Congreso SECOIR Barcelona 2013 – Comunicaciones Libres

C-001

QUERATOPLASTIA LAMELAR ANTERIOR PROFUNDA Y FACOEMULSIFICACIÓN

Celis Sánchez, J.; Fidalgo Broncano, A.; Núñez Plascencia, R.; Avendaño Cantos, E.M.; Mesa Varona, D.; Cebrian Rosado, E.; Alfaya Muñoz, L.; Zarco Tejada, J.M.; López Mondéjar, E.; González Del Valle, F..
H.G. “LA MANCHA-CENTRO”, Alcazar de San Juan

OBJETIVOS:
Evaluar la técnica y resultados de la cirugía combinada de la queratoplastia lamelar anterior profunda con facoemulsificación en casos de opacificación corneal más catarata.

MÉTODOS:
En pacientes con opacificación corneal que afectaba el estroma anterior o profundo, sin lesión endotelial y que presentaban simultáneamente una catarata, se realizó una cirugía combinada de trasplante lamelar corneal y facoemulsificación con implante de lente intraocular. En primer lugar se realizó la facoemulsificación asistida por tinción capsular y, en algún caso, iluminación intracameral para visualizar la cápsula anterior. Después del implante de la lente se realizó una queratoplastia lamelar anterior profunda mediante disección manual con espátulas.

RESULTADOS:
Presentamos los datos de 10 ojos de 10 pacientes con leucomas corneales de diversa etiología, con un seguimiento medio de 20 meses (rango 30 a 9 meses). La agudeza visual media previa era de 0,1 (rango 0,16- mov. Bultos). La agudeza visual media a los 3 meses fue de 0.28 (rango 0.1-0.6) y de 0.40 a los 9 meses (rango 0.1-0.8). Un ojo requirió un retrasplante por pérdida de transparencia secundaria a una queratitis herpética.

CONCLUSIONES:
La realización simultánea de facoemulsificación y queratoplastia lamelar anterior profunda es una técnica posible en ojos que presenten la coexistencia de una catarata y una opacidad corneal con resultados alentadores.

FINANCIACIÓN:
Ninguno de los autores tiene algún interés financiero o industrial en la materia o ha recibido remuneración de alguna compañía mencionada.

 

C-002

RESULTADOS REFRACTIVOS EN 15 PACIENTES OPERADOS DE DALK (DEEP ANTERIOR LAMELLAR KERATOPLASTY): CONSIDERACIONES SOBRE LA DISPARIDAD INJERTO-HUESPED.

Macaya Pascual, J.L.; Sabala Llopart, A.; Arango Rodriguez, A.; Carbonell Puig, M..
Hospital General Universitari Germans Trias i Pujol, Badalona

RESUMEN:
Se revisan los resultados refractivos de 15 pacientes bien documentados con seguimiento mínimo de 1 año. Se evalúan los resultados en relación con la disparidad diámetro injerto- huésped a raíz de alguna sorpresa refractiva en algún paciente.

 

C-003

SCLERO DALK: UNA ALTERNATIVA A LA BIG BUBBLE.

Orduña Domingo, E.; Regueiro Salas, R.. UOB, Palma de Mallorca

OBJETO:
Estudiar la viabilidad de un nuevo procedimiento para realizar una queratoplastia lamelar anterior profunda (DALK) mediante abordaje del espacio predescemético desde una esclerotomia profunda.

METODO:
En el quirófano experimental en 2 ojos de cadáver, realizamos una esclerotomia profunda, a 80-90% del espesor escleral, hasta entrar en el Canal de Schlemm lo que nos permite abordar el espacio predescemetico. Desde el se realiza una viscodiseccion de la Membrana de Descemet. Seguidamente hacemos una trepanación corneal de 7,5 mm sin llegar a perforar o perforando parcialmente y completándose con tijeras. Se realiza la sutura del botón donante. En experimental se utilizan 2 ojos de cadáver y en 5 ojos in vivo, 3 afectos de Queratocono y 2 con opacidades de la cornea de diferentes etiologías

RESULTADOS
En los dos ojos que utilizamos en el quirófano experimental se consigue finalizar el procedimiento sin incidencias, lográndose una completa y perfecta diseccion de la membrana de Descemet
En vivo se ha realizado en 5 ojos en los cuales se logra completar la Viscodiseccion en 3 de ellos, pero un caso se desgarra la Membrana de Descemet con la espátula y se produce una hernia de iris por la Esclerotomia, reconvirtiendo en Queratoplastia penetrante y en otro ojo se produce una microperforacion en la pared interna del canal de Schlemm y se decide cerrar la esclerotomia y realizar una DALK mediante la técnica de la Big Bubble.

En el postoperatorio no se observa opacidad de la interfase, pero en un caso se ha producido una pequeña ampolla de filtración por la esclerotomia con tension ocular normal.

CONCLUSIONES:
La Tecnica que hemos denominado S-DALK, podría ser una alternativa a la Big Bubble, ya que, pensamos que es mas fácil asegurar que hemos disecado la Membrana de Descemet, asegurando la ausencia de opacidad de la interfase. Sin embargo el utilizar el limbo corneoescleral pudiera comprometer futuras cirugías de glaucoma.

 

C-004

NOMOGRAMA PARA LA OBTENCIÓN DE UN DISCO DONANTE FINO EN DSAEK

Cano Ortiz, A.; Villarrubia Cuadrado, A.. HOSPITAL LA ARRUZAFA, CORDOBA

OBJETIVO :
Desarrollar un nomograma en el que teniendo en cuenta la paquimetria de la córnea donante , el cabezal del microqueratotmo y la velocidad de avance de la cuchilla del mismo nos permita obtener lamelas endoteliales comprendidas entre 70 y 120 micras en el 90 % de los casos

MATERIAL Y MÉTODOS
Teniendo en cuenta el principio de que a menor velocidad de avance de la cuchilla la lamela anterior corneal es mayor, realizamos según un nomograma propio cortes en 60 corneas donantes mediante cabezales de 450 y 500 micras con el microqueratomo AMADEUS II ( Ziemmer, Switzerland) con diferentes velocidades de avance de la cuchilla, dependiendo de la paquimetría previa. Un mes después de la cirugía medimos el grosor del disco mediante OCT- VISANTE ( Carl Zeiss, Germany). En 30 pacientes sin comorbilidad asociada se mide la mejor agudeza visual corregida 3 meses después de la cirugía.

RESULTADOS :
La media del disco donante fue de 99,29 micras , con una desviación estandar de 17,08. Solo 2 de los 60 casos presentaban grosor superior a 120 micras y en ningún caso fue superior a 130 micras. En estos dos casos la paquimetría previa era superior a 600 micas. Esto supone que en el 96,72 % de los casos hemos obtenido el target deseado. El 50 % de los injertos tiene grosor igual o inferior a 100 micras. En los 31 pacientes sin comorbilidad asociada se obtuvo una agudeza visual corregida media de 0,8 con una desviación estandar de 0,15. No tuvimos en ningún caso button hole.

CONCLUSIONES.
El uso de un microqueratomo automatizado que nos permite una velocidad continua de la cuchilla siendo ésta regulable, hace de la DSAEK una técnica más reproducible que con microqueratomos manuales. Estos resultados obtenidos, si no exactamente igual de buenos, son muy similares a DMEK , y nos permiten unos resultados muy reproducibles y con menos posibilidad de fallar en la obtención del tejido necesatio para la realización de la cirugía endotelial

 

C-005

COMPLICACIONES POCO FRECUENTES EN DSAEK

Cano Ortiz, A. (1); Villarrubia Cuadrado, A. (2).
(1) hospital Arruzafa, cordoba; (2) HOSPITAL ARRUZAFA, CORDOBA.

OBJETIVO:
Describir las complicaciones menos frecuentes en DSAEK

MATERIAL Y METODOS:
Se describen casos en los que hemos tenido una complicación no frecuente en cirugía de DSAEK. Se afrontará:

  • Descentramiento

  • Desprendimiento Parcial del Disco

  • Defecto Epitelial Persistente

  • Epitelización en la Entrecara

  • Urrets-Zavalía

  • Infección en la Entrecara

  • Edema Entrecara postLASIK

  • Desprendimiento de retina , edema macular quístico y membranas epiretinanas.


DISCUSION:

A pesar de que la DSAEK es una técnica con unos resultados muy buenos en un porcentaje muy alto de ocasiones debido a la gran estandarización de la técnica, en algunas situaciones podemos tener complicaciones que van desde cuadros leves o sin relativa transcendencia hasta cuadros que pueden terminar comprometiendo la funcionalidad del ojo intervenido.

 

C-006

INCIDENCIA DE EDEMA MACULAR QUÍSTICO EN DSAEK COMBINADA CON CIRUGIA DE CATARATA, COMPARADA CON DSAEK AISLADA.

Pedemonte Sarrias, E. (1); Salvador Playà, T. (1); Sassot Cladera, I. (1); Ribas Martínez, J. (2); Barbany Rodríguez, M. (1).
(1) Hospital Universitari Mútua Terrassa, Terrassa; (2) Hospital de Cabueñes, Gijón.

OBJETIVO
Comparar la incidencia de edema macular quístico (EMQ) postquirúrgico tras Queratoplastia endotelial automatizada con arrancamiento de la membrana de Descemet (DSAEK) en pseudofáquicos de cámara posterior (PCP) con la incidencia tras DSAEK asociada a facoemulsificación con implante de lente intraocular (LIO).

MÉTODOS
Analizamos retrospectivamente una muestra formada por 58 ojos de 49 pacientes; 43 ojos eran PCP y 15, fáquicos. El diagnóstico previo fue distrofia endotelial de Fuchs descompensada (37), queratopatia bullosa pseudofáquica (15) u otra patología endotelial (6). Al primer grupo se le practicó DSAEK y al segundo, DSAEK+facoemulsificación+implante de LIO. Recibieron profilaxis de EMQ 3 pacientes del primer grupo y 6 del segundo. El 95% de los pacientes (55) se controló durante un mínimo de 7 semanas (media=51 semanas) con una media de 8±4 visitas. El diagnóstico de EMQ se realizó con exploración fundoscópica y OCT.

RESULTADOS
En los pacientes a quién se practicó sólo DSAEK se detectó una incidencia del 9% de EMQ (4 casos), frente al 27% en el caso de DSAEK+facoemulsificación+implante de LIO (4 pacientes). Uno de los tres casos de DSAEK que recibieron profilaxis presentó EMQ. Ninguno de los casos de cirugía combinada que recibieron profilaxis para EMQ sufrió la complicación. .

CONCLUSIONES
El triple procedimiento (DSAEK+facoemulsificación+implante de LIO ) presenta una mayor incidencia de edema macular quístico postquirúrgico que DSAEK aislada.
Recomendamos emplear profilaxis de EMQ en estos pacientes, ya que parece reducir la incidencia de dicha complicación.

Son necesarios nuevos estudios que confirmen nuestra hipótesis.

 

C-007

QUERATOPLASTIA PROTEGIDA POR PSEUDOCÁMARA: NUEVA TÉCNICA NO PENETRANTE DE ESPESOR TOTAL

Lisa, C.; Naveiras, M.; Fernández-Vega, L.; Alfonso, J.F..
Instituto Oftalmológico Fernández-Vega, Oviedo
Setting: Instituto Oftalmológico Fernández-Vega, Oviedo, España

OBJETIVO:
Describir, definir las indicaciones y presentar los resultados preliminares de un nuevo concepto de queratoplastia: la queratoplastia protegida por pseudocámara (por sus siglas en inglés PPK); una técnica en dos pasos, no penetrante y de espesor total, especialmente diseñada para casos queratoplastia de alto riesgo.

MÉTODOS:
En este estudio hemos incluido 15 ojos de 15 pacientes con edema corneal y queratopatía bullosa. Se trata de 13 hombres y 2 mujeres con una edad media de 75±7 años a los que se les realizó la nueva técnica PPK. El periodo de seguimiento mínimo fue de 12 meses. 2 ojos eran fáquicos, 2 afáquicos, 5 tenían lente de cámara anterior, 5 lente en saco capsular y 1 en sulcus. Además, 6 ojos presentaban pupilas irregulares y/o sinequias anteriores, y en 3 ojos se había realizado cirugía de retina previa. El procedimiento se dividió en 2 etapas diferidas en el tiempo: en la primera cirugía, después de una trepanación de 2/3 del espesor total de la córnea, se realiza una disección lamelar del estroma dejando una lámina de lecho receptor inferior a 100 micras. Seguidamente, se coloca la córnea donante con su endotelio, sobre un colchón de viscoelástico cohesivo; se procede a la sutura del injerto con 16 puntos sueltos y, para finalizar, se introduce de nuevo viscoelástico en la interfase entre ambas córneas para crear una pseudocámara. En la segunda cirugía, entre 3 y 6 meses después, se procede al corte y extracción de la lámina de estroma y endotelio receptor (endotelectomía), a través de una o dos paracentesis. El corte se puede realizar con tijeras de vitrectomía o empleando un láser de femtosegundo; la extracción de la lámina se realiza mediante una pinza de vitrectomía.

RESULTADOS:
Todos los ojos presentaban edema estromal y epitelial con fibrosis significativa, una paquimetría central media de 726±108 micras y una agudeza visual con corrección (AVCC) menor o igual a 0.16 en todos los casos. En 2 ojos se explantó la lente de cámara anterior, en otros 2 se hizo una reconstrucción del segmento anterior y en 2 casos se realizó en el mismo acto quirúrgico una cirugía de facoemulsificación con implante de LIO en uno de ellos. El contaje endotelial (CE) medio del injerto transplantado fue de 2538±193 cel/mm2. Antes de extraer la lámina de estroma y endotelio de la córnea receptora la AVCC media era de 0.07±0.04 y el CE medio de la córnea donante de 1744±308 cel/mm2 lo que equivaldría a un 28% de pérdida celular. La extracción de la lamina se realizó entre 3 y 6 meses tras la cirugía inicial y con el láser de femtosegundo en todos los ojos excepto uno, donde el procedimiento fue manual mediante pinzas y tijeras de vitrectomía. Después de eliminar el lecho residual la AVCC media fue de 0.2±0.23 siendo igual o mejor a la previa en todos los casos. El CE se mantuvo en 1543±421 cel/mm2, por lo que se perdieron un 11,5% de células tras la endotelectomía. No se registraron complicaciones intra o postoperatorias durante todo el procedimiento. En 8 ojos fue necesario introducir de nuevo viscoelástico en la pseudocámara en los primeros meses tras la queratoplastia; en este sentido tampoco se presentaron complicaciones.

CONCLUSIONES:
La Queratoplastia protegida por pseudocámara (PPK) representa una alternativa eficaz y segura a la queratoplastia penetrante en aquellos casos con queratopatía bullosa asociada a otras patologías del segmento anterior. Es un nuevo concepto de queratoplastia que evita la cirugía a cielo abierto y disminuye las complicaciones inherentes a estos casos.

Financiación: Los autores declaran no tener interés económico en ninguno de los productos o técnicas descritos.


C-008

IMPLANTE DE ANILLOS CORNEALES INTRAESTROMALES PARA CORREGIR EL ASTIGMATISMO RESIDUAL EN PACIENTES CON QUERATOPLASTIA

Fernández López, E.; Fandiño López, A.; Madrigal Quevedo, A.; Pastor Pascual, F.; Peris Martínez, C.
Fundación Oftalmológica del Mediterráneo, Valencia

OBJETIVOS
La agudeza visual final alcanzada en pacientes con queratoplastias puede verse limitada por un astigmatismo residual postquirúrgico, que aparece entre el 10 y 27% de estos pacientes, según describe la literatura. Cuando las medidas ópticas no son suficientes para corregir el astigmatismo, se han empleado diferentes técnicas quirúrgicas como incisiones corneales relajantes, PRK, LASIK, implante de lentes tóricas, o recientemente los anillos intraestromales. En este trabajo evaluamos los resultados visuales, refractivos y topográficos tras el implante de anillos corneales intraestromales en pacientes con astigmatismo residual post-queratoplastia.

MÉTODOS
Se operaron un total de 8 ojos de 8 pacientes que presentaban un astigmatismo elevado después de haber sido intervenidos de queratoplastia y haberse retirado ya todas las suturas. Los pacientes presentaban unos valores de cilindro iniciales entre 4,7 y 11D, con una K máxima (Kmáx) media de 50,13 D y K mínima (Kmin) media de 41,94 D.

La creación del túnel estromal se realizó mediante láser de femtosegundo, realizando la incisión en el eje topográfico más curvo calculado por Pentacam. Se implantaron dos segmentos intraestromales en cada paciente a una profundidad media de 363 μ.
Los siguientes parámetros fueron estudiados antes de la cirugía, al mes y a los 6 meses: agudeza visual sin y con corrección (AVsc y AVcc), esfera, cilindro y Kmáx y Kmin medidas mediante topografía (Pentacam).

RESULTADOS
La AVsc media mejoró de forma significativa al mes de la cirugía, pasando de 0,10±0,18 en el preoperatorio a 0,26±0,22 al mes de la cirugía (P=0,0004). A los 6 meses la AVsc seguía siendo superior a la inicial aunque no resultó significativamente estadística: 0,12±0,06 (P=0,58). La AVcc media también mejoró de forma significativa de 0,33±0,15 antes de la cirugía a 0,51 ± 0,16 (P=0,005) al mes y 0,45±0,22 los 6 meses (P=0,07).

En cuanto a los datos de la refracción subjetiva, no se encontraron diferencias en cuanto a la esfera, y sí una disminución del cilindro significativamente estadística al mes de la cirugía. Esfera media previa: 1,09±2,86D, al mes: 1,41±1,21D (P=0,74) y a los 6 meses: 1,06±1,98D (P=0,92). Cilindro medio inicial: -5,19 ± 2,98D, al mes: -2,68±2,18D (P=0,04) y a los 6 meses: – 4,06±1,50D (P=0,12).

La Kmáx mostró un descenso significativamente estadístico tanto al mes como a los 6 meses de la cirugía: Kmáx inicial: 50,13 D, al mes: 45,96 D (P=0,01) y a los 6 meses: 47,14 D (P=0,002). No se encontraron diferencias en la Kmin después de la cirugía: Kmin inicial: 41,94 D, al mes: 41,48 D (P=0,26) y a los 6 meses: 39,46 D (P=0,38).

CONCLUSIONES
El implante de segmentos corneales intraestromales es un tratamiento seguro y con buenos resultados para la rehabilitación refractiva de astigmatismos elevados post-queratoplastia. En nuestra muestra de pacientes se observaron resultados favorables tanto visuales como refractivos y topográficos. El implante de los anillos redujo los valores de la K máxima y del cilindro de manera significativa y todos los pacientes mejoraron su AVsc y AVcc. Además, al finalizar el seguimiento ninguno de los ojos presentó complicaciones postoperatorias.

Entre las técnicas descritas para la corrección del astigmatismo residual en este tipo de pacientes, el uso de segmentos intraestromales tiene la ventaja respecto a otras técnicas de que no afecta al eje visual, minimizando el riesgo de opacificación central por cicatrización en la interfase. Además se trata de un procedimiento reversible, en el caso de no obtener los resultados refractivos deseados.

 

C-009

PREVALENCIA DE QUERATOCONO EN EL ÁREA DE POBLACIÓN ASISTENCIAL DEL HOSPITAL COSTA DEL SOL.

Fernández Barrientos, Y. (1); Gismero Moreno, S. (2); Lorenzo Soto, M. (3).
(1) Hospital Costa del Sol/ Clínica Baviera, Marbella, Málaga; (2) Hospital Costa del Sol , Marbella; (3) Hospital Costa del Sol, Marbella. Málaga

OBJETIVO:
Estimar la prevalencia de queratocono en el área de población asistencial del Hospital Costa del Sol, Marbella, en enero del 2013.

MÉTODO:
Se estudian más de 400 historias clínicas de pacientes diagnosticados de queratocono y/o queratocono o sospecha de queratocono en la topografía corneal (Keratograph, OCULUS Iberia S.L., Madrid), entre el año 2000 y enero del 2013.

RESULTADOS:
Reclutamos un total de 99 pacientes con queratocono, con una edad media de 35.5 ± 14.3 años, el 43.4% de los pacientes eran mujeres y el 56.6% hombres, el 91% de los pacientes eran de raza blanca, el 98% carecían de antecedentes familiares, el 93% de los casos el queratocono eran bilaterales, la queratometría media en los 3 mm centrales obtenida mediante topografía corneal (Keratograph, OCULUS Iberia S.L., Madrid) fue de 54.6 ± 6D, el 67% de los casos presentaron queratometrías ≥ 52D, aunque sólo el 26% de los pacientes presentaron alteraciones a nivel corneal y el 21% de los pacientes requirieron tratamiento quirúrgico mediante trasplante de córnea. No se encontraron diferencias significativas en las características de la muestra entre el grupo de mujeres versus hombres, excepto en el tratamiento quirúrgico, los hombres presentaron 3 veces más probabilidad de trasplante de córnea frente a las mujeres.

La prevalencia estimada de queratocono en enero del 2013 para el área poblacional de asistencia del Hospital Costa del sol fue de 22 casos por 100.000 habitantes, la prevalencia real estaría entre (26-18) con una confianza del 95% en esta población.
Conclusiones: Este estudio encuentra una menor prevalencia de queratocono respecto a los estudios publicados hasta la fecha, una explicación podría ser que los queratoconos incipientes no llegan a ser diagnosticados hasta que no evolucionan a estadíos moderados o avanzados.

Con la aparición de los nuevos tratamientos para el queratocono, el diagnóstico en las fases inciales de la enfermedad es cada vez más relevante para frenar su progresión.
Los autores no tienen ningún interés financiero o industrial en la materia, ni han recibido remuneración alguna por la compañía mencionada.

 

C-010

REVERSIBILIDAD CLÍNICA E HISTOLÓGICA TRAS LA IMPLANTACIÓN Y EXPLANTACIÓN DE SEGMENTOS INTRAESTROMALES.

Ibares- Frías, L. (1); Gallego, P. (2); Merayo-Lloves, J. (3); Martinez- García, M.C. (2).
(1) Universidad de Valladolid/Complejo Asistencial de Ávila, Valladolid/ Ávila; (2) Universidad de Valladolid, Valladolid; (3) Fundación de Investigación oftalmológica, Oviedo.

OBJETIVOS:
Evaluar la reversibilidad de los cambios clínicos e histológicos inducidos en las córneas de un modelo experimental tras la explantación de segmentos intraestromales al mes y los tres meses de la implantación.

MATERIAL Y MÉTODO:
Como modelo experimental se empleó la gallina. Se implantó un segmento intraestromal en cada ojo de 24 gallinas. Posteriormente se dividieron en función del tiempo de explantación en 2 grupos, en el primero se explantaron los segmentos al mes de la cirugía y en el segundo grupo se explantaron a los 3 meses. Posteriormente se dividieron en función del tiempo de sacrificio para su análisis histológico. Se realizó seguimiento clínico hasta el momento del sacrificio , también se realizó análisis histológico de las córneas con microscopia de luz y microscopia electrónica de trasmisión.

RESULTADOS:
La técnica de explantación se realizó de manera correcta en todos los casos sin encontrar ninguna complicación. La explantación fue más dificultosa en el grupo con segmentos implantados 3 meses.
Clínicamente pudimos observar en ambos grupos durante los primeros dias en la zona donde estaba implantado el segmento los depósitos descritos antes de la explantación alrededor del segmento, posteriormente solo se observó un leucoma estromal profundo en la zona del segmento sin desaparecer a los 6 meses tras la explantación. Histológicamente en preparaciones de hematoxilina-eosina, las córneas volvieron a su situación preoperatoria en el grupo de explantación tras 1 mes de la implantación al mes y medio y en el grupo de explantación tras 3 meses de la implantación a los 4 meses. Cambios sutiles en la disposición de las fibras de colágeno se pudieron visualizar en tiempos posteriores con microscopia electrónica.

CONCLUSIONES:
Los segmentos intraestromales pueden ser explantados con seguridad en as corneas de un modelo experimental. La mayoría de los cambios clínicos e histológicos inducidos por los segmentos son reversibles. La reversibilidad depende del momento de la explantación.

 

C-011

IMPLANTE DE SEGMENTOS INTRACORNEALES EN QUERATOCONOS CON EJES TOPOGRÁFICO Y COMÁTICO NO COINCIDENTES.

Naveiras, M.; Fernández-Vega Cueto, L.; Merayo-Lloves, J.; Alfonso, J.F..
Instituto Oftalmológico Fernández-Vega, Oviedo

OBJETIVOS:
Evaluar los resultados visuales del implante de segmentos intracorneales (ICRS) tipo Ferrara en queratoconos con ejes topográfico y comático no coincidentes.

METODOS:
Revisión retrospectiva de una serie de 41 ojos con queratocono paracentral en los que los ejes topográfico y comático diferían entre 30 y 70o (fenotipo “duck”) que recibieron el implante de un único ICRS inferior de 150 grados de arco. Se valoraron la agudeza visual sin y con corrección (AVSC y AVCC, respectivamente), el valor RMS del coma y los errores refractivos, analizados mediante análisis vectorial. Para dicha valoración se compararon los parámetros registrados preoperatorios y a los 6 meses de la cirugía.

RESULTADOS:
La AVSC media fue de 0.25 ± 0.22 antes de la cirugía y 0.45 ± 0.33 tras la misma (P<0.001). La AVCC varió de 0.78± 0.22 antes de la cirugía a 0.87 ± 0.17 tras la misma (P<0.0001). 2 ojos perdieron 2 o más líneas de AVCC, 16 ojos mantuvieron su AVCC, 9 ojos ganaron una línea y 11 ganaron 2 o más líneas de AVCC. El índice de seguridad calculado fue de 1.11. El equivalente esférico y el astigmatismo se redujeron sustancialmente tras el implante. (P<0.01). El cambio de la aberración comática fue de un RMS previo de 0.80μm a 0.64μm tras la cirugía (P= 0.03) para tamaños de pupila de 5mm.

CONCLUSIONES:
El implante de ICRS tipo Ferrara mejora la topografía corneal en los queratoconos con ejes topográfico y comático no coincidentes, compensando el astigmatismo y reduciendo el coma, a la vez que mejoran la AVSC y AVCC.
Financiación: Los autores declaran no tener interés económico en ninguno de los productos o técnicas descritos.

 

C-012

RESULTADOS VISUALES DEL IMPLANTE DE SEGMENTOS INTRAESTROMALES TIPO FERRARA PARA LA CORRECCIÓN DEL QUERATOCONO CENTRAL HIPER-PROLATO.

Fernández-Vega Cueto, L.; Ferrara, G.; Merayo-Lloves, J.; Alfonso, J.F..
Instituto Oftalmológico Fernández-Vega, Oviedo

OBJETIVOS:
Valorar los resultados visuales, refractivos y aberrométricos del implante de anillos intracorneales en queratocono central hiper-prolato.

MÉTODOS:
Se evaluó el implante de segmentos intracorneales (ICRS) tipo Ferrara de 210 grados de arco (KeraRing SI6, Mediophacos Inc., Brazil) colocados inferiormente en ocho ojos con queratocono central hiperprolato. Los parámetros analizados fueron agudeza visual de lejos (escala de Snellen) con y sin corrección (AVSC y AVCC respectivamente), y aberraciones corneales, esférica Z(4,0), coma horizontal Z(3,1), coma vertical Z(3,-1), y valor RMS de las aberraciones de alto orden (HOA). También se valoró el error refractivo residual analizado mediante análisis vectorial. Dichos parámetros fueron registrados antes de la intervención y a los seis meses de la misma.

