetzlar, Germany) was performed in all cases. Topometric indices derived from curvature and asphericity, tomographic indices derived from front and back surface elevation,and tomographic indices derived from thickness were analyzed.

The Mann–Whitney or Wilcoxon rank-sum test was used to test if each variable had different distributions among N and KC groups. The usefulness of these data to discriminate among the groups was assessed by receiver operating characteristic curve (ROC) analysis. The area under the ROC (AUROC) curve of each parameter was calculated, providing the best cut off value for optimizing sensitivity and specificity for the diagnosis of keratoconus. Pairwise comparisons of the AUROC ware performed using DeLong’s method.

RESULTS:
All tested variables had significant differences among N and KC (p < 0.001). Topometric parameters ISV, IHD, IVA, KI, CKI , IHA and KMax had AUROC of 0.977, 0.973, 0.958, 0.978, 0.827, 0.890 and 0.972 respectively. The AUROC for K1, K2, astigmatism were 0.771, 0.901 and 0.852 respectively. ISV, IHD, KI had better AUROC than K1, K2 and astigmatism (p<0.001).

The AUROC for thinnest and central thickness were 0.932 and 0.956 respectively. AUROC for average and maximal relative pachymetric progressions (RPI) were 0.996 and for ART-Avg and – Max (Ambrósio Relational Thickness Average and Maximal) were 0.999. ART and RPI were superior than single thickness (p<0.001).

The AUROC for anterior elevation at the thinnest point, at the apex and the maximal elevation within 4mm were 0.973, 0.834, and 0.957 using 8mm best-fit-sphere (BFS) and 0.967, 0.856, 0.955 using 8mm best-fit-toric-ellipsoid (BFTE).
The AUROC for posterior elevation at the thinnest point, at the apex and at the maximal elevation value were 0.983, 0.858, and 0.976 using 8mm BFS and 0.987, 0.856, 0.972 using 8mm BFTE.

AUROC for the Belin-Ambrósio D index (3rd generation BAD-D) was 1.0. AUROC for BAD-D and for ART were superior than the best topometric and elevation indices (p<0.05).

CONCLUSION:
Topometric and tomographic indices were successful for detecting keratoconus. Tomographic indices derived from thickness distribution were superior to detect keratoconus than curvature based methods. The BAD-D combined parameter based on a regression analysis of the deviation of the elevation and thickenss tomographic parameters provide an enhanced approach for detecting keratoconus. These parameters should be tested and further optimized in milder forms of ectatic corneal diseases.

 

P-027

CAMBIOS TOPOGRÁFICOS EN CÓRNEAS QUERATOCÓNICAS, SEGÚN EL GRADO DE ECTASIA, TRAS CIRUGÍA DE INTRAESTROMALES KERARING® EN SUS DOS DISEÑOS

Argudo Iturriaga, M. (1); Peris Martínez, C. (2); España Gregori, E. (3)
(1) Fundación Oftalmológica del Mediterráneo, Valencia; (2) Fundación Oftalmológica del Mediterráneo. Universidad Cardenal Herrera, Valencia; (3) Universidad de Valencia, Valencia

OBJETIVO
Comparar los cambios topográficos en córneas con queratocono, en función del grado de la ectasia, tras el implante de anillos de sección triangular de 5 y 6mm de diámetro.

MÉTODOS
Estudio retrospectivo de las propiedades topográficas, meridiano más plano y más curvo, de 46 pacientes (60 ojos) diagnosticados de queratocono, sometidos a cirugía de anillos intraestromales Keraring®, divididos en dos grupos en función del diámetro implantado 5 ó 6mm y subagrupados en función del grado de la ectasia en que se encontraban.

La técnica quirúrgica utilizada ha sido en cualquier caso automatizada (Intratase).
Las mediciones de K1 y K2, han sido realizadas con el topógrafo PentacamTM HR antes de la cirugía y, un mes, tres meses y seis meses tras la misma.

RESULTADOS
Los resultados indican que la disminución del K1 en el tiempo no es generalizable a cualquier segmento. Con un grado de ectasia mayor de I, e independientemente del diámetro anular empleado, el descenso parece ser más claro que si el ojo presenta una menor severidad (p=0,038).

Además, los niveles de K1 con ectasia grave son siempre más elevados que con ectasia más leve (p<0,001).

La disminución de K2 sí es significativa en el tiempo. La tendencia general es a una mayor homogeneidad de los valores finales respecto a los iniciales, algo más dispersos (efecto interacción). Se muestra evidente que el K2 es superior con diámetro 6mm y en estadios más graves de la ectasia.

CONCLUSIONES
El valor del parámetro topográfico K2 disminuye con el tiempo, aunque siempre con cifras medias más elevadas en formas más avanzadas de la ectasia. Cuando se estudia el comportamiento de K2 en función del aspecto “grado de ectasia”, las diferencias según el diámetro de anillo implantado quedan en un segundo plano.

En las ectasias más graves, el valor medio de K1 tiende a descender de forma más evidente a lo largo del seguimiento. En general, y al igual que se ha encontrado para K2, las diferencias evolutivas por diámetro están siempre supeditadas al nivel del segundo factor severidad de la ectasia.

 

P-028

EXTRUSIÓN Y RETUNELIZACIÓN MEDIANTE TÉCNICA MANUAL : A PROPÓSITO DE UN CASO

Lozano Bernal, O.L.; Cabanás Jimenez, M.; Frau Aguilera, L.; Dantas Caldeirinha, A.; Muñoz Morales, A.
Hospital Universitario Virgen Del Rocio, Sevilla

OBJETIVO:
Describir las maniobras que nos facilitarán reimplantar un segmento intraestromal con técnica manual tras haber sufrido una extrusión.

CASO CLÍNICO:
Un mes después de abortar intraoperatoriamente el implante mediante técnica manual de un segmento por superficializacion del túnel y colocar un segundo con resultado de una profundidad insuficiente tuvimos una extrusión. Tras la recuperación anatomica de córnea retunelizamos desplazando el eje de la incisión y programando una profundidad ligeramente mayor a la previa.

RESULTADOS:
Después de un seguimiento de más de 3 meses del segmento continua implantado sin signos de superficialización, migración ni otras posibles complicaciones asociadas a esta técnica quirúrgica, con buena recuperación anatómica y funcional.

CONCLUSIONES:
La técnica manual de implante de anillos intraestromales continua siendo un procedimiento eficaz y seguro en el tratamiento del queratocono. Si bien es cierto que la extrusión se ha descrito como una complicación más frecuente con este método de implante, también manualmente puede llegar a resolverse.

 

P-029

MANEJO REFRACTIVO INTEGRAL EN PACIENTE CON QUERATOCONO AVANZADO

Salazar Aguirre, C.M. (1); González López, F. (2)
(1) Hospital 12 de Octubre, Madrid; (2) Cinica Baviera, Madrid

INTRODUCCIÓN:
El manejo refractivo del queratocono (QC) continúa siendo un reto para los oftalmólogos debido a los impredecibles cambios biomecánicos que se presentan en las córneas ectásicas. Recientes publicaciones han demostrado la efectividad de la combinación de varias técnicas óptico- quirúrgicas con el fin de estabilizar la ectasia y corregir las aberraciones y ametropías irregulares típicas del QC.

CASO CLÍNICO:
Mujer 34 años con QC bilateral grado 2 de la clasificación de Krumeich corregido con lentes de contacto (LC) semi-rígidas durante 10 años, que comienza con intolerancia a estas. Refracción: ojo derecho (OD): -4.50 esf, -3 cil a 75o = 0.92; ojo izquierdo (OI): -4 esf -3 cil a 115o = 0.94. Queratometría media (Km): OD: 51 dp (-1.50 a 36o) OI: 49.5 dp (-1.50 a 155o). Topografía corneal con Orbscan II: patrón queratocono bilateral, con punto más delgado OD: 499 micras, OI: 488 micras. La aberrometría muestra aberraciones de alto orden (HOA) a expensas de coma vertical y un error cuadrático medio del frente de onda (RMS) de 1.84 en ambos ojos (significativo >0.5). El resto de la exploración es normal.

Se decide implante de anillos intraestromales en ambos ojos (AO), a 75-80% de profundidad, produciendo disminución del astigmatismo (OD: -6 esf -0.5cil a 165o; OI: -5esf -1.5 cil a 10o) y disminución significativa del coma. La agudeza (AV) post-operatoria corregida es OD: 1 y OI: 0.98.

Al observar gran mejoría de la calidad visual y estabilización del proceso ectásico, al año y medio se decide corregir el defecto residual con lentes fáquicas de cámara posterior (ICL: Implantable Collamer Lens) con puerto central (modelo V4c) en AO, siendo la del OI tórica a fin de corregir el astigmatismo. Primero se realiza cirugía del OI (diámetro 12.6) logrando un Vault de 250 micras y a la semana se implanta la lente fáquica en OD (diámetro 13.2), logrando así un Vault algo superior de 600 micras.

Finalmente la paciente es dada de alta con AV sin corrección de 1.0 en AO, refracción del OD: +0.5esf -0.5cil a 175o; OI: 0 esf -0.5 cil a 5o, anillos intraestromales centrados, con profundidad del 75%, ICL en cámara posterior de AO con puerto central. La topografía no muestra signos de progresión. La aberrometría muestra el descenso de las HOA, fundamentalmente del coma vertical. Subjetivamente la paciente refiere una gran calidad de la agudeza visual final.

CONCLUSIÓN:
Hoy en día existen diferentes herramientas que nos permiten hacer un manejo integral de las córneas ectásicas logrando excelentes resultados visuales. Se han descrito múltiples técnicas para la rehabilitación del queratocono (lentes de contacto rígidas o semi-rígidas, cross-linking, implante de anillos intraestromales, queratoplastias lamelares o penetrantes) todas ellas buscan la estabilidad biomecánica corneal y/o mejorar la calidad visual; sin embargo la tasa de ametropías residuales es alta. Esto implica que la combinación de otras técnicas refractivas como (lentes de contacto de apoyo escleral, queratotomía fotorrefractiva (PRK), ICL’s, entre otras) sean útiles para corregir aquellos defectos esféricos residuales y los astigmatismos altos que producen gran limitación en la calidad visual.

Es necesario el amplio conocimiento de cada una de las técnicas, sus limitaciones y riesgos, puesto que una mala indicación podría conllevar resultados visuales poco satisfactorios en estos casos complejos.

 

P-030

MONITORING PRESIEW SCLERAL IMPLANT

Cazal, J. (1); Salvador I Playa, A. (2)
(1) Centre Universitari de la Visio, Terrassa ; (2) Hospital Universitario Mutua de Terrassa, Terrassa. Barcelona

PURPOSE:
To measure the Presview Scleral Implant Tunnel Depth (PSITD), ciliary body apex- lens ecuator (CBA-LE) distance in UBM
Methods: UBM scleral thickness (ST) were measure at 3.5 mm of limbus at 10-2-4 and 8 o´clock and ciliary body apex – lens ecuator at the same meridian.

Presview Scleral Implant Tunnel were created in two cadaver eyes using the same dispossavel escleratome, the PSITD and CBA-LE distance were measure using 50 MHz probe Sonomed UBM.

RESULTS:
Mean ST
Thinnest ST
Mean CBA-LE distance before implantation Mean CBA-LE distance after implantation

CONCLUSION:
Automatic Tunnelization with disposavel Scleratome is safe and reproducible
Change in CBA-LE distance after Presview Implant could be the base for the improving in Accommodation after Scleral Spacing Procedure.

