Congreso SECOIR Alicante 2014 – Comunicaciones Libres

CAMBIOS EN LA CALIDAD ÓPTICA TRAS CIRUGÍA DE CATARATAS
Arias Alcalá M, García Catalán R, Pérez Cordobés MJ, Giménez-Almenara Amo J, Gallardo Galera, JM.
Hospital Universitario Reina Sofía, Córdoba.

OBJETIVO

Evaluar los cambios en calidad óptica después de la facoemulsificación.

MÉTODOS

Se realizó un estudio prospectivo en el cual se incluyeron 30 ojos que fueron sometidos a cirugía de cataratas con implante de lente intraocular (LIO) Akreos Adapt MI60. La calidad óptica fue analizada utilizando el Optical Quality Analysis System (OQAS II, Visiometrics, SL). En el preoperatorio y un mes después de la cirugía se registraron el Objective Scatter