RESULTADOS:
La AVSC media era de 0.11 ± 0.09 antes del implante y de 0.44 ± 0.20 tras la cirugía (P=0.002). La AVCC era de 0.51 ± 0.23 antes del implante y de 0.69 ± 0.09 tras el mismo (P = 0.006). Ningún ojo perdió líneas de AVCC, 2 (25%) ojos mantuvieron la misma AVCC, 1 ojo (12,5%) ganó una línea, 5 ojos (62,5%) ganaron 2 o mas líneas de AVCC. El índice de seguridad calculado fue de 1.35. El equivalente esférico se redujo sustancialmente tras el implante de los ICRS (P=0.02). El comavertical Z(3,-1) cambió de -1.29 ± 0.52 μm antes de la cirugía a -0.60 ± 0.48 μm después de la misma (P=0.0002). No hubo cambios estadísticamente significativos en el coma horizontal Z(3, -1) ni en la aberración esférica Z(4, 0). Los valores RMS de las HOA descendieron desde 1.72 ± 0.99 μm antes de la cirugía a 1.09 ± 0.97 μm tras la misma (P= 0.0002).

CONCLUSIÓN:
El implante de un ICRS tipo Ferrara de 210o de arco en zona inferior puede reducir el error refractivo, coma vertical y valor RMS de las HOA en ojos con queratocono central hiperprolato, proporcionando además una mejora de AVSC y AVCC.
Financiación:Los autores declaran no tener interés económico en ninguno de los productos o técnicas descritos.

 

C-013

COMPARATIVE STUDY OF VISUAL, TOPOGRAPHIC AND ABERROMETRIC RESULTS BETWEEN TWO TYPES OF INTRACORNEAL RING SEGMENTS FOR THE TREATMENT OK KERATOCONUS.

Monteiro, T. (1); Teles, M. (2); Almeida, C. (3); Dourado Leite, R. (3); Franqueira, N. (3); Vaz, F. (1).
(1) Hospital de Braga / Hospital CUF Porto, Braga; (2) Escola de Ciências da Saúde da Universidade do Minho, Braga; (3) Hospital de Braga, Braga.

PURPOSE:
To assess the effectiveness and safety of 2 types of 6.0 mm zone intrastromal corneal ring segments (ICRS) in patients with mild to severe keratoconus.

METHODS:
Retrospective comparative study of 49 consecutive eyes of 45 patients implanted with Intacs SK ICRS (group 1) or Keraring SI6 ICRS (group 2), both with manual technique. Parameters studied after a 6 month follow-up: snellen uncorrected visual acuity (UCVA), snellen best corrected visual acuity (BCVA), refractive error (spherical and cylinder refraction in D), keratometry values in diopters (D) (K1 –flat; K2-steep, Kmax-maximum), corneal higher order aberrations: vertical coma (μm), spherical aberration (μm) and trefoil with 6,00 mm pupil diameter; topography (Pentacam HR, Oculus®) symmetry parameters: ISV (index of surface variance), IVA (index of vertical asymmetry) and ABR (aberration coefficient) and the rate of postoperative complications.

RESULTS:
Group 1 comprised 26 eyes and Group 2 23 eyes. Both groups were comparable preoperatively for all parameters (sex, age, keratoconus severity, visual acuity and topographic values). There was a significant improvement in snellen UCVA for both groups (0,11 preop and 0,32 postop, p<0,05 for group1 and 0,12 preop and 0,33 postop, p<0,05 for group2). BCVA improved in group 1 from 0,516 ± 0,175 to 0,574 ± 0,193 (p=0,212) and in Group 2 from 0,407 ± 0,194 to 0,550 ± 0,135 (p<0,05). In group 1, we observed a significant reduction on refractive sphere from -2,454 ± 3,305 to -0,056 ± 1,831 (p<0,001), in group 2 the reduction was from -4,429 ± 5,146 to -3,339 ± 5,012 (p=0,071); cylinder refractive values were significantly improved in group 2 (from -3,607 ± 2,107 to -1,661 ± 0,949, p<0,001) than in group 1 (from -3,732 ± 1,484 to -2,380 ± 1,577, p<0,001). There was a statistically significant decrease in all topographic keratometric values (K1, K2 and Kmax, p<0,05) after surgery for both groups. In group 1 there was a non significant increase of vertical coma after follow-up (from -3,547 ± 1,327 to -3,536 ± 1,572, p=0,704), in group 2 there was a significant decrease of the vertical coma value ( from – 3,958 ± 1,981 to -2,651 ± 1,801, p=0,003). No ring extrusions or corneal perforations were observed; one patient developed a severe keratitis leading to ring explantation and medical treatment, no loss of BCVA was observed.

CONCLUSIONS:
The implantation of corneal ring segments is a safe and effective method for the correction of visual impairment in keratoconic patients: Intacs SK ICRS seem more effective in central keratoconus with high spherical refractive error while Keraring SI6 ICRS provide better refractive results for assimetric cones with higher refractive cylinder and worse higher order aberrations (vertical coma).

 

C-014

IMPLANTACIÓN DE ANILLOS INTRAESTROMALES EN EL QUERATOCONO: ESTUDIO RETROSPECTIVO SOBRE RESULTADOS VISUALES, ÍNDICES TOPOGRÁFICOS Y ABERROMÉTRICOS.

Bascarán Oteyza, L.; Martínez Soroa, I.; Macías Murelaga, B.L.; Imaz Aristimuño, N.; Mendicute Del Barrio, J..
Hospital Universitario Donostia, San Sebastián

OBJETIVOS:
Analizar retrospectivamente los cambios observados en la agudeza visual, refracción, topografía corneal y aberrometría corneal tras implantar anillos intraestromales (ICRS) de 5 mm de diámetro en pacientes afectados de queratocono con un seguimiento postoperatorio de 6 meses.

MATERIAL Y MÉTODO:
Se estudian 20 pacientes afectados con queratocono en grado I-III (Clasificación de Krumeich- Amsler), intervenidos de ICRS bien con técnica manual o con láser femtosegundo. Se registran los datos pre y postoperatorios de agudeza visual sin corrección (AVsc) y con corrección (AVcc) así como el equivalente esférico (EE) de la refracción subjetiva. El análisis topográfico se realizó con el topógrafo CSO Eye Top 6.4 estudiándose la queratometría media (SimK) (D) y su análisis vectorial, potencia corneal media (PCM), queratometría apical (AK), gradiante de curvatura corneal (AGC) (D/mm), la asimetría inferior-superior de los 3 mm centrales (IS) y el índice de asimetría de superficie (SAI). La aberrometría corneal se estudió en 5 mm centrales por conversión del mapa de elevación corneal con los coeficientes de expansión de Zernike, analizándose el RMS corneal total (μm), la aberración esférica, el coma, el coma-like y el trifoil así como su análisis vectorial.

RESULTADOS:
La AVsc mejoró de 1 a 0,48 según la escala de Snellen en logMAR (p< 0,05) y la AVcc de 0,45 a

0,20 (p <0,05). La media de SimK disminuyó de 49,88 D a 47,75 D (p <0,05), siendo la magnitud del vector 4,46 D a -0,8o. La PCM disminuyó de 50,40 a 48,8 (p <0,05), la AK de 61,71 a 59,19 (p: 0,151), el AGC experimentó un aumento de 9,01 a 14,02 (p: 0,115). El astigmatismo topográfico disminuyó de 4,25 a 2,02 (p <0,05). El índice SI disminuyó de 8,69 a 5,56 (p <0,05) así como el SAI de 5,36 a 3,87 (p <0,05). En relación a la aberrometría corneal el RMS total disminuyó de 3,36 a 2,76 μm (p <0,05), el coma de 2,21 a 1,79 μm (p <0,05) con un vector de 2,97 μm a -8,48o. El trifoil, el coma-like y la aberración esférica no presentaron diferencias estadísticamente significativas (p: 0,071; p: 0,528 y p: 0,722).

DISCUSIÓN:
La implantación de ICRS mejoró la AVsc y AVcc de los pacientes y disminuyó el EE y el astigmatismo topográfico de forma significativa. Los parámetros topográficos que presentaron diferencias significativas fueron los índices que reflejaban la disminución del aplanamiento corneal (SmK y PCM) y del astigmatismo irregular (IS y SAI). Algunos índices topográficos como el AK y AGC presentaron empeoramiento tras ICRS no coincidentes con los cambios en la AV, siendo valorados como artefactos. La aberrometría corneal presentó mejorías significativas en la aberración total y en el coma.

CONCLUSIONES:
La implantación de ICRS de 5 mm en pacientes con queratocono I-III mejora la AV así como los índices de curvatura corneal central y del astigmatismo irregular y los índices aberrométricos corneales totales y en especial el comático. La interpretación de la topografía de Plácido y su conversión en aberraciones corneales pueden verse artefactados por la distorsión de las miras que provocan los anillos.

 

C-015

ÍNDICE QUERATOMÉTRICO EN OJOS NORMALES, CON QUERATOCONO Y OJOS INTERVENIDOS MEDIANTE SEGMENTOS INTRACORNEALES

Gestoso Do Porto, A.; Gómez Arcia, M.A.; De La Fuente Iglesias, M.; López Ibáñez, M.; López Rodríguez, I.; De Rojas Silva, M.V..
CHUAC, A Coruña. Hospital Abente y Lago

OBJETIVO:
Comparar la curvatura de las caras anterior y posterior de la córnea en ojos normales (N), con queratocono (QC) y tras implante de segmentos intracorneales (QCSIC). Método: Estudio retrospectivo en el que se analizaron 31 ojos con QC antes y después del implante de SIC y 22 ojos N. A partir de imágenes de cámara Scheimpflug rotatoria, se registró el radio medio de la cara anterior (Rant) y posterior (Rpost) de la córnea y el True Net Power, a partir de los cuales se calcularon la relación Rant/Rpost y el índice queratométrico (IQ) medio en cada grupo.

RESULTADOS:
Rant y Rpost medio fueron 7.81±0.33mm y 6.39±0.31mm en N, 6.99±0.53mm y 5.55±0.5mm en QC y 7.22±0.57mm y 5.52±0.47mm en QCSIC, siendo Rant significativamente diferente entre todos los grupos (p=0.0001) y Rpost diferente entre N vs QC y N vs QCseg (p=0.0001). Rant/Rpost fue significativamente diferente entre los tres grupos (p=0.001 QC vs N, QCseg vs N; p= 0.0001 QC vs QCseg). El IQ medio fue estadísticamente diferente entre N, QC y QCseg (p=0.0001 QC vs QCseg, Qseg vs N; p=0.014 QC vs N). Conclusiones: La curvatura de la cara anterior y posterior de la córnea son significativamente mayores en QC que en N, con un aumento de la relación Rant/Rpost. Tras el implante de segmentos intracorneales, la cara anterior se aplana sin cambios significativos en la cara posterior. Estos hallazgos invalidan el IQ estándar en QC y QCseg, lo cual tiene implicaciones relevantes para el cálculo de la lente intraocular.

 

C-016

IMPLANTE DE SEGMENTOS INTRACORNEALES Y LENTES FÁQUICAS EPICAPSULARES DE COLÁMERO PARA LA CORRECCIÓN REFRACTIVA DEL QUERATOCONO

Ibares-Frías, L.; Almanzar, D.; Blázquez, J.I.; Alfonso, J.F..
Instituto Oftalmológico Fernández-Vega, Oviedo

OBJETIVOS:
Evaluar la eficacia, seguridad y predictibilidad de la implantación secuencial de segmentos intracorneales y lentes de colámero fáquicas implantables (Implantable Collamer Lens: ICL) con incisiones relajantes para la corrección refractiva del queratocono.

MÉTODOS:
En el estudio se incluyeron 31 pacientes (40 ojos) con queratocono en los que se implantaron secuencialmente segmentos intracorneales y una lente intraocular fáquica epicapsular. El tiempo entre tratamientos fue de 6 meses y el seguimiento tras el último tratamiento 6 meses más. Los parámetros evaluados fueron AVSC (Agudeza Visual Sin corrección), AVCC (Agudeza visual con corrección) y los efectos refractivos residuales se analizaron con el análisis vectorial descrito por Thibos y Horner antes de la implantación de los segmentos, 6 meses después y 6 meses tras el implante de la ICL.

RESULTADOS:
La AVSC (decimal) preoperatoria fue 0,11 ± 0,05, 6 meses después de la implantación de segmentos 0,18±0,14 (p=0,01) y 0,50± 0,27; 6 meses después del implante de la ICL (P>0,0001). La AVCC preoperatoria fue 0,56±0,23, 0,68± 0,25 y 0,73±0,20 respectivamente (todas P <0,0001). Seis meses después de la implantación de la ICL el índice de eficacia fue de 0,88, el índice de seguridad 1,28. A los 6 meses 65% de los ojos se encontraban ± 1,00 dioptrías (D) de la graduación deseada y 45% estaban dentro 0,50 D. El equivalente esférico medio después de la implantación de la ICL fáquica y las incisiones relajantes fue de -1,19 ± 1,33 D.

CONCLUSIÓN:
El implante secuencial de segmentos intracorneales e ICL fáquicas es un procedimiento eficaz, seguro y predecible para la corrección refractiva del queratocono.

 

C-017

SONDAJE DE LAS GLÁNDULAS DE MEIBOMIO EN EL TRATAMIENTO DE LA DISFUNCIÓN DE LAS GLANDULAS DE MEIBOMIO

Verges Roger, C.; Ruiz Vera, L..
Area Oftalmologica Avanzada, Barcelona

OBJETIVOS:
Estudiar la eficacia del sondaje de las glándulas de Meibomio en el tratamiento de la Disfunción de las Glándulas de Meibomio (DGM).

METODO:
Se realiza un estudio clínico prospectivo controlado no randomizado en el que se analizan 24 pacientes (con datos demográficos similares), afectos de DGM, diagnosticado con el cuestionario OSIS, exploración del borde libre palpebral, expresión de las GM, Test de Schirmer, Meibografia, Menisco lagirmal, tinción vital de la superficie ocular, BUT dinámico y capa lipídica de la película lagrimal, (estas cuatro últimas mediante el sistema Keratograf de Oculus). Para facilitar el análisis de los datos se clasifica la DGM en cuatro niveles o fases de la enfermedad, siguiendo los criterios de la Tear Film and Ocular Surface Society (TFOS).

Los pacientes se dividieron en 2 grupos, G1 y G2, de 12 pacientes cada uno. En el G1 se instaura tratamiento convencional de higiene palpebral (calor local, masaje mecánico y limpieza palpebral), Azitromicina tópica 2 semanas y lágrimas de Propylene Glycol 0.6% (Systane BalanceTM) y en el G2 se realiza tratamiento de higiene palpebral (igual que en G1), Azitromicina tópica 2 sems y sondaje de GM en quirofano (técnica personal modificada de Maskin).

Se hace seguimiento a las 2 sems de iniciarse el tratamiento, a las 6 sems y a los 3 y 6 meses, en los que se analiza la sintomatología (cuestionario OSIS), inspección del borde libre, expresión de las GM y análisis de la secreción, tinción vital de la superficie ocular y valoración según el esquema de Oxford, BUT, análisis de la capa lipídica de la película lagrimal y meibografia con el Keratograph 5 (Oculus). Los datos obtenidos se somenten a análisis estadístico con la prueba de Kruskal-Wallis.

RESULTADOS:
En los dos grupo se observa mejoría global de los síntomas subjetivos y de los signos (variables dependientes), de la misma forma se observa mejoría progresiva observando el mejor registro en el control de los 6 ms respecto al de las 2 sems (P< 0.03 en el G1 y P< 0.001 en el G2). La sintomatología mostró una mejora en ambos grupos, mayor en el G2 aunque estadísticamente NS, excepto en el grado 4, el más avanzado, aquí se había un diferencia significativa de mejora en el G2 respecto al G1 (P<0.02).
Los resultados del BUT y la capa lipídica lagrimal mostraron mejoras en ambos grupos siendo más favorables en el G2 en los grados 2 y 3 de la DGM, P<0.003 para el BUT y 0.001 para la capa lipídica. La tinción vital mostro mejoras en ambos grupos a lo largo de los 6 ms, P<0.02 para el G1 y P<0.01 para el G2, y no hubo diferencias significativas al comparar ambos grupos. La Meibografía mostro diferencias cualitativas en ambos grupos, con una mejoría más evidente en el G2 aunque difícil de cuantificar.

CONCLUSIONES:
Tras el análisis de los resultados pensamos que el sondaje de las glándulas de Meibomio sí mostro una mejora en la evolución de la DGM. Pensamos que es fundamental el diagnóstico preciso de la enfermedad, especialmente el hecho de poner en evidencia la afectación de las glándulas de Meibomio ya que de lo contrario el sondaje no ofrece ningún beneficio.

La mejoría del sondaje de las GM es más significativo en los estadios más avanzados, 3 y 4 y es aquí cuando vemos la importancia de realizar estas maniobras en el quirófano y con la ayuda de la sedación. En experiencias previas realizadas en la consulta, debido al dolor y la dificultad de realizar un correcto sondaje, los resultados no fueron tan positivos, por ello insistimos en la necesidad de un diagnóstico preciso y de la correcta realización de la técnica del sondaje.

 

C-019

UTILIDAD DE LAS LAGRIMAS ARTIFICIALES EN EL POSTOPERATORIO DE LA CIRUGÍA DE CATARATAS

Calvo Andrés, R.; Gracia García, A.; Hernandez Bel, L.; Domenech, N.; Moratal, B.; Montero, J.; Palomares, P.; Hernandez, M.; Navarro, C.; Cervera Taulet, E..
Hospital General de Valencia, Valencia

OBJETIVOS
Valorar la utilidad de hipromelosa como tratamiento del sindrome de disfunción lagrimal provocado por la cirugía de cataratas.

MATERIAL Y MÉTODOS.
Estudio prospectivo aleatorizado en pacientes que iban a ser intervenidos de cataratas en el que en un ojo se realizó el protocolo de tratamiento convencional y en el otro el mismo añadiendo hipromelosa.
Se excluyeron del estudio aquellos pacientes que presentasen alguna patología concomitante ocular (except ojo seco) y aquellos que presentasen diferencias basales significtivas entre ambos ojos

Se realizó un estudio previo a la cirugía y el día 1, 7,30 y 90. Se estudió: la calidad visual mediante ETDRS y la aberrometría topográfica, la superficie ocular mediante Schirmer, tinción con fluoresceina y lisamina (escala de Oxford), medición del menisco lagrimal con OCT y BUT y encuesta OSDI. Se clasificó la catarata según Barraquer y se midió el tiempo de la cirugía y la cantidad de ultrasonidos utilizados. Se realizó una comparación pre y postquirúrgica y entre el ojo con y sin hipromelosa

RESULTADOS
40 ojos de 20 pacientes fueron incluidos en el estudio. Los criterios de valoración de la superficie ocular mostraron un empeoramiento en el día 7 y 30 del tiempo de Schirmer, menisco lagrimal y tinción mediante fluoresceína y lisamina. Este empeoramiento fue significativamente menor en los ojos tratados con hipromelosa excepto para la tinción de lisamina que no mostró diferencias significativas. No se observaron diferencias en estudio comparativo de AV entre los ojos tratados con hipromelosa y el grupo control. Sín embargo sí pudo observarse una leve mejoría en las aberraciones ópticas en el grupo tratado con hipromelosa en el día 7 y 30. La escala OSDI mostró una diferencia con valores significativamente menos en el grupo tratado, aunque esta diferencia desapareció en el día 90. No se observó ninguna correlación entre la cantidad de ultrasonidos, el tiempo de la cirugía, ni el tipo de catarata con los criterios de valoración de superficie ocular (Schirmer, but, menisco lagrimal y Oxford).

CONCLUSIONES
La cirugía de cataratas produce una disfunción de la película lagrimal durante el primer mes postquirúrgico. El tratamiento con hipromelosa se ha mostrado eficaz para revertir parcialmente esta alteración.

 

C-020

CAMBIOS TOPOGRÁFICOS RELACIONADOS CON EL PTERIGIÓN RECIDIVADO

Campos Figueroa, P. (1); Barbany Rodriguez, M. (2); De Carvalho Mendes Castanheira, A. (1); Pujol Vives, P. (1).
(1) Hospital de Terrassa, Terrassa; (2) Hospital Mutua de Terrassa, Terrassa.

INTRODUCCIÓN
Actualmente se considera que el pterigión ejerce un efecto de aplanamiento del eje horizontal de la córnea produciendo un astigmatismo a favor de la regla. Aunque han sido publicados una gran cantidad de estudios que explican el efecto de la cirugía del pterigión sobre el astigmatismo topográfico, pocos estudios tratan el cambio refractivo que se produce con la recidiva del mismo tras su cirugía.

OBJETIVOS
Evaluar el efecto que produce el crecimiento y el aumento de tamaño del pterigión recidivado en el astigmatismo topográfico corneal durante el primer año.

MATERIAL Y MÉTODOS
Se estudiaron 10 ojos de 10 pacientes que presentaron una recidiva posquirúrgica precoz de un pterigión. Todos los pacientes fueron intervenidos mediante la misma técnica quirúrgica (exéresis con implante de auto injerto limbo-conjuntival). A todos los pacientes se les realizó una exploración con lámpara de hendidura, registro fotográfico de la zona patológica y topografía corneal al mes de la intervención, a los 3 meses, a los 6 meses y en algunos casos (n=3) se hizo un seguimiento hasta los 9 meses.

RESULTADOS
En nuestro estudio encontramos un astigmatismo corneal de 0.94 dioptrías de media al mes, 1.03 dioptrías de media entre los 3 y los 6 meses y 0.84 dioptrías de media a los 9 meses, pero las diferencias no fueron estadísticamente significativas. Al dividir la muestra en dos grupos según si el astigmatismo era contra la regla o a favor de la regla encontramos que en el grupo en contra de la regla el astigmatismo corneal al mes era de 1.05, a los 3 y 6 meses de 1.23 y, a los 9 meses de 0.92 dioptrías de media.

DISCUSIÓN
Aunque es sabido que el pterigión modifica el astigmatismo corneal, en nuestra muestra no encontramos cambios en el astigmatismo topográfico tras la recidiva del pterigión en su primer año de evolución. Estos resultados podrían sugerir que los cambios en el astigmatismo son más tardíos en el tiempo o que el trauma quirúrgico endurece la córnea impidiendo su alteración, en cualquier caso se precisarían más estudios con mayor número de casos para obtener resultados significativos.

 

C-021

ESTUDIO DE LA AFECTACIÓN OFTALMOLÓGICA Y EVOLUCIÓN CLÍNICA EN 185 PACIENTES CON QUEMADURA FACIAL INGRESADOS EN UNA UNIDAD DE GRANDES QUEMADOS

Fernández Hortelano, A.; Garde González, A.; González Ruíz, M.Y.; Borda Salsamendi, M.D.O.; Sevillano Fernández, E.; Díez Villalba, M.R..
Hospital Universitario Getafe, Getafe (Madrid)

OBJETIVO:
Evaluar el curso clínico, el tratamiento y las complicaciones de la afectación ocular en pacientes que presentaban quemadura facial en el momento del ingreso en una Unidad de Grandes Quemados.

MÉTODO:
Estudio retrospectivo de la afectación ocular tras quemadura facial en 185 pacientes ingresados en una Unidad de Grandes Quemados desde septiembre 2008 hasta diciembre 2012. Se analizaron las afectaciones palpebral, conjuntival y corneal. Los pacientes recibieron tratamiento médico o quirúrgico según el grado de afectación ocular y la evolución.
El resultado fue clasificado como bueno (no secuelas oftalmológicas ni necesidad de tratamiento oftalmológico tras alta), moderado (presencia de secuelas oftalmológicas que precisaron tratamiento tópico crónico, lente de contacto terapeútica o cirugías reconstructivas) o malo (secuelas oftalmológicas con afectación de la agudeza visual y necesidad de tratamiento médico crónico y/o cirugías de repetición).

RESULTADOS:
De los 185 pacientes estudiados, 158 pacientes presentaron afectación ocular (85%), mientras que 27 pacientes no cursaron con patología oftálmica (15%). En el grupo estudiado que presentó afectación ocular, 127 padecieron afectación palpebral, 56 afectación corneal y 137 pacientes afectación conjuntival.
De los pacientes con afectación ocular el 100% necesitaron tratamiento médico. Un 9% necesitó tratamiento quirúrgico corneal (trasplante de membrana amniótica, queratoplastia, parche escleral o recubrimiento conjuntival) palpebral (tarsorrafia, injerto palpebral), o ambos. Tras el curso clínico y tratamiento instaurados, encontramos un resultado bueno en 87,5% de los pacientes, moderado en 8% de los pacientes y malo en un 4,5%.

CONCLUSIONES:
La afectación ocular es muy frecuente en pacientes con quemadura facial. El tratamiento médico y quirúrgico precoz es esencial para preservar una buena agudeza visual así como para prevenir las secuelas oftalmológicas.

 

C-022

CARACTERIZACIÓN CLÍNICA DE 5 FAMILIAS ESPAÑOLAS CON DISTROFIA CRISTALINA DE BIETTI

Garcia Garcia, G.P. (1); Lopez Garrido, M.P. (2); Belmonte Martinez, J. (1); Escribano Martínez, J. (2). (1) Hospital General Universitario De Alicante, Alicante; (2) Universidad De Castilla La Mancha, Albacete. Caracterización Clínica De 5 Familias Españolas Con Distrofia Cristalina De Bietti.

OBJETIVOS:
Conocer las características clínicas de los miembros de cinco familias españolas con distrofia corneorretiniana cristalina de Bietti, e investigar la utilidad de la microscopía confocal en el diagnóstico de esta enfermedad.

MÉTODOS:
Se realizó un estudio clínico y genético a 26 pacientes pertenecientes a cinco familias españolas con distrofia corneorretininiana cristalina de Bietti. Las variables estudiadas fueron mejor agudeza visual corregida, exploración con lámpara de hendidura y microscopía corneal confocal. La microscopía confocal fue realizada con un equipo Confoscan 3 (Nidek). Para la realización del estudio genético se extrajo ADN genómico de los leucocitos periféricos y se estudiaron las mutaciones en los 11 exones del gen CYP4V2 mediante secuenciación directa.

RESULTADOS:
19 de los 26 pacientes estudiados presentaron mutaciones en el gen CYP4V2, 5 en homocigosis (pacientes con cuadro clínico compatible con distrofia de Bietti) y 14 en heterocigosis (portadores asintomáticos). La edad media de los participantes homocigotos fue de 47 años (36 – 89 años), incluyéndose este grupo 2 varones y 3 mujeres. La edad media de los participantes heterocigotos fue de 46 años (4 – 80 años), incluyéndose este grupo 5 varones y 9 mujeres. La exploración en lámpara de hendidura demostró depósitos corneales refringentes periféricos en 4 de los 5 pacientes homocigotos estudiados, extendidos a cornea central y paracentral en uno de ellos. El estudio biomicroscópico fue normal en todos los pacientes heterocigotos. La microscopía corneal confocal reveló múltiples depósitos refringentes subepiteliales y estromales anteriores en 4 de los 5 pacientes homocigotos estudiados y en 5 de los 14 heterocigotos, coincidiendo éstos con los pacientes de más edad (48, 63, 67, 70 y 78 años).

CONCLUSIONES:
La distrofia coriorretiniana cristalina de Bietti es una degeneración tapetorretinana autosómica recesiva que se caracteriza por la presencia de múltiples cristales refringentes intrarretinianos dispersos, áreas geográficas de atrofia del epitelio pigmentario de la retina y de la coriocapilar, esclerosis de los vasos coroideos y depósitos cristalinos en la cornea periférica. Aunque la retina ha sido ampliamente valorada en esta enfermedad a lo largo de los años, no existen demasiados estudios relativos a la queratopatía cristalina que presentan estos pacientes. La microscopía confocal ha demostrado ser un método diagnóstico no invasivo de gran utilidad , puesto que nos ha permitido demostrar la presencia de depósitos corneales cristalinos no solo en los pacientes homocigotos afectados por la enfermedad, sino también en varios pacientes asintomáticos heterocigotos. El hecho de no haber detectado depósitos cristalinos en los pacientes jóvenes y sí en los más añosos pone de relieve un potencial papel de la edad en el desarrollo de esta queratopatía.