FINANTIAL DISCLOSURE:
Yes

P-031

CÁLCULO DE LENTE INTRAOCULAR EN PACIENTES CON ANTECEDENTE DE CIRUGÍA REFRACTIVA

López Lizárraga, E.P.; March De Ribot, F.; Ramirez Miranda, A.; Paulin Huerta, J.M.; Chavez Mondragon, E.
Instituto de Oftalmología Conde de Valenciana, Cuauhtémoc. México

OBJETIVOS:
Determinar en pacientes con catarata y antecedente de cirugía refractiva, cuál es la fórmula que más se acerca a la emetropía para el cálculo de lente intraocular en pacientes que se sometieran a cirugía de facoemulsificación. Determinar de manera retrospectiva, los métodos utilizados y resultados refractivos en dichos pacientes para el cálculo de lente intraocular en un centro de atención de tercer nivel.

MÉTODOS:
Se realizó un estudio retrospectivo observacional de abril del 2008 a junio del 2012, en el servicio de Segmento Anterior del Instituto de Oftalmología Conde de Valenciana y a partir de esto determinar la mejor fórmula para estos casos. 34 ojos de 18 pacientes con antecedente de cirugía refractiva, tanto LASIK, PRK o queratotomía radiada y diagnóstico de catarata que posteriormente fueran operados de facoemulsificación con implante de lente intraocular en todos ellos de acrílico hidrofóbico asférico con constante de 118.7.

RESULTADOS:
Fueron un total de 35 ojos de 18 pacientes. 52% de los pacientes con antecedente de LASIK, 45% con antecedente de queratotomía radiada y 3% con antecedente de PRK. En el 52% de los pacientes se utilizó la fórmula de Haigis, SRKII en el 27% SRK T en el 18% y BEEST en el 3%. La agudeza visual inicial promedio fue de 0.131376, la agudeza visual final promedio fue de 0.543529. La capacidad visual inicial promedio fue de 0.287 y la final promedio 0.6373. El equivalente esférico inicial promedio fue de -2.00 dioptrías y el final promedio fue de -0.25 dioptrías. Posterior a la cirugía de facoemulsificación con colocación de un lente intraocular de acrílico hridrofóbico, SN60WF de Alcon con constante de 118.7 se presentó sorpresa refractiva en el 9.1% de los pacientes, en ninguno de los cuales se había hecho el cálculo del poder del lente intraocular utilizando la fórmula de Haigis, y se hizo recambio con calculo el poder del mismo utilizando la fórmula de Haigis, posterior a lo cual cursaron con un equivalente esférico promedio de -0.25 D. La fórmula de Haigis demostró ser la más eficaz para el cálculo del poder del lente intraocular en estos pacientes (p <=0.003).

CONCLUSIONES:
La fórmula de Haigis mostró obtener los mejores resultados para el cálculo del lente intraocular en pacientes con antecedente de cirugía refractiva. En casos seleccionados también se obtuvieron buenos resultados tanto con SRKII como con SRKT. La ventaja de estas fórmulas es que no requiere información adicional respecto a la historia clínica del paciente. El cálculo del lente intraocular en pacientes con antecedente de cirugía refractiva ha ido mejorando pero su exactitud aún queda limitada en comparación con córneas vírgenes. Es muy importante una adecuada comunicación con los pacientes y prevenirlos respecto a la alta probabilidad de presentar una sorpresa refractiva.

 

P-032

PROSPECTIVE STUDY OF INTRAOPERATIVE FLOPPY IRIS SYNDROME (IFIS) INCIDENCE IN SABADELL USING INTRACAMERAL PHENYLEPHRINE

March De Ribot, F.; López Lizarraga, P.; March De Ribot, A.; Sellarès, T.; Núñez, X.; Casalé, A.; Gràcia, J.
Consorci Sanitari Parc Taulí , Barcelona

PURPOSE:
Intraoperative floppy iris syndrome (IFIS) is a complication characterized by a flaccid iris which billows in response to ordinary intraocular fluid currents, a propensity for this floppy iris to prolapse towards the incisions during surgery, and progressive intraoperative pupil constriction that may occur during cataract extraction in certain patients, associated widely with medications prescribed for urinary symptoms. The purpose was to determine in patients taking tamsulosin and who underwent cataract surgery, the effect of intracameral phenylephrine prophylaxis on the incidence and degree of IFIS, and the resulting surgical time and complications.

METHODS:
We reviewed the records of all patients undergoing cataract surgery between January 2009 and July 2010. Notes were studied of the operation for patients taking tamsulosin at the time of surgery. Intracameral phenylephrine prophylaxis was available to surgeon decision, applied at the beggining of the surgery. IFIS was defined and classified by the presence of any of the three phenomena that constitute the syndrome (in Chang classification): 1) the presence of undulation of the iris, 2) prolapse of the iris and 3) pupil constriction. Surgical times were recorded, incidents and complications.

RESULTS:
3156 cataract consecutive surgeries identified 64 patients (99 eyes) taking tamsulosin; the overall incidence of possible IFIS in the total of patients was 3.1%. Two groups were distributed if intracameral phenylephrine prophylaxis was used. The non-intracameral phenylephrine use group included 28 eyes, and the intracameral phenylephrine group included 70 eyes.In the non- intracameral phenylephrine group was observed no IFIS in 32% of the eyes, IFIS grade 1 in 11%, IFIS grade 2 in 39% and IFIS grade 3 in 18%. In the intracameral phenylephrine group was observed no IFIS in 89% of the eyes,IFIS grade 1 in 9% and IFIS grade 2 in 3%. The range surgical times were of 36,5±5 minutes in no IFIS to 46,2±9,6 minutes in IFIS grade 3. The main complications were rupture of the posterior capsule with vitreous loss occurring in two eyes (2%) in which intracameral phenylephrine was not used, and IFIS grade 3 was observed.

CONCLUSIONS:
Strategies for managing or preventing intraoperative iris prolapse include different aboards. The incidence of IFIS in eyes without receiving intracameral phenylephrine was 68%, similar to other publications. The incidence of IFIS in eyes receiving intracameral phenylephrine prophylaxis was 12%. The prophylactic intracameral phenylephrine use resulted with a statiscally significant reduction in the amount of mobility of the iris, reduction in the fluttering and sustained papillary dilatation. In this group the operating time was shorter and there were fewer complications. Furthermore, extensive studies need to be carried out to fully evaluate this method.

 

P-033

ALGO MÁS QUE UNA SORPRESA REFRACTIVA

Cancino Muñoz, R.; Duch Mestres, F.
Institut Català de la Retina, Barcelona

CASO CLÍNICO:
Paciente varón de 52 años con diagnóstico de hipermetropía y presbicia. Su refracción era de OD: +10,00 -0,50 125o; OI: +10,50 -0,50 40o con adición de +2,00D en ambos ojos. La mejor agudeza visual corregida (MAVCC) era de 1,0 (decimal) en OD y 0,9 en OI para visión lejana y J1 (Jaegger) en OD y J2 en OI para visión próxima. No presentaba ninguna otra patología ocular.

Se realizó cirugía del cristalino transparente mediante técnica de facoaspiración más implante de lente intraocular (LIO) monofocal (Reviol). La potencia de la LIO fue de +34,00D. El cálculo de la lente se realizó a través de IOL Master® 500 (Carl Zeiss), la longitud axial era de 20,52mm y la fórmula utilizada fue Hoffer Q, con un equivalente esférico teórico de +0,2D.

A la semana la refracción era de +4,0 -1,25 20o con MAVCC de 0,7. La biomicroscopía era normal. Se decide realizar recambio de LIO.
En el intraoperatorio, se observó una membrana pupilar por lo que se realizó extracción de ésta, explante de LIO completa a través de incisión de 5 mm a 180o e implante de LIO (Reviol) en saco capsular. La potencia de la LIO implantada fue de +38,00D.

RESULTADOS:
A las dos semanas del recambio de LIO, la agudeza visual sin corregir era de 0,7 y la refracción era de +0,00 -1,50 180o. La biomicroscopía era normal.

CONCLUSIONES:
La evolución de los aparatos de medición cada vez más exactos y las fórmulas de cálculo de LIO han permitido aumentar el poder predictivo del resultado refractivo postoperatorio. Sin embargo, existen algunos casos extremos de miopía e hipermetropía que, aunque las mediciones y los cálculos sean muy precisos, los resultados no son los esperados, por lo que estos casos se deben personalizar para obtener mejores resultados.

 

P-034

ANOMALÍA DE PETERS: CONSIDERACIONES QUIRÚRGICAS PARA LA CIRUGÍA DE CATARATA A PROPÓSITO DE UN CASO CLÍNICO

Campos Arcos, M.C.; Del Campo Carrasco, Z.; Diaz Cascajosa, J.; Mingorance Moya, E.; Domenech Berganzo, M.
Hospital de Sant Pau. Barcelona

INTRODUCCIÓN:
La anomalía de Peters es una rara enfermedad congénita caracterizada por disgenesia corneal con alteración en el estroma y membrana de descemet, leucoma corneal central, sinequias iridocorneales; puede asociar otras malformaciones oculares como microftalmia, glaucoma en un 50 a 70%, cataratas entre otras. Presentamos el caso de una paciente joven portadora de esta anomalía, que en el curso de su evolución presentó un deterioro de la visión del ojo izquierdo secundario a glaucoma. A propósito de este caso revisamos los criterios y consideraciones pre y post quirúrgicas de cataratas en pacientes con anomalía de Peters.

CASO CLÍNICO:
Paciente de sexo femenino de 19 años de edad portadora de anomalía de Peters con baja visión bilateral y mal control del glaucoma a pesar del tratamiento que con lleva una disminución progresiva de visión del OI desde cuenta dedos a percepción de luz en 6 años. En las últimas exploraciones se evidencia un descenso de la AV del OD de 0.2 a 0.1 atribuible a la probable evolución de la catarata pero también posiblemente del glaucoma que sigue tratamiento con triple terapia con valores de la tensión ocular entre 18 y 22mmHg pero sin posibilidades de valorar el estado del nervio óptico por la opacidad de medios. Se trata de un paciente con glaucoma avanzado, ojo único y catarata evolucionada que supone un factor favorecedor del descontrol de la PIO y de la evolución de la neuropatía glaucomatosa. Se decide realizar una valoración multidisciplinaria entre los departamentos de córnea, glaucoma y retina debido a la complejidad del caso y los riesgos inherentes a la cirugía como son descompensación corneal, hemorragia coroidea expulsiva, edema macular, desprendimiento coroideo y el riesgo de la abstención quirúrgica hipertensión intraocular, neuropatía glaucomatosa, disminución de AV en su ojo único. Se decidió realizar extracción de la catarata del OD mediante Lensectomía- vitrectomía posterior por pars plana (VPP) sin implante se lente intraocular con la intención de controlar la PIO y mejorar la AV.

RESULTADO:
Se realizó lensectomía – VPP 23G sin implante de LIO del OD. El procedimiento se llevó a cabo sin incidentes. El post operatorio transcurrió satisfactoriamente. Al mes post cirugía se realizó corrección óptica con lente de contacto lográndose una AV de 0,3 que se mantiene hasta la actualidad. La PIO se encuentra estable con hipotensores tópicos (PIO OD: 18 mm Hg)

DISCUSIÓN:
Creemos que la decisión de realizar la extracción de cataratas en estos pacientes debe ser tomada por el equipo multidisciplinario valorando lo riesgos pre-quirúrgicos como son, en nuestro caso, la opacidad corneal en ojo pequeño único con presión intraocular descontrolada a pesar de la triple terapia con hipotensores tópicos y los riesgos intraoperatorios que nos llevaran a elegir el procedimiento quirúrgico más apropiado. En este caso se realizó lensectomía- VPP por las ventajas que presenta como son el respeto al segmento anterior, el fácil manejo del material cristaliniano así como una buena manipulación del vítreo anterior y la disminución del riesgo de complicaciones post quirúrgicas como el edema macular quístico, desprendimiento de retina entre otros. La comprensión de los factores de riesgo pre y post operatorios no sólo ayudará a los cirujanos mejorar los resultados quirúrgicos, sino también ayudará a establecer expectativas claras para la familia.

 

P-035

UNA NUEVA TÉCNICA A CÁMARA CERRADA PARA CIRUGÍA COMBINADA DE QUERATOPLASTIA PENETRANTE Y CATARATA

Garzo, I.; Lisa, C.; Naveiras, M.; Alfonso, J.F.
Instituto Oftalmológico Fernández-Vega, Oviedo

OBJETIVO:
Describir y analizar los resultados de una nueva técnica para realizar queratoplastias penetrantes manteniendo parcialmente cerrada la cámara anterior. El objetivo de esta técnica es reducir los riesgos de una queratoplastia penetrante en caso de hipertensión ocular intraoperatoria.

MÉTODOS:
Este estudio incluye 11 ojos de 11 pacientes con opacidades corneales y catarata asociada a los que se realizó un triple procedimiento mediante una nueva técnica de cámara cerrada para queratoplastia y catarata. La edad media de los pacientes era de 65,4 años. Se evaluó la agudeza visual con corrección (AVCC) y la densidad de células endoteliales (ECD), preoperatoriamente y al año del triple procedimiento. Con idéntico seguimiento se analizaron la supervivencia del injerto y la queratometría. El análisis de datos se realizó usando el programa SPSS versión 18.0 (SPSS Inc.Chicago, IL, USA) y el test de Wilcoxon fue usado siempre que resultó aplicable.

RESULTADOS:
La indicación principal fue el herpes corneal. No hubo complicaciones intraoperatorias. La AVCC tras la cirugía era igual o mejor que la previa en todos los casos, siendo esta mejora estadísticamente significativa cuando se comparaba con la AVCC pre queratoplastia (p<0.05). Las queratometrías medias pre y postoperatoria fueon 43.98±2.2 y 45.89±1.80 respectivamente, no hallándose diferencias estadisticamente significativas entre ambas. La ECD promedio al año de la cirugía era de 1378,8 ± 635,49 (532-2166) cels/mm2.

CONCLUSIONES:
La queratoplastia penetrante a cámara cerrada combinada con cirugía de catarata es un procedimiento efectivo y seguro que intenta prevenir graves complicaciones visuales derivadas de la cirugía a cielo abierto.

FINANCIACIÓN:
Los autores declaran no tener interés económico en ninguno de los productos o técnicas descritos.

 

P-036

VALORACIÓN DEL EFECTO DE LA FACOEMULSIFICACIÓN CRISTALINIANA EN EL ESPESOR COROIDEO SUBFOVEAL MEDIANTE TOMOGRAFÍA DE COHERENCIA ÓPTICA DE DOMINIO ESPECTRAL

Zabadani, K.; Cabezon, L.; Ramiro, P.; Ascaso, J.; Nuñez, E.; Mateo, J.; Padgett, E.; Herrera, L.; Almenara, C.; Cristobal, J.A.
Hospital Clinico Universitario Lozano Blesa, Zaragoza

INTRODUCCIÓN:
La opacificación congénita o adquirida del cristalino se conoce con el nombre de cataratas. La catarata es una patología de alta prevalencia en todo el mundo, y es la causa más frecuente de disminución de agudeza visual. El único tratamiento disponible de cataratas es su extracción quirúrgica y el implante de lente intraocular como sustitución óptica y anatómica del cristalino. La facoemulsificación cristaliniana empleando ultra sonidos y a través de pequeñas incisiones es la técnica más comúnmente empleada a día de hoy. El uso del ultrasonido, la manipulación y el estrés quirúrgico pueden tener consecuencias negativas permanentes o transitorias, que pudieran limitar la recuperación visual de los pacientes. La coroides es la porción posterior del tracto uveal de características vasculares, que juega un papel importante en la nutrición y soporte anatómico de las capas más externas de la retina. Las posibles alteraciones retinianas podrían afectar el funcionamiento de la coroides provocando así la modificación de su espesor. La OCT (tomografía de coherencia óptica) es una técnica de no contacto, no invasiva, que permite el estudio de las distintas capas de la retina. El protocolo EDI (imagen de profundidad mejorada) nos permite a día de hoy visualizar con buena resolucion la coroides y medir su espesor.

OBJETIVOS:
Determinar mediante el protocolo EDI-OCT el espesor coroideo subfoveal en pacientes con cataratas, antes de ser intervenidos quirúrgicamente, a la semana, y al mes después de la intervención mediante la técnica de facoemulsificación.

MATERIAL Y MÉTODOS:
La muestra estuvo formada por 22 ojos pertenecientes a 22 sujetos afectos de cataratas seniles que iban a ser intervenidos mediante la técnica de facoemulsificación, entre los meses de mayo y junio del 2011, todos ellos reclutados en el servicio de Oftalmología del Hospital Clínico Universitario “Lozano Blesa” de Zaragoza. A dichos pacientes se les realizó medición del espesor coroideo subfoveal empleando el protocolo EDI del tomógrafo de coherencia óptica de dominio espectral (Heidelberg Engineering, Heidelberg, Alemania). El espesor coroideo se midió manualmente con el caliper incluido en la aplicación informática.

RESULTADOS:
La media de edad de los pacientes fue de 75,2 años, con una desviación estándar de 7,4 años, y oscilando dentro de un rango comprendido entre los 51 años y los 84 años. La muestra estuvo constituida por 8 varones y 14 mujeres. El espesor coroideo medio subfoveal preoperatorio fue de 177,1 +/- 83,6 ?m. a la primera semana del postoperatorio dicho espesor fue de 179,0 +/- 82,5 ?m (p=0,108), y al mes del postoperatorio 175,4 +/-79,7 ?m (p=0,314).

CONCLUSIONES:
El espesor coroideo subfoveal no experimenta cambios estadísticamente significativos tras una facoemulsificación cristaliniana no complicada. Se requiere mayor tiempo de seguimiento y mayor número de pacientes así como el estudio de otras regiones submaculares en trabajos futuros.

Los autores del presente trabajo declaran no tener ningún conflicto de intereses.

 

P-037

REPARACIÓN DE IRIDODIÁLISIS DURANTE FACOEMULSIFICACIÓN

Martín Escuer, B.; Pérez Díez, E.; Garzo García, I.; Pertejo Fernández, E.
Complejo Asistencial Universitario de León. León

INTRODUCCIÓN:
En la iridodiálisis, el iris se separa del cuerpo ciliar debido a un traumatismo cerrado o como complicación quirúrgica.
Si se produce desde las XII a la I horas en la mitad superior del ojo,puede no ser quirúrgica al estar recubierta por el párpado superior. Si es más extensa, puede causar una pseudopolicoria siendo necesaria su reparación quirúrgica para evitar una diplopia monocular o fototobia.

CASO CLÍNICO:
Paciente mujer de 72 años que acude por presentar catarata en ojo derecho. Previamente había sido intervenida de trabeculectomía en dos ocasiones. A la exploración presentaba una agudeza visual de 0,2. En la biomicroscopía de segmento anterior se observaba catarata corticonuclear +++. Dos iridectomías amplias a las X y XII horas. Se realizó cirugía de extracción del cristalino mediante facoemulsificación. La incisión principal fue de 1,8 mm entre ambas iridectomías (XI horas). Durante la hidrodisección se produjo disminución de midriasis y hernia de iris debido a gran inestabilidad en éste. Se realizó facoemulsificación y durante ésta se produjo desinserción de la raiz del iris subincisional. Tras introducir LIO c/p realizamos reparación en el mismo acto. Se amplió la incisión principal para trabajar con mayor comodidad y a través de ella se suturaron los dos extremos desinsertados de la raiz del iris y de ésta forma logramos disminuir el tamaño del defecto en el iris y mejorar contorno pupilar liberando el eje visual.

CONCLUSIONES:
La iridodiálisis puede producir alteraciones de la visión (diplopia monocular y fotofobia) y problemas estéticos.
La técnica utilizada por nosotros puede ser útil en casos de complicaciones con cámara abierta: 1. Permite graduar tamaño del defecto iridiano en función del número de suturas.

2. Mejora contorno pupilar. 3. Rápida y eficiente.

 

P-038

SÍNDROME DE BLOQUEO CAPSULAR POSTOPERATORIO TARDÍO A PROPÓSITO DE UN CASO CLÍNICO

De La Fuente Díez, Y.; Gil Arnal, M.A.; Tapia Rivera, R.; Sanchez, S.; Buil, J.A.
Hospital de Sant Pau i Santa Creu, Barcelona

OBJETIVOS:
El síndrome de bloqueo capsular postoperatorio (SBC) es una condición que encontramos en el postoperatorio de catarata, consiste en un acumulo de material líquido en un sistema cerrado, constituido por la bolsa capsular en su región posterior y la lente intraocular (LIO) bloqueando la capsulorrexis en región anterior.

El bloqueo postoperatorio a su vez, se puede clasificar dependiendo del momento de presentación como precoz o tardío. El SBC precoz se presenta en las primeras semanas del postoperatorio, hay un acumulo de líquido en el saco, que provoca un desplazamiento de la LIO hacia delante, lo que ocasiona una miopización, estrechamiento del ángulo camerular y un aumento de la presión intraocular (PIO). El SBC tardío es una condición poco frecuente que aparece unos 2 años después de la intervención, se puede deber a una adherencia de la LIO a la capsulorrexis, y el saco capsular se llena de un líquido lechoso que recibe el nombre de lacteocrumasia. Algunos estudios describen este material como restos de viscoelástico y células epiteliales del ecuador capsular que proliferan debido a un estado inflamatorio crónico. Presentamos el caso de un paciente con SBC tardío y revisamos los criterios diagnósticos, su manejo y evolución.

MÉTODOS:
Paciente varón de 86 años con antecedentes oftálmicos de ambliopía en ojo derecho (OD) por estafiloma miópico y pseudoafáquia en ojo izquierdo (OI) intervenido en otro centro hace 3 años. Consultó por disminución de agudeza visual (AV) en OI de 10 días de evolución. A la exploración oftalmológica el paciente presentó una AV de cuenta dedos a 30 cm en OD y 0,2 en OI. A la biomicroscopía en OD se observó catarata nuclear de ++ y en el OI la cornea transparente, sin células en cámara anterior, LIO en saco, con material denso blanquecino retro LIO, entre óptica y cápsula posterior. La PIO de ambos ojos fue de 11 mm Hg. En el fondo de ojo de OI no se aprecian alteraciones.

Ante la sospecha de este SBC, se realizó una OCT visante en la que se observó distensión del saco capsular detrás de la LIO, con material hiperreflectante , con lo que se confirmó la sospecha diagnóstica.

RESULTADOS:
Decidimos realizar una capsulotomía posterior con láser YAG, drenándose el material acumulado a vítreo.
Procedimiento llevado a cabo sin incidencias. Se indicaron corticoides y antihipertensivos tópicos para evitar picos hipertensivos oculares post capsulotomía y para ayudar a la recuperación visual.

A los 2 días de la capsulotomía en OI, se constató una mejoría de la AV a 0,6 y PIO de 10 mmHg con el paciente asintomático.

CONCLUSIONES:
El síndrome de bloqueo capsular postoperatorio tardío es una rara complicación de la cirugía de catarata, puede dar como único síntoma una disminución de la agudeza visual. El diagnóstico es clínico con la exploración por biomicroscopia. La OCT visante nos permite confirmar el diagnóstico y confirmar la posición de la LIO y la cápsula posterior. El tratamiento de elección en el SBC postoperatorio es por medio del láser YAG realizando una capsulotomía anterior o posterior, para permitir drenar el contenido intracapsular a cámara anterior o cámara vítrea, respectivamente. El tratamiento con capsulotomía posterior con láser YAG, es un procedimiento rápido, indoloro y seguro. La evolución del cuadro con el manejo adecuado es la recuperación rápida de AV.