C-024

ESTUDIO PROSPECTIVO DE FACOEMULSIFICACIÓN BIAXIAL MICS SUB-1-MM CON EL SISTEMA ULTRASONIDOS DE BAJA FRECUENCIA (28,5 KHZ) Y SU EFECTO SOBRE LA POTENCIA MEDIA Y EL VOLUMEN DE SOLUCIÓN SALINA BALANCEADA UTILIZADOS.

Ciprés Palacín, M.C..
Hospital San Rafael, Barcelona

OBJETIVOS:
Reportar la técnica Bimanual MICS sub-1-mm como el siguiente nivel en el proceso continuado de minimizar la incisión en la cirugía de la catarata, así como evaluar la seguridad y la eficacia de la misma.

MÉTODOS:
La cirugía de la catarata fue realizada según la técnica Biaxial MICS sub-1-mm, a través de dos incisiones en córnea clara de 0.9mm. La punta de la pieza de mano de ultrasonidos, el chopper irrigador, y las piezas de irrigación y aspiración utilizadas fueron de 23G. La lente intraocular fue implantada a través de una incisión de 1,8mm. Las variables estudiadas incluyen: Potencia Media de ultrasonidos, Tiempo Absoluto de faco Efectivo, Energía liberada y volumen de Solución Salina Balanceada utilizada. El seguimiento del paciente se realizó a las 24h, 7 y 30 días tras la cirugía.

RESULTADOS:
El Sistema de baja Frecuencia Longitudinal (28, 5 kHz), con seis cristales de cuarzo en la pieza de mano, el modo Burst Fijo, permite un corte eficiente y una optimización de la cavitación con una mínima liberación térmica. El control de la fluídica (Stable Chamber Tubing y la bomba centrífuga) permite una cámara anterior muy estable con niveles de vacío muy altos. El uso del pedal dual lineal, nos ayuda a conseguir una excelente fuerza de emulsificación con el uso de bajas potencias, comparados con anteriores trabajos del mismo autor.

CONCLUSIONES:
La cirugía de la catarata puede ser realizada de forma eficaz y eficiente a través de incisiones sub-1-mm con el Sistema de ultrasonidos de baja Frecuencia (28,5 kHz), utilizando el instrumental de 23G.

 

C-025

ENERGÍA ACUMULADA DISIPADA EN LA PRE-FRACTURA NUCLEAR: UN ANÁLISIS COMPARATIVO DE FACO-CHOP VERTICAL VS ULTRACHOPPER-PRECHOPER EN CATARATAS DURAS

Stangogianni Druya, E. (1); Valencia Lopez, A. (2); Hernandez Garcia, M.A. (2); Saez Espindola, F. (2); Stangogianni Druya, C. (1).
(1) LaserLens, Ioannina Grecia; (2) Asociacion para evitar la ceguera en Mexico. Dr Luis Sanchez Bulnes, Mexico city.

OBJETIVO:
Comparar la cantidad de energía acumulada disipada (CDE) generada durante la pre-fractura de cataratas nucleares duras con técnica de ultrachopper – prechopper vs faco chop-vertical.

MÉTODO:
Es un estudio prospectivo, longitudinal, observacional, descriptivo, comparativo e intervencional. Se incluyeron 80 ojos de 80 pacientes, ambos géneros ≥ a 40 años de edad con diagnóstico de catarata (LOCS III) igual o mayor a NO3. Se excluyeron pacientes con antecedentes de traumatismo ocular, alteraciones de la película lagrimal, uveítis, glaucoma o patología de córnea y retina. Los pacientes fueron distribuidos de forma aleatoria en dos grupos y designados a dos subgrupos según la técnica de pre-fractura mediante una distribución al azar. Variables evaluadas: agudeza visual, edad, género, CDE, phaco time, average phaco power, torsional time, average torsional time, paquimetría y microscopia especular. Se realizo una prueba de estadística descriptivala prueba de T-Student.

RESULTADOS:
En el Grupo 1 (NO3-NO4) subgrupo A (faco chop-vertical) presentó un CDE de 6.62 ±1.85 siendo menor al del subgrupo B (ultrachopper – prechopper) T- Student p< 0.01; en el grupo 2 (NO5- NO6)la cantidad de CDE fue mayor que en el grupo 1 no encontrando una diferencia estadísticamente significativa entre los subgrupos (T- (Student p< 0.47). Se encontró una diferencia estadísticamente significativa en el tiempo de facoemulsificación empleado en el grupo 1 (NO3-NO4) entre ambas técnicas (T- Student p< 0.02), a diferencia del grupo 2 (N05- N06) donde el tiempo de facoemulsificación fue muy similar en las dos técnicas (T- Student p< 0.33). El tiempo de aspiración y el tiempo estimado de fluidos fueron mayores en los dos grupos sin importar la dureza de la catarata. El grosor corneal medido con la paquimetría ultrasónica, fue mayor en el primer día post-quirúrgico en ambos grupos sin existir una diferencia estadísticamente significativa.

CONCLUSIONES:
La técnica de faco chop vertical mostró una menor pérdida de células endoteliales de igual forma un menor CDE durante la pre-fractura en cataratas duras; pero requiere una mayor habilidad y entrenamiento del cirujano.

 

C-026

COMPARACIÓN INTRAOPERATORIA Y POSTOPERATORIA DE HIALURONATO Y HIALURONATO+CONDROITIN SULFATO EN ENSAYO CLÍNICO PROSPECTIVO Y RANDOMIZADO.

Dyrda, A.; Martínez Giralt, O.; Aronés, J.; Nahra Saad, D..
PSMAR, Hosp. Esperanza, Barcelona, España

OBJETIVO:
Comparar dos sustancias viscoelásticas (OVDs): Healon 5 (hialuronato de sodio al 2,3%, viscoadaptivo) y DisCoVisc (ácido hialurónico 1,6%, sulfato de condroitina 4%, viscoso- dispersivo) en la facoemulsificación e implantación de la lente intraocular (LIO), en términos de eficacia intraoperatoria y seguridad postquirúrgica.

MÉTODOS:
Se trata de un estudio prospectivo y randomizado donde se incluyeron 30 pacientes afectos de catarata senil y con agudeza visual (AV) similar en ambos ojos. En cada paciente se eligió de forma aleatoria un ojo donde se utilizó Healon 5 y se comparó con el ojo adelfo con DisCoVisc. El cirujano, no enmascarado, evaluó: facilidad de inyección de OVD, presencia de burbujas de aire tras la inyección, visualización, mantenimiento de la cámara anterior (CA) durante la capsulorrexis y durante el implante de la LIO, facilidad de aspiración y cantidad de OVD suministrado en la jeringa. Los examinadores, enmascarados, midieron los siguientes parámetros relacionados con la seguridad postoperatoria: presión intraocular (PIO), grosor de la córnea y recuento de células endoteliales corneales (CCE) hasta 90 días después de la operación.

RESULTADOS:
No se hallaron diferencias estadísticamente significativas entre los grupos en relación con su eficacia durante la cirugía, excepto la facilidad de inyección, donde DisCoVisc fue estadísticamente superior (p = 0,021), y la facilidad de la eliminación utilizando la técnica de dos compartimentos (TDC), donde Healon 5 fue mejor (p = 0,021). En los parámetros relacionados con la seguridad no hubo diferencias significativas entre grupos. La PIO después de la cirugía en el grupo de Healon 5 fue más alta que en el grupo de DisCoVisc pero sin llegar a ser estadísticamente significativo. La paquimetría a las 24 horas fue más alta (NS) en el grupo del DisCoVisc. Las diferencias se igualaron en ambos grupos a los 3 meses. Se analizó también si la cantidad de viscoelástico en cada ampolla era suficiente para toda una cirugía y se encontró que Healon 5 era insuficiente en la mayoría de los casos en comparación con DisCoVisc (p=0,001).

CONCLUSIONES:
Ambos materiales viscoelásticos son eficaces y seguros durante la realización de toda la intervención de la catarata. La única diferencia se observó en la mayor facilidad de inyección del DisCoVisc, pero a la vez, destacó su dificultad de extracción al compararlo con el Healon 5.

 

C-027

CAPSULOTOMÍA CON LÁSER DE FEMTOSEGUNDO LENSECTOMÍA CON CÁMARA ANTERIOR ESTRECHA (SUB 2MM)

Yllera, M.; Fernández-Vega, L.; Lisa, C.; Alfonso, J.F..
Instituto Oftalmológico Fernández-Vega, Oviedo

OBJETIVOS:
Evaluar la efectividad y la seguridad de la capsulotomía realizada mediante laser de femtosegundo en pacientes con cataratas sometidos a facoemulsificación con amplitud de cámara anterior inferior a 2 mm.

MÉTODOS
Estudio retrospectivo que incluye 20 ojos de 20 pacientes intervenidos de lensectomía asistida con láser de femtosegundo y cámara anterior menor de 2.0 mm. La edad media fue de 73.7 10.85 años ( r: 56-91). En el preoperatorio se determinó la longitud axial (AXL) , la amplitud de la cámara anterior ( ACD ) y la ACD virtual ( vACD ). Se empleó la fórmula de Holladay en todos los casos para calcular la potencia de la LIO. En el 75% de los casos se implantó una LIO monofocal y en un 25% de los casos una LIO difractiva. En todos los casos se implantó un anillo de tensión capsular. En el postoperatorio se valoró la vACD y la distancia de la LIO implantada al plano de vACD. Analizamos la seguridad de la técnica y la posición efectiva de la LIO.

RESULTADOS:
Se observó una ausencia de complicaciones en todos los casos. La amplitud media de cámara anterior determinada por Visante y Orbscan fue 1.69 0.21 mm ( r: 1.22-2.0 ) , la ACD virtual media prequirúrgica fue 2.97 0.21 mm ( r. 2.57-3.28 ). La AXL media fue 21.96 1.10 mm ( r: 20.16-24.52 ) y la distancia media de la LIO implantada a la línea del plano de iris fue de 639 171.2 micras ( r: 401-810 ). El análisis de los diferentes parámetros nos llevó a establecer una relación entre AXL y ACD, AXL y vACD, AXL y pot. LIO, vACD y pot. LIO y vACD y distancia LIO plano de vACD.

CONCLUSIONES:
La femto-faco-emulsificación es una técnica segura que nos permite realizar una capsulotomía central exenta de complicaciones en casos de cámara estrecha. Asegurar el centrado de la LIO con una capsulotomía adecuada en estos casos nos permite valorar otros parámetros que influyen en la posición estimada de la lente.

Financiación: Los autores declaran no tener interés económico en ninguno de los productos o técnicas descritos.

 

C-028

ESTUDIO DESCRIPTIVO DE LOS RESULTADOS VISUALES Y LAS COMPLICACIONES DE 600 CASOS DE CIRUGÍA DE CATARATA CON LÁSER DE FEMTOSEGUNDOS.

Hurtado Ceña, F.J.; García Pérez, J.; Gros Otero, J.; Álvarez-Rementería Fernández, L.; Contreras Martín, I.; Merino Hijosa, M.J.; Pareja Esteban, J..
Clínica Rementería, Madrid

OBJETIVO.
En pacientes intervenidos de cirugía de catarata con láser de femtosegundos (LenSx), describir el porcentaje de ojos con resultados refractivos menores de 0,50 dioptrías con implantes de lentes monofocales (tóricas o no) y multifocales (tóricas o no). Además, describir las complicaciones intra y postoperatorias.

MÉTODOS.
Estudio retrospectivo no comparativo en el que se revisaron las historias clínicas de los primeros 600 pacientes operados en Clínica Rementería con láser de femtosegundos (LenSx) por el mismo cirujano desde el 13 de Diciembre de 2011 hasta el 18 de Febrero de 2013. Se recogieron los datos demográficos, el tipo de catarata, la agudeza visual lejana, cercana binocular en casos de lentes multifocales y la refracción subjetiva residual monocular además de las complicaciones intra y postquirúrgicas.

RESULTADOS.
Se recogieron los datos de 234 lentes multifocales tóricas (196 Restor toric, RT, y 38 Acri.LISA toric, AT), 289 multifocales (Restor, R), 44 monofocales tóricas (Acrysof toric, MT) y 27 monofocales (IQ Acrysof, M). Se obtuvo un porcentaje de ojos con ± 0,50 dioptrías de esfera residual subjetiva postquirúrgica de 85,5% (total), 87,0% (RT), 96,9% (AT), 85,2% (R), 78,8% (MT) y 72,0% (M) mientras que el porcentaje de ojos con ± 0,50 dioptrías de cilindro residual fue de 72,6% (total), 72,3% (RT), 75,8% (AT), 63,6% (R), 48,0% (MT), 75,0% (M) respectivamente. Hubo un 90,8% de pacientes sin complicaciones siendo las más frecuentes la rotación posterior de una lente tórica (2,2%) y el punto corneal en la incisión (1,7%). La agudeza visual media fue de 0,92 (0,97) con cartilla de Snellen.

CONCLUSIONES.
El láser de femtosegundos en la cirugía de la catarata ofrece unos resultados visuales excelentes con un 85,5% de los pacientes con ± 0,50 dioptrías de esfera residual y 72,6% en ± 0,50 dioptrías de cilindro residual. La agudeza visual media fue de 0,92 (Snellen). Hubo un 90,5% de pacientes sin complicaciones intra o postoperatorias.

 

C-029

ESTUDIO COMPARATIVO DE LOS CAMBIOS INDUCIDOS EN ENDOTELIO CORNEAL Y MÁCULA TRAS CIRUGÍA DE CATARATA CON FACOEMULSIFICACIÓN Y CON LÁSER DE FEMTOSEGUNDO.

Gros Otero, J.; Contreras Martín, I.; Blázquez Sánchez, V.; Hurtado Ceña, F.J.; Álvarez- Rementería Fernández, L.; García Pérez, J.; Merino Hijosa, M.J..
Clínica Rementería, Madrid

OBJETIVOS:
En el último año se ha comenzado a extender el uso de plataformas de láser de femtosegundo para la realización de algunos de los pasos de la cirugía de catarata. El objetivo de este estudio es estudiar los cambios inducidos en endotelio y mácula con cirugía asistida con láser de femtosegundos y compararlos con los producidos tras facoemulsificación coaxial.

MÉTODOS:
Se realizó un estudio prospectivo en el que se incluyeron a pacientes con diagnóstico de cataratas sin otra patología. Un primer grupo fue operado mediante facoemulsificación coaxial: se realizó una paracentesis de ayuda con aguja de 25G y una incisión principal de 2 mm, a través de la cual se realizó una capsulorexis con pinzas. Tras la hidrodisección, se procedió a la fragmentación y extracción del cristalino con técnica de faco-chop, con la plataforma Infiniti®. Posteriormente, se implantó mediante inyector una lente monobloque en el saco capsular. En un segundo grupo, se empleó la plataforma LensX® para realizar una paracentesis de 1 mm, una incisión principal de 2,2 mm, la capsulorexis y la fragmentación del núcleo mediante la aplicación de láser de femtosegundo. Posteriormente, se completó la cirugía con la plataforma Infiniti®. En todos los pacientes se realizó una exploración en el preoperatorio que incluyó la agudeza visual mejor corregida, tonometría de contacto, estudio con microscopía confocal del endotelio corneal y una exploración macular con tomografía de coherencia óptica de dominio espectral (SD-OCT). Esta misma exploración fue repetida al mes de la cirugía.

RESULTADOS:
Se incluyeron 66 ojos en el grupo de facoemulsificación coaxial (grupo 1) y 68 en el grupo de cirugía asistida con láser de femtosegundos (grupo 2). Tras la cirugía se produjo una pérdida de células endoteliales en ambos grupos, siendo la media del porcentaje de pérdida de 4,70% (desviación estándar [DS] 15,78%) en el grupo 1 y de -4,24% (DS 15,04%) en el grupo 2 (P=0,942). El porcentaje de pérdida de células endoteliales no guardaba relación con el tiempo total de ultrasonidos en ninguno de los dos grupos. En cuanto a la exploración macular con SD- OCT, en el grupo 1 se produjo un incremento medio de 1,36 % (DS 5,72) en el espesor macular central y de 1,02 % (DS 2,84%) en el volumen macular frente a una reducción de un 0,25% (DS 8,44%) en el espesor macular central y una reducción del 0,10 % (4,02%) en el volumen macular en el grupo 2 (P=0,372 y P=0,069 respectivamente).

CONCLUSIONES:
No se detectaron diferencias significativas en cuanto al porcentaje de pérdida de células endoteliales y a los cambios inducidos en el espesor macular central y el volumen macular entre la cirugía de catarata mediante facoemulsificación coaxial comparada con la cirugía de catarata asistida con láser de femtosegundo. El porcentaje de pérdida de células endoteliales es muy similar en ambos grupos y algo menor que los valores descritos por otros autores. En cuanto a los cambios maculares detectados, no son clínicamente relevantes.

 

C-030
ESTÁNDARES DEL APRENDIZAJE DE LA CIRUGÍA DE CATARATA EN ESPAÑA. LA PERSPECTIVA DE LOS RESIDENTES

Keller, J.; Ortiz Pérez, S.; Corretger Ruhí, X..
Institut Clínic d’Oftalmologia, Hospital Clínic de Barcelona

OBJETIVOS:
Determinar el desempeño del aprendizaje de la cirugía de catarata en España en términos de volumen y calidad. Estudiar la frecuencia y eficacia de los recursos de aprendizaje al alcance de los residentes. Conocer la demografía y características de los residentes próximos a terminar su formación como especialistas.

MÉTODOS:
Encuesta anónima distribuida por Internet a todos los residentes de último año (R4) en España durante diciembre 2012. Se estudiaron variables demográficas, de desempeño de la cirugía, de los recursos disponibles para el entrenamiento y su opinión sobre el mismo. Las variables principales son la tasa de rotura de cápsula posterior (RCP) y el número de cirugías completas (CC) realizadas.

RESULTADOS:
De 159 residentes respondieron 55 (37,6%). La media de CC fue 131,9 +/-106. La media de RCP fue 5,46% +/-5,7. Existe una correlación entre las CC y la tasa RCP (r=-0.362, p<0,01). 40 residentes (72.7%) llevan un registro de operaciones. 49 (89,1%) ya han completado 50 operaciones. 10 (18,1%) reportan tasas de RCP de >10%. 42 (76.4%) dice conocer sus resultados visuales y 35 (63.6%) refractivos. La media de cirugías/año/R4 realizadas en hospital es 907,7 +/- 563,4. Existe correlación entre las cirugías/año/R4 y CC (r=0,519; p<0,01) y entre el número de R4 y CC (rho=-0,407; p<0,01).

Recursos disponibles: biómetro óptico (85,5%), tutor de cataratas (83,6%), wet-lab (43,4%), quirófanos de residente (34,6%), sesiones teóricas (33,9%) y programa específico (27,1%). La media de quirófanos por semana es 1,65 +/-0,87. Tener tutor de cataratas supone un promedio de 143,8 operaciones con 4,77% RCP versus 71,1 y 8,9% (p=0,03 y p=0,04). 40 (72,7%) R4 se sienten capaces operar solos y en promedio tienen 152,7 CC (p<0,01) y tasa de RCP de 4,9% (p=0,06). Los R4 que mejor valoran su residencia realizan 237,6 (p<0,01) operaciones con tasa de RCP de 2,68% (p=0,06). Ninguna variable demográfica interactúa con el desempeño de la cirugía.

CONCLUSIONES:
En este estudio se obtienen marcadores que pueden ser útiles para evaluar la progresión y el resultado del aprendizaje la cirugía de la catarata por los propios residentes, sus tutores y los servicios de salud. Los resultados de nuestro análisis sugieren que las oportunidades de operar no están uniformemente distribuidas y dependen del número total de operaciones y el número de compañeros en el centro donde se realiza el entrenamiento. Se encuentran alta prevalencia de registros de actividad pero hay un grupo significativo que no lleva un registro. El rol de un tutor que pueda enseñar a los residentes a operar es clave tanto en realizar una mayor cantidad de operaciones como en una menor tasa de complicaciones. Los residentes parecen dar mucha importancia al número de cirugías que realizan, más que a la tasa de complicaciones.

 

C-031

VALORACIÓN DE LOS CAMBIOS POSTQUIRÚRGICOS EN LA PROFUNCIDAD DE CÁMARA, EL ÁNGULO IRIDOCORNEAL Y LA PIO CON 4 TIPOS DISTINTOS DE PLATAFORMAS DE LENTES INTRAOCULARES

Pérez Izquierdo, R.; Matamoros Hondarza, A.; Garzón Jiménez, N..
Instituto de Oftalmología Avanzada, Madrid

OBJETIVO:
Evaluar los cambios que se producen, al implantar distintos modelos de Lentes Intraoculares (Tecnis de AMO®, Finevision de de Physiol®, Acrysof de Alcon®, y Acrilisa de Zeiss®) en la profundidad de cámara anterior (ACD), en el ángulo iridocorneal, y presión intraocular.
Material y métodos:

Se evaluaron 130 ojos en total. 36 ojos Finevision, 40 ojos Tecnis, 30 ojos Acrysof, y 24 Acrilisa. Se midió ACD y ángulo iridocorneal pre y postquirúrgicos, así como PIO preoperatoria y al mes de la cirugía. Para la valoración de la variación de la PIO se excluyeron pacientes en tratamiento hipotensor previo a la cirugía, así como pacientes con uveítis de rebote postquirúrgicas que precisaron continuar con tratamiento postoperatorio durante más de un mes, o pacientes con necesidad de seguir en tratamiento hipotensor.

RESULTADOS:
Diferencia entre la profundidad de cámara anterior pre y postquirúrgica fue de 1,478 mm
El aumento del ángulo iridocorneal fue de 13,16 grados, siendo estadísticamente significativa la diferencia entre el ángulo pre y postquirúrgico.
Se produjo una disminución de la PIO de 1,74 mmHg, siendo también estadísticamente significativa la diferencia entre la PIO pre y postoperatoria.
Con Finevision: aumento de ACD: 1,377 mm; aumento ángulo: 13,14 grados; disminución de PIO: 2.27 mmHg.
Con Tecnis: aumento de ACD: 1,65 mm, aumento ángulo: 14,63 grados; disminución PIO: 2,15 mmHg. Con Acrysof; aumento ACD: 1,483 mm; aumento ángulo: 13,46 grados; disminución PIO: 1,33 mmHg
Con Acrilisa, tanto el aumento de ACD (1, 339mm), como de ángulo (12,04 grados) es estadísticamente significativo, no así la disminución de la PIO (0,79 mmHg p=0.0567)
En cuanto al aumento de ACD, es mayor el aumento de ACD con Tecnis comparándola con Finevision y con Acrilisa.
Finevision disminuye la PIO más que Acrilisa
Se compara la disminución de PIO entre tres grupos; ángulo estrecho (hasta 25o), ángulo medio (25,1 a 34,9o) ángulo abierto (a partir de 35o); es menor la disminución de PIO en los de ángulo abierto que en los otros dos grupos.
CONCLUSIÓN:
Con todas las lentes se produce disminución de la PIO, así como aumento de ACD y de ángulo iridocorneal.
La disminución de la PIO es significativa en aquellos pacientes con ángulos por debajo de 35° Solo en el caso de la Acrilisa no se produce una disminución de la PIO estadísticamente significativa.

 

C-032

CIRUGÍA REFRACTIVA: EXTRACCIÓN DE CRISTALINO TRANSPARENTE E IMPLANTE DE LIO MULTIFOCAL.

Ding, A.; Barraquer, E.; Carreras, E.; Kudsieh, B..
Centro de Oftalmologia Barraquer, Barcelona

PROPÓSITO:
Estudiar los resultados visuales, refractivos y complicaciones de la cirugía de extracción de cristalino transparente mediante facoaspiración e implante de lente intraocular multifocal.

MÉTODOS:
Se ha realizado un estudio retrospectivo de 280 ojos de 149 pacientes. Se ha comparado la refracción, contaje endotelial, presión intraocular, agudeza visual sin corrección y con corrección del preoperatorio, postoperatorio al mes y a los 12 meses para el grupo de miopes con un equivalente esférico de -9,86 ± 6,26D (-26,12D a -1,25D) y edad media de 52,53 ± 6,26 años (38 a 69 años) e hipermétropes con un equivalente esférico de 2,76 ± 1,52D (-0,75 a 7,6D) y edad media de 54,7 ± 7,15 años (34 a 70 años). Además se han estudiado las complicaciones postoperatorias.

RESULTADOS:
En el grupo de miopes se observa una AV con corrección preoperatoria de 0,65 ± 0,213 y AV sin corrección postoperatoria al mes y a los 12 meses de 0,55 ± 0,25 y 0,48 ± 0,17 respectivamente, siendo la diferencia estadísticamente significativa entre ambas (p<0,05). En el grupo de hipermétropes se observa una AV con corrección preoperatoria de 0,88 ± 0,14 y AV sin corrección postoperatoria al mes y a los 12 meses de 0,71 ± 0,22 y 0,67 ± 0,2 respectivamente, siendo la diferencia estadísticamente significativa entre ambas (p<0,05).Respecto a la visión próxima, se observa un 63,1% y 86,1% de pacientes miopes e hipermétropes respectivamente que alcanzan visión N1 sin corrección en el postoperatorio al mes; y 50% y 85,9% a los 12 meses. Conclusión: La independencia de las gafas es posible con buenos resultados refractivos, observando una mayor tasa de éxito en los pacientes hipermétropes tanto en VL y VP.

 

C-033

RESULTADOS VISUALES EN LENSECTOMÍA CON IMPLANTE DE UNA LENTE INTRAOCULAR ASFÉRICA DIFRACTIVA BIFOCAL (TENIS ZMOO®)

Señaris, A.; Martín-Escuer, B.; Yllera, M.; Alfonso, J.F..
Instituto Oftalmológico Fernández-Vega, Oviedo

OBJETIVO:
Evaluar los resultados visuales y refractivos obtenidos con el implante bilateral de una lente intraocular (LIO) asférica difractiva bifocal.

MÉTODOS:
Se analizaron un total de 68 ojos de 34 pacientes operados de lensectomía con implante de LIO asférica difractiva bifocal (Tecnis One, AMO) entre junio de 2011 y junio de 2012. La edad media de la muestra era 63.88±9.11 y la lensectomía se realizó por motivos refractivos, con o sin catarata. La esfera manifiesta preoperatoria estaba entre -12.50 D. y +5.25 D. El astigmatismo corneal preoperatorio era inferior o igual a 1.25 dioptrías. La potencia de la LIO se calculó mediante la fórmula SRK-T. La cirugía se realizó por el meridiano más curvo, mediante facoemulsificación y en todos los ojos se implantó un anillo de tensión capsular de sección rectangular. Se valoró la refracción residual, la agudeza visual binocular de lejos con la mejor corrección (en inglés, distance-corrected visual acuity, DCVA) monocular y binocular, la agudeza visual cercana con la mejor corrección para lejos (en inglés, distance- corrected near visual acuity, DCNVA) monocular y binocular, la curva de desenfoque binocular y el índice de reoperaciones mediante láser excimer.

RESULTADOS:
En la revisión realizada a los 6 meses de la cirugía, la esfera residual fue 0.14±0.35 y el cilindro residual fue -0.14±0.26. La DCVA monocular fue 0.91±0.10, y la binocular 0.93±0.12. La DCNVA monocular fue 0.90±0.13, y la binocular fue 0.95±0.08. El índice de reoperaciones con láser Excimer fue del 25% (17 ojos), con una esfera media de 0.88±0.45 y un cilindro medio de – 0.36±0.34.

CONCLUSIONES:
La lensectomía con implante de una lente asférica difractiva bifocal es un procedimiento refractivo eficaz, seguro y predecible para la corrección de la visión de lejos y de cerca.

Financiación: Los autores declaran no tener interés económico en ninguno de los productos o técnicas descritos.

 

C-034

RESULTADOS VISUALES TRAS EL IMPLANTE DE UNA LENTE INTRAOCULAR ASFÉRICA DIFRACTIVA BIFOCAL TÓRICA (AT LISA 809®)

Señaris, A.; Baamonde, B.; Lisa, C.; Alfonso, J.F..
Instituto Oftalmológico Fernández-Vega, Oviedo

OBJETIVOS:
Evaluar los resultados visuales y refractivos en pacientes con implante bilateral de una lente intraocular (LIO) multifocal asférica difractiva bifocal tórica.