 

P-039

DESPRENDIMIENTO TARDÍO DE LA MEMBRANA DE LA MEMBRANA DE DESCEMET DESPUÉS DE UNA CIRUGÍA DE CATARATA NO COMPLICADA Y HEMATOCÓRNEA TRAS INYECCIÓN DE GAS INTRACAMERULAR. A PROPÓSITO DE UN CASO

Curutchet Mesner, L. (1); Lobos Soto, C. (2); De Astica Cranz, C. (2)
(1) Hospital Universitario Doctor Negrín, Las palmas; (2) Complejo Hospitalario Universitario Insular Materno Infantil, Las Palmas

OBJETIVOS:
Describir un caso de desprendimiento de la membrana de Descemet (MD) después de cuatro meses de una cirugía de catarata no complicada. Presentar el resultado clínico final tras una hemorragia, posterior a la inyección de gas intracamerular después de un seguimiento de diez meses.

MÉTODOS:
Observación de las características clínicas mediante Biomicroscopia y Tomografía de Coherencia Óptica del segmento anterior y presentación de los resultados de las intervenciones quirúrgicas.

RESULTADOS:
Mujer de 82 años que aquejaba disminución de agudeza visual (AV) de tres meses de evolución, fue intervenida de cirugía de cataratas bilateral con extracción de cristalino mediante facoemulsificación e implante de lente intraocular (LIO) sin complicaciones. A los cuatro meses, acude refiriendo disminución de la AV severa por su ojo izquerdo (OI) de un mes de evolución, observándose un desprendimiento de la MD central de tipo planar, según la clasificación de Mackool y Holtz, asociado a edema corneal. Se inyecta hexafluoruro de azufre al 20% en cámara anterior y se produce sangrado uveal, pese a lo cual se pudo observar la desaparición del edema corneal al día siguiente. Después de diez meses de seguimiento sólo se observan restos hemáticos blanquecinos que no afectan el eje visual y la córnea permanece transparente.

CONCLUSIONES:
El desprendimiento de la MD es una complicación rara de la cirugía de catarata y más aún cuando se trata de una manifestación tardía como en nuestro caso. En aquellos desprendimientos en los que se afecta la zona central y/o son extensos, es preciso llevar a cabo una técnica que aproxime la MD al estroma corneal. La resolución puede ser espontánea, sobre todo en los casos de tipo “planar” y sin desplazamiento; aunque en aquellos desprendimientos con pocas posibilidades de recuperación (“no planares” o con desplazamiento) se debería actuar inmediatamente para impedir una descompensación corneal y potencial transplante de córnea. En nuestro caso fue posible la recuperación completa del edema corneal y la reaplicación de la MD a pesar del tiempo transcurrido entre el inicio de la clínica (aproximadamente un mes) y el tratamiento. La inyección de gas intracamerular es un procedimiento seguro pero no exento de riesgo, como el sangrado pre-descemético producido en nuestra paciente, en la que afortunadamente una vez resuelta, no alteró su AV final.

 

P-040

SUPRESIÓN QUIRÚRGICA CON IMPLANTE DE LENTE INTRAOCULAR OPACA, A PROPÓSITO DE UN CASO

Poyales Galán, F.; Medel Del Castillo, D.
Instituto de Oftalmología Avanzada, Madrid

OBJETIVO:
Mostrar una alternativa a los métodos convencionales de supresión de la visión de un ojo en pacientes adultos, mediante la realización de una cirugía de implante de una lente intraocular opaca.

CASO CLÍNICO:
Paciente de 58 años que acude a nuestra clínica con el diagnóstico de desprendimiento de retina en su ojo izquierdo. En la anamnesis destacamos que el paciente era miope magno bilateral y fue intervenido de cataratas en ambos ojos hace años y tratado posteriormente en su OI con terapia fotodinámica e inyecciones intravítreas de Avastín por presentar DMAE.

El paciente presenta una graduación en OD de -1.50 esf -2.00 cil a 180o con la que alcanza una AV=1.0, y en el OI tiene +4.75 esf -3.00 cil a 180o con AV=dedos a 15cm. En el examen de fondo de ojo de OI se observa un desprendimiento de retina con gran desgarro y hemovítreo denso. Se realiza cirugía de vitrectomía con implante de cerclaje y crío/fotocoagulación de la retina. Tras el postoperatorio, la graduación resultante es +5.75 esf -5.75 cil a 165o, con la que el paciente se encuentra muy incómodo, con diplopia. Para corregir la anisometropía planificamos cirugía para implantarle una lente intraocular tórica en el saco capsular (piggyback). Al mes de la cirugía la graduación de OI es de -3.00 esf -2.25 cil a 107o, con una AV=0.2, pero binocularmente sigue muy incómodo, con diplopia vertical, imágenes fantasma y halos que le entorpecen la visión del OD. Intentamos corregir esta situación mediante prismas, filtros, incluso retirándole el cerclaje, pero el paciente no consigue mejoría con nada, está más cómodo tapándose el OI. Le explicamos entonces al paciente las opciones para ocluir el ojo que le podemos ofrecer y prefiere no llevar parche pegado al ojo ni en gafa, por lo que le proponemos una cirugía con implantación de lente intraocular opaca de cámara anterior (Artisan). Tras la intervención, la visión del OI ha quedado totalmente suprimida, por lo que el paciente vuelve a tener confort visual.

CONCLUSIÓN:
En determinadas circunstancias tenemos que suprimir la visión del ojo a un paciente adulto por problemas en su visión binocular. Ésto lo podemos llevar a cabo mediante la implantación de lentes intraoculares opacas, resultando una buena alternativa a las técnicas convencionales de oclusión (cuando éstas no se puedan o quieran realizar). Se trata de una cirugía rápida, sencilla, estable, y además es reversible si queremos reestablecer la visión del ojo suprimido.

 

P-041

SORPRESA REFRACTIVA TRAS DOS MESES DE LA INTERVENCIÓN DE CATARATAS POR MOLDEO CORNEAL

Luque Morillo, P.; Garzón Jiménez, N.; Elipe Gosálvez, V.
Instituto de Oftalmología Avanzada, Madrid

OBJETIVO:
Mostrar el manejo de la sorpresa refractiva en un paciente intervenido de cataratas y que muestra un defecto residual dos meses después de la intervención.

CASO CLÍNICO:
Mujer, 60 años, usuaria de lentes de contacto (LC) que acude para operarse de cataratas. Se le realiza revisión completa: O.D: -11.00 esf -1.0 cil a 55o y O.I: -7.5 esf -1.75 cil a 160o con visiones de 0.7 en AO
Se le realiza topografía corneal y se le cita con más días sin LC para nueva valoración

En la siguiente consulta presenta una refracción O.D: -10.00 esf -1.0 cil a 35o; O.I.: -10.00 esf – 2.50 cil a 160o. Se le vuelve a hacer topografía corneal donde se ven cambios respecto a la anterior y se le diagnostica queratocono subclínico.
Se le implantan lentes tóricas, modelo Acri.Comfort (Zeiss) sin incidencias durante la cirugía. A la semana tiene una A.V espontánea de 0.9 AO y con adición 2.50 llega a A.V próxima 1.0.

Al mes se le da el alta de la cirugía presentando una refracción residual O.D.: +1.50 esf -0.75 cil a 165o y O.I.: +0.75 esf llegando a A.V 1.0 AO con dicha refracción.
Acude a los dos meses del alta acusando mala visión presentando una refracción en OD +2.25 esf -1.25 cil a 160o y en O.I +1.50 esf llegando a AV 1.0 en AO

Se le realiza topografía corneal y se hace un comparativo con la previa a la cirugía. Se observa un claro cambio que es la causa de la hipermetropización de la paciente por lo que se determina que, a pesar de llevar 13 días sin LC, cuando se le hicieron las pruebas previas a la qx, existía un moldeamiento corneal.

Se le reinterviene poniéndole unas lentes en sulcus, modelo Sulcoflex (Rayner), de +2.50 AO en piggy back para compensar el defecto refractivo, con lo que se queda al alta viendo 1.0 espontáneo en lejos AO y con una adición de +2.0 1.0 en su distancia de trabajo.

CONCLUSIÓN:
Al utilizarse los datos queratométricos para hacer el cálculo de la lente a implantar, en pacientes usuarios de lentes de contacto es imprescindible valorar posible warpage haciendo varias topografías previas a la cirugía hasta ver que no hay cambios topográficos antes de hacer el cálculo de la lente definitiva para no encontrarnos con sorpresas refractivas.

 

P-042

CORRELACIÓN ENTRE EL PERIODO DE IMPLANTACIÓN DE LA LENTE INTRAOCULAR DE ANCLAJE IRIDIANO Y EL EDEMA MACULAR

Domènech Berganzo, M.; Del Campo Carrasco, Z.; Mingorance Moya, E.; Campos Arcos, M.C. Hospital de la Santa Creu i Sant Pau, Barcelona

INTRODUCCIÓN:
El implante de la lente intraocular de anclaje iridiano es una buena opción para la corrección del defecto refractivo en pacientes afáquicos sin soporte capsular. El implante puede llevarse a cabo en el mismo acto quirúrgico, primario, o de forma secundaria.
Según la literatura la incidencia de edema macular en este procedimiento es entre el 4,8 y el 8%, sin establecer diferencias entre los implantes primarios o secundarios ni el tiempo transcurrido entre la primera cirugía y el implante.

En este trabajo se analizan 4 casos de edema macular post implante secundario de lente intraocular de anclaje iridiano, y se pretende relacionar su aparición con el tiempo transcurrido hasta el implante de la lente.

SERIE DE CASOS:
En nuestro servicio hemos implantado 67 lentes de cámara anterior de fijación iridiana en pacientes sin adecuado soporte capsular, tanto por cirugía de catarata complicada con rotura capsular como por luxación de la lente intraocular. El 6,6% (4 ojos) desarrollaron edema macular tras la cirugía, que en todos los casos se resolvió con el tratamiento administrado

Sólo en 1 de estos 4 ojos se llevó a cabo el implante en el mismo acto quirúrgico, y en los otros 3 se realizó de forma secundaria a los 11 días, a los 35 días y a los 46 días de la primera intervención.

CONCLUSIONES:
Está descrito que el periodo de máxima incidencia de edema macular postquirúrgico es las 4-6 semanas de la intervención, y que la cascada inflamatoria persiste a pesar de retirar o neutralizar el desencadenante inflamatorio. Esto favorece la aparición de complicaciones inflamatorias (como el edema macular) si se lleva a cabo una reintervención durante ese período.

Analizando los datos de nuestros pacientes hemos observado que en los 4 casos que desarrollaron edema macular la implantación de la lente intraocular de anclaje iridiano se realizó dentro de las primeras 6 semanas tras la primera cirugía, lo que sugiere una relación entre la implantación precoz de la lente y el desarrollo de esta complicación.

Serán precisos estudios con más pacientes y el análisis de más variables para poder establecer si hay una relación significativa entre el tiempo transcurrido entre la primera cirugía y el implante, y la aparición de edema macular.

 

P-043

LUXACIÓN A VÍTREO DE LENTE PSEUDO-ACOMODATIVA SYNCHRONY® TRAS TRAUMATISMO

Madrigal Quevedo, A.; Fernandez Lopez, E.; Fandiño Lopez, A.; Peris Martinez, C.; Pastor Pascual, F.
Fundación Oftalmológica de Mediterráneo, Valencia

CASO CLÍNICO:
Paciente de 72 años, sin antecedentes de interés, operada hace 2 años de cirugía de cataratas en ambos ojos (AO) sin complicaciones, con implantación de lente pseudo-acomodativa Synchrony® (con doble óptica), que acude de urgencias a nuestro servicio por pérdida brusca de visión en su ojo derecho (OD) tras traumatismo ocular al caerse de la cama. La mejor agudeza visual corregida (MAVC) era de 0. 62 (+ 12.5) en su OD y de 1 (+ 0.5, -1 x 15o) en su ojo izquierdo.