MÉTODOS:
Se analizaron un total de 96 ojos de 48 pacientes operados de lensectomía con implante bilateral de LIO multifocal asférica difractiva bifocal tórica entre enero de 2009 y julio de 2012. La edad media de la muestra fue 54.82±7.05 y la lensectomía se realizó por motivos refractivos, con o sin catarata. La esfera manifiesta preoperatoria media fue -0.78±7.33 [rango de -26,00 a +9,50] y el cilindro queratométrico fue 3.15±1.27 [rango de 1,5 a 7,00]. La potencia de la LIO se calculó mediante las fórmula SRK-T o Holladay II. La longitud axial media fue 24,26±2,61 mm [rango de 20,39 a 31,95]. La cirugía se realizó por vía temporal mediante facoemulsificación y en todos los ojos se implantó un anillo de tensión capsular.Se valoró la refracción residual, la agudeza visual binocular de lejos con la mejor corrección (en inglés, best- corrected distance visual acuity, BCVA) monocular y binocular, la agudeza visual cercana con la mejor corrección para lejos (en inglés, best distance-corrected near visual acuity, BCNVA) monocular y binocular, la curva de desenfoque binocular y el índice de reoperaciones mediante láser excimer.

RESULTADOS:
En la revisión realizadaa los 6 meses de la cirugía, la esfera residual manifiesta fue 0.17±0.51 y el cilindro residual manifiesto fue -0.20±0.35. La BCVA monocular fue 0’86±014, y la binocular 0’89±0,12. La BCNVA monocular fue 0’83±0’18, y la binocular fue 0’83±0’17. El índice de reoperaciones con LASIK fue del 33.33% (32 ojos), fundamentalmente por refracción esférica residual.

CONCLUSIÓN:
El implante de una lente difractiva bifocal tórica en pacientes con astigmatismo corneal proporciona buenas visiones de lejos y cerca, permitiendo a los pacientes con un astigmatismo corneal igual o superior a 1.50 dioptrías conseguir independencia de la gafa, aunque en un tercio de los casos sigue siendo necesario un ajuste con láser excímer.

Financiación:Los autores declaran no tener interés económico en ninguno de los productos o técnicas descritos.

 

C-035

REFRACTIVE LENS EXCHANGE WITH A TRIFOCAL DIFFRACTIVE ASPHERIC INTRAOCULAR LENS (AT LISA TRI 839MP®)

Monteiro, T. (1); Franqueira, N. (2); Dourado Leite, R. (2); Vaz, F. (1); Alves Teixeira Lemos, C.J. (3).
(1) Hospital Braga / Hospital CUF Porto, Braga; (2) Hospital de Braga, Braga; (3) Escola de Ciências da Saúde – Universidade do Minho, Braga – Portugal.

PURPOSE:
To assess efficacy, safety and predictability after refractive lens exchange (RLE) with bilateral implantation of a difractive trifocal intraocular lens (IOL) AT LISA tri 839MP (Carl Zeiss Meditec), with +3,33 D near add and +1,66 D intermediate add.

METHODS:
100 eyes of 50 patients were examined after RLE with implantation of a trifocal IOL for the correction of presbyopia, the AT LISA tri 839MP IOL. Uncorrected and corrected near, intermediate and distance visual acuity, contrast sensitivity (the Pelli-Robson Letter Chart), reading performance test (MNread) were evaluated postoperatively after a 3 month follow-up study.

RESULTS:
100 eyes of 50 patients, mean age 54 years old, submitted to clear lens extraction and AT LISA tri 839MP preloaded IOL implantation for the correction of presbyopia. Post-operative mean monocular uncorrected visual acuity (snellen decimal) was 0,81 (±0,09) for near (40 cm), 0,91 (±0,08) for intermediate (80-90 cm) and 0,95 (±0,04) for far. All patients had mean spherical equivalent < 0,75 D after follow-up; 98% of patients were glasses independent for all taks. Contrast sensitivity values were similar to a standard monofocal IOL and superior to a bifocal diffractive apodized IOL but not statistically significant. Maximum reading speed was higher in the trifocal group compared with monofocal group with +3,00 add (statistically significant), reading acuity and critical font size were similar between groups. Less than 20% of patients report halos/glare transitory during the first 3 months.

CONCLUSIONS:
Bilateral implantation of the AT LISA tri 839 MP IOL provides excellent functional vision at all distances, and is an effective procedure for correcting presbyopia after clear lens extraction.

 

C-036

COMPORTAMIENTO VISUAL DEL IMPLANTE DIFRACTIVO DE UNA LENTE ASFÉRICA TRIFOCAL (AT LISA TRI 839MP). CORRELACIÓN CON PARÁMETROS OBJETIVOS DE CALIDAD VISUAL.

Casas Pascual, P.; Cristóbal Bescós, J.A.; Del Buey Sayas, M.A.; Cruz Neyor, N.; Cabezon Martinez, L..
Hcu Lozano Blesa, Zaragoza

PROPÓSITO:
Analizar los resultados clínicos obtenidos tras el implante de lente intraocular difractiva, asférica y trifocal. Evaluar la correlación existente entre los parámetros visuales subjetivos y los parámetros objetivos de calidad visual obtenidos con el sistema de doble paso Optical Quality Analysis System (OQAS, Visiometrics) y el aberrómetro tipo Hartman Shack WASCA (Carl Zeiss).

MÉTODO:
Realizamos un estudio prospectivo sobre 20 ojos de 10 pacientes intervenidos de facoemulsificación de cristalino con implante de LIO. Se realizan mediciones de AV en visión de cerca, intermedia y lejana mediante ETDRS previamente y tras cirugía de catarata. Cuantificamos los parámetros de calidad óptica: punto de corte de función de transferencia de modulación (MTF cut off), índice de dispersión óptica (OSI) y aberración intraocular total de alto orden (HOAs).

RESULTADOS:
Todos los valores, objetivos y subjetivos mejoraron significativamente tras la cirugía. Las AV medias postoperatorias sin corrección fueron; 0,09 ± 0,16 para lejos; 0,3 ± 0,11 para distancia intermedia y 0,18 ± 0,11 para cerca. Los valores medios postoperatorios de OSI, MTF cut off y HOAs fueron: 29,249 ± 9,8 (SD) ciclos por grado; 1,94 ± 0,728 y 0,667 ± 0,71μm respectivamente. No encontramos correlaciones estadísticamente significativas entre los parámetros objetivos de calidad visual y los valores de agudeza visual.

CONCLUSIONES:
El implante multifocal AT LISA tri 839MP, permite la restauración óptima de la visión tras cirugía de cataratas, ofreciéndonos excelentes valores de visión cercana y lejana y aceptables de visión intermedia. La presencia de dos focos adicionales a la potencia de visión lejana de esta lente difractiva no merma los parámetros objetivos de calidad visual explorados mediante sistema de doble paso.

 

C-037

ANÁLISIS DE LA FUNCIÓN VISUAL TRAS IMPLANTACIÓN DE LIO TRIFOCAL DIFRACTIVA (FINEVISION®)

Martínez De La Casa, J.M. (1); Vázquez Molinín, J.M. (2); García Bella, J. (1); Valcarce Rial, L. (1); Carballo Álvarez, J. (2); Sanz Fernández, J.C. (2); Polo, V. (3); García Feijóo, J. (1).
(1) Hospital Clínico San Carlos, Madrid; (2) Facultad de Óptica y Optometría, Madrid; (3) Hospital Miguel Servet, Zaragoza.

OBJETIVO:
Estudiar la función visual con diferentes luminancias (fotópica85cd/m2y mesópica5 cd/m2), analizando la agudeza visual lejana, cercana e intermedia en escala logMAR, así como la sensibilidad al contraste y las curvas de desenfoque en un grupo de pacientes implantados con lente difractiva trifocal.

MÉTODO:
22 pacientes diagnosticados de cataratas en ambos ojos e implantados bilateralmente con lente trifocal difractiva FineVision (PhysIOLBelgium) a través de una incisión de 1.8 mm. A los tres meses de la cirugía seobtuvieron los valores refractivos y la agudeza visual (LogMAR) de lejos sin compensación (AVSC) y con la mejor compensación (AVMC). También se midieron las agudezas visuales intermedia (AVI a 65 cm) y en cerca (AVC a 40 cm), ambas con la mejor compensación de lejos. Se utilizó el test ETDRS de alto contraste en condiciones fotópicas. La sensibilidad al contraste se estudió de forma binocular con el test CSV1000 (Vector Vision) y con el test PelliRobson(Clement Clarke International).La curva de desenfoque se cuantificó en condiciones fotópicas y mesópicas de forma binocular con la mejor compensación en un rango entre +1.50D y – 4.00D en pasos de 0.50D.

RESULTADOS:
La edad media de los pacientes fue de 68.4 ±5.5 años. La refracción post cirugía presentó un valor esférico medio en OD de +0.42D ±0.57 y en OI de +0.42D±0.52, el componente cilíndrico medio fue de -0.72D ±0.53 en OD y -0.65D ±0.62 en OI. La AVSC en OD fue de 0.23 ±0.19LogMARy en OI de 0.21 ±0.13LogMAR. La AVMC fue de 0.05 ±0.06LogMAR, la AVI 0.25 ±0.1LogMAR y la AVC 0.13 ±0.1LogMAR. La sensibilidad al contraste medida con el PelliRobson fue de 1.57 ±0.1 unidades logarítmicas y con el CSV1000 fue para las cuatro frecuencias de estudio (3,6,12 y 18 ciclos/grado)de 1.64 ±0.14, 1.77 ±0.18, 1.44 ±0.24 y 0.98 ±0.24unidades logarítmicas respectivamente. La curva de desenfoque mostró para todo el rango de potencias utilizado, una diferencia estadísticamente significativa entre las condiciones fotópica y mesópica.

CONCLUSIÓN:
La implantación bilateral de la lente difractiva FineVision en este tipo de pacientes, permite un extenso rango de visión satisfactoria a todas las distancias y con diferentes niveles de iluminación.

 

C-038
RESULTADOS TRAS IMPLANTE DE LENTE INTRAOCULAR DIFRACTIVA TRIFOCAL (FINEVISION®). 6 MESES DE SEGUIMIENTO

Cancino Muñoz, R.; Duch Mestres, F.; Mocanu, R.M..
Institut Català de la Retina, Barcelona

OBJETIVO
Describir los resultados refractivos y visuales tras el implante de la lente difractiva trifocal FineVision (PhysIOL)

MATERIAL Y METODOS
Se incluyeron 33 ojos de 17 pacientes con diagnóstico de catarata o cristalino transparente asociado a presbicia, sin otra patología oftalmológica o intervenciones quirúrgicas oculares previas, a los cuales se les implantó la lente difractiva trifocal FineVision (PhysIOL), durante el período comprendido entre febrero y diciembre de 2012, en el Institut Català de la Retina de Barcelona.

El cálculo de la lente se realizó con el IOL Master® 500 (Carl Zeiss). Todas las cirugías fueron realizadas por el mismo cirujano (F.D.M). Tras incisión temporal de 2,2mm, se realizó facoemulsificación y se implantó la LIO en saco.
Se hizo un control post-operatorio al primer día, al mes, a los 3 meses y a los 6 meses, en los cuales se realizó la medición de agudeza visual (AV) sin y con corrección en visión lejana, intermedia (valores decimales) y próxima (Jaegger), medición de aberrometrías de alto orden (HOA) con pupilas de 6mm, medición de sensibilidad al contraste, exploración del segmento anterior bajo lámpara de hendidura y fondo de ojo bajo dilatación farmacológica.

RESULTADOS
La edad media fue de 58 años. La mejor agudeza visual sin corregir (MAVSC) media en visión lejana era <0,05 (escala decimal) y J16 (Jaegger)en visión próxima antes de la cirugía. A los 6 meses, la MAVSC media fue de 0,81 en visión lejana; 0,9 en visión intermedia y J1 para visión próxima. Sólo dos pacientes necesitaron adición para visión próxima. El equivalente esférico medio residual fue de -0,006D (rango de -0,625 a +1,25) y el cilindro residual fue de -0,4D. Las HAO media fueron de 0,44 micras. La seguridad fue de 103% y la eficacia de 87%.

CONCLUSIONES
La lente difractiva trifocal FineVision (PhysIOL) es una alternativa eficaz y segura para la corrección de la presbicia, especialmente en aquellos pacientes con altas demandas visuales en visión próxima e intermedia, logrando excelentes resultados visuales y refractivos.

 

C-039

VALORACIÓN DEL ASTIGMATISMO CORNEAL TOTAL E IMPORTANCIA DE LA CARA POSTERIOR EN PACIENTES CON CATARATA
Rodríguez Ratón, A. (1); Orbegozo Gárate, J. (2); Romero Moreno, I. (1); Noguera Nuñez, H. (1); Basterra, I. (2).

(1) Hospital de Galdakao-Usánsolo/COI-berri, Bilbao; (2) COI-berri, Bilbao.

OBJETIVOS:
Estudiar la composición del astigmatismo corneal en nuestro medio, evaluando el error que aporta ignorar la cara posterior

MÉTODOS:
estudio prospectivo descriptivo. Medimos el astigmatismo corneal anterior (Anterior Corneal Astigmatism, ACA) y posterior (Posterior Corneal Astigmatism, PCA), así como el total topográfico (Simulated K, SimK) y tomográfico mediante Ray-Tracing (Total Corneal Astigmatism,TCA) con un sistema integrado de disco de Plácido y cámara Scheimpflug (CSOTM Sirius) en una muestra de 100 pacientes consecutivos de entre 60 y 80 años.

RESULTADOS:
la media de ACA es de 1.51 Dioptrías (D) y PCA 0.38 D. La alineación del astigmatismo es 83% a favor de la regla en cara anterior y 87% contra la regla en posterior. En los casos de astigmatismo contra la regla anterior, la magnitud del astigmatismo posterior es menor. El cálculo vectorial revela que SimK es 0,3D@3 menor que TCA de media. En un 18% de los casos, SimK se aleja de TCA en más de 0,5D y el eje difiere más de 10o en el 53% de los casos, siendo mayor la diferencia a menor magnitud del astigmatismo.

CONCLUSIONES:
El astigmatismo anterior a favor de la regla tiende a ser compensado por la cara posterior en pacientes mayores. La gran dispersión de los casos, justifica el uso de tecnología tomográfica que tenga en cuenta la cara posterior para el manejo del astigmatismo corneal total.

 

C-040
IMPACTO CLÍNICO DEL ASTIGMATISMO POSTERIOR EN LA ELECCIÓN DE LIO TÓRICA

Rodríguez Ratón, A. (1); Orbegozo Gárate, J. (2); Basterra, I. (2); Noguera, H. (1).
(1) Hospital Galdakao-usánsolo/ COI-berri, Bilbao; (2) COI-berri, Bilbao.

INTRODUCCIÓN:
La reciente incorporación de tecnología tomográfica que incluye la cara posterior corneal en el cálculo del astigmatismo corneal total, nos permite en teoría elegir con mayor precisión la toricidad de la lente intraocular (LIO) a implantar en la cirugía de catarata. No obstante, ciertas incógnitas nos hacen desconfiar del éxito refractivo de nuestra intervención: la potencia del toro en plano gafa, el astigmatismo inducido por el cirujano en córnea total, la posición efectiva de la lente y su eje final. En este trabajo buscamos encontrar si hay un beneficio real en incluir la valoración de cara posterior corneal en la elección de LIO tórica.

MÉTODOS:
Estudio prospectivo descriptivo a partir de una serie consecutiva de pacientes que acuden a nuestro centro con indicación de cirugía de catarata e implante de LIO tórica. Se procede a biometría mediante IOLmaster y tomografía mediante CSO Sirius. Introducimos los datos de keratometría automatizada, simulated K (simK), total corneal astigmatism a 3mm (TCA) y TCA a 4.5mm en el AcrySof(R) Toric IOL Calculator, para obtener la predicción de toricidad indicada según cada método. Tras la cirugía con implante de LIO tórica, evaluamos la diferencia entre eje final de la LIO y eje deseado así como el cilindro residual. De ese modo, calculamos el grado de concordancia en la toricidad sugerida por cada método y la toricidad ideal para cada paciente.

RESULTADOS:
El eje de la LIO rotó una media de 6,4 grados respecto a la posición de implante inicial ideal. El cilindro residual medio fue de -0.55 dioptrías (rango mín-máx: -1.25-0 D). Un 30% de los pacientes vieron invertido el sentido de su astigmatismo. El cálculo de la LIO tórica más precisa en base al cilindro requerido, se realizó a partir de los datos de TCA a 3 mm (15/30 predicciones acertadas), seguido de TCA a 4,5 mm (12/30), SimK (6/30) y IOLmaster K (7/30).

CONCLUSIONES:
A pesar de que ninguno de los métodos arroja residuales astigmáticos clínicamente significativos y de que no son los únicos predictores de un buen resultado refractivo final, la queratometría corneal total incluyendo valoración de cara posterior parece mejorar la selección de LIO tórica.

 

C-041

EVALUACIÓN CLÍNICA DE UNA LENTE MONOFOCAL TORICA (MX60T®) TRAS CIRUGIA RUTINARIA DE CRISTALINO

Noguera, H. (1); Basterra, I. (2); Romero, I. (1); Rodriguez, A. (1); Orbegozo, J. (2).
(1) Hospital Galdacano-Usansolo. Centro Oftalmologico Integral Coi-Berri (Bilbao), Bilbao; (2) Centro Oftalmologico Integral Coi-Berri (Bilbao), Bilbao.

OBJETIVO:
Analizar el comportamiento clínico de la nueva lente MX60T® y su capacidad para corregir el astigmatismo corneal pre-quirúrgico en pacientes tras intervención quirúrgica rutinaria de cristalino.

MATERIAL Y METODOS:
Se estudiaron 21 ojos de 20 pacientes con un mínimo de 0,75 D de astigmatismo corneal pre-quirúrgico. Tras la faco-emulsificación que en todos los casos fue rutinaria y transcurrió sin complicaciones, se implantó en el eje indicado por el calculador de la casa comercial la nueva lente tórica MX60T®. Los pacientes fueron examinados antes de la cirugía; y en el primer día del post-operatorio, así como a la semana y al mes. Los pacientes que sufrían enfermedades oftalmológicas intercurrentes fueron excluidos del estudio. Además de exploración oftalmológica completa se midió la agudeza visual espontánea y mejor corregida, refracción pre y post-operatoria, y la queratometría pre y post-quirúrgica. Además se evaluó la rotación post-quirúrgica de la lente por exploración en la lámpara de hendidura tras midriasis farmacológica completa.

RESULTADOS:
La lente evaluada ha presentado un buen comportamiento en términos de agudeza visual, refracción y corrección del astigmatismo post-quirúrgico, además de una muy buena estabilidad rotacional tanto durante el acto quirúrgico como en el periodo post- operatorio.

CONCLUSIÓN:
La implantación de la nueva lente tórica MX60T® resultó ser efectiva, segura y un método predecible para el manejo del astigmatismo corneal pre-quirúrgico tras cirugía rutinaria de cristalino.

 

C-042

DESCRIPCIÓN DE RESULTADOS TRAS FACOEMULSIFICACION E IMPLANTE DE 122 LENTES MONOFOCALES TORICAS.

Cabanás Jimenez, M. (1); Lozano Bernal, O.L. (2); Llovet Osuna, F. (1); Beltran, J. (1); Luchena Lopez, R. (1); Del Trigo Zamora, J.R. (2); Casado Gutierrez, A. (1); Rubio Jeronimo, J. (1); Romero Dominguez, M. (1); Baviera Sabater, J. (1).
(1) Clinica Baviera, Sevilla; (2) Hospital Univertario Virgen Del Rocio, Sevilla.

OBJETIVO:
Reconocer el uso de lentes monofocales toricas como una alternativa segura y eficaz en el tratamiento del astigmatismo corneal en procedimientos facorefractivos.

MÉTODO:
122 lentes Acrysoft toricas fueron implantadas tras la facoemulsificacion del cristalino. El mínimo seguimiento de los pacientes fue de tres meses. La muestra la constituian 72 ojos miopes y 50 hipermétropes. El rango de astigmatismo tratado estuvo entre -1,5 y – 7,5 y la esfera entre -17,5 y +8,75.

RESULTADOS:
El 76,47%de los ojos miopes intervenidos ha mejorado su MAVC y el 65,52% entre los hipermétropes. Requirieron un bioptics el 14,58% de los miopes y el 11,76% de los hipermétropes. Complicaciones:3,27% recolocaciones en eje, 3,27% otras complicaciones intraoperatorias.

CONCLUSIONES:
Consideramos el implante de lentes monofocales toricas una excelente opción en el tratamiento del astigmatismo corneal. Permite emplear nuestra técnica habitual de facoemulsificacion. Disminuye el uso de gafas y ahorra procedimientos refractivos secundarios.

 

C-043

ANÁLISIS VECTORIAL DEL ASTIGMATISMO TRAS IMPLANTE DE LENTE INTRAOCULAR MULTIFOCAL ASIMÉTRICA TÓRICA EN CIRUGÍA DEL CRISTALINO TRANSPARENTE

Cancino Muñoz, R.; Duch Mestres, F.; Pedrell, J.M.; Aradilla Zapata, Y..
Institut Català de la Retina, Barcelona

MATERIAL Y METODOS
Se incluyeron 23 ojos de 13 pacientes con diagnóstico de presbicia y astigmatismo, sin otra patología oftalmológica o intervenciones quirúrgicas oculares previas, a los cuales se les implantó la lente intraocular multifocal asimétrica tórica (LENTIS MPlus tórica, Topcon)

El cálculo de la lente se realizó con el IOL Master® 500 (Carl Zeiss). Todas las cirugías fueron realizadas por el mismo cirujano. Tras incisión temporal de 2,2mm, se realizó facoemulsificación y se implantó la LIO en saco.
En el control post-operatorio se realizó la medición de la mejor agudeza visual sin y con corrección (MAVSC y MAVCC) en visión lejana (valores decimales) y próxima (Jaegger) y exploración del segmento anterior bajo lámpara de hendidura. Se analizó la eficacia y la seguridad. El seguimiento mínimo fue de 3 meses.

Los cambios refractivos astigmáticos (target astigmatism[TIA], surgically induced astigmatism [SIA], difference vector [DV] y magnitud de error) fueron analizados usando el método de Alpins.

RESULTADOS
La edad media fue de 54 años.La MAVCC media en visión lejana era 0,89 (escala decimal) y J2 (Jaegger)en visión próxima antes de la cirugía. La esfera media era de -6,60 en los pacientes miopes (rango de -0,25 a -12,25D), +5,75 en los pacientes hipermétropes (rango de +2,75 a +9,25D) y el cilindro medio -2,83D en todos los pacientes (rango de -1,50 a -7,00D).

A los 3 meses, la MAVSC media fue de 0,70 en visión lejana (VL) y J2 para visión próxima (VP). El equivalente esférico medio residual fue de -0,13D (rango de -1,25 a +1,25) y el cilindro residual fue de -0,78D. El índice de seguridad fue de 0,97 en VL y de 0,99 en VP. El índice de eficacia fue de 0,80 en VL y de 0,75 en VP.

El TIA fue de 2,64, el SIA de 3,00, el DV de 0,77 y la magnitud de error fue de 0,35.

CONCLUSIONES
Las lentes intraoculares multifocales asimétricas tóricas presentan buenos resultados visuales y una adecuada corrección del astigmatismo.

 

C-044

EVALUACIÓN CLÍNICA DE UNA LENTE DE OPTICA SEGMENTADA TÓRICA (M-PLUS TORIC, OCULENTIS®)

Noguera, H. (1); Basterra, I. (2); Romero, I. (1); Rodriguez, A. (1); Orbegozo, J. (2).
(1) Hospital Galdacano-Usansolo. Centro Oftalmologico Integral Coi-Berri (Bilbao), Bilbao; (2) Centro Oftalmologico Integral Coi-Berri (Bilbao), Bilbao.

OBJETIVO:
Evaluar la estabilidad y comportamiento óptico de la lente multifocal tórica M-plus Toric (Oculentis)

MATERIAL Y METODOS:
Estudio retrospectivo de 31 ojos intervenidos a lo largo del ultimo año y medio con implantación de lente multifocal tórica M-plus Toric (Oculentis). Analizamos la refracción y AV mejor corregida (BCVA); así como la queratometría y el astigmatismo corneal pre-quirúrgico. Tras un post-operatorio favorable, se evaluó la AV sin corrección y mejor corregida tanto lejana como cercana, la refracción residual y la sensibilidad al contraste. Además, se analizó la estabilidad de la lente mediante la medida del eje post- quirúrgico de la lente.

RESULTADOS:
La lente evaluada ha presentado un buen comportamiento en términos de agudeza visual y sensibilidad al contraste, que resultó comparable a la de un sujeto sano en el rango de edad entre 20-55 años en condiciones mesópicas. La AV mejor corregida lejana fue de 20/25 ± 0,196; la intermedia fue J 2,8 ± 0,98 y cercana de J 1,96 ± 0,69. Además demostró una gran estabilidad rotacional tanto durante el acto quirúrgico como en el periodo post-operatorio; con una rotación media de 3,16 ± 2,552 grados al mes de la intervención. El astigmatismo total post-operatorio fue de -0,4375 D ± 0,504, sin cambios significativos en el astigmatismo corneal; por lo que toda la corrección corrió a cargo de la lente intraocular.

CONCLUSIONES:
La lente multifocal tórica M-plus Toric (Oculentis) es una lente segura, muy estable y predecible para el tratamiento del astigmatismo prequirúrgico, presentando una rotación media de 3,166 ± 2,552 grados. Presenta un buen perfil óptico, presentando buena AV cercana, intermedia y lejana; además de una buena sensibilidad al contraste comparado con pacientes sanos de entre 20-55 años.

 

C-045

ANÁLISIS DE CAMBIOS ABERROMÉTRICOS EN PACIENTES SOMETIDOS A CAPSULOTOMÍA YAG POR OPACIFICACIÓN CAPSULAR POSTERIOR.

Caramello Álvarez, C.; Del Buey Sayas, M.Á.; Casas Pascual, P.; Herrera Silva, L.; Cabezón, L.; Zabadani, K.; Cruz Neyor, N.; Pérez Navarro, I.; Almenara, C.; Cristobal Bescos, J.A..

Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa, Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa

OBJETIVOS:
Analizar los cambios en las aberraciones de alto orden, refracción y agudeza visual en pacientes sometidos a una Capsulotomía YAG como vía para mejorar la agudeza visual y determinar los factores condicionantes de la adquisición de una calidad óptica óptima.

MÉTODOS:
Realizamos un estudio en quince pacientes con Opacificación Capsular Posterior que provocaba una disminución acusada de la agudeza visual. Se analizó la desviación de los rayos en el plano retiniano en función de la posición de la pupila, refracción y agudeza visual antes de la realización de la Capsulotomía YAG y una semana después.

RESULTADOS:
Se obtuvieron 30 simulaciones de imágenes retinianas del total de los quince pacientes. Se analizaron para identificar las diferencias en las aberraciones de alto orden y correlacionarlas con la mejora de la calidad visual y los cambios refractivos.

CONCLUSIONES:
Las aberraciones de alto orden del ojo humano son frecuentemente responsables de una baja calidad visual independientemente de una corrección esférica o cilíndrica óptima. Es fundamental el estudio y determinación de patrones en estas nuevas tecnologías para garantizar el avance en el conocimiento de los distintos mecanismos visuales, condiciones oculares y métodos de corrección y así garantizar la evaluación de la calidad del sistema visual de una forma integral.

 

C-046

VALORACIÓN DE LA MODIFICACIÓN DEL ESPESOR MACULAR CENTRAL, PROFUNDIDAD DE CÁMARA ANTERIOR, PRESIÓN INTRAOCULAR Y AGUDEZA VISUAL POST CAPSULOTOMIA YAG.