En la exploración del polo anterior del OD se evidenció una rotura de la cápsula posterior con afaquia. Asimismo, en la exploración del polo posterior se observaba la lente intraocular Synchrony® luxada a vítreo con la retina aplicada sin evidenciarse roturas retinianas.
Se realizó una vitrectomía pars plana 23G y se luxó la lente a cámara anterior. Posteriormente, dado el tamaño de la lente, se cortaron los hápticos de la lente que unen ambas ópticas para facilitar la extracción. Ambas mitades se extrajeron por una incisión limbar de 5 mm y se realizó una vitrectomía anterior. Finalmente, dado que la capsulorrexis anterior estaba íntegra y había un buen soporte, se colocó una lente de tres piezas en sulcus y se procedió con las suturas corneales.

RESULTADOS:
A los 12 días de la intervención la paciente presentaba una MAVC de 0.8, la LIO en sulcus estaba normoposicionada y el resto de la exploración era normal. Al año su MAVC era de 0,9 (+0,75, – 0.75 x 145o). En su OI la pseudofaquia era correcta.

CONCLUSIÓN:
La lente intraocular pseudo-acomodativa Syncrhony® es una lente de óptica dual de una única pieza, de silicona modificada y plegable. Posee una óptica anterior de 5.5 mm con un poder dióptrico positivo unida a una óptica posterior de 6.0 mm con poder negativo mediante unos hápticos que poseen un movimiento similar al de un muelle o resorte para intentar simular los movimientos de acomodación del cristalino cuando se halla dentro del saco. A pesar del aparente gran tamaño de la lente, es muy flexible y fácil de manejar. En este caso no ha supuesto una dificultad añadida de extracción de la lente si la comparamos con una lente de óptica única. En la literatura no está descrita una luxación a polo posterior con este tipo de lente.

 

P-044

IMPLANTE SECUNDARIO DE LENTE INTRAOCULAR FIJADA A IRIS EN CÁMARA POSTERIOR: INDICACIONES CLÍNICAS Y RESULTADOS QUIRÚRGICOS

Mingorance Moya, E.; Del Campo Carrasco, Z.; Campos Arcos, M.C.; Domènech Berganzo, M. Hospital de la Santa Creu i Sant Pau, Barcelona

INTRODUCCIÓN Y OBJETIVOS:
El implante de lentes intraoculares (LIO) fijadas a iris en cámara posterior constituye una opción útil para la corrección de afaquia en pacientes sin soporte capsular, evitando las complicaciones corneales de una LIO en cámara anterior y la complejidad quirúrgica de una LIO en cámara posterior suturada a esclera. Se recomienda su uso en casos de glaucoma, compromiso corneal, sinequias anteriores periféricas o cámara anterior estrecha; y son apropiadas para pacientes jóvenes o con esperanza de vida larga. Los estudios retrospectivos publicados en la literatura sobre implante de LIO fijada a iris retropupilar, muestran buenos resultados visuales postoperatorios con una tasa de complicaciones aceptable o favorable, según las series.

El objetivo de nuestro trabajo es describir las indicaciones clínicas y las complicaciones posquirúrgicas en los pacientes con implante secundario de LIO fijada a iris en cámara posterior.

MÉTODOS:
Revisión retrospectiva de una serie de 5 ojos (5 pacientes) con implante secundario de LIO fijada a iris retropupilar (Verisyse). La indicación que usamos para optar por este tipo de LIO fue la ausencia de un soporte capsular adecuado y un contaje endotelial corneal bajo (inferior a 1000 células/mm2). La potencia de la LIO la calculamos estimando una constante A de 116.9. La técnica quirúrgica empleada fue la misma en todos los casos: colocación de LIO Verisyse detrás de la pupila a través de una incisión corneal superior de 5,5 milímetros, fijación iridiana de la LIO en posición inversa (respecto a su implante en cámara anterior) y cierre de la incisión corneal con puntos sueltos de nylon 10/0.

RESULTADOS:
La edad media de los pacientes con implante secundario de LIO fijada a iris en cámara posterior fue 78,2 años, y el tiempo medio de seguimiento postoperatorio fue de un año aproximadamente (13,8 meses). La causa de un soporte capsular inadecuado fueron la luxación del complejo LIO y saco a cámara vítrea en 3 de 5 pacientes (3/5) y la rotura de la cápsula posterior durante la facoemulsificación en 2/5. En la mayoría de los casos (4/5), el implante de LIO Verisyse fue diferido, con un tiempo medio de 5 meses tras la primera cirugía (vitrectomía posterior con extracción de LIO o cirugía de catarata complicada). La agudeza visual (AV) media previa a la colocación de LIO retroiris fue muy baja (cuenta dedos) debido a la condición de afaquia en 4 de los pacientes, pero aumentó hasta 0,7 al final del seguimiento. El contaje

endotelial medio previo fue de 1068 células/mm2, y disminuyó ligeramente hasta 98 células/mm2 en el último control postoperatorio. Hasta la fecha, no hemos observado descompensación corneal ni otras complicaciones asociadas a la LIO Verisyse retropupilar. Sólo 2 pacientes con glaucoma crónico ya conocido requirieron la adición de medicación hipotensora tópica para controlar la presión intraocular.

CONCLUSIONES:
El implante secundario de LIO fijada a iris en cámara posterior, es una alternativa quirúrgica con buenos resultados visuales y una tasa muy baja de complicaciones en pacientes que carecen de soporte capsular adecuado y que presentan un contaje endotelial bajo <1000 células/mm2. Sin embargo, el escaso número de pacientes a los que hemos aplicado esta técnica y su corto periodo de seguimiento, limitan mucho el significado de nuestros resultados favorables. Son necesarios estudios prospectivos con gran número de pacientes y seguimiento a largo plazo, para poder determinar la utilidad real de las LIO fijadas a iris en posición retropupilar cuando su implante en cámara anterior está contraindicado.

 

P-045

LENTES DE FIJACIÓN IRIDIANA EN CASOS DE SUBLUXACIÓN DE LENTES DE CÁMARA POSTERIOR POR PSEUDOEXFOLIACIÓN

Huerva Escanilla, V.; Soldevila Estape, J.; Sanchez Perez, M.C.; Espinet Badia, R.; Jurjo Campo, C.
Hospital Universitario Arnau de Vilanova, Lleida

OBJETIVOS:
Demostrar que el implante de lentes intraoculares de cámara anterior de fijación iridiana es una buena opción refractiva en casos de luxación del complejo saco capsular- lente intraocular debido a la pseudoexfoliación.

METODOS:
Dos casos de mujeres con antecedente de pseudoexfoliación y cirugía no complicada de cataratas que presentaron subluxación inferior del complejo lente–saco capsular años después de la intervención de cataratas. La indicación quirúrgica fue por la mala visión y disturbancias visuales que les originaba el movimiento de la lente. La mejor agudeza visual cuando se conseguía centrar la lente era de 0,2 en el primer caso y de 0,3 en el segundo. En ambos casos se les propuso la extracción del complejo luxado y el implante de una lente de cámara anterior fijada al iris. La potencia de la lente fue calculada mediante biometría de interferometría. No se disponía de la potencia de las lentes impantadas en primera intención. La potencias implantadas fueron de +3 y +17,5 D.

RESULTADOS:
En ambos casos se consiguió la extracción del complejo luxado mediante un abordaje limbar de 6-7 mm. Fue necesario realizar una vitrectomía anterior en ambos casos. El primero presentaba además un anillo de tensión capsular, lo que provocó ruptura del esfínter pupilar debido a que la midriasis farmacológica es pobre en estos casos. Debido a la vitrectomía anterior el iris queda mas flácido y es un poco mas laborioso el implantar estas lentes con la aguja. Tras acabar la implantación se realizó una iridectomía quirúrgica en los dos casos. La ganancia visual fue manifestada ya en los primeros días del postoperatorio. La refracción final y agudeza visual fue : 85o -1,25: 0,6 y 70o -0,50 +0,50: 0,5. Es de destacar que la agudeza visual no fue mejor debido a la maculopatía miópica presente en el primer caso y a la degeneración macular seca asociada en el segundo.

CONCLUSIONES:
El implante de lentes de fijación iridiana es una buena alternativa en casos de luxación de lentes intraoculares secundario a una pseudoexfoliación. Tiene las ventajas frente a las de apoyo angular debido a que muchos de estos pacientes pueden asociar glaucoma. Resultan también una alternativa a las técnicas de sutura del saco a sulcus que puede ser dificultosa debido a la pobre midriasis que suelen presertar también estos pacientes. El resultado refractivo es bastante predicible mediante la biometría aun desconociendo la potencia del implante primario. Financiación. Los autores declaran no tener ningún interés económico en los productos mencionados ni haber recibido financiación alguna en la preparación de este trabajo.

P-046

LENTES DE ÒPTICA DUAL: RESULTADOS CLÍNICOS

Tapia Rivera, R. (1); Gil Arnal, M.A. (2); De La Fuente, Y. (2); Buil, J.A. (2)
(1) Santa creu i Sant Pau, Barcelona; (2) Hospital Santa Creu i Sant Pau. Barcelona

OBJETIVOS:
Evaluar los resultados de la lente de óptica dual en visión lejana, intermedia y próxima; así como la calidad visual subjetiva y calidad de vida. Comparar la sensibilidad al contraste de esta lente con las lentes bifocales Acrysoft ReSTOR SN60D3 y SN6AD1; Tecnis ZMA00.

MÉTODOS:
Se incluyen 14 ojos de 7 pacientes, con implante bilateral y simétrico de lente de óptica dual, en ojos con cataratas sin otra patología asociada y 40 ojos de cada grupo de lentes bifocales.
El cálculo de la lente se realizó con el calculador amocalc.com para la lente de óptica dual y con el IOL Master de Zeiss para las lentes bifocales.

A los 6 meses de la cirugía evaluamos las agudezas visuales de lejos, intermedia y cerca con y sin corrección. Para la agudeza visual de lejos usamos el test de Bailey-Lovie y para la agudeza visual intermedia y de cerca usamos un test decimal estandarizado. La calidad visual subjetiva y calidad de vida, se valoró con cuestionarios estandarizados. La sensibilidad al contraste se evaluó con el CSV-1000 de Vector visión en condiciones fotópicas y mesópicas con deslumbramiento.

RESULTADOS:
La edad media de los pacientes era 64.43 años. El equivalente esférico previo a la cirugía era – 1.07. El equivalente esférico postcirugía fue -1.44. En cuanto a la agudeza visual con corrección a los 6 meses postcirugía, en visión lejana no se encontraron diferencias estadísticamente significativas respecto a las lentes bifocales. En visión intermedia con la corrección de lejos, la lente de óptica dual obtuvo mejores resultados y en visión cercana con la corrección de lejos la agudeza visual fue peor con la lente óptica dual. La sensibilidad al contraste fue significativamente mejor en los pacientes implantados con la lente de óptica dual que en los pacientes implantados con las lentes bifocales, en todas las condiciones de iluminación. La incidencia de halos fue significativamente menor en los pacientes con implante de lente de óptica dual.

CONCLUSIÓN:
La lente de óptica dualconsigue una buena agudeza visual para visión de lejos, una aceptable visión intermedia y proporciona menor porcentaje de independencia de gafas para visión próxima que las lentes bifocales, por el contrario mejora la sensibilidad al contraste respecto a las lentes bifocales, con pocos efectos indeseables.

 

P-047

LENTES TRIFOCALES ¿ SOLUCION A LA PRESBICIA ?

Garcia Madrona, J.L.; Hernandez Ortega, M.A.; Villalva Silva, L.; Cabrerizo Morillas, M.A.; Vinuesa Silva, I.
Hospital Punta de Europa, Algeciras. Cádiz

Realizamos un estudio retrospectivo , en pacientes operados de cirugía de catarata con posterior implante de lente trifocal .