Ramiro Millan, P.; Del Buey, M.A.; Cabezon Martinez, L.; Cristobal Bescos, J.A.; Zabadani Al Rifai, K.; Padgett Tomas, E.; Herrera, L.; Caramello, C.; Perez, I..
Hcu Lozano Blesa, Zaragoza

PROPOSITOS:
Evaluar el efecto de la capsulotomía con laser YAG sobre el espesor macular, la profundidad de cámara anterior, presión intraocular asi como la agudeza visual mejor corregida.

MATERIAL Y METODOS:
Se lleva a cabo un estudio descriptivo y prospectivo que incluye 30 ojos (28 pacientes) con opacificación de cápsula posterior tras facoemulsificación e implante de lente intraocular. Todos los pacientes fueron sometidos a una exploración oftalmológica que incluyó los siguientes parámetros: AVMC, PIO, medición de ACD mediante el sistema topográfico Orbscan II (Orbscan, Inc.,Slat lake city, UT, USA) y del espesor macular central mediante el tomógrafo de dominio espectral ,Spectralis (Heidelberg Engineering).Los pacientes fueron explorados pre capsulotomía, a la semana y al mes.

RESULTADOS:
No se observaron diferencias estadísticamente significativas en el espesor macular central ni a la semana ni al mes. Tampoco se apreciaron diferencias estadísticamente significativas en la ACD ni en la PIO. Sin embargo, si se observaron en la AVMC.

CONCLUSIONES:
La capsulotomía con laser yag debe considerarse un tratamiento seguro y efectivo para el tratamiento de la opacificación de la capsula posterior, así como un procedimiento seguro para la mácula. La tomografía de coherencia óptica resulta una herramienta muy útil para el seguimiento y monitorización de los pacientes que van a someterse a capsulotomía YAG.

 

C-047

SÍNDROME UVEÍTIS-GLAUCOMA-HIPEMA (UGH). NUESTRA EXPERIENCIA EN 9 CASOS.

Marchino Aguilar, T. (1); Cancino Muñoz, R. (2); Díaz Cascajosa, J. (1); Sánchez Jayussi, S. (1); Buil Calvo, J.A. (1).
(1) Hospital Sant Pau, Barcelona; (2) Institut Català de Retina, Barcelona.

OBJETIVO:
Describir las características demográficas y clínicas, así como el manejo médico- quirúrgico de pacientes con Síndrome Uveítis-Glaucoma-Hipema (UGH).El síndrome UGH fue descrito por primera vez en 1978 en pacientes con implantes de lentes rígidas de cámara anterior. Se asocia también al implante de lentes intraoculares (LIO) de cámara posterior y de soporte iridiano. Se caracteriza por episodios de hipertensión ocular e iridociclitis que pueden ir acompañado de microhipemas espontáneos y episodios de visión borrosa.

MÉTODOS:
Estudio descriptivo, retrospectivo de todos los casos de UGH diagnosticados en nuestro centro.
RESULTADOS:
9 pacientes fueron diagnosticados de síndrome UGH, de los cuales 6 fueron mujeres y 3 hombres. La edad media al diagnóstico fue 72.8 años. En 6 casos la localización de la lente intraocular (LIO) fue en sulcus y en 3 casos en saco capsular. El tiempo promedio transcurrido desde la implantación de la lente intraocular hasta el inicio de los síntomas fue de 51.4 meses El tiempo desde el inicio de los síntomas hasta el diagnóstico osciló desde 10 días hasta 6 años. En los 9 casos, la sospecha diagnóstica se confirmó por visante-OCT. En 4 casos se explantó la LIO por sucesivas recidivas y presencia de sinequias anteriores periféricas en el trabeculum con escaso control tensional tópico. El control posterior en estos pacientes fue favorable sin más recidivas.

CONCLUSIONES:
El Síndrome UGH es una patología infradiagnosticada debido a que el cuadro clínico y los hallazgos oftalmológicos pueden ser variables (generalmente intervalo largo entre inicio de clínica y diagnóstico). La localización más frecuente de la LIO en este síndrome es en sulcus, sin embargo, tal como encontramos en nuestra serie, este síndrome se puede presentar con la LIO en saco capsular (3 de nuestros casos). Esta localización poco descrita probablemente se deba a la anteriorización del saco. Ante la presencia de episodios recurrentes de visión borrosa asociados a microhipemas espontáneos, crisis de hipertensión ocular o iridociclitis, aconsejamos realizar visante-OCT ya que esta técnica demostrará la presencia de contacto de la LIO con la cara posterior del iris y así podremos confirmar el diagnóstico de síndrome UGH y realizar el manejo adecuado en cada caso. En caso de recidivas, el explante de la LIO constituye el tratamiento definitivo.

 

C-048

INCIDENCIA Y COMPORTAMIENTO INTRAOPERATORIO DE LOS DESGARROS RADIALES DE LA CÁPSULA ANTERIOR DURANTE LA CIRUGÍA DE CATARATA CON FACOEMULSIFICACIÓN

Corretger Ruhí, X.; Fernández Martínez, E.; Chait, F.; Keller, J..
Institut Clinic d’Oftalmologia, Hospital Clinic. Barcelona

OBJETIVOS:
Determinar la incidencia de los desgarros radiales de la cápsula anterior del cristalino hacia el ecuador durante la cirugía de catarata por parte de un cirujano de segmento anterior y de los residentes a su cargo, en qué momento de la cirugía ocurrieron y el comportamiento intraoperatorio, con especial atención al porcentaje de extensiones de la rotura a la cápsula posterior y la necesidad de realizar una vitrectomía anterior.

MÉTODOS:
Se realizó un estudio retrospectivo de 5 años (Enero 2008- Diciembre 2012) de los pacientes intervenidos de catarata mediante facoemusificación por parte de un cirujano de segmento anterior o de los residentes (mayoritariamente en su segundo año de especialidad) en los que apareció como complicación un desgarro radial de la cápsula anterior del cristalino hacia el ecuador. A partir del momento en que la rotura fue detectada el manejo del resto de la cirugía corrió a cargo del cirujano de segmento anterior. Se realizó una revisión de los videos y los informes quirúrgicos para determinar el momento en el que se identificó la rotura y si ésta se extendió a la cápsula posterior. Finalmente se analizó el número de casos que requirieron una vitrectomía anterior y el diseño y localización del implante de la lente intraocular (LIO) implantado.

RESULTADOS:
Hallamos 14 ojos con un desgarro radial de la cápsula anterior de un total de 788 cataratas realizadas. La incidencia fue de 5/633 (0,79%) por parte del cirujano de segmento anterior y de 9/155 (5,8%) por parte de los residentes. Los principales factores de riesgo fueron el antecedente de una vitrectomía pars plana (VPP) previa (6 pacientes), catarata intumescente (4 pacientes), retinopatía diabética proliferativa (4 pacientes), HTO/Glaucoma en 2 pacientes (1 facogénico) y ángulo estrecho en 2. El desgarro capsular se identificó durante la realización de la capsulorrexis anterior en 6 ojos, durante la facoemulsificación de los fragmentos en 4 ojos y durante la colocación de ganchos de iris en la capsulorrexis anterior, al inicio de la facoemusificación del núcleo, durante la irrigación/aspiración de masas y durante el implante de la LIO en 1 ojo respectivamente. En 5/14 ojos la rotura se extendió a la cápsula posterior (35,7%) y únicamente un ojo (7,14%) requirió una vitrectomía anterior. Se implantó una LIO

monobloque en saco capsular en 10 ojos (71,4 %) y una LIO de tres piezas en sulcus en 3 ojos. Un paciente con un glaucoma facogénico y catarata intumescente resultó afáquico por una hemorragia expulsiva intraoperatoria.

CONCLUSIONES:
La incidencia de los desgarros radiales de la cápsula anterior hacia el ecuador en nuestra serie se sitúa dentro de los límites publicados en la bibliografía en función del grado de experiencia del cirujano. Los factores de riesgo más importantes son el antecedente de una VPP previa, la presencia de una catarata intumescente y una retinopatía diabética proliferativa. El momento de identificación de la rotura es principalmente durante la realización de la capsulorrexis anterior y durante la facoemulsificación de los fragmentos nucleares. En algo más de un tercio de los casos la rotura se extendió a la cápsula posterior. El manejo adecuado tanto de la rotura de la cápsula anterior como de la posterior permitió que únicamente un paciente requiriera una vitrectomía anterior con la consiguiente pérdida de vítreo. En todos los pacientes excepto uno se pudo proceder a implantar una LIO en la cámara posterior, la mayoría de ellas en el saco capsular.

 

C-051

RESULTADOS CLÍNICOS DEL IMPLANTE SECUNDARIO DE LENTES DE SUJECCIÓN IRIDIANA (ARTISAN®) EN PACIENTES CON AFAQUIA.

Martinez Perez, L.; Gil Martinez, M.; Costa González, M.D.C.; Pose Bazarra, S.; Rodríguez Ares, M.T.; Touriño Peralba, M.R..
Complexo Universitario de Santiago de Compostela, Santiago de Compostela

OBJETIVOS
Evaluar la eficacia y seguridad del implante secundario de lentes intraoculares Artisan® para corregir la afaquia. Identificar que situaciones se asocian a baja recuperación visual y a complicaciones como uveítis, glaucoma, edema macular u otras.

MÉTODOS
Estudio retrospectivo de 28 ojos de 26 pacientes intervenidos de implante secundario de lente intraocular (LIO) Artisan® entre enero de 2007 y enero de 2013 con seguimiento entre 1 mes y 31 meses.
Todos los pacientes fueron intervenidos por el mismo cirujano. Se realizó en todos los pacientes el implante de una LIO de sujeción iridiana (Artisan®, Ophtec) para la corrección de la afaquia. La lente se implantó prepupilar de manera convencional y retropupilar en aquellos casos asociados a queratoplastia penetrante.

Fueron evaluadas la mejor agudeza visual corregida (MAVC), refracción manifiesta y queratometría, exploración biomicroscópica, presión intraocular y complicaciones clínicas al alta del proceso quirúrgico.
Se realizó un contaje endotelial (Microscopio endotelial CSO, OftalTech) en ambos ojos en aquellos pacientes que presentaban al menos un año tras la cirugía, excluyéndose los pacientes con Síndrome de Down o aquellos ojos que por su patología asociada no permitían el registro. Se registraron todas las complicaciones a largo plazo hasta el momento actual.

RESULTADOS
Se analizaron 28 ojos en 26 pacientes, 13 mujeres (46,4%) y 15 hombres (53,6%) entre los 7 y los 84 años con una edad media de 61,93±19,72 años.
Las causas de afaquia fueron cirugía de la catarata senil complicada en 11 casos(39,3%), traumatismo ocular en 9 casos(32,1%), cirugía de la catarata congénita en 2 casos (7,1%), subluxación – luxación de LIO en 3 casos(10,7%) y de cristalino en 3 casos (10,7%).

En 11 pacientes (39,3%) presentaban patología ocular previamente y 5 (17,9%) padecían daño endotelial.

La MAVC mejoró en 22 pacientes (78,6%), se mantuvo en 5 (17,9%) y empeoró en un paciente (3,6%).
La refracción manifiesta objetivo fue la emetropía. La media postoperatoria de equivalente esférico fue -0,57±1,7 dioptrías.

El contaje endotelial medio del ojo operado fue de 1479±415,63células/mm2 y 1847,91±318,16 células/mm2 en el no operado no encontrándose diferencias significativas en un tiempo mínimo de un año postcirugía (p=0,059,Test de Wilcoxon para muestras apareadas).

Las complicaciones registradas fueron: una luxación de la lente a cavidad vítrea intraoperatoria, dos hipertensiones oculares controladas con el tratamiento médico, y una hipotensión ocular con un desprendimiento de coroides y retina secundario que precisó cirugía.

No se registraron casos de uveítis, hipema o edema macular secundario.

DISCUSIÓN
Para el manejo de la afaquia con ausencia de soporte angular existen fundamentalmente tres alternativas: lentes de apoyo angular en cámara anterior, lentes suturadas a sulcus y lentes de sujeción iridiana.
Las lentes de sujeción iridiana presentan dos hápticos a modo de pinzas que se anclan al iris manteniendo la lente estable y permitiendo la dilatación pupilar.

En nuestra serie el 96,4% de los pacientes mejoraron o mantuvieron la agudeza visual previa a la cirugía.
En la literatura aparece descrito una pérdida de células endoteliales asociado a el implante de lentes intraoculares en cámara anterior independientemente del tipo, en nuestros datos no se observa un descenso significativo en el contaje endotelial respecto al ojo contralateral (no intervenido de cirugía de cristalino) tras el primer año de la cirugía.

La baja tasa de complicaciones durante la cirugía, en el postoperatorio inmediato y a largo plazo hace que se trate de un procedimiento seguro y estable en el tiempo.
En conclusión, el implante secundario de lentes Artisan en pacientes afaquicos con soporte capsular insuficiente puede ser una alternativa aceptable debido a sus resultados refractivos y visuales y a su baja tasa de complicaciones.

 

C-052
IMPLANTE POSTERIOR DE LENTE DE FIJACIÓN IRIDIANA (ARTISAN®) INVERTIDA CON VITRECTOMÍA TRANSCONJUNTIVAL 23G COMO MANEJO DEL IMPLANTE SECUNDARIO. TÉCNICA Y RESULTADOS DE ESTABILIDAD, ASTIGMATISMO Y PÉRDIDA ENDOTELIAL

Anglada Escalona, R.; Castellví Manent, J.; Parera Arranz, M.; Sabala Llopart, T.. H.Germans Trias i Pujol de Badalona, H.Germans Trias i Pujol de Badalona

OBJETIVOS:
Asociar vitrectomía 23G para eliminar las adherencias vítreas de las lentes luxadas o subluxadas y en situaciones de afaquia, con lente Artisan invertida retroiridiana que evita el bloqueo pupilar.

METODOS:
En 23 pacientes asociamos vitrectomía transconjuntival 23G sin suturas con implante de Artisan invertida fijada a iris por incisión calibrada de 6 mm en el meridiano más curvo. Seguimiento 1 año.

RESULTADOS:
Refracción x a 60 días: EE 0,03D. Vector 1,53 D + 0,62. Endotelio: x inicial 1513 cél/mm2(3 <1000). xfinal 1283. Pérdida 14,3 %. Sólo implante 6,7 %, explante e implante 17,1 %. Dos recolocaciones.

CONCLUSIONES:
La asociación con vitrectomía permite el manejo posterior adecuado y evita problemas retinianos y de edema macular. Las complicaciones han sido un sangrado (sintrom), 1 subluxación intraoperatoria y dos al día siguiente. Lentes estables y centradas al año. La lente plegable mejorará los resultados.

 

C-053

DISTANCIA LENTE INTRAOCULAR- ENDOTELIO EN PACIENTES CON LENTE ANCLADA A IRIS. COMPARACIÓN ENTRE IMPLANTE PREPUPILAR E IMPLANTE RETROPUPILAR

López Ibáñez, M.; Gestoso Do Porto, A.; De La Fuente Iglesias, M.; Gómez Arcia, M.A.; Pombo García, M.J.; De Rojas Silva, M.V..
Chuac, A Coruña

OBJETIVOS:
Comparar la distancia lente intraocular (LIO)- endotelio entre ojos con lente anclada a iris retropupilar y ojos con lente anclada a iris prepupilar en una serie de casos de pacientes afáquicos sin soporte capsular.

MÉTODOS:
Se identificaron los pacientes con afaquia sin soporte capsular intervenidos mediante implante de LIO anclada a iris en el servicio de Oftalmología del Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña desde abril de 2008. Se citaron para una nueva exploración mediante análisis de imagen de segmento anterior Scheimpflug (Pentacam®). La medida principal del estudio fue la distancia LIO- endotelio.

RESULTADOS:
Los datos obtenidos son los siguientes: 15 ojos de 15 pacientes intervenidos con implante de lente anclada a iris prepupilar, con distancia media LIO- endotelio de 2598 ± 349. 67 micras (rango 2030-3250), y 15 ojos de 15 pacientes intervenidos con implante de lente anclada a iris retropupilar, con distancia media LIO-endotelio de 3630.67±

580.53 micras (rango 2460-4670). La diferencia fue estadísticamente significativa (p< 0.0001, U Mann- Whitney). La edad media en el grupo de pacientes con LIO prepupilar fue 70.33± 14.59 años, y en el grupo de pacientes con LIO retropupilar fue 78± 8.17 años.

CONCLUSIONES:
La distancia LIO- endotelio es mayor en los ojos de pacientes intervenidos con implante de lente anclada a iris retropupilar, con una diferencia mayor de 1000 micras respecto a la misma medida en ojos con lente prepupilar. Esta diferencia podría tener significación clínica a largo plazo, aunque serían necesarios estudios con microscopía endotelial que lo confirmen.

 

C-054

VALORACIÓN DEL EFECTO DE LA FACOEMULSIFICACIÓN CRISTALINIANA EN EL ESPESOR Y VOLUMEN MACULAR MEDIANTE TOMOGRAFÍA DE COHERENCIA ÓPTICA DE DOMINIO ESPECTRAL

Zabadani, K.; Ramiro, P.; Cabezon, L.; Ascaso, J.; Peiro, C.; Cruz, N.; Herrera, L.; Caramello, C.; Perez, I.; Cristobal, J.A..
Hospital Clinico Universitario Lozano Blesa, Zaragoza

INTRODUCCIÓN:
La catarata es la opacificación congénita o adquirida del cristalino, es una patología de alta prevalencia en todo el mundo, y es la causa más frecuente de disminución de agudeza visual. El único tratamiento disponible de cataratas es su extracción quirúrgica y el implante de lente intraocular como sustitución óptica y anatómica del cristalino. La facoemulsificación cristaliniana empleando ultra sonidos y a través de pequeñas incisiones es la técnica más comúnmente empleada a día de hoy. El uso del ultrasonido, la manipulación y el estrés quirúrgico pueden tener consecuencias negativas permanentes o transitorias, que pudieran limitar la recuperación visual de los pacientes. Irvin y Gass han descrito varias hipótesis sobre los posibles mecanismos fisiopatológicos que podrían explicar la aparición del edema macular quístico en pacientes intervenidos de cataratas, entre ellas las tracciones vítreorretinianas y la producción de factores pro- inflamatorios como las prostaglandinas, que afectan la integridad de la barrera hematorretiniana, provocando inflamación y extravasación de material seroproteico. Sin embargo hay edemas maculares subclínicos estudiados mediante angiografías fluoresceínicas que explican el retardo en la recuperación visual de algunos pacientes intervenidos. La OCT (tomografía de coherencia óptica) es una técnica de no contacto, no invasiva, que permite el estudio de las distintas capas de la retina, medir su espesor, localizar acumulos de líquidos y estimar el volumen retiniano global y de cada sector.

OBJETIVOS:
Determinar mediante OCT el espesor retiniano foveal, y a 500 μm a nivel superior, inferior, nasal y temporal de ésta, así como el volumen macular global en pacientes con cataratas, antes de ser intervenidos quirúrgicamente, a la semana, y al mes después de la intervención mediante la técnica de facoemulsificación.

MATERIAL Y MÉTODOS:
Se han estudiado 22 ojos pertenecientes a 22 sujetos afectos de cataratas seniles que iban a ser intervenidos mediante la técnica de facoemulsificación, entre los meses de mayo y junio del 2011, todos ellos reclutados en el servicio de Oftalmología del Hospital

Clínico Universitario “Lozano Blesa” de Zaragoza. A dichos pacientes se les realizó medición del espesor retiniano macular, y volumen macular empleando el protocolo FAST del tomógrafo de coherencia óptica de dominio espectral (Heidelberg Engineering, Heidelberg, Alemania).

RESULTADOS:
La media de edad de los pacientes fue de 75,2 años, con una desviación estándar de 7,4 años, y oscilando dentro de un rango comprendido entre los 51 años y los 84 años. La muestra estuvo constituida por 8 varones y 14 mujeres. El volumen macular medio preoperatorio fue de 8,31 +/- 0,44 mm3, a la primera semana del postoperatorio 8,34 +/- 0,70 mm3 (p=0,346), y al mes del postoperatorio 8,50 +/- 0,52 mm3 (p=0,006). Los espesores retinianos preoperatorios fueron de: 270,4 +/- 32,3 μm, 305,9 +/- 17,1 μm, 304,7 +/- 21,9 μm, 312,4 +/- 16,0 μm a nivel foveal, superior, inferior, nasal y temporal respectivamente. Los espesores retinianos a la primera semana del postoperatorio fueron de 272,1 +/- 25,3 μm (p=0,082), 315,1 +/- 38,9 μm (p=0,191), 303,8 +/- 15,0 μm (p=0,089), 322,9 +/- 31,0 μm (p=0,022), 300,1 +/- 26,2 μm (p=0,036) a nivel foveal, superior, inferior, nasal y temporal respectivamente. Los espesores retinianos al mes de postoperatorio fueron de 277,5 +/- 26,4 μm (p=0,024), 316,0 +/- 21,3 μm (p=0,012), 306,4+/- 13,9 μm (p=0,059), 319,4 +/- 32,7 μm (p=0,036), 302,1 +/- 23,0 μm (p=0,008) a nivel foveal, superior, inferior, nasal y temporal respectivamente.

CONCLUSIONES:
El espesor retiniano macular experimenta cambios estadísticamente significativos tras una facoemulsificación cristaliniana no complicada a las 4 semanas del postoperatorio en la mayoría de los sectores estudiados, que se acompaña de aumento estadísticamente significativo del volumen macular global a las 4 semanas de la intervención. Se requieren mayor número de pacientes así como período de seguimiento mas prolongado para estudiar la evolucion de los hallazgos obtenidos.

C-055
RESULTADOS OBTENIDOS CON LA PLATAFORMA DE LASER EXCIMER ALLEGRETTO WAVE EYE- Q: LASER IN SITU KERATOMILEUSIS (LASIK) ASISTIDO CON EL LÁSER DE FEMTOSEGUNDOS WAVELIGHT FS200 VERSUS QUERATECTOMÍA FOTORREFRACTIVA (PRK) PARA CORREGIR MIOPÍA Y ASTIGMATISMO.

García Pérez, J.L.; Gros Otero, J.; Merino Hijosa, M.J.; Álvarez-Rementería Fernández, L.; Hurtado Ceña, F.J.; Contreras Martín, I..
Clínica Rementería, Madrid

OBJETIVO
Comparar la eficacia, seguridad y predictibilidad de LASIK asistido con láser de femtosegundos (F-LASIK) y PRK utilizando un laser excimer de 400 Hz para corregir miopía asociada o no a astigmatismo.

MÉTODOS
Estudio observacional, retrospectivo, no aleatorizado de 275 ojos con miopía hasta -7.5 D y astigmatismo hasta 3.0 D, intervenidos mediante cirugía refractiva con láser excimer de 400 Hz. En 167 ojos se realizó la técnica LASIK asistida con un láser de femtosegundos de 200 KHz y en 108 ojos PRK con o sin mitomicina C (MMC). Se evaluaron resultados refractivos y visuales al día siguiente, al mes y a los 3 meses de la intervención.

RESULTADOS
Los resultados visuales fueron similares al mes y a los 3 meses de seguimiento. La agudeza visual sin corrección (AVSC) fue de 1.11 ± 0.23 vs 0.91 ± 0.22 (p=0.19) y 1.17 ± 0.23 vs 1.14 ± 0.23 (p=0.24), en el grupo F-LASIK y PRK, respectivamente, al mes y 3 meses tras la cirugía. La mejor agudeza visual corregida (MAVC) a los 3 meses fue de 1.19 ± 0.21 y 1.17 ± 0.21 (p=0.4), en cada grupo respectivamente. Un ojo (0.6 %) en el grupo F-LASIK y 3 ojos (2,7%) en el grupo PRK perdieron 2 o más líneas de MAVC tras 3 meses de la cirugía, mientras que 17 ojos (10%) en el grupo F-LASIK y 6 ojos (5.5%) en el grupo PRK ganaron 2 o más líneas de MAVC. Un 96.4 % y 97,2 % de ojos tuvieron un equivalente esférico final entre ± 0.50 D en el grupo F-LASIK y PRK, respectivamente. Por último, 4 ojos (2.3 %) en el grupo F-LASIK y 3 ojos (2.7%) en el grupo PRK requirieron retratamiento.

CONCLUSIONES
Ambos procedimientos, F-LASIK y PRK, mediante el uso de la plataforma de láser excimer Allegretto Wave Eye-Q, son seguros, eficaces y predictibles para la corrección de la miopía asociada o no a astigmatismo.

 

C-056
ESTUDIO DE CALIDAD VISUAL EN PACIENTES INTERVENIDOS DE LASIK CON FEMTOSEGUNDO Y PERFIL DE ABLACION ASFERICO

Poyales Villamor, B.; Poyales Galán, C.; Bueno Palacín, J..
Instituto de Oftalmología Avanzada, Madrid

OBJETIVOS:
Comparar la calidad visual obtenida con el Ocular Quality Analyser System (OQAS) (Visiometrics) en pacientes intervenidos de LASIK con láser de Femtosegundos (Intralase) y un perfil de ablación asférico (Excimer MEL 80, Zeiss).

MATERIAL Y MÉTODO:
Se analizaron 58 ojos intervenidos de LASIK con un perfil de ablación “aberration Smart ablation “ (ASA) en los que se valoró la calidad visual a través del scattering (OSI), la función de transferencia de modulación (MTF), el Strehl Ratio, los valores de OQAS Values (OV) para un 100, 20 y 9% de contraste y la agudeza visual, comparando la medida obtenida antes de la intervención con la mejor refracción posible y la obtenida en el momento del alta quirúrgica, aproximadamente un mes después de la intervención.

RESULTADOS:
La comparación entre la agudeza visual pre y postoperatoria no resultó estadísticamente significativa (p= 0,42) y ningún paciente perdió líneas de visión. La refracción pre y postoperatoria sí que resultó estadísticamente significativa (p=0,00) como era previsible. En cuanto a los parámetros de calidad visual ningún valor ha resultado ser estadísticamente significativo (MTF p=0.89, OV100 p= 0.88, OV20 p=0.82, OV9 p=0.85, Strehl ratio p=0.87 y OSI p = 0.19).

CONCLUSIÓN:
A pesar de que puntualmente podamos encontrarnos pacientes en los que hay un empeoramiento de la calidad visual tras la intervención de cirugía refractiva, el análisis muestra que Lasik asociado al laser de femtosegundo con una ablación tipo ASA, no empeora la calidad visual.

 

C-057

INFLUENCIA DEL PERFIL DE ABLACIÓN EN LA ABERRACIÓN ESFÉRICA POST-LASIK

Higueras Esteban, A. (1); Gutiérrez Ortega, Á.R. (1); Villa Collar, C. (2); Gómez Ramirez, A.M. (3); Ortiz Gomariz, A. (1); Rubio Velázquez, E. (1); Martinez Pascual, M.Á. (1); Navarro Valverde, Á. (1); Gargallo Martinez, B. (1); Sellés Gascó, B. (1).
(1) Clinica Novovisión. Dr. Gutiérrez, Murcia; (2) Novovisión. Dto. de Óptica de la Universidad Europea de Madrid, Madrid; (3) Hospital Reina Sofía de Murcia, Univ. Murcia., Murcia.

OBJETIVOS:
Analizar la aberración esférica (AE) inducida con diferentes patrones de ablación para optimizar la AE postoperatoria y mejorar la calidad de visión.

MÉTODOS:
Realizamos un análisis retrospectivo en pacientes miopes con astigmatismos inferiores a 1,5

dioptrías (D) intervenidos en nuestro centro con más de 1 año de evolución. Establecemos los grupos en función del grado de miopía: miopes bajos <3D, medios 3-5D y altos >5D y de los perfiles de ablación utilizado: VISX S2 (Munnerlin), Allegretto con tratamiento optimizado y programando asfericidades con Q target de -0.5, de -0.8 y de -1.00.