La lente utilizada fue la AT LISA tri 839 MP dicha lente ofrece una adicción cercana de 3,33 dp y una intermedia de 1,66 , la técnica utilizada fue facoemulsificacion con la plataforma SIGNATURE utilizando incisiones de 1,8 y 2,75 mm.

Posteriormente a la cirugía realizamos una encuesta con 15 items en los que se valora el estado subjetivo del paciente , tras la cirugía con el análisis de dichos resultados valoramos la confortabilidad de dicha lente y comparamos con la experiencia anterior con la lente bifocal de dicho fabricante .

La cirugía se realizó en 29 ojos (16 pacientes) y a todos se les sometió a dicha encuesta que fue complementada al mes de la cirugía .

 

P-048

ESTUDIO DE LOS EFECTOS DEL LASER ND: YAG SOBRE EL ESPESOR MACULAR

Ramiro Millan, P.; Del Buey, M.A.; Zabadani Al Rifai, K.; Cabezon Martinez, L.; Cristobal Bescos, J.A.; Almenara, C.; Cruz Neyor, N.; Padgett Tomas, E.; Herrera, L.
HCU Lozano Blesa, Zaragoza

PROPOSITOS:
Evaluar cómo afectan diferentes intensidades de laser Nd:Yag sobre el espesor macular central en pacientes con opacificación de capsula posterior al realizar una capsulotomia MATERIAL Y METODOS:
Se lleva a cabo un estudio descriptivo y prospectivo que incluye 30 ojos (28 pacientes) con opacificación de cápsula posterior tras facoemulsificación e implante de lente intraocular. Se realiza la capsulotomia YAG y se clasifica a los pacientes según la intensidad total de energía (grupo I <50 mJ, grupo II > 50 mJ), el número de disparos y la intensidad de disparo. Se mide el espesor macular pre capsulotomia, a la semana y al mes mediante tomografia de coherencia optica de dominio espectral, Spectralis® (Heidelbreg Engineering)

RESULTADOS:
Se observaron variaciones estadísticamente significativas en el espesor macular en el grupo II, respecto al grupo I. Dichas variaciones fueron transitorias, puesto que al mes no se encontraron diferencias estadísticamente significativas entre ambos grupos.

CONCLUSIONES:
El laser Nd:YAG resulta un procedimiento seguro para tratar la opacificación de capsula posterior.La severidad y duración del aumento del espesor macular será menor, cuanto menor sea la cantidad de energía utilizada.

 

P-049

SÍNDROME DE URRETZS ZAVALÍA POST-DSAEK TRATADA CON IMPLANTE EXPRESS

Muñoz Morales, A. (1); Del Trigo Zamora, J.R. (1); Luchena López, R. (2)
(1) Hospital Universitario Virgen del Rocío, Sevilla; (2) Hospital universitario Virgen del Rocío. Clínica Baviera., Sevilla

INTRODUCCIÓN:
El implante ExPress se ha convertido en un método seguro y eficaz de reducción de la PIO en situaciones especiales. La técnica quirúrgica es similar a la trabeculectomía e igualmente eficaz. Pero es menos traumática, tiene un postoperatorio más corto y con menor inflamación y menor riesgo de complicaciones tempranas como hipotonía severa o atalamia. Asimismo es de utilidad en aquellos pacientes con mayor riesgo de cierre de la trabeculectomía clásica, los que presentan mayor riesgo de fibrosis y cirugías previas. Por todo ello el implante ExPress supone un arma eficaz para los pacientes con trasplante de córnea. Presentamos un caso de una paciente que presentó un síndrome de Urretzs Zavalía tras la realización de DSAEK y que tratamos con implante ExPress.

MATERIAL Y MÉTODO:
Realizamos la técnica DSAEK asistida con microqueratomo de Moria, realizamos la descematorrexis en aire utilizando un vitreotomo con vía de 23 G para mantener presiones. Tras implante del injerto cerramos la incisión con 2 puntos de sutura y mantenemos presiones de 50 a 20 mmHg durante 2 minutos en gradiente descendente para conseguir el pegado del injerto. Dejamos una burbuja de aire de más de media cámara y posicionamiento 24 h. En la primera revisión a las 8 horas se detecta HTO de más de 50 mmHg, pupila en midriasis arreactiva y sintomatología general compatible con el síndrome de Urretsz Zavalía. Se intenta el control de la PIO con medicación tanto tópica como sistémica pero no es posible bajarla por debajo de 40. Se decide entonces realizar una cirugía de drenaje. Optamos por implante ExPress por los antecedentes de la paciente (cirugías previas y paciente joven) así como por el injerto que permanece pegado y transparente. Se realiza trabeculectomía e implante de ExPress P50 con preincisión con aguja de 25G y llenado del 50% de la cámara anterior con un viscoelástico (Viscoat).Posteriormente se realiza un despegamiento de parte del iris incarcerado en perifería del injerto.

RESULTADOS:
La paciente cursa con una disminución de la PIO hasta 12 mmHg al día siguiente de la cirugía, la córnea permanecía transparente, el injerto pegado, mínima inflamación de ca que estaba bien formada y midriasis arrecativa pupilar. El implante estaba bien posicionado, paralelo al iris y se había formado una pequeña ampolla plana. En las siguientes revisiones postquirúrgicas se mantuvo la PIO estable, la córnea transparente, el injerto pegado y la ampolla formada. Actualmente tras 8 meses de seguimiento las presiones están en torno a 15 mmHg sin tratamiento y su av es de 0,5. El injerto persiste transparente y la pupila ha quedado en midriasis arreactiva.

CONCLUSIÓN:
El implante ExPress es una herramienta útil para casos complejos de HTO donde pensamos que la trabeculectomía clásica puede tener peores resultados si aparecen complicaciones como atalamia, hipotonía severa, y donde los pacientes requieren un postoperatorio con menor inflamación y riesgos (pacientes con trasplante de córnea). Asimismo tiene gran utilidad para casos con alta posibilidad de fibrosis por cirugías previas. Hemos ilustrado un caso de síndrome de Urretzs Zavalía post-DSAEK donde la viabilidad del injerto suponía un reto para una cirugía sin complicaciones, y donde el implante ExPress ha conseguido una PIO baja y estable desde el inicio con una técnica sencilla y duradera.

 

P-050

HEMOVÍTREO ¿DE CAUSA DESCONOCIDA.. O CONOCIDA?

Rivero Gutiérrez, V. (1); Aparicio Sanchéz-Lastras, M.J. (1); Fernández Hortelano, A. (1); Suárez Leoz, M. (1); Martín Rodríguez, V. (2)
(1) Clínica La Milagrosa, Madrid; (2) Hospital Gregorio Marañón , Madrid

INTRODUCCION:
Los quistes iridianos pueden ocupar diferentes localizaciones, se dividen en primarios y secundarios. Los primarios a su vez en quistes del epitelio pigmentario y del estroma, y los secundarios en epiteliales, debidos a tumor intraocular o a parásitos.
Dentro de los quistes primarios o neuroepiteliales del iris se encuentran los periféricos (iridociliares), que se forman de manera espontánea en la unión del iris con el cuerpo ciliar, siendo los más comunes. Pueden ser redondos u ovalados, frecuentemente únicos aunque pueden existir casos múltiples. Suelen diagnosticarse de manera casual en personas jóvenes durante una exploración rutinaria. Entre las complicaciones a reseñar esta la producción de un iris plateau focal que podría llevar a la oclusión angular, aunque dicha circunstancia es infrecuente y suele relacionarse con quistes de gran tamaño y dislocaciones. No suelen requerir tratamiento por su carácter benigno.

En cambio los secundarios producen mayores complicaciones tales como edema corneal, uveítis, glaucoma y disminución de la agudeza visual.
La biomicroscopía ultrasónica (BMU) ha supuesto un gran avance tanto en la visualización anatómica del quiste como en el diagnóstico diferencial. Posee una penetración de unos 4 mm en el interior del globo ocular con una resolución lateral y axial aproximada de 50 micras con el transductor de 50 megaherzios (MHz). Superando con creces a la ultrasonografía convencional con un transductor de 10 MHz y una resolución de 300-400 micras.

CASO CLINICO:
Varón de 18 años de edad, remitido de otro centro para valoración y seguimiento de hemovítreo ojo izquierdo de 20 días de evolución. Los antecedentes personales y oftalmológicos no revelan enfermedades, traumatismos ni cirugías asi como ningún tratamiento sistémico ni tópico.

La agudeza visual presentada en el ojo izquierdo (OI), según informe, en el momento agudo es de 0,4. En la exploración actual presenta una agudeza visual con su corrección ojo derecho (OD) -5 -1 a 21 grados de la unidad y por OI con -6,25 -0,75 a 11 grados de la unidad. La presión intraocular es de 13 milímetros de mercurio ambos ojos (AO). La biomicroscopía es normal, sin observarse ninguna masa protruyente en iris, ni asimetría entre la cámara anterior de AO. La gonioscopia de ambos ojos muestra un ángulo abierto sin cambios a lo largo de los diferentes cuadrantes. Se procede a la dilatación de AO. No se observan masas retroiridianas. En el fondo de ojo encontramos una papila con borde nasal levemente sobreelevado, simétrica en AO, mácula y vasculatura normal. La retina periférica se encuentra aplicada sin lesiones

regmatógenas en OD, en OI se observa un hemovítreo inferior en reabsorción con retina aplicada.
Se realiza una retinografia,una ecografía ocular para descartar la existencia de drusas y una angiofluorenceigrafía (AFG) . Siendo ambas normales. A lo largo de la evolución el hemovítreo se va reabsorbiendo no encontrándose lesiones regmatógenas que lo justifiquen por lo que se decide realizar un BMU. La BMU presenta un quiste redondo de 0,77×0,77 iridociliar en OI que produce ligera distorsión en el ángulo, de paredes finas de alta reflectividad y contenido anecogénico, compatible con un quiste iridociliar.

CONCLUSIÓN:
La BMU ha sido un instrumento de gran ayuda en el diagnóstico diferencial de las lesiones iridianas. Es necesario hacer un diagnóstico diferencial con el nevus de iris, lesión sólida con una reflectividad interna heterogénea, que no produce apenas distorsión de las estructuras donde asienta, sin o con crecimiento lento, al contrario del melanoma que es una estructura sólida, cavitada, que distorsiona las estructuras circundantes con crecimiento rápido. También es preciso realizarlo con el meduloepitelioma que presenta una reflectividad desde media hasta alta y múltiples áreas cavitadas .

Los quistes aislados iridocilares no suelen requerir tratamiento, salvo seguimiento. En caso de producir oclusión angular y glaucoma una iridotomía láser o una cistectomía mediante láser podría resolver el problema.
Debido a la ausencia de una causa que justifique el hemovítreo,cabe la posibilidad de que hubiera sido producido por una fricción de éste sobre las estructuras iridociliares causando un sangrado a cámara posterior. No es una complicación común ya que, no se ha encontrado ningún caso en la literatura que relacione quiste iridiano y hemovítreo, pero ante la falta de otro mecanismo de producción ésta podría ser la causa.

 

P-051

TÉCNICA MODIFICADA SIN SUTURAS PARA LA REDUCCIÓN DE UNA AMPOLLA COLGANTE AVASCULAR

Aronés Santivañez, J.R.; Londoño Rojas, G.J.; Pazos Lopez, M.
Hospital de la Esperanza, Barcelona

OBJETIVOS:
Presentar el caso de una paciente con ampolla colgante avascular funcionante con disestesia y alteración de la agudeza visual (AV) resuelta mediante una técnica modificada de reducción sin suturas con utilización de lente de contacto terapéutica (LCT) postoperatoria.