RESULTADOS:
Analizamos 165 ojos con una AE preoperatoria media de 0,122 ± 0,096 μm. En el grupo VISX S2 valoramos 39 ojos con un equivalente esférico medio (EE) de -4,6 ± 1,8 D y AE postoperatoria de 0,362 ± 0,247μm con un incremento medio de AE de 0,245 ± 0,241μm. En el grupo de Allegretto optimizado se estudiaron 46 ojos con EE -3,9 ± 1,7 D la AE postoperatoria fue de 0,228 ± 0,255μm. El incremento de AE en miopes bajos fue de 0,006 μm, en miopes medios de 0,105 μm y en miopes altos de 0,243 μm. En el grupo en el que programamos cambio leve de asfericidad (entre 0 y -0,3 saltos de Q), 25 ojos con EE de -3,2 ± 1,6 D el incremento fue de 0,099 ± 0,191 μm. En el que programamos un cambio moderado (de -0,3 a -0,6 saltos), 31 ojos de -4,1 ± 1,5 D el incremento fue de 0,040 ± 0,145 μm. Programando una modificación de Q>6 saltos, 24 ojos con EE de -2,68 ± 1,2 D, la AE postoperatoria fue de 0,028 ± 0,119 μm con una reducción de -0,071 ± 0,080 μm de AE.

CONCLUSIONES:
El algoritmo de ablación esférica tipo Munnerlin genera un incremento muy notable en la AE proporcional a las dioptrías corregidas. El algoritmo optimizado de Allegretto apenas incrementa la AE en tratamientos inferiores a 3 D pero si la incrementa notablemente cuando se corrigen más dioptrías. El uso de algoritmos con asfericidad programada genera menos AE postoperatoria en todos los grupos de dioptrías.

 

C-058

LASIK SUPRACOR ASIMÉTRICO VS. SIMÉTRICO; RESULTADOS A CORTO PLAZO

Soler Tomás, J.R.; Fuentes Páez, G.; Burillo, S..
Oftalnova-Centro Médico Teknon, Barcelona
PROPÓSITO:
Comparar los resultados, a corto plazo,de présbitas hipermétropes tratados con LASIK Supracor simétrico y asimétrico.

MATERIALES Y MÉTODOS:
Estudio retrospectivo, longitudinal de casos comparativos de présbitas hipermétropes tratados con LASIK Supracor simétrico vs. asimétrico, tras 6 meses. Criterios de inclusión para la técnica SUpracor son: +1.0D a +2.5D equivalente esférico (EE), hasta 1.0 D astigmatismo, máxima diferencia entre refracción subjectiva y cicloplégica ≤ +0.50, tolerancia al test de simulación de penalización lejana, Km entre 42.0D and 44.0D, adición (Add) ≤+2.0D, ambos ojos con agudeza visual mejor corregida (AVMC) ≥ 0.8 (escala decimal), ángulo kappa <10°, sin cirugía ocular previa, topografía corneal compatible para LASIK, pipila fotópica ≥ 3.00 mmy pupila mesópica entre 4.00 to 6.5 mm (COLVARD).

Se realizó la técnica Supracor mediante LASIK estándar (simétrico = ambos ojos con target – 0.50D; asimétrico = ojo dominante targe 0.00D, ojo no cominant target -0.50D) con el microqueratomo ZYOPTIX® XP (Technolas Perfect Vision) y la plattaforma Technolas® 217P Excimer Laser, usando una zona óptica de 6.0mm. Se registraron los resultados de todos los pacientes y se compararon retrospectivamente las variables (agudeza visual monocular y binocular sin corrección (AVSC), mejor corregida (AVMC), adición (Add), EE, promedio Km y astigmatismo topográfico, poder corneal central (área 0 mm, promedio, mínimo y máximo), pupila y amplitud de acomodación(AA). El análisis estadístico se realizó mediante el programa Microsoft ® Excel® 2008 for Mac (121.0 version; 2007 Microsoft Corporation) y la data reportada como media, desviación estándar (DE), coeficientes de correlación(r) y se compararon con la prueba t-student (no pareada; p<0.05 para significancia estadística). Se calcularon los índices de la seguridad y eficacia, además de la predictibilidad, a corto plazo.

RESULTADOS:
En el grupo Supracor simétrico se registró data de 13 pacientes, 7 mujeres y 6 hombres, edad promedio 53.5±0.57años, y pupila promedio 5.3±0.57mm. Doce pacientes se registraron en el grupo Supracor asimétrico,5 mujeres and 7 hombres, edad promedio 51.9±2.5 años, pupila promedio 5.6±0.68mm. Los resultados comparativos (simétricos & asimétricos, respectivamente):AVSC lejos:0.82±0.23;0.93±0.20, AVSC cerca 0.81±0.27; 0.85±0.19, AVSC lejos binocular:1.0±0.02; 1.0, EE -0.38± 0.37D;-0.27±0.35D, Add 0.50±0.70D;0.87±0.48D (p<0.05), AA 0.56±0.6D1;0.71±0.47D,Km 44.86±1.0D; 43.9±1.1 (p< 0.05), poder central1.6±0.91D;1.4±0.88 (p<0.05) y astigmatismo topográfico -0.61±0.62;-0.83±0.32. La correlación AVSC lejos/EE fue r = -0.52, AA/ poder central r = -0.20, AVSC cerca/poder central r = 0.3. En el grupo asimétrico, se registro un EE promedio de -0.41± 0.28D el ojo no dominante, para visión cercana (target -0.50D) y -0.08± 0.26D en el ojo dominante (target 0.00D;visión lejana)

CONCLUSIONES:
Pese a no ser estadísticamente significativo, los pacientes con LASIK Supracor asimétrico reportaron mejores AVSC lejana y cercana y la técnica demostró ser más predecible, en el corto plazo. Los pacientes con LASIK Supracor simétrico tuvieron mayores poderes corneales centrales y menor adición para realizar actividades de cerca (p< 0.05). No se registraron diferencias para AVSC binocular en los grupos. Ambas técnicas demostraron ser seguras y eficaces.

 

C-059

FÓRMULA DE SHAMMAS EN EL CÁLCULO DE LENTE INTRAOCULAR DE PACIENTES CON LASIK MIÓPICO Y CATARATAS. SERIE DE CASOS.

Aronés Santivañez, J.R.; Dyrda, A.; Nahra Saad, D..
Hospital de la Esperanza, Barcelona

OBJETIVO
Los pacientes con catarata y LASIK miópico presentan dificultades para el cálculo de la lente intraocular (LIO) pues existe mucha sorpresa refractiva con tendencia a la hipermetropía si se utilizan los cálculos habituales o se necesitan de datos preoperatorios al LASIK, los cuales a veces no son accesibles. En este grupo de pacientes nos planteamos conocer el resultado refractivo utilizando la fórmula de Shammas, la cual no necesita de los datos preoperatorios, para el cálculo de LIO.

METODOS
Se trata de una serie de 11 ojos de 7 pacientes con cataratas y LASIK miópico, en los cuales no se contaban con queratometrías ni otros estudios anteriores al procedimiento. En estos pacientes se realizó la biometría con IOL Master y se realizó el cálculo de la LIO mediante la fórmula de Shammas, la cual utiliza los datos de la longitud axial (L), profundidad de cámara anterior (C: 0.58385x constante A -64.40), la K corregida (Kc: 1.14K post -6.8) y la refracción deseada (R) que en nuestro caso fue -0.5. En todos los pacientes se realizó facoemulsificación y colocación de LIO Tecnis Z9003 (constante A: 119.3) calculada por Shammas. Al mes del postoperatorio se realizó la refracción, se valoro el equivalente esférico y la predicción de error.

RESULTADOS
La edad media de los pacientes estudiados fue 60.3 años. Durante las cirugías no se presentaron complicaciones. En los 11 casos estudiados se encontró una media de equivalente esférico postoperatorio de -0.95D ±0.78 (DS), siendo los valores extremos -2.25D y +0.25D, teniendo un error aritmético respecto a la refracción deseada (-0.5) de -0.68D ±0.52 (DS) (Tabla 1). El caso donde el resultado postoperatorio fue -2.25D presentaba un leucoma corneal central que pudo modificar la medición queratométrica. El error en el cálculo de la LIO en estos pacientes se produce por la sobreestimación de la potencia corneal debido al cambio en la relación entre las caras corneales y además se predice mal la posición efectiva de la LIO. La mejor forma de calcular la LIO en estos pacientes requiere de los datos previos a la cirugía refractiva, sin embargo si no son disponibles podemos optar por utilizar diversas formulas descritas. La fórmula de Shammas no necesita datos previos, es fácil de calcular y según la literatura disponible tiene un error aceptable aunque aun se necesita de estudios de mayor validez.

CONCLUSION
El cálculo de LIO en pacientes con catarata y LASIK miópico previo sigue siendo un problema con tendencia a la hipermetropía. La fórmula de Shammas puede ser una herramienta útil para el cálculo de LIO en pacientes con LASIK miópico en los cuales no se cuenten con datos preoperatorios.

 

C-060
CALCULO DE LENTE INTRAOCULAR DE CÁMARA POSTERIOR EN CÓRNEAS OPERADAS MEDIANTE TOPOGRAFÍA CON CÁMARA SCHEIMPFLUG

.
Macarro Merino, A.; Walias Cuesta, M..
CIOA Prf Fernandez-Vigo, Madrid

OBJETIVO PRINCIPAL:
Desarrollo de formula de cálculo ( MW-2) para lentes intraoculares (LIO) de cámara posterior Acrysof ( SN60AT y Restor +3), en personas con antecedente de cirugía corneal, basada en la medición corneal por sistema de cámara scheimpflug y longitud axial (AXL) por interferómetro.

SECUNDARIO:
Valorar la incurvación de la cara posterior corneal respecto a la cara anterior corneal en córneas normales y en córneas alteradas quirúrgicamente.
En córneas no alteradas la cara posterior esta incurvada respecto a la cara anterior de forma muy estable (aproximadamente un 15%); esta relación se altera al someter a la córnea a una cirugía refractiva.

METODO

Cirugía de Cataratas en 206 ojos ( 170 ojos en córneas normales y 36 ojos en córneas con cirugía previa), edad media 61.9 años, incisión anastigmática 2.5mm a 135o (Dra. AM), residual refractivo (Rx) equivalente esférico, al tercer mes de la cirugía.

Longitud Axial (AXL): Interferómetro (IOL MASTER 5.0).
Potencia corneal (Km): Scheimpflug (PENTACAM); con fórmulas conocidas cálculo de lentes.
Formula de calculo: Conocida una AXL y un radio corneal anterior (Ra) calculamos índice refracción (Nesfera) y potencia total (Pt) de una esfera compacta: Pt= Nesfera- Naire / Ra ; Donde Pt=Nesfera /AXL. Calculamos Potencia LIO (P2) con Pt: Km + P2 – (e/n) Km*P2 donde e= cámara anterior (CA) + plano principal imagen corneal y n= n humor acuoso.
Calculamos después el plano principal Imagen del sistema, y realizamos la siguiente aproximación:

AXL + (CA – Plano principal imagen) Calculamos Potencia LIO para nuevo valor AXL.

Tenemos dos valores de LIO, que llamamos LIO1 y LIO2; en función del Nesfera desarrollamos nomog rama secuencial que nos da Potencia de LIO.

N esfera

Potencia LIO

>=1.65

LIO2

1.62

LIO2(11/12)+LIO1(1/12)

1.5925

LIO2(10/12)+LIO1(2/12)

1.5675

LIO2(9/12)+LIO1(3/12)

1.545

LIO2(8/12)+LIO1(4/12)

1.525

LIO2(7/12)+LIO1(5/12)

1.5075

LIO2(6/12)+LIO1(6/12)

1.4925

LIO2(5/12)+LIO1(7/12)

1.48

LIO2(4/12)+LIO1(8/12)

1.47

LIO2(3/12)+LIO1(9/12)

1.4625

LIO2(2/12)+LIO1(10/12)

1.4575

LIO2(1/12)+LIO1(11/12)

<=1.455

LIO1

RESULTADOS

1. Objetivo principal:
Se calcularon las constantes utilizadas en la formula MW-2 (CTE) en los dos tipos de lentes acrysof en córneas normales.
Acrysof SN60ATCTE: 0.985 (76 ojos, AXL min: 21.34mm, AXL máx: 28.1mm, edad media: 71.8 años):

Promedio Rx ± DS (Dioptrías): -0.009D ±0.609D

Acrysof Restor +3CTE: 1.01 (94 ojos, AXL min: 19.8mm, AXL máx: 27.72mm, edad media: 59.8 años):

Promedio Rx ± DS (Dioptrías): -0.007D ± 0.554D

Ojos con cirugía corneal previa (lasik y queratotomía radial (QR): 36 ojos (21 ojos SN60AT (CTE 0.985), 15 ojos Restor+3(CTE 1,01):

Promedio Rx ± DS (Dioptrías): +0.441D ± 0.53D

% Rx < 0.50 Dioptrías: 58,33% % Rx < 1.00 Dioptrías: 27.77% % Rx?1.50 Dioptrías: 14%

Por tipo de cirugía previa:
Lasik miópico: +0.457D ±0.47D
Lasik Hipermetrópico: -0.356D ± 0.139D QR: +0.662D ±0.59D

1. Objetivo secundario: %Incurvación cara posterior respecto a la cara anterior corneal en córneas no alteradas (170 ojos, edad: 65.8 años):

Promedio incurvación ± DS (%): 17.39% ±2.09%

%Incurvación cara posterior respecto a la cara anterior corneal en ojos con cirugía corneal previa (36 ojos, edad: 58.06 años):

Promedio incurvación ± DS (%): 23.21% ±4.81%

CONCLUSIONES

La fórmula de cálculo MW2 , que combina el análisis corneal con cámaras scheimpflug con la AXL por interferómetro, consigue una fiable predicción del residual refractivo en córneas alteradas quirúrgicamente tras la implantación de LIO de cámara posterior ( SN60AT y Restor+3) con un promedio Rx de+0.441D ± 0.53D.

Existe una tendencia al resultado hipermetrópico en corneas alteradas con QR (+0.662D ±0.59D) y Lasik miópico (+0.457D ±0.47D).
En córneas alteradas quirúrgicamente la relación de curvatura entre el radio anterior y posterior se ve alterada, tanto más como haya sido el defecto refractivo corregido; de esta forma los sistemas que analizan la córnea con el principio de reflexión ( no miden la cara posterior corneal, la estiman), no son fiables en la medición de la potencia corneal.

Los sistemas de análisis mediante cámaras scheimpflug (en nuestro caso PENTACAM) permiten una valoración exacta de la potencia corneal y evitan el error producido con los sistemas de reflexión.

 

C-061

CÁLCULO DE POTENCIA DE LIO BASADO EN RAY-TRACING CORNEAL FRENTE A QUERATOMETRÍA CONVENCIONAL

Romero Moreno, I. (1); Rodríguez Ratón, A. (1); Gonzalez, G. (2); Orbegozo Gárate, J. (2); Diaz, G. (1). (1) Hospital Galdakao-Usansol/COI-berri, Bilbao; (2) COI-berri, Bilbao.

INTRODUCCIÓN:
El trazado de rayos (Ray-Tracing) es un modelo óptico que calcula la refracción del rayo en cada superficie mediante la ley de Snell, definiendo el ángulo de incidencia real para cada punto. Precisa datos tomográficos y paquimétricos obtenidos, en nuestro caso, de un sistema integrado de disco de plácido y cámara Scheimpflug (CSO Sirius). Este método se supone superior a la queratometría clásica, basada en óptica paraxial con datos únicamente de cara anterior, en nuestro caso obtenidos a partir del autorefractómetro integrado en IOLmaster.

MÉTODOS:
Estudio prospectivo de casos consecutivos entre pacientes que acuden a nuestro centro para ser intervenidos de catarata con implante de lente intraocular (LIO). Se procede a biometría óptica mediante IOLmaster y tomográfica mediante CSO Sirius. El primero calcula la potencia de LIO a partir de queratometría automatizada y el segundo a través del software Phoenix. Éste, toma el valor de potencia corneal total y prevé la posición de la lente basándose en el ángulo iridocorneal, para construir el modelo de trazado de rayos. Posteriormente a la cirugía de catarata, se analiza la refracción residual y el error asociado al uso de cada sistema de cálculo.

RESULTADOS:
El estudio aún se encuentra en fase de recogida de datos pero encontramos de manera preliminar un beneficio en el cálculo de potencia de LIO en paciente con cirugía refractiva corneal previa.

CONCLUSIONES:
La biometría mediante trazado de rayos puede suponer un avance en la precisión del cálculo de potencia de LIO, especialmente en pacientes intervenidos de cirugía refractiva corneal.

 

C-062

FOLDABLE PHAKIC INTRAOCULAR LENS (ARTIFLEX®)FOR THE CORRECTION OF MYOPIA AND ASTIGMATISM

Franqueira, N. (1); Monteiro, T. (2); Dourado Leite, R. (1); Vaz, F. (2).
(1) Hospital De Braga, Braga; (2) Hospital De Braga/ Hospital Cuf Porto, Braga.

PURPOSE:
To Investigate The Safety And Effectiveness Of The Artiflex Iris-Claw Phakic Lens (Ophtec, Groningen, Netherlands) For Correction Of Moderate-To-High Myopia And Astigmatism In Adults After A 12 Month Follow-Up.

METHODS:
12 Month Follow-Up Prospective Study Of 52 Consecutive Eyes Implanted With The Artiflex Phakic Iol For The Correction Of Myopia And Astigmatism. Parameters Studied: Uncorrected Visual Acuity (Ucva) And Best Spectacle Corrected Visual Acuity (Bscva) Pre And Postoperative, Mean Manifest Refraction Spherical Equivalent (Mrse) Pre And Postoperative, Endothelial Cell Counts Pre And Postoperative And Temporal And Nasal Critical Distances After Implantation. All Patients Had Stable Refractive Error For More Than 12 Months, Anterior Chamber Depth > 3,0 Mm, Endothelial Cell Count > 2200 Cels/Mm2 And No Other Ocular Pathology. The Iol Model Was Chosen According To The Level Of Refractive Astigmatism: Patients With Refractive Astigmatism <1.50 Diopters (D) Were Implanted With The Artiflex Spherical Model, For Astigmatism ≥ 1.50 D We Choose To Implant The Artiflex Toric Model. All Surgeries Were Performed Under Topical/Local Anesthesia, Through A 3.0 Mm Corneal Incision And An Iridectomy Was Performed Intraoperatively.

RESULTS:
A Total Of 52 Eyes Were Analysed: 23 Patients With Artiflex Spherical Model And 29 Patients With The Artiflex Toric Model. The Overall Preoperative Mean Spherical Equivalent (Mrse) Was -10,53 D, With A Mean Sphere Of -9,5 D And A Mean Refractive Cylinder Of -2,27d. No Subjects Lost ≥2 Lines Bscva. Mean Ucva Postoperative Was 0,95 ± 0,26; Mean Bscva Postoperative Was 1,10 ± 0,24. Postoperative Mean Spherical Equivalent Was -0,125 D. The Overall Mean Percentage Change In Central Endothelial Cell Density 12 Months After Surgery Was -4,71 ± 0,92 %. No Pupillary Block, Corneal Decompensation Or Ocular Hypertension Were Observed. We Observed Iris Pigment Precipitates In 21 % Of Patients At The End Of The Follow-Up Period.

CONCLUSIONS:
The Artiflex Phakic Iol Provided Excellent Refractive Correction And Predictability. The Wide Range Of Spherical And Cylinder Correction Provided An Excellent Range Of Correction For High Refractive Defects.

No Author Has A Financial Or Proprietary Interest In Any Material Or Method Mentioned

 

C-063

TWO YEARS FOLLOW UP AFTER IMPLANTATION OF IRIS CLAW FAMILY INTRAOCULAR LENS IN PHAKIC EYES BY A NOVEL SURGEON.

Cazal, J.; Sanchez Fabo, F.J..
Centro Oftalmologico del Bages , Manresa

PURPOSE:
To evaluate the safety, efficacy, predictability, stability, and complications of the foldable Artiflex Toric iris-fixated intraocular lens and Artisan Toric (Ophtec BV, Groningen, The Netherlands) for the correction of myopia and astigmatism in phakic eyes

METHODS:
All eyes underwent implantation of the foldable iris-fixated Artiflex phakic intraocular lens (PIOL) with an optic zone of 6 mm. The follow-up was 2 years. Phakic intraocular lenses were implanted in powers ranging from -6.0 to -14.0 D.

RESULTS:
After 2 years, a UCVA of 20/40 or better was observed in 96.2% of eyes. The BSCVA was 20/40 or better in all eyes. A gain of 1 line or more of BSCVA was found in 40.9% of eyes, and none lost 2 or more lines. The mean endothelial cell change was -0.07%, 1.59%, and -1.7% at 6 months, 1 year, and 2 years,respectively. Chronic inflammation was not detected in any eye by slit-lamp biomicroscopy, nor did any eye develop angle closure or glaucoma.

CONCLUSIONS:
After 2 years of follow-up results suggest that the Artisan/Artiflex TM lens is an accurate and safe method for the correction of myopia and astigmatism. Surgical skill is important but could be performed by novel surgeons. Longer-term data are needed to assess the impact of the lens on the endothelium, the crystalline lens, and the iris.

 

C-064

EFICACIA Y SEGURIDAD DE LA LENTE ICL V4C PARA LA CORRECCION DE MIOPIA Y ASTIGMATISMO.

Macarro Merino, A. (1); Almorin Fernández-Vigo, I. (1); Fernández-Vigo Lopez, J. (1); Fernández- Vigo Escribano, J. (2).
(1) Centro Internacional De Oftalmología Avanzada, Madrid; (2) Hospital Clínico San Carlos, Madrid.

OBJETIVO:
En este trabajo analizamos la eficacia y seguridad de la lente ICL V4C ®, cuyo diseño evita la necesidad de iridotomías, para la corrección de la miopía con o sin astigmatismo, así como la aparición de complicaciones intraoperatorias y en los 3 primeros meses tras cirugía.

METODO:
Se estudian 29 ojos pertenecientes a 19 pacientes que se les implanta una lenteICLV4C ® para la corrección de miopía y astigmatismo. Se excluyeron pacientes que tenían una profundidad de cámara anterior menor a 2.8 mm y aquellas con un recuento endotelial central disminuido para su edad. Todas las intervenciones son realizadas por la misma cirujana (AMM), se emplea anestesia tópica e intracamerular con lidocaína al 1%. Se realiza paracentesis de servicio e incisión de 3.2 mm (temporal en 27 ojos y superior en 2 ojos). Se analizan los siguientes parámetros: la agudeza visual con corrección (AVCC) precirugía, refracción previa (esfera y cilindro), agudeza visual sin corrección (AVSC) a la semana, al mes y a los 3 meses post cirugía, presión intraocular (PIO) precirugía, a las 3 horas, 24 horas, semana mes y 3 meses postcirugía, microscopia endotelial central (ME) (medida mediante microscopio endotelial de Tomey ®) prequirúrgica y postquirúrgica (semana, mes y 3 meses) y el vault (distancia entre cara posterior de la lente y cara anterior de cristalino) a la semana, al mes y 3 meses.

También se analiza la existencia de complicaciones intra o postoperatorias (en los 3 meses siguientes a la intervención).

RESULTADOS:
La edad media es 28.8+-5.97 años, 11 pacientes son mujeres ( 61%) y 7 varones (39%). La refracción media previa a la cirugía es: esfera: -8.85+-5.48, cilindro: -2.45+-1.19.
La AVCC previa es 0.76+-0.17. La AVSC post cirugía es: 0.74+-0.29 a la semana, 0.76+-0.28 al mes y 0.8+-0.1 a los 3 meses. La refracción residual a los 3 meses fue de esfera 0.39+-0.48 y de cilindro -0.4+-0.48.

La PIO precirugía fue 15 mmHg, 20 mmHg a las 3h, 13.25 mmHg a las 24 horas, 15 mmHg a la semana, 16 mmHg al mes y 14 mmHg a los 3 meses.
El vault fue: 794.11+-137 micras a la semana, 602+-257 micras al mes y 611.9+-246.9 a los 3 meses.

La ME precirugía es 2752+-379.7 células por mm2, a la semana post cirugía es 2625.3+-255.94, al mes 2682+-313.9 y a los 3 meses 2885.8+-344 (n.s.)
Se produjo hipertensión ocular a las 3 horas postcirugía en 6 ojos, resuelta con acetazolamida y Combigan colirio ®. Creemos que se debe a la permanencia de viscoelástico en cámara anterior y coincidió con el uso de uno diferente al habitual, a partir de ahí no hubo ningún caso más de hipertensión ocular.

CONCLUSIONES:
La lente ICL V4C KS-Aquaport ® permite su implantación sin necesidad de realizar iridotomías. Los casos de hipertensión que tuvimos se asocian al viscoelástico, no a la lente. No hubo ningún caso de bloqueo pupilar.
El resultado visual obtenido fue satisfactorio. No hubo alteraciones en la microscopia endotelial central. El vault obtenido fue adecuado. Por todo ello podemos decir que en nuestra serie el implante de la lente ICLV4C ® para la corrección de la miopía y/o astigmatismo es una técnica segura y eficaz.

 

C-065

LENTE EPICAPSULAR DE COLÁMERO DE -20 DIOPTRÍAS: RESULTADOS FUNCIONALES Y VAULT TRAS DOS AÑOS DE SEGUIMIENTO

Garzo, I.; García, M.; Señaris, A.; Alfonso, J.F..
Instituto Oftalmológico Fernández-Vega, Oviedo

OBJETIVOS:
Evaluar los resultados refractivos, visuales y las complicaciones asociadas al implante de lentes de colámero implantables modelo ICMV4 de potencia -20 D para la corrección de alta miopía así como determinar el vault mínimo de seguridad para prevenir el desarrollo de catarata subcapsular anterior (SCA).

MÉTODOS:
Estudio retrospectivo, observacional, que incluye 44 pacientes (60 ojos), 28 mujeres y 16 hombres que recibieron implante de lente ICMV4 con potencia de -20 D entre enero del 2006 y enero del 2010. La edad media de la muestra era de 35.08±7.08 años, y período de seguimiento de 24 meses.

RESULTADOS:
Se observó mejoría estadísticamente significativa de la mejor agudeza visual corregida (p<0.05) y de la refracción esférica (p<0.05). El índice de seguridad fue de 1.29±0.30. El vault medio objetivo (Visante OCT) postoperatorio fue de 474.11±210.18 micras (μ). Ningún ojo mostró contacto central entre la lente y el cristalino, y 10 ojos mostraron contacto periférico. Estos diez ojos presentaban un vault central entre 150 y 260 μ, y 2 de ellos desarrollaron catarata. Ningún ojo con vault central superior a 260 micras presentó contacto periférico ni catarata SCA. No se apreciaron cambios estadísticamente significativos en cuanto a la presión intraocular, y ningún paciente precisó cirugía ni tratamiento tópico hipotensor crónico.

CONCLUSIONES:
El implante ICMV4 de -20 dioptrías es una técnica segura, con excelentes resultados funcionales y bajo índice de complicaciones a largo plazo. El vault central debe ser superior a las 260 micras para asegurar que no existe contacto periférico entre la lente y el cristalino, y por consiguiente, evitar el desarrollo de catarata SCA.

 

C-066

LENTE FÁQUICA IMPLANTABLE DE COLÁMERO PARA LA CORRECCIÓN DE LA HIPERMETROPÍA: 3 AÑOS DE SEGUIMIENTO.

Almanzar, D.; Fernández-Vega Cueto, L.; Bláquez, J.I.; Alfonso, J.F..
Instituto Oftalmológico Fernández-Vega, Oviedo

OBJETIVOS:
Evaluar la eficacia, predictibilidad, seguridad y estabilidad de las lentes implantables de colámero (ICL) en la corrección de defectos hipermétropicos moderados o altos.

MÉTODOS:
Estudio clínico prospectivo, no randomizado. Fueron incluidos en el estudio 73 ojos de 44 pacientes a los que se les implanto una ICL Visian V3 (STAAR Surgical Inc). Los principales parámetros evaluados fueron: agudeza visual con y sin corrección (AVSC y AVCC respectivamente), refracción manifiesta, densidad celular endotelial (ECD), presión intraocular (PIO), vault central, y eventos adversos. Los pacientes de la muestra fueron estudiados durante un periodo de al menos 3 años desde la fecha de cirugía.

RESULTADOS:
El equivalente esférico medio disminuyó desde +4.84±1.6 dioptrías (D) (rango +1.00 D a +7.75 D) en el preoperatorio a -0.13±0.39 D a los 3 años tras el implante de la ICL, con 61 ojos (83.56%) en el entorno de ±0.50D y todos los ojos (100%) en el entorno de ±1.00D de la refracción objetivo. Las AVSC y AVCC postoperatorias medias en escala decimal fueron de 0.86±0.17 y 0.91±0.16, respectivamente. La mayoría de los ojos (91.8%) no cambiaron su AVCC preoperatoria o ganaron 1 o más líneas de visión. Solo 1 ojo (1.37%) perdió 1 linea de visión, y ninguno perdío 2 o mas. Calculado a los 3 años de la cirugía el índice de eficacia fue de 1.02 y el de seguridad 1.08. La PIO permaneció estable durante el seguimiento, sin aumentos significativos tras el implante de la ICL. La perdida de ECD media fue de 4.7%, permaneciendo sin cambios a lo largo del tiempo. En esta serie de casos no se registraron eventos adversos, especialmente bloqueos pupilares o cataratas secundarias.

CONCLUSIONES:
Los resultados de este estudio a largo plazo apoyan la idea de que el implante de lentes fáquicas de cámara posterior ICL es un procedimiento seguro y eficaz, con resultados visuales y refractivos estables, en la corrección de los defectos refractivos hipermetrópicos. Financiación: Los autores declaran no tener interés económico en ninguno de los productos o técnicas descritos.

 

C-067

EVALUACIÓN A LARGO PLAZO DEL VAULT CENTRAL MEDIANTE TOMOGRAFÍA DE COHERENCIA ÓPTICA (OCT) TRAS EL IMPLANTE DE LENTES INTRAOCULARES FÁQUICAS DE COLÁMERO

Garcia, M.; Lisa, C.; Baamonde, B.; Alfonso, J.F..
Instituto Oftalmológico Fernández-Vega, Oviedo

OBJETIVO:
Evaluar los cambios en el vault central tras el implante de lentes de colámero implantables (ICL) para la corrección de miopía.

MÉTODOS:
Estudio de cohortes longitudinal que incluyó 133 ojos de 76 pacientes, 43 mujeres y 33 hombres, con un equivalente esférico medio de -9.47±3.71 dioptrías (D) (rango:-2.75 a -22.25 D), a los que se implantó una lente fáquica tipo ICLV4. Además de una exploración oftalmológica completa, se realizó determinación del vault central mediante Visante OCT a la semana, mes, tres y seis meses postoperatoriamente. El periodo medio de seguimiento fue 18.2±16.8 (rango: 6-73) meses.

RESULTADOS:
En los 6 primeros meses, el vault central medio disminuyó de 510±238 (rango: 100-940) μm a 439±231 (rango: 90-910) μm, siendo el descenso medio de 71±58 μm y estadísticamente significativo (p=0,028). A partir del sexto mes, el vault continuó disminuyendo, aunque en menor cuantía y más lentamente. A partir del mes 36 disminuyó 2 μm/mes de promedio. El vault inicial fue el factor significativamente más relacionado con el descenso del vault (Spearman Rho= -0.237, p=0,006); los ojos con una reducción del vault >100 μm mostraron un vault medio inicial que fue 141 μm y 184 μm mayor que los ojos sin cambio o con incremento del vault con el tiempo, respectivamente.

CONCLUSIONES:
Existe una reducción continua del vault a lo largo del tiempo. Este descenso es mayor durante los 6 primeros meses y tiende disminuir a lo largo del período de seguimiento. La disminución del vault es más pronunciada en aquellos ojos con un vault inicial alto.
Financiación:Los autores declaran no tener interés económico en ninguno de los productos o técnicas descritos.

 

C-068

INFLUENCIA DE LA ACOMODACIÓN EN EL VAULT DE LAS LENTES INTRAOCULARES FÁQUICAS DE COLÁMERO ICLS

Gargallo Martínez, B.; Gutiérrez Ortega, R..
Novovisión Murcia, Murcia

INTRODUCCIÓN/OBJETIVOS:
La valoración del vault es imprescindible en el control postoperatorio de una lente intraocular fáquica (ICL) para verificar su seguridad. El vault es la distancia que separa la segunda cara de la lente y la primera cara del cristalino, por tanto, cambios en la acomodación puede variar esta distancia. El objetivo de este trabajo es valorar los cambios en la medida de vault causados por la acomodación.

MÉTODOS:
Se han realizado dos medidas objetivas de vault mediante tomografía de coherencia óptica (OCT) con lente de polo anterior a pacientes a los que se les ha implantado una ICL. Las medidas se han realizado 6 meses después de la intervención quirúrgica, primero sin alterar su estado acomodativo, es decir, con acomodación (vaultCA) y, después, paralizando la acomodación con cicloplégico, es decir, sin acomodación (vaultSA). Se ha analizado el cambio de vault entre ambas medidas y se ha relacionado con la edad del paciente, la profundidad de la cámara anterior (ACD) medida con Pentacam y las características de la lente implantada (potencia y diámetro). Para el análisis estadístico se ha utilizado el software SPSS v19.0 mediante test paramétricos después de comprobar la normalidad de todas las variables. Se han considerado resultados significativos para valores de p≤0,050.

RESULTADOS:
Valoramos 31 ojos de 17 pacientes de 33,58±9,67 años de edad (rango: 21-50 años). El vaultCA medio ha sido de 681,32±346,76μm, frente a 566,16±313,19μm de vaultSA, observando una disminución estadísticamente significativa (prueba T Students, p<0.001). El cambio de vault producido por el cicloplégico depende del valor de vault inicial (Coeficiente de correlación de Pearson, r=-0,431, p=0,015), es decir, para valores de vaultCA inferiores a 500μm el cambio medio es de 4,57±79,68μm y para vaultCA superiores a 500μm es -150,08±128,29μm. Este cambio en la medida es independiente a la edad del paciente (p=0,839), pero presentó una correlación directa con la ACD (Coeficiente de correlación de Pearson, r=-0,587, p=0,001) y el diámetro de la ICL (Coeficiente de correlación de Pearson, r=-0,550, p=0,004). La potencia de la lente implantada tampoco influyó en el cambio de vault (p=0,587).

CONCLUSIÓN:
El estado acomodativo del paciente influye en la medida objetiva del vault. Para valores de vault pequeños o medios sin alterar la acomodación, el cicloplégico varía poco la medida o incluso la incrementa, en cambio, para valores de vault grandes el cicloplégico disminuirá esta medida. Además, la disminución en la medida del vault tras paralizar el estado acomodativo depende de la profundidad de la cámara anterior y del tamaño de la lente implantada, es decir, cuanto mayor sea la ACD o el tamaño de la lente más disminuirá el vault tras instilar cicloplégico.

C-070

HIPOTONÍA TARDÍA SECUNDARIA A CIRUGÍA FILTRANTE.

Dyrda, A.; Pazos, M.; Antón, A..
PSMAR, Hospital de Esperanza, Barcelona, España

OBJETIVOS
Presentar una revisión de los casos intervenidos de hipotonía tardía en nuestro hospital en los últimos cuatro años y el análisis de las posibles causas, presentación del cuadro clínico y resultados quirúrgicos.

MÉTODOS
Revisión retrospectiva de los pacientes intervenidos de reconstrucción de ampolla secundaria a hipotonía tardía entre 2008 y 2012. Todos los pacientes incluidos debían tener hipotensión asociada a disminución de agudeza visual (AV) y/o cambios estructurales compatibles. Debían presentar estos síntomas por lo menos 6 meses después de la cirugía filtrante primaria. RESULTADOS

Seis pacientes (4 mujeres, 2 hombres) con edad media de 71.3 años (DS±9) fueron diagnosticados de media 6.5 (±3)años después de su procedimiento filtrante primario. En tres casos (50%) se había utilizado MMC de 0.02%. La presión intraocular (PIO) y AV medias al diagnóstico fueron de 3 mmHg (±2.2) y 0.2 respectivamente. Los cambios estructurales encontrados incluyeron: pliegues maculares (n=3), edema de papila (n=2), edema corneal (n=1) y desprendimiento coroideo (n=1). A la presentación todos los pacientes tenían ampollas disfuncionales con zona avascular. Según la Indiana Bleb Appearance Grading Scale la mayoría de los pacientes presentaban ampollas elevadas y grandes: H2.5 x E2.5 en promedio con zona avascular pequeña (menos de 1 hora) en 4 casos (66%). Se observó zona avascular localizada (n=1) y grande (más de 3 horas) (n=1) (adaptado de Matsuo y col.). Se asociaron fuga y blebitis consecutiva en 2 y 1 pacientes respectivamente.

El abordaje quirúrgico consistió en la excisión de la ampolla con avance conjuntival (n=6) asociado a suturas en el flap escleral (n=1) o a parche de esclera (n=5).
La media de PIO postop fue de 17,7±4 mmHg. Se observo una rápida resolución de los cambios estructurales en todos los casos, ya en el postoperatorio temprano: edema corneal, así como desprendimiento coroideo en 48 horas, pliegues maculares en 2 y 5 días, edema de papila en 3 meses, pero AV mejoró sólo en 3 casos (50%). Los casos sin cambios estructurales en el diagnóstico presentaron mejor AV final (ganancia de 3-4 líneas).

CONCLUSIONES:
Los procedimientos de filtración, especialmente con antimetabolitos, pueden resultar en complicaciones como hipotonía tardía incluso años después de la cirugía. La hipotonía tardía es difícil de tratar y, a menudo necesita un manejo quirúrgico individualizado basado en la reconstrucción con escisión de la ampolla, avance conjuntival y parche escleral ajustado para poder aumentar la PIO. A pesar de los muy buenos resultados anatómicos, los resultados funcionales no siempre son tan exitosos. Además, la PIO postquirúrgica es poco predecible, pudiendo observarse una hipertensión secundaria que conlleve el fracaso de la cirugía filtrante primaria. El seguimiento a largo plazo de nuestros pacientes operados de glaucoma es crucial para detectar ampollas disfunciones, delgadas y avasculares que son más propensas a desarrollar esta complicación grave y afortunadamente infrecuente.

 

C-071

EL SÍNDROME DEL PÁRPADO LAXO COMO INDICADOR DE LA PRESENCIA DE GLAUCOMA EN PACIENTES CON EL SÍNDROME DE APNEA DEL SUEÑO

Muniesa Royo, M.; Huerva Escanilla, V.; Sánchez De La Torre, M.; Barbe Illa, F..
Hospital Universitario Arnau de Vilanova, Lleida

OBJETIVO:
Investigar si el síndrome del párpado laxo (SPL) puede ser un indicador de glaucoma en los pacientes con el síndrome de apnea del sueño (SAS).

MATERIAL Y MÉODOS:
Fueron incluidos un total de 152 pacientes: 75 con SAS y sin SPL, 52 con SAS y con SPL y 25 pacientes sin SAS. La presencia de SPL fue definida por la fácil eversion del párpado superior y conjunctivitis papilar crónica asociada. A todos los pacientes se les realizó una exploración oftalmológica completa para diagnosticar glaucoma que incluía campimetría computerizada y determinación de la capa de fibras nerviosas de la retina mediante tomografía de coherencia óptica.

RESULTADOS:
La prevalencia de glaucoma en pacientes con SAS y sin SPL fue de 5.33% (4/75). Un paciente tenía glaucoma primario de ángulo abierto (GPAA) y 3 pacientes tenían el diagnóstico previo de glaucoma (DPG). La prevalencia de glaucoma en los pacientes con SAS y con SPL fue del 23.07% (12/52). Seis pacientes tenían glaucoma normotensional, 5 tenían GPAA y un paciente DPG. Ninguno de los 25 pacientes sin SAS tenía glaucoma. Las diferencias en la prevalencia de glaucoma entre los pacientes con SAS y sin SPL (5’3%) y los pacientes con SAS y con SPL (23’07%) fueron estadísticamente significativas tras ajustar los resultados a la edad y al índice de masa corporal (p = 0.04).

CONCLUSIÓN:
Estos datos sugieren que el SPL puede ser útil para identificar a los individuos con mayor probabilidad de tener glaucoma en la población con SAS.

 

C-075

VALORACIÓN DEL ESPESOR PERIPAPILAR DE LA CFNR POSTFACOEMULSIFICACIÓN

Cabezón Martínez, L.; Zabadani Al Rifai, K.; Ramiro Millán, P.; Ascaso Puyuelo, F.J.; Cristóbal Bescós, J.Á.; Caramello Álvarez, C.; Herrera Silva, L.X.; Padgett Tomás, E.; Casas Pascual, P.; Jimenez Del Río, B..
HCU Lozano Blesa, Zaragoza

INTRODUCCIÓN:
La tomografía de coherencia óptica (OCT) puede acercarnos al estudio de los cambios que se producen en la capa de fibras nerviosas de la retina (CFNR) a nivel peripapilar en los pacientes intervenidos con la técnica de facoemulsificación y de este modo, advertir la relación entre la variación de dichos espesores tras la cirugía.

MATERIAL Y MÉTODOS:
Se trata de un estudio prospectivo, analítico, y observacional donde se determinó mediante OCT el espesor peripapilar de la capa de fibras nerviosas de la retina (CFNR) en 22 ojos de pacientes con cataratas, antes de ser intervenidos quirúrgicamente, a la semana, y al mes después de la intervención mediante la técnica de facoemulsificación cristaliniana.

RESULTADOS:
Tanto el espesor medio de la capa de fibras nerviosas retinianas (CFNR) peripapilares, como el correspondiente a cada uno de los cuatro cuadrantes (superior, inferior, nasal y temporal) aumentó de forma estadísticamente significativa a las 4 semanas tras la facoemulsificación.

CONCLUSIONES:
Este incremento en los valores del espesor a nivel peripapilar de la CFNR es probablemente debido a una mejoría de la calidad de la señal durante la realización del estudio OCT tras la extracción de la catarata sugiriendose así que esta cirugía mejora la sensibilidad diagnóstica de las posibles alteraciones del polo posterior.

 

C-076

ESTUDIO DE LOS CAMBIOS PRODUCIDOS EN LA CAPA DE FIBRAS NERVIOSAS PERIPAPILAR TRAS LA CIRUGÍA DE CATARATA CON LÁSER DE FEMTOSEGUNDO

Merino Hijosa, M.J.; Contreras Martín, I.; Blázquez Sánchez, V.; Hurtado Ceña, F.J.; Álvarez- Rementería Fernández, L.; García Pérez, J.; Gros Otero, J..
Clínica Rementería, Madrid

OBJETIVOS:
En el último año se ha comenzado a extender el uso de plataformas de láser de femtosegundo para la realización de algunos de los pasos de la cirugía de catarata. La catarata y el glaucoma son dos patologías que coexisten con frecuencia. La plataforma LensX emplea un mecanismo de succión para la estabilización del ojo durante la aplicación del tratamiento. El objetivo de este estudio era analizar los cambios inducidos en el espesor de la capa de fibras nerviosas peripapilar medida mediante tomografía de coherencia óptica de dominio espectral (SD-OCT) tras la cirugía de catarata asistida con láser de femtosegundos, su posible relación con el tiempo de succión, así como compararlos con los producidos tras facoemulsificación coaxial. Métodos: Se realizó un estudio prospectivo en el que se incluyeron a pacientes con diagnóstico de cataratas sin otra patología. Un primer grupo fue operado mediante facoemulsificación coaxial: se realizó una paracentesis de ayuda con aguja de 25G y una incisión principal de 2 mm, a través de la cual se realizó una capsulorexis con pinzas. Tras la hidrodisección, se procedió a la fragmentación y extracción del cristalino con técnica de faco- chop, con la plataforma Infiniti®. Posteriormente, se implantó mediante inyector una lente monobloque en el saco capsular. En un segundo grupo, se empleó la plataforma LensX® para realizar una paracentesis de 1 mm, una incisión principal de 2,2 mm, la capsulorexis y la fragmentación del núcleo mediante la aplicación de láser de femtosegundo. Posteriormente, se completó la cirugía con la plataforma Infiniti®. En todos los pacientes se realizó una exploración en el preoperatorio que incluyó la agudeza visual mejor corregida, tonometría de contacto y una exploración de la capa de fibras nerviosas peripapilar con SD-OCT. Esta misma exploración fue repetida al mes de la cirugía.

RESULTADOS:
Se incluyeron 53 ojos en el grupo de facoemulsificación coaxial (grupo 1) y 55 en el grupo de cirugía asistida con láser de femtosegundos (grupo 2). Tras la cirugía se produjo incremento en el espesor medio de la capa de fibras nerviosas peripapilar en ambos grupos, de +2,87% (desviación estándar [DS] 5,49%) en el grupo 1 y de +1,91% (DS 5,98%) en el grupo 2 (P=0,618). Este incremento no guardaba ninguna correlación con el tiempo total de succión ni con el tiempo de tratamiento con femtosegundos.

CONCLUSIONES:
Tras la cirugía de catarata, se detectó un incremento en el espesor de la capa de fibras nerviosas peripapilares en ambos grupos. Este incremento probablemente no refleja un cambio real, sino una mejor capacidad de medida del SD-OCT, ya que se ha descrito que la presencia de opacidad de medios (como la catarata) reduce la calidad de la señal con una tendencia a infraestimar el espesor de la capa de fibras nerviosas. No se ha detectado ningún indicio que sugiera un daño inducido al nervio óptico durante la fase de succión de la cirugía de catarata con femtosegundo.

 

C-077

ESTUDIO COMPARATIVO DEL ESPESOR CORNEAL MEDIANTE TÉCNICAS ÓPTICAS Y ULTRASÓNICAS

Herrera Silva, L. (1); Caramello Alvarez, C. (2); Cabezón Martínez, L. (2); Casas Pascual, P. (2); Zabadani Al Rifai, K. (2); Ramiro Millan, P. (2); Padgett Franklin, E. (2); Almenara Michelena, C. (2); Perez Navarro, I. (2); Cristóbal Bescos, J.A. (2).
(1) Hospital Clínico universitario Lozano Blesa, Zaragoza; (2) Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa, Zaragoza.

OBJETIVOS:
Comprobar la concordancia y la correlación entre la topografía corneal Orbscan IIb, la tomografía de coherencia óptica de dominio espectral de Heidelberg (SD-OCT) y la paquimetría ultrasónica (PU) en cuanto a la medición del espesor corneal central (ECC).

MÉTODO:
Estudio transversal, observacional, analítico, en el que se estudiaron 30 ojos provenientes de 15 pacientes sanos. Cada paciente fue sometido a la medición del espesor corneal central por medio de topografía Orbscan II, tomografía de coherencia óptica de dominio espectral Heidelberg y paquimetría ultrasónica; todas las mediciones fueron realizadas por el mismo operador. El análisis de la concordancia entre las pruebas se hizo utilizando el diagrama de Bland-Altman. La desviación estándar se utilizó para calcular el Intervalo de Confianza al 95% de la diferencia de las medias y de los límites de concordancia

RESULTADOS:
La media del ECC obtenido mediante PU, Orbscan II y SD-OCT Heidelberg fue de 557.5 μm, 573μm y 556.57μm respectivamente. El diagrama de Bland Altman demostró que las mediciones obtenidas con el Orbscan IIb fueron mayores que las obtenidas con PU, con una media de las diferencias de -15.5μm y un intervalo de confianza al 95% de -21.49 y 9.5μm. En cuanto a la SD-OCT, la media de las diferencias fue de 0.93 y el intervalo de confianza al 95% de -2.3 y 4-17μm. Hay una baja correlación entre los valores obtenidos con PU al comparase con los obtenidos con Orbscan IIb (r=0.693, p<0.01), y una alta correlación entre los obtenidos con PU al comparalos con SD-OCT (r=0.90, p<0.01).

CONCLUSIONES:
La topografía corneal con Orbscan IIb subestima los valores de ECC al compararlos con los obtenidos mediante PU. La SD-OCT tiene mejor concordancia con el gold standard (PU) que el Orbscan IIb. Sin embargo, tiene límites de concordancia amplios, lo cual puede tener repercusiones clínicas que hay que tener en cuenta.

 

C-078

ESTEREOPSIS EN PACIENTES IMPLANTADOS SIMÉTRICAMENTE CON LENTES INTRAOCULARES BIFOCALES REFRACTIVAS, DIFRACTIVAS E HÍBRIDAS.

Gil Arnal, M. (1); Varon Puentes, M.C. (2); Alba Bueno, F. (2); Vega Lerin, F. (2); Buil Calvo, J.A. (3).
(1) Hospital de la Santa Creu iSant Pau, Barcelona; (2) Facultad de Óptica i Optometria. Universitat Politecnica de Catalunya, Terrassa; (3) Hospital de la Santa Creu i Sant Pau, Barcelona.

OBJETIVOS:
Evaluar la estereopsisen pacientes implantados simétricamente con lentes intraoculares bifocales y compararla con un grupo control de lentes intraoculares monofocales.

MÉTODOS:
Realizamos un ensayo clínico prospectivo, randomizado y doble ciego.
Se incluyeron 134 pacientes(46.8% hombres y 53.2% mujeres); 25 pacientes fueron implantados con la lente SN60D3, 23 con la lente SN6AD1, 28 con la lente ZMA00, 24 con la lente NXG1 y 34 con la lentes monofocal ZA9003. La edad de los pacientes fué 67.64 ±8.38 años.
Se utilizaron los test de estereopsis Titmus y TNO. Las medidas de repitieron con una “adición extra” de +2.50 D en todos los grupos de pacientes implantados con las lentes bifocales. Esto se hizo así por la observación empírica de que algunos pacientes implantados con lentes bifocales que mostraban pobre estereopsis con el TNO test, obtenían mejores resultados con la adición de una lente de +2.50 D sobre su refracción para el foco de lejos.

RESULTADOS:
Los resultados de estereopsis fueron mejores con el test titmus que con el TNO para todos los tipos de lentes y este resultado fue estadísticamente significativo en todos los casos. Los pacientes implantados con la lente monofocal presentaron mejores estereopsis con ambos test, la peor estereopsis con el test TNO se encontró con el grupo de pacientes implantados con las lentes difractivas (SN60D3, SN6AD1 y ZMA00), también en los valores obtenidos con el Test Titmus.

En la segunda parte del estudio, los pacientes implantados con lentes bifocals difractivas con la “adición extra” de +2.50 obtenían mejores resultados de estereopsis con el test TNO, sin embrago los pacientes implantados con lentes bifocales refractivas obtenían una estereopsis similar con y sin esta adición extra. La peor estereopsis encontrada en los pacientes con lentes bifocales es debida a la presencia simultánea de luz enfocada y desenfocada que conduce inevitablemente a una reducción en el contraste de la imagen retiniana que afecta a la estereopsis.

Las lentes difractivas utilizan los órdenes de difracción cero (m=0) y primero (m=1) para el foco de lejos y cerca respectivamente. El foco de lejos se afecta sólo por la dispersión cromática del material de la lente. La imagen formada por el foco de cerca está rodeada por la luz desenfocada del foco de lejos. En los pacientes implantados con lentes difractivas que pasan el test TNO con su corrección de lejos observan el foco de cerca, con un filtro verde en un ojo y rojo en el otro; hay dos factores que contribuyen a deteriorar la estereopsis: el desigual emborronamiento entre los dos ojos y las diferencias de contraste por las diferencias de longitud de onda. Esto no pasa con las lentes refractivas.

Con la adición extra de +2.50 los pacientes implantados con lentes refractivas utilizan el foco de lejos para visión próxima y por esto mejoran su estereopsis.

CONCLUSIONES:
La estereopsis medida con los test TNO y titmus en los pacientes con implante de lentes intraoculares difractivas y refractivas empeora comparada con los pacientes implantados con lentes intraoculares monofocales independientemente del test usado, esto se debe a la reducción de contraste en la imagen retiniana originada por la presencia simultánea de luz enfocada y desenfocada.

 

C-079

USO DE LA TOMOGRAFÍA DE ALTA DEFINICIÓN EN LA EVALUACIÓN DE LA AMPOLLA DE FILTRACIÓN CON IMPLANTE DE MATRIZ DE COLÁGENO BIODEGRADABLE (OLOGEN)

Ribas González, V.; Canut Jordana, M..
Centro de Oftalmología Barraquer, Barcelona

Propósito Identificar las características de las ampollas de filtración en pacientes intervenidos de cirugía filtrante e implante de colágeno biodegradable (OloGen). Evaluar el descenso de la PIO en relación a los cambios tomográficos de la ampolla, cambios refractivos, y la aparición de complicaciones postquirúrgicas. Para ello se utiliza un tomógrafo de alta definición. Métodos Se realiza un estudio retrospectivo en 9 ojos de 6 pacientes diagnosticados de glaucoma de ángulo abierto en tratamiento máximo hipotensor en los que se realiza cirugía filtrante e implante de OloGen. se controlan a la semana, 1, 3, 6meses. Se evalúa el estado refractivo, PIO, complicaciones y altura de la ampolla e implante.

RESULTADOS:
Existe un descenso significativo de la PIO preoperatoria.La altura media de la ampolla al mes postoperatorio es 1,9mm y la del implante 1,5mm, 1,51mm y 1,12mm a los 3 meses y de 1,48 y 0,51 respectivamente a los 6 meses. El astigmatismo postoperatorio inducido es elevado. Conclusión: la combinación de cirugía filtrante y OloGen reduce la PIO de forma significativa. En estos casos, la tomografía de alta resolución es un buen método para medir cuantitativamente la altura de la ampolla y el espesor del implante.

 

C-080
HIGHER-ORDER ABERRATIONS IN CHILDREN MEASURED BY SPATIAL DYNAMIC SKIASCOPY

Castanera, F.; Cazal, J.; Gomez Salazar, R..
Clínica Oftalmologica TACIR , Barcelona

PURPOSE:
To quantify and characterize higher order aberrations in children measured with optical pathway difference (OPD)-Scan III

DESIGN:
Observational cross-sectional study.

METHODS:
Ocular wavefront aberrations were measured in one hundred forty-one eyes of 83 children were examined. children with spherical equivalent refraction (SER) between + 7.0 D and -7.25 D and astigmatism up to 4.00 D. Wavefront aberrations were calculated using an objective method based with optical pathway difference (OPD)-Scan. Refractive error was obtained using a phoropter under natural accommodation . Subjects were categorised into three groups based on the mean SER: emmetropia (SER from -0.50 D to +0.50 D), myopia (SER greater than -0.50 D to -4.75 D), astigmatism (SER greater than -0.50 to 5.00 D) and hyperopia (SER greater than +0. 50 D to +7.00 D). Of the 83 participants, 25 were emmetropic, 18 were astigmatic 29 were hyperopic and 11 were myopic. The root mean square (RMS) values of higher-order aberrations, Zernike coefficients (third-, fourth- and fifth-order aberrations) and Rj(the ratio of third-, fourth- or fifth-order aberrations to total higher-order aberrations) were compared across the three refractive groups.

RESULTS:
No significant correlations were found between the RMS values of total higher-order aberrations, third-order aberrations, fourth-order aberrations, fifth-order aberrations, spherical aberration or coma and SER. No significant differences in the RMS values of total higher-order aberrations except for the myopic group.

CONCLUSION:
Ocular wavefront aberrations are similar among most groups of children except for the myopic group natural accommodation for a distance target. There is evidence that myopes have a different amount of ocular higher-order aberrations than others.
Finantial disclosure : No

 

C-081

LENTE TRIFOCAL (AT LISA TRI 839MP): RESULTADOS CLÍNICOS

Gil Arnal, M.Á. (1); Varon Puentes, M.C. (2); Alba Bueno, F. (3); Vega Lerín, F. (3); Buil Calvo, J.A. (4).
(1) Hospital de la Santa Creu i Sant Pau , Barcelona; (2) Facultad de Óptica y Optometria. Universitat Politécnica de Catalunya, Terrassa; (3) Facultad de Óptica y Optometría. Universitat Politécnica de Catalunya, Terrassa; (4) Hospital de la Santa Creu i Sant Pau, Barcelona.