MÉTODOS:
Se trata de una paciente de 74 años que acude por sensación de cuerpo extraño (SCE), hiperemia conjuntival y disminución de AV en ojo derecho (OD) de meses de evolución. Como antecedentes presenta cirugía combinada de catarata y trabeculectomía con uso de mitomicina C (0.2 mg/ml durante 2 minutos) en ambos ojos hace 9 años y cirugía de ptosis en OD hace 3 años. A la exploración presenta AV de 0.4, hiperemia conjuntival moderada, ampolla elevada, avascular y colgante que ocupa 3 mm de córnea superior lo que dificulta el parpadeo. A pesar del aspecto avascular presenta presión intraocular (PIO) estable y sin progresión del glaucoma por lo que se plantea una reducción de ampolla sin revisión de tapete escleral, además se opta por una técnica sin suturas por tratarse de un tejido isquémico altamente friable. Se utiliza una técnica modificada de la descrita inicialmente por Spaeth, se realiza disección de ampolla colgante con manipulador plano, la que se separa con facilidad de la córnea, luego se aplana ampolla con hemostetas y se excisiona ampolla sobrante a nivel del limbo, presentando oozing pero con cámara anterior formada (CAF), finalmente se coloca LCT que se mantendrá 2 semanas según técnica descrita por Ritch añadiendo tratamiento tópico con moxifloxacino y corticosteroides. Se manda a estudio pieza conjuntival excisionada.

RESULTADOS:
En el postoperatorio inmediato presenta menor hiperemia, erosión corneal con pliegues estromales mínimos, CAF y PIO en 10 mmHg. Al retirar la LCT a las 2 semanas se objetiva leve Seidel por poro conjuntival que se resuelve con una semana más de LCT y reducción progresiva de los corticoides. A las 6 semanas de la cirugía la AV mejora a 0.8, PIO se mantiene entre 10 – 12mmHg presentando mejoría de SCE y estética y sin fugas ni oozing. En la biopsia de tejido conjuntival se evidencia epitelio metaplásico, abundantes fibroblastos y ausencia de vascularización confirmando la apariencia clínica de avascularidad. Describimos esta técnica modificada de reducción de ampolla sin suturas con utilización de manipulador plano para la disección (Spaeth) y LCT postoperatoria (Ritch). Es una técnica fácil de realizar, con menor tiempo quirúrgico y de recuperación, mejor control de PIO debido a que no alteramos flujo de ampolla funcionante, y sin riesgo de rasgar el tejido isquémico circundante al no utilizarse suturas.

CONCLUSIONES:
Las ampollas pueden modificarse con el tiempo y convertirse en disfuncionales provocando complicaciones. Las ampollas colgantes invaden la superficie corneal produciendo disestesia, defectos corneales y estéticos. Las ampollas colgantes con PIO correctas pueden resolverse de forma efectiva con esta técnica modificada de reducción sin sutura incluso si presentan un componente avascular como en nuestra paciente. Esta técnica es fácil de realizar, con menor tiempo quirúrgico y de recuperación, mejor control de PIO debido a que no alteramos flujo de ampolla funcionante. Sin embargo, persiste tejido avascular lo que obliga al seguimiento periódico de la paciente para descartar potenciales complicaciones.

 

P-052

REPRODUCIBILIDAD DE LA MEDICIÓN DE LA PRESIÓN INTRAOCULAR Y LA PAQUIMETRÍA EN SUJETOS SANOS CON EL TONÓMETRO DE AIRE CORVIS ST

Toro Utrera, P.; Martínez De La Casa, J.M.; Bañeros Rojas, P.; Méndez Hernández, C.; Díaz Valle, D.; García Feijoó, J.
Hospital Clínico San Carlos, Madrid

OBJETIVO:
Estudiar la reproducibilidad interobservador de la medición de la presión intraocular y la paquimetría con el tonómetro de aire Corvis ST (Oculus).

MATERIAL Y MÉTODOS:
Se realizaron mediciones de PIO y paquimetría en 15 ojos de sujetos sanos con el tonómetro Corvis ST (Oculus).Cada uno de los ojos fue sometido 3 sesiones de medición en días distintos, consistiendo cada sesión en 3 mediciones por un observador y otras 3 mediciones por un segundo observador, siendo el orden de los observadores aleatorizado. Se calcularon los coeficientes de variación y de correlación intraclase.

RESULTADOS:
La PIO media fue de 14.25 ± 1.64 y la PQM media de 549.33 ± 25.48. El coeficiente de variación intersesión en el caso de la PIO fue de 6.9% para el observador 1 y 6.2% para el observador 2. En el caso de la PQM los coeficientes de variación fueron 1,17% y 1.10% respectivamente. El coeficiente de correlación intraclase interobservador fue de 0.97 para la paquimetría y de 0.808 para la PIO.

CONCLUSIONES:
La medición de la PIO y la PQM mediante el tonómetro Corvis ST en sujetos sanos presenta una buena reproducibilidad con escasa diferencia para evaluaciones intra e interobservador.

 

P-053

VORICONAZOL INTRAESTROMAL EN QUERATITIS POR HONGOS FILAMENTOSOS

García López, A.; Costales Álvarez, C.; Baamonde Arbaiza, B.; Parra Rodríguez, T.; Galindo Bocero, J.
Hospital Universitario Central de Asturias. Oviedo

INTRODUCCIÓN:
Las queratitis fúngicas se caracterizan por un curso lento e insidioso, siendo su estudio microbiológico fundamental de cara a un diagnóstico precoz y un tratamiento adecuado, ya que de lo contrario pueden producir graves complicaciones. Existen múltiples especies capaces de producir queratitis: hongos filamentosos (Fusarium solani, Apergillus fumigatus, Scedosporium apiospermum…) y levaduras (Candida albicans la más típica). El uso de lentes de contacto hidrófilas es un factor de riesgo para estas infecciones.

CASO CLÍNICO:
Varón de 33 años, miope, usuario de lentes de contacto, que desarrolla queratitis fúngica grave. El estudio microbiológico revela como agente causal Fusarium solani, obteniéndose crecimiento de éste en el cultivo del estuche de las lentes de contacto, siendo negativas las muestras de fondo de saco conjuntival y raspado corneal. A pesar de tratamiento con antifúngicos tópicos y sistémicos, la evolución era desfavorable. Se produjo una pequeña perforación corneal central que se selló espontáneamente. Finalmente, tras instaurarse tratamiento con antifúngicos intracamerulares y repetidas inyecciones intraestromales de voriconazol, la infección se resolvió satisfactoriamente, quedando como secuela un leucoma corneal de pequeño tamaño.

CONCLUSIÓN:
La queratitis fúngica sigue siendo actualmente una patología difícil de diagnosticar y tratar. La inyección de voriconazol intraestromal se presenta como un tratamiento adyuvante eficaz y seguro en la queratitis fúngica filamentosa de mala evolución. La principal ventaja de esta modalidad terapéutica es que permite alcanzar una concentración intracorneal alta, lo cual en muchos casos no es posible únicamente con tratamiento antifúngico tópico y sistémico.

 

P-054

TRATAMIENTO CON TACROLIMUS TÓPICO EN LA EPIESCLERITIS SIMPLE

Rocha Cabrera, P.; Rodriguez Martín, J.; Ruiz De La Fuente Rodriguez, P.; Losada Castillo, M.J.; Serrano García, M.A.
Hospital Universitario de Canarias. La Lagun. Santa Cruz de Tenerife

OBJETIVOS:
El objetivo del presente caso clínico es demostrar la utilidad del tacrólimus en el tratamiento y prevención de la recidiva de la epiescleritis simple.

MÉTODOS:
Describimos el caso clínico de una mujer de 48 años de edad, con antecedentes personales de episodio de uveítis anterior aguda izquierda en el año 2009, tres episodios de repetición de epiescleritis simple temporal, con estudio sistémico en el que destaca positividad para herpes tipo 2, Mantoux y Quantiferón positivo en el año 2011, por lo que recibe triple terapia antituberculostática. Estando sin actividad uveítica desde el 2009, realiza varios brotes de epiescleritis simple en el 2012 a pesar del tratamiento con ciclosporina, corticoides enterales y antiinflamatorio tópico. Por todo ello se pauta tacrólimus tópico sin recidiva posterior. En el momento actual mantiene agudeza visual de unidad por el ojo derecho y 0.8 por su ojo izquierdo, sin actividad uveítica anterior, sin datos de epiescleritis y fondo de ojo normal.

RESULTADOS:
Tras la aplicación de tacrólimus tópico mañana y noche se observa la estabilización del cuadro ocular, no apareciendo nuevo brote de actividad inflamatoria de la superficie ocular, existiendo buena tolerancia y prescindiendo del tratamiento inmunosupresor y esteroide enteral.

CONCLUSIONES:
La aplicación de tacrolimus tópico conduce a la estabilización del cuadro de epiescleritis, inhibiendo la actividad inflamatoria y respuesta inmune de la enfermedad. En nuestro caso, la ausencia de nuevo brote tras el uso del fármaco nos hace prescindir de la ciclosporina y esteroides orales.

 

P-055

VORICONAZOL INTRAESTROMAL EN EL MANEJO DE LAS QUERATITIS CANDIDIÁSICAS

Galindo Bocero, J.; Baamonde Arbaiza, B.; Parra Rodríguez, T.; Costales Álvarez, C.
Hospital Universitario Central de Asturias, Oviedo

INTRODUCCIÓN:
Las queratitis fúngicas habitualmente tienen carácter oportunista y se caracterizan por un curso más lento e insidioso que las bacterianas, con peor respuesta al tratamiento y peor pronóstico visual a largo plazo.

CASO CLÍNICO:
Paciente con queratouveítis de repetición en ojo izquierdo (OI) de 14 años de evolución, de etiología no filiada (sospecha de herpes), intervenida en otro centro de Queratoplastia Penetrante en dos ocasiones. Consulta por cuadro de dolor y pérdida de visión de 3 semanas de evolución, que había empeorado a pesar de tratamiento con antibióticos tópicos.

La exploración oftalmológica inicial presenta una agudeza visual (AV) de percepción luminosa en OI. El polo anterior muestra una importante reacción inflamatoria, con opacificación del injerto y presencia de infiltrado blanquecino de XI a I horas, de bordes algodonosos y afectación estromal. El fondo de ojo no se puede visualizar por opacidad de medios, por lo que se realiza una Ecografía, que descarta ocupación vítrea. El cuadro clínico es compatible con una Queratitis Fúngica, por lo que se inicia tratamiento empírico que incluye la combinación de Voriconazol oral y tópico. El aspirado de humor acuoso es positivo para Candida parapsilosis. Se decide la administración de forma adyuvante de Voriconazol intraestromal, mediante inyecciones semanales. La evolución es favorable y en pocas semanas la AV pasa a movimiento de manos, la reacción inflamatoria se reduce y el tamaño y la densidad del infiltrado disminuye, lo que permite suspender el Voriconazol sistémico.

CONCLUSIONES:
El voriconazol es un antifúngico de amplio espectro que se administra de forma tópica y sistémica, pudiendo emplearse además por vía intracorneal. Las inyecciones intraestromales permiten una reducción más rápida del tamaño y la densidad de la infiltración corneal, con buena tolerancia.

 

P-056

QUERATITIS POR STENOTROPHOMONAS MALTOPHILIA

Pedemonte Sarrias, E. (1); Pradas Chacón, J. (2); Salvador Playà, T. (1); Calbo Sebastian, E. (1); Sassot Cladera, I. (1); Barbany Rodríguez, M. (1)
(1) Hospital Universitari Mútua Terrassa, Terrassa; (2) Consorci Sanitari de Terrassa, Terrassa

INTRODUCCIÓN:
Stenotrophomonas maltophiliaes una bacteria gram negativa omnipresente que actúa como patógeno oportunista, especialmente en pacientes inmunodeprimidos y en el ámbito hospitalario. Presentamos un caso de queratitis en un contexto de afectación de la superficie ocular en paciente con diabetes tipo l.