OBJETIVOS:
Evaluar los resultados de la lente trifocal AT LISA tri 839MP en visión lejana, intermedia y próxima; así como la calidad visual subjetiva y calidad de vida. Comparar los contrastes de esta lente con las lentes bifocales Acrysoft ReSTOR SN60D3, SN6AD3 y SN6AD1; Tecnis ZMA00; AT LISA 809M.

MÉTODOS:
Se incluyen 24 ojos de 12 pacientes, con implante bilateral y simétrico de la lente trifocal, en ojos con cataratas sin otra patología asociada y 40 ojos de cada grupo de lentes bifocales.
El cálculo de la lente se realizó con el IOL Master. A los 6 meses de la cirugía evaluamos las agudezas visuales de lejos, intermedia y cerca con y sin corrección. Para la agudeza visual de lejos usamos el test de Bailey-Lovie y para la agudeza visual de cerca e intermedia usamos un test decimal estandarizado. La calidad visual subjetiva y calidad de vida, se valoró con cuestionarios estandarizados. Se evaluaron los contrastes de todas las lentes en banco óptico.

RESULTADOS:
La edad media de los pacientes era 62.5.El equivalente esférico previo a la cirugía era 1,86± 3,48. El equivalente esférico postcirugía fue -0.11± 2,30.La visión lejana sin corrección a los 6 meses postcirugía fue 0.85 ± 0,05.La visión intermedia sin corrección postcirugía fue 0,8 ± 0,1.La visión cercana sin corrección postcirugía fue 0,94± 0,1. En los contrastes para el foco de lejos, no se encontraron diferencias estadísticamente significativas respecto a las lentes bifocales; para el foco de cerca la lente ZMA00 obtiene mejores contrastes para todos los diámetros pupilares. Para el foco de distancia intermedia la lente AT LISA tri 839MP obtiene mejores contrastes.

CONCLUSIONES:
La lente trifocal AT LISA tri 839MP consigue una buena agudeza visual para visión de lejos, intermedia y cerca, proporcionando independencia de gafas y alto grado de satisfacción por parte del paciente, con pocos efectos indeseables, mejorando el rendimiento visual en distancia intermedia respecto de las lentes bifocales.

 

C-082
CÓRNEA VERTICILLATA EN LA ENFERMEDAD DE FABRY: ÚTIL HERRAMIENTA DIAGNÓSTICA SÓLO AL ALCANCE DEL OFTALMÓLOGO.

Miraflores Gómez, S.; Tapia Bahamondes, A.; Ruiz Morandé, J.C.; Baeza Autillo, A.; Balado Vázquez, P.; García-Valcárcel González, B..
Hospital General Universitario Gregorio Marañón, Madrid

INTRODUCCIÓN
La Enfermedad de Fabry (EF) constituye una rara entidad (1/40.000- 1/400.000 varones nacidos vivos) causada por una mutación de herencia recesiva ligada al cromosoma X que produce el déficit del enzima α-galactosidasa A. Esto da lugar a la acumulación progresiva del glucoesfingolípido globotriaosilceramida (Gb3) en los lisosomas de las células del sistema nervioso, cardíaco, renal y oftalmológico.

Los hallazgos a nivel ocular incluyen fundamentalmente la denominada córnea verticillata, catarata subcapsular posterior (catarata de Fabry) y tortuosidad vascular conjuntival y retiniana.
A propósito de la presentación del siguiente caso clínico de mujer portadora sintomática, se nos plantean diferentes cuestiones en relación con el papel del oftalmólogo tanto en el diagnóstico precoz como en el seguimiento de los pacientes con EF susceptibles de recibir terapia de reposición enzimática (TRE).

CASO
Mujer de 69 años de edad que acudió a nuestra consulta remitida por el Servicio de Cardiología con el diagnóstico de heterocigosis para el gen de la EF [mutación c.1133 G>A (p.C378Y)] para valoración de afectación oftalmológica.
Los antecedentes familiares eran negativos para cardiopatía o EF. No presentaba otros antecedentes personales sistémicos ni oftalmológicos de interés. Las manifestaciones clínicas de la enfermedad en la paciente eran miocardiopatía hipertrófica de predominio septal con disfunción ventricular izquierda severa, insuficiencia renal crónica y angioqueratomas cutáneos.

La agudeza visual (AV) fue de 20/40 (con agujero estenopeico (CAE): 20/25 difícil) en el ojo derecho y de 20/50 (CAE: 20/30 difícil) en el ojo izquierdo. La exploración pupilar y de la motilidad ocular extrínseca se encontraba dentro de la normalidad.
En la biomicroscopía se observó una leve hiperemia conjuntival sin tortuosidad vascular, destacando la presencia de una opacidad epitelial corneal con líneas blanquecinas arremolinadas que confluían a nivel inferocentral. Confirmándose, así, la existencia de córnea verticillata. Por otro lado, también se apreciaba la presencia en ambos ojos de catarata incipiente nuclear y subcapsular de grado moderado. En el fondo de ojo, el polo posterior era de aspecto normal sin alteraciones a nivel vascular ni otras lesiones retinianas.

Con estos hallazgos oftalmológicos se corroboró el diagnóstico de EF de inicio tardío en mujer heterocigota sin otros antecedentes familiares conocidos.
La paciente se encuentra pendiente de estudio enzimático para valoración de inicio con TRE. Se realizará seguimiento de la paciente para control de evolución en función del tratamiento propuesto por el Servicio de Cardiología.

CONCLUSIÓN
La córnea verticillata constituye una alteración infrecuente que sólo se observa en la Enfermedad de Fabry, en la Enfermedad de Tangier, la melanoqueratosis estriada, en el Síndrome de Melkersson-Rosenthal y secundaria a determinados fármacos (amiodarona, quinacrina, cloroquina, indometacina y clorpromazina).

En la Enfermedad de Fabry este hallazgo tan característico es de aparición muy constante y temprana tanto en los varones afectos como en mujeres portadoras, lo que pone de manifiesto la relevancia de la evaluación oftalmológica para la detección precoz de pacientes así como para el estudio familiar de portadoras. Esto acortaría el periodo desde la sospecha diagnóstica hasta el estudio genético y bioquímico de confirmación, favoreciendo una rápida instauración de la TRE. Así, podrían prevenirse posibles complicaciones de esta enfermedad y disminuir la morbimortalidad asociada.

Ante el diagnóstico casual en la exploración oftalmológica, se debe realizar una detallada anamnesis que descarte causa farmacológica e iniciar un estudio de las entidades implicadas en el diagnóstico diferencial.
No se ha establecido una relación significativa entre la presencia de córnea verticillata y grado de afectación sistémica en la EF, por lo que no nos aporta información sobre severidad al diagnóstico.

No obstante, se ha observado una menor prevalencia de córnea verticillata en las series de pacientes que llevaban más de tres meses con TRE. Esto sugiere un posible papel como indicador de respuesta al tratamiento.

 

C-083

MANIFESTACIONES OFTALMOLÓGICAS DE LA ARTRITIS REUMATOIDE: A PROPÓSITO DE UN CASO

Cobián Tovar, R.; Fernández-Vega Cueto, L.; Charoenrook De La Fuente, V..
Centro Oftalmología Barraquer, Barcelona

OBJETIVO:
Presentar las manifestaciones oftalmológicas de laArtritis Reumatoide (AR). Es una enfermedad crónica sistémica autoinmune de etiopatogenia desconocida. Afecta principalmente articulaciones sinoviales y en menor medida tejidos extrarticulares. Las manifestaciones oftalmológicas, como queratoconjuntivitis seca, queratitis, epiescleritis y escleritis (su aparición suele indicar un empeoramiento de la enfermedad) son más frecuentes en pacientes con AR severa de larga evolución.

MÉTODOS:
Caso Clínico de una mujer de 69 años que acude a nuestro centro, refiriendo irritación intensa en ambos ojos (AO) desde hace 6 meses. Como antecedente presenta Artritis Reumatoide con tratamiento inmunosupresor sistémico. La agudeza visual es de 0,75 en ojo derecho (OD) y 0,45 en ojo izquierdo (OI). Tras la exploración, la impresión diagnóstica es de Ojo Seco severo, adelgazamiento corneal periférico y úlcera corneal periférica en AO, con sobreinfección bacteriana.

RESULTADOS:
Tras cultivo y tratamiento adecuado de ambos ojos se pautan revisiones periódicas a lo largo del tiempo, donde se constatan queratitis puntata superficial, queratitis filamentosa y úlceras corneales periféricas recidivantes, además de una epiescleritis nodular en ojo derecho.

CONCLUSIONES:
Las manifestaciones oftalmológicas de la Artritis Reumatoide y su severidad hacen necesario individualizar cada tratamiento y mantener controles periódicos estrechos en colaboración con el reumatólogo.

 

C-085

AUTOINJERTO DE LIMBO Y TRANSPLANTE DE MEMBRANA MODIFICADO TRAS QUEMADURA QUÍMICA

Gallardo Pérez, E.; Núñez Pérez, X.; Gutierrez Lemus, N.; Velardez, N..
Consorci Sanitari Parc Taulí, Sabadell. Barcelona

INTRODUCCIÓN
El limbo normal actúa como una barrera frente a la vascularización corneal procedente de la conjuntiva y la invasión de las células conjuntivales desde la superficie bulbar. En la insuficiencia límbica hay incapacidad de las células madre limbares para mantener la integridad del epitelio corneal. Aproximadamente el 25-33% del limbo debe estar intacto para garantizar la reconstitución normal de la superficie ocular.

Los pacientes con esta patología pueden sufrir ulceraciones recurrentes, inflamación crónica y disminución de la agudeza visual (AV) debido a la sustitución del epitelio corneal normal por epitelio conjuntival.

CASO CLÍNICO
Paciente varón de 60 años que presenta insuficiencia límbica secundaria a causticación por cemento (álcali) en ojo izquierdo (OI) 15 años atrás. Acude a consultas por diminución AV OI. En la exploración se objetiva AV de 1.0 en ojo derecho (OD) y de cuenta dedos en OI. La biomicroscopía (BMC) de OD es anodina. La BMC de OI muestra una córnea deslustrada que ha perdido su transparencia debido a la conjuntivalización de toda la córnea. La neovascularización del epitelio es de predominio superior. La presión intraocular digital se encuentra algo disminuida en OI, de igual modo existe leve disminución de la sensibilidad corneal en OI.

El caso se orienta como insuficiencia limbar secundaria a causticación proponiéndose al paciente un autoinjerto de limbo de ojo contralateral. Durante la intervención quirúrgica se realiza peritomía conjuntival 360o y extirpación de la membrana fibrovascular corneal OI. Se implanta la membrana amniótica, en forma de injerto, cubriendo la córnea y la esclera perilímbica. Dado el buen aspecto de la córnea central se dejan libres de membrana amniótica (MA) los 6 milímetros centrales. Finalmente se suturan los dos autoinjertos de limbo de ojo sano contralateral a OI a las 12h y 6h (60o) con nylon 10/0, por encima de la MA. Las zonas donantes se recubren con MA para facilitar su reepitelización. Se coloca una lente de contacto terapeútica (LCT) en OI. Se inicia tratamiento con antibióticos tópicos, corticoides tópicos y colirios humectantes (hialuronato).

En el primer control postoperatorio se observa una pequeña desepitelización paracentral en OD y leve alteración epitelial a nivel de zonas dadoras. Para tratar esta insuficiencia límbica transitoria se coloca una LCT en OD. En OI tanto el injerto de MA como el autoinjerto limbar presentan buen aspecto. Para favorecer la epitelización se añade colirio de suero autólogo en ambos ojos. A los 3 días de la intervención la desepitelización de OD se ha resuelto. El limbo donante se encuentra prácticamente epitelizado una semana después. En OI se observa un pequeño desgarro a nivel del autoinjerto limbar colocado a las 12h. A las dos semanas se aprecian neovasos en la córnea periférica superior, por lo que se inicia tratamiento con corticoides orales (Deflazacort 30 mg/día). Tres días despúes la córnea se encuentra totalmente epitelizada. Se empiezan a reducir los corticoides orales manteniendo igual el resto de tratamiento.

Actualmente sigue controles periódicos en nuestro centro.

CONCLUSIONES
En el caso de quemaduras químicas además del daño directo, creado por los agentes químicos, se produce una isquemia y una intensa reacción inflamatoria que aumenta el daño sobre las células madre limbares.
El tratamiento de la insuficiencia límbica varía según su extensión. La insuficiencia límbica leve recibe tratamiento con lubricantes y, si lo requiere, desepitelización. La insuficiencia límbica parcial requiere de transplante de MA. En los casos de insuficiencia límbica total es necesario injerto de limbo asociado a trasplante de MA para favorecer el crecimiento de células epiteliales normales. En estos casos si la afectación es bilateral se realiza un alotrasplante de limbo, obteniendo el injerto de familiares sanos con alta compatibilidad HLA o de tejido limbar de cadáver. En los casos de afectación unilateral se prefiere el trasplante autólogo ya que no hay riesgo de rechazo al injerto. Dado que el injerto de MA produce una pérdida de transparencia corneal estos ojos suelen necesitan una queratoplastia posteriormente.

En este caso, tras la extracción de la membrana fibrovascular, el paciente presentaba buena transparencia corneal del eje visual, por lo que se decidió dejar libres los 6 milímetros centrales de MA, intentando evitar de esta forma un futuro trasplante corneal.

Es importante informar al paciente de los riesgos que conlleva un autoinjerto de limbo de ojo sano, pudiendo provocar una insuficiencia límbica de éste.

 

C-086

REPOSICIÓN QUIRÚRGICA EN UN CASO CON DESPRENDIMIENTO DE LA MEMBRANA DE DESCEMET TRAS MICROPERFORACIÓN EN UNA QUERATOPLASTIA LAMELAR ANTERIOR

Tarazona Jaimes, C.; Navarro Navarro, A.; Clavel Laria, J.; Martínez Toldos, J.J..
Hospital General Universitario de Elche, Elche

INTRODUCCIÓN
La queratoplastia lamelar anterior profunda (DALK) esta indicada para la corrección quirúrgica de la afectación estromal profunda con el objetivo de preservar el endotelio sano del paciente. Separar la membrana de descemet (MD del estroma posterior, puede complicarse con micro o macroperforaciones de la MD, siendo en ocasiones necesaria la reconversión a queratoplastia penetrante (QP).

CASO CLÍNICO
Paciente de 34 años presenta leucoma corneal en ojo derecho, con adelgazamiento estromal central y neovasos corneales, secundario a traumatismo por cuerpo extraño. El paciente refiere deslumbramiento, fotofobia y dificultad para desempeñar su actividad laboral. Se agudeza visual (AV) es de de 0.2 y mejora con estenopeico a 0.4. No hay afectación endotelial. Se plantea entonces realizar una queratoplastia lamelar anterior profunda (DALK) mediante la técnica de big bubble.

MÉTODO
Durante la intervención, se intenta realizar la técnica de big bubble, sin éxito. Se procede entonces a una disección manual del estroma, perforando la MB en las ultimas fases de la disección. A pesar de la microrotura, se continuó realizando la disección manual hasta un plano pre-descemético. Se suturó la cornea donante mediante doble sutura continua y se dejó aire en cámara anterior.

En la revisión al día siguiente, el botón donante presentó edema estromal localizado con desprendimiento subyacente de la MD y enrollamiento de la misma, en cornea paracentral inferior. Se tomaron fotografías en lámpara de hendidura y se realizó OCT de cámara anterior, confirmando dicho desprendimiento con configuración característica en rollo. Posteriormente, se realiza un seguimiento cada dos días para valorar evolución. El flap enrollado de la MD se mantiene sin cambios en todas las revisiones.

Dos semanas después, se realiza reposición quirúrgica mediante la inyección de una pequeña burbuja de aire en cámara anterior y con ayuda de una espátula se consigue desenrollar y extender la MD. Se deja aire en cámara anterior para favorecer la descematopexia y se mantiene al paciente durante 2 horas en decúbito supino. Transcurrido este tiempo, se confirma mediante OCT la correcta adhesión de la MD.

RESULTADOS.
Tras cuatro días, el paciente refiere disminución de su fotofobia y se resuelve el edema corneal. Su AV es de dedos a 4 metros y mejora con estenopeico a 0.05. La MD permaneció extendida y adherida, desapareciendo el edema corneal suprayacente. Se tomaron fotografías e imágenes de OCT.

CONCLUSIONES
La microperforación durante la DALK, puede ocurrir con mayor probabilidad durante la disección manual del estroma y la incidencia descrita en los estudios oscila desde 4% al 39%.

En el caso clínico, se observó una microperforación, que poco a poco fue ampliándose, hasta formar un flap de MD que por sus características elásticas, se dispuso en forma de rollo. Fue necesario desenrollar manualmente este flap, que de forma espontanea no se hubiese corregido. El endotelio corneal tiene la capacidad de mantener su vitalidad y de recuperar su funcionalidad una vez reaplicado, como en nuestro caso clínico, que tras 15 días del desprendimiento, se resolvió el edema en cuatro días.

Según estudios, se han obtenido mejores resultados visuales en microperforaciones en las que se ha continuado realizando la DALK frente a la reconversión a QPP. La mayoría de autores reservan la reconversión a QPP en casos de macroperforaciones. En este caso se decidió continuar la DALK por varios factores. En primer lugar, se trataba de un paciente joven con un endotelio sano y con un recuento endotelial alto, razón de peso para intentar mantener su endotelio. En segundo lugar, fue una rotura única y pequeña, que permitía continuar con la disección manual hasta un plano pre-descemético. Y por último, por las ventajas que presenta la DALK frente a la QPP. Esta última, tiene mayor probabilidad de complicaciones tanto intraoperatorias (hemorragia supracoroidea, catarata iatrogénica, lesiones iridianas) como complicaciones postoperatorias (presencia de seidel, endoftalmitis, rechazo endotelial, iritis).

En situaciones con características similares al caso clínico presentado, dados los beneficios de mantener el endotelio del paciente, puede ser preferible intentar continuar con una DALK predescemética y sacrificar la agudeza visual en el postoperatorio inmediato, ya que se ha demostrado en estudios que tras dos años las agudezas visuales de la DALK descemética y pre- descemética son similares.

 

C-087

PK VERSUS DALK EN UN CASO AVANZADO DE ‘FISH-EYE SYNDROME’

Martínez Rodriguez, J.D.; Garcia Garcia, S..
Hospital Universitario Virgen De Las Nieves, Granada

OBJETIVO:
Comparar de forma retrospectiva la evolución postoperatoria de dos técnicas diferentes de transplante de córnea en ambos ojos de un mismo paciente con una forma avanzada ( tipo D ) de F.E.S. ( fish-eye syndrome ). El primer ojo fue intervenido mediante queratoplastia penetrante ( PK ) y el segundo, unos meses más tarde, mediante queratoplastia lamelar anterior profunda.

INTRODUCCIÓN:
El ‘fish-eye syndrome’ se describió por primera vez en los años setenta en algunas familias suecas no relacionadas entre ellas. Es un trastorno autosómico recesivo que se caracteriza por opacidad corneal bilateral progresiva y dislipoproteinemia.
Los pacientes afectos de este trastorno tiene una baja actividad de la enzima LCAT (lecitín colesterol acetil transferasa) y, por tanto, dificultad para esterificar el colesterol en lipoproteinas de alta densidad (HDL). Como consecuencia el colesterol se deposita en diferente tejidos, siendo uno de ellos el estroma corneal.

La opacidad corneal se aprecia en pacientes jóvenes y es lentamente progresiva desde la periferia hasta el centro de la córnea.

CASO:
Presentamos a un paciente varón de 52 años que acudió a consulta por pérdida subjetiva progresiva de agudeza visual durante los últimos meses. Su mejor agudeza visual corregida (BCVA) era 0,5 en OD y 0,3 en OI. La exploración biomicroscópica reveló una opacidad estromal que afectaba la totalidad de la córnea en ambos ojos, más densa en periferia, y respetando los 2 mm centrales en ambos ojos. La presión intraocular era de 12/12 y en el polo posterior no existían hallazgos patológicos (la exploración de la periferia retiniana no fue posible por la opacidad corneal).

Se diagnosticó de F.E.S. avanzado o tipo D y se incluyó al paciente en lista de espera de queratoplastia. En el estudio analítico solicitado ante la sospecha de un síndrome F.E.S. se encontró una hipercolesterolemia mixta moderada e hipertrigliceridemia. Los perfiles renal y hepático eran normales. La cuantificación de la actividad de la enzima LCAT no fue posible al no encontrarse en la batería de pruebas de los laboratorios del centro hospitalario ni en los laboratorios externos concertados. En el plazo de varios meses la AV cayó hasta 0,2 en ambos ojos. En OD se realizó una PK ( imagen 2 ) con sutura de nylon 10/0 discontinua. El post- operatorio transcurrió sin incidencias y la BCVA en la segunda semana post operatoria fue de 0,4. Posteriormente se incrementó hasta 0,6 a lo largo de las primeras seis semanas. En la octava semana post operatoria el injerto era transparente y la BCVA fue de 0,7. Varios meses después desarrolla una catarata nuclear que hace caer la agudeza visual hasta 0,5. Actualmente el paciente está en lista de espera para facoemulsificación.

Meses más tarde en OI se realiza DALK mediante la técnica de Melles. Se realizó sutura discontinua de 16 puntos con nylon 10/0. El primer día post-operatorio ( imagen 3 ) el OI presentaba buen tono con membrana de Descemet aplicada y un pequeño pliegue en la zona infero-temporal, fuera del eje visual. En la segunda semana post operatoria ( imagen 4 ) la BCVA era de 0,6 y en la cuarta semana mejoró hasta 0,9 con resolución del pliegue descrito. Se valoró en este momento mediante OCT de segmento anterior la interfase injerto-membrana de Descemet ( imagen 5). Durante el resto del post operatorio y hasta la actualidad no se han descrito complicaciones.

En ambos ojos se realizó un tratamiento con moxifloxacino, dexametasona y timolol tópicos siendo la principal diferencia que en OI la terapia corticoidea fue menos intensa y prolongada. CONCLUSIÓN:
Tanto DALK como queratoplastia penetrante son técnicas válidas para el tratamiento quirúrgico de las opacidad corneal en el contexto de un ‘fish-eye syndrome’. Debido a que la capa de células endoteliales y membrana de Descemet no está afectadas DALK es la técnica de elección ya que ofrece una mejor y más rápida recuperación postoperatoria de la agudeza visual con un menor índice de posibles complicaciones postoperatorias.

La técnica de “las tres espátulas” del Dr. Melles para DALK, aunque en la periferia podamos encontrar alguna dificultad para la correcta visualización de la interfase descemet-estroma, es aplicable en este tipo de patologías corneales.

 

C-088

DISTROFIA CORNEAL DE SCHNYDER – SU DIAGNÓSTICO Y MANEJO QUIRÚRGICO GRACIAS A LOS NUEVOS MÉTODOS DE IMAGEN.

Dyrda, A. (1); Aronés, J. (2); Londoño, G. (2); Wyl?ga?a, E. (3).
(1) PSMAR, Hosp. Esperanza, , Barcelona, España; (2) PSMAR, Hosp. Esperanza, Barcelona, España; (3) Okr?gowy Szpital Kolejowy, Katowice, Polonia.

OBJETIVO:
Descripción de la utilización clínica de la microscopía láser confocal y la tomografía de coherencia óptica en el caso de un paciente con distrofia corneal de Schnyder.

MATERIAL Y MÉTODOS:
El paciente de 68 años de edad, fue examinado oftalmológicamente antes y después de la queratoplastia penetrante del ojo izquierdo. El examen incluyó la agudeza visual, biomicroscopía con lámpara de hendidura, ecografía B-scan, microscopía de láser confocal de barrido (Módulo HRT3/Rostock Córnea, Heidelberg Engineering GmbH, Dossenheim, Alemania) y tomografía de coherencia óptica de dominio espectral (SOCT Copérnico Plus: OPTOPOL, Zawiercie, Polonia).

RESULTADOS:
El uso de microscopía confocal y tomografía óptica permitió el diagnóstico de la distrofia corneal de Schnyder antes de obtener el material para el estudio histopatológico y la confirmación por anatomía patológica. Los estudios mencionados revelaron características de la distrofia y la localización de los depósitos de lípidos. La aplicación de estos métodos de diagnóstico por imágen también facilitó la elección del método quirúrgico (queratoplastia penetrante), y ayudó a entender la fisiopatología de esta rara enfermedad de la córnea.

CONCLUSIONES:
La microscopía confocal y tomografía de coherencia óptica, nuevas tecnologías no invasivas, demostraron ser herramientas útiles en el diagnóstico y la conducta de la distrofia corneal de Schnyder.

 

C-089

EXTRACCIÓN INTRACAPSULAR DE CRISTALINO E IMPLANTE DE LENTE DE CÁMARA ANTERIOR ANCLADA A IRIS. UNA ALTERNATIVA EFICAZ EN SUBLUXACIÓN DE CRISTALINO.

Lobos Soto, C. (1); Curutchet Mesner, L. (2); Pérez Álvarez, J. (1); Reñones De Abajo, J. (1); De Astica Cranz, C. (1); Herman, E. (1); Bernal Montesdeoca, L. (1); Melián Villalobos, R. (2); Cabrera López, F. (1); Cardona Guerra, P. (1).
(1) Complejo Hospitalario Universitario Insular Materno Infantil, Las Palmas; (2) Hospital Universitario de Gran Canaria Dr Negrin, Las Palmas.

OBJETIVOS:
Evidenciar que la extracción intracapsular de cristalino con posterior implante de lente de cámara anterior anclada a iris (LCAAI), es una alternativa quirúrgica segura y eficaz en el contexto de una subluxación inferior de cristalino.

MÉTODOS:
Presentamos el caso de un varón de 52 años derivado a nuestro centro con diagnóstico de subluxación de cristalino a cámara vítrea. La mejor agudeza visual corregida (MAVC) fue de cuenta dedos a 2,5 metros en ojo derecho (OD) y 0,5 en ojo izquierdo (OI). En la biomicropcopía se observó una subluxación inferior de cristalino de ambos ojos, mayor en OD. La presión intraocular (PIO) fue de 28 mmHg en OD y 26 mmHg en OI. Cabe señalar que las características físicas de nuestro paciente (talla baja, braquidactilia y rigidez articular de manos), nos hicieron sospechar un síndrome de Weill Marchesani. Se indicó tratamiento con tafluprost y se decidió vigilar. En el control al mes se mantuvo la AV y se normalizó la PIO. Ocho meses después, la AV fue de cuenta dedos a 20 cm en OD, manteniéndose estable en OI; la PIO subió a 44 en OD y 28 en OI por abandono del tratamiento; además se observó un mayor descenso de ambos cristalinos. Se indicó nuevamente tratamiento para controlar la PIO e intervenir el OD, realizándose una extracción intracapsular de cristalino e implante de LCAAI.

RESULTADOS:
Una semana después de la intervención quirúrgica, la AV fue de 0,3 en OD, con una PIO de 16 mmHg. Nuestro paciente refiere un postoperatorio con mínimas molestias y un excelente resultado en cuanto a calidad visual en el ojo intervenido.

CONCLUSIONES:
los cristalinos subluxados no son casos fáciles de resolver quirúrgicamente. En los últimos

años, se han descrito varias técnicas quirúrgicas para resolver este tipo de patología, dentro de las cuales la extracción del cristalino con implante de LCAAI es uno de los procedimientos más utilizados. La mejoría de la AV y la normalización de la PIO en nuestro caso, ponen de manifiesto que la técnica utilizada es una opción viable, eficaz y segura para la rehabilitación visual en este tipo de pacientes.