CASO CLÍNICO:
Paciente de 31 años, diabética tipo I de 19 años de evolución y de difícil control, que presenta anillo de necrosis estromal con descematocele central en ojo derecho e intensa reacción fibrinoide en cámara anterior, con sospecha de queratitis fúngica.
Se practica queratoplastia penetrante tectónica asociando voriconazol en cámara anterior (CA) e intraestromal, además de cefuroxima en CA.

En el cultivo del tejido extirpado se aísla Stenotrophomonas maltophilia sensible a cotrimoxazol. Se trata con sulfametoxazol/trimetropima 4000/800mg diarios en 3 tomas durante 20 días, además de ciprofloxacino tópico cada 2h.
Al mes de la intervención la queratitis está inactiva, el injerto ligeramente edematoso, persistiendo un defecto epitelial en el donante, a pesar del tratamiento con suero autólogo y lágrimas artificiales

CONCLUSIONES:
La capacidad de sobrevivir en biofilms y adaptarse a los cambios ambientales hacen de S. maltophiliaun patógeno persistente y difícil de tratar. La afectación oftalmológica es muy poco frecuente.
En nuestro caso, y basándonos en la sensibilidad a antibióticos, el tratamiento con trimetropima/sulfametoxazol vía oral combinado con ciprofloxacino tópico fue eficaz en la resolución de la queratitis por S. maltophilia.

FINANCIACIÓN:
Ninguno de los autores tiene interés financiero o industrial en la materia.

 

P-057

ENDOFTALMITIS AGUDA TRAS IMPLANTE DE OZURDEX® INTRAVÍTREO EN LA OVCR

Marchino Aguilar, T.; Vela Segarra, J.I.; Sánchez Jayussi, S.; Buil Calvo, J.A.
Hospital Sant Pau, Barcelona

MÉTODOS:
Mujer de 74 años de edad sin antecedentes patológicos de interés con diagnóstico de OVCR izquierda que recibió Ozurdex®intravítreo. La MAVC era de 2/10. A las 48 horas de la inyección, la paciente presentó ojo rojo doloroso y la agudeza visual disminuyó a percepción de luz. La sospecha fue de endoftalmitis post inyección intravítrea

RESULTADOS:
Se inició tratamiento según protocolo con la administración de antibióticos sistémicos, intravítreos y colirios tópicos reforzados, sin mejoría significativa. Se realizó biopsia vítrea y explante del dispositivo vía vitrectomía. El cultivo fue positivo para Alloiococcus otitidis. La evolución fue favorable. A los dos meses la MAVC era de contar dedos a 30 cms y el aspecto de fondo de ojo mostraba fibrosis macular.

CONCLUSIONES:
Recomendamos la extracción del dispositivo de dexametasona en casos de endoftalmitis asociada a implantes intravítreos porque este dispositivo probablemente pueda actuar como reservorio permanente de organismos si permanece en cavidad vitrea.

 

P-058

OXIDATIVE STRESS IMPLICATION IN PTERYGIUM

Johnsen-Soriano, S. (1); Arnal, E. (1); Martínez-Belda, R. (1); Quevedo, A. (1); Peris-Martínez, C. (1); Romero, F.J. (2)
(1) Fundación Oftalmológica del Mediterráneo, Valencia; (2) Universidad Católica de Valencia, Valencia

PURPOSE:
To analyze the expression of oxidative stress markers in pterygium tissue. Pterygium is a common ophthalmological disease, which has a fibrovascular neoformation characterized by a triangular (wing-shaped) overgrowth of abnormal conjunctiva onto the cornea and is composed of epithelium and a highly vascular loose connective tissue.

METHODS:
18 pterygium were surgically removed using the free superior bulbar conjuctiva FLAP procedure and 15 normal bulbar conjunctivas were also obtained. The research reported was conducted in compliance with “Declaration of Helsinki”. Formalin-fixed, paraffin-wax-embedded tissues were analyzed by immunohistochemistry with GSH (glutathione), MDA (malondialdehyde), SOD (superoxide-dismutase) and HNE (Hydroxynonenal) antibodies.

RESULTS:
Our study revealed antioxidants defences in the tissue were decreased. We observed GSH positive cell density significantly decreased (60,9 ± 2,7 GHS positive cells/ total cells) in the pterygium samples compared to the normal conjunctiva samples (70,8 ± 5,0 GSH positive cells/ total cells) and similarly occurred in the SOD positive cell density. Moreover, the oxidative markers were increased: HNE positive cell number was significantly higher in the pterygium samples (75,0± 3.5 HNE positive cells/ total cells) than in the conjunctiva samples (66,9 ± 5.2 HNE positive cells/ total cells), as well as MDA marker, a lipid peroxidation product.

CONCLUSIONS:
The finding of a lower antioxidant defences and a higher oxidative products in pterygium samples suggest implication of oxidative stress pathways in human pterygium pathogenesis.

 

P-059

DIAGNÓSTICO POR TOMOGRAFÍA DE COHERENCIA ÓPTICA EN LAS COMPLICACIONES A LARGO PLAZO DE LAS LENTES INTRAOCULARES

Rocha Cabrera, P.; Ruiz De La Fuente Rodríguez, P.; Aguilar Estévez, J.; Abreu Reyes, J.A.
Hospital Universitario de Canarias, Santa Cruz de Tenerife

OBJETIVOS:
El objetivo de nuestro trabajo es describir la utilidad de la tomografía de coherencia óptica (OCT) en el diagnóstico y en la decisión terapéutica más adecuada tras algunas complicaciones a largo plazo de la implantación de la lentes de cámara posterior, tanto fáquica como pseudofáquica tras la cirugía de la catarata.

MÉTODOS:
Describimos varios casos clínicos, uno de ellos tras la implantación de lente fáquica para corrección refractiva y otros tras el implante de lente intrasacular tras la cirugía de la catarata. Todos los casos sin complicaciones intraoperatorias.

RESULTADOS:
El primer caso es un varón de 29 años con antecedentes oculares de edema macular derecho, tras el implante de lente fáquica previa cinco años antes en ambos ojos, la agudeza visual en ojo derecho es de 0.5 y unidad en ojo izquierdo, en la biomicroscopia destaca corectopia nasal con cierta dispersión de pigmento sobre la lente y atrofia del esfínter iridiano, el polo posterior en el momento de la exploración es normal ,la OCT nos demuestra el contacto iridolenticular estrecho existente, con pérdida de pigmento iridiano, podemos medir el Vault existente entre la lente y cristalino sirviéndonos de referencia.

En los otros casos se describen tras la cirugía de la catarata, diferente magnitud de la distensión capsular, en uno de ellos podemos observar el depósito en el espacio retrolenticular de un contenido lechoso o lactocrumenasia causando un importante deterioro de la agudeza visual.

CONCLUSIONES:
En el primer caso, la OCT nos ha ayudado a decidir el explante de la lente. En los casos de distensión capsular nos orienta hacia el tratamiento más adecuado en función de la magnitud de la misma y del posible contenido de la distensión capsular. El contenido con lactocrumenasia puede estar asociado a gérmenes de crecimiento lento como el Propionibacterium acnes o el Staphylococcus epidermidis por lo que la vitrectomía pars plana con toma de muestras y capsulotomía posterior pueden estar indicadas.

 

P-060

RELATIONSHIP BETWEEN CORNEAL TOMOGRAPHY AND ABERROMETRY IN KERATOCONUS USING SCHEIMPFLUG IMAGING

Faria Correia, F. (1); Torrão, L. (2); Figueira, L. (2); Moreira, R. (2); Falcão Reis, F. (2)
(1) Centro Hospitalar São João; Hospital CUF; Clínica Oftalmológica Dr Horácio Correia, Porto; Bragança; (2) Centro Hospitalar São João, Porto

INTRODUCTION:
The keratoconus is a noninflammatory and progressive ectatic disease of the cornea, which leads to corneal thinning. Previous data reports that cone decentration determines an increase in the magnitude of higher order aberrations, particularly vertical coma. Thus, in the evaluation and staging of this disease is indispensable to study the corneal tomography and wavefront analysis.

METHODS:
Comparative retrospective study of 97 eyes with keratoconus. The eyes were classified into 5 groups: Suspect group and four other groups according to the Amsler-Krumeich classification of keratoconus.Wavefront (RMS Vertical coma; Zernicke analysis – Front Cornea, Back Cornea, Total Cornea) and tomography data (Belin-Ambrosio Display) were obtained using the software provided by the Oculus Pentacam system. The values of apex-distance thinnest point were divided in corneal rings centered at the apex (scale in mm): 1st) <0.70 2nd) 0.70 to 0.89 3rd) 0.90 to 1.09 4th) 1.10 to 1.29 5th) > 1.30.

RESULTS:
There was a statistically significant difference in the RMS Vertical Coma (Front Surface, Back Surface, Total Cornea) between the rings. For Total Vertical Coma, the 2ndand 3rd rings had the highest mean values (-2.653 and -2.537, respectively), being the difference with the mean values of 4thring (-1.258) statistically significant (p <0.05). The diference of anterior/posterior surface elevation and keratoconus degree between the rings was not statistically significant (p> 0.05).

CONCLUSION:
Keratoconus is associated with an increase in HOAs, being negative vertical coma aberration its main wavefront feature. When assessing cone decentration, we noted that RMS of Vertical Coma increased to a certain hypothetical limit, beyond which would decrease. Therefore, this aberration should not be regarded as simple measurement of decentration in ectatic disease, as decentration does not necessarily correlate with disease severity.

 

P-061

IMPACTO DE LA CIRUGÍA DE CATARATAS DEL SEGUNDO OJO EN LA FUNCIÓN VISUAL

Villafruela Guemes, I.; Arteaga De Mora, P.; Colas Martin, T.; Prieto Del Cura, M.; Cacho Gonzalez, L.; Dorado Lopez-Rosado, A.; Lopez Tizon, E.; Izquierdo Vazquez, C.; Agudo Díaz- Heredero, V.; Martin Ruiz, G.
Hospital del Tajo, Aranjuez. Madrid

RESUMEN:
Se realizó un estudio prospectivo sobre 110 ojos intervenidos de catarata senil, en un hospital de nueva creación, con objeto de conocer la mejora de calidad de vida que supone a dichos pacientes la cirugía de cataratas. Pretendíamos conocer el área de salud sobre el que intervenimos y la mejora de su función visual y satisfacción global del paciente.

RESULTADOS:
Realizamos un estudio sobre 110 ojos, 70 primeros ojos (63.6%) y 39 segundos ojos (35%), 1 paciente tenía un “ojo único”. El 52% fueron mujeres frente al 48% hombres; se intervinieron 60% de ojos derechos y 40% de ojos izquierdos. La edad media fue de 72.8+/-8.1 años.
La comorbilidad mas frecuente fue de HTA en mas del 50% de pacientes (58%) y diabetes mellitus 29%

La agudeza visual media a los tres meses de la cirugía fue de 0.87 (0.82-0.90).
El 100% de los pacientes contestaron el test VF 14 antes y después de la cirugía.
La media del estado de salud preoperatorio fue de 76.87+/- 1.4, con un valor similar entre hombres y mujeres. Postoperatoriamente todos mejoraron su estado de salud, alcanzando una media de 90.51 +/-9.93, frente a la media prequirúrgica de 76.87+/- 15.39 que fue estadísticamente significativo (test de Wilcoxon para muestras aparejadas (p<0.05)), no hubo diferencias estadísticamente significativas entre hombres y mujeres.
Tras operarse el segundo ojo la función visual también mejoró de 79.65+/- 13.84 a 88.40+/- 11.07 con significación estadística (p<0.05).

CONCLUSIONES:
Se concluye que el VF 14 es un instrumento útil y fiable para medir la calidad de vida relativa a la visión en pacientes intervenidos de cataratas.
Tras operarse del segundo ojo se constata que existe una mejoría de agudeza visual objetivable, así como una mejora en la función visual medida con el VF 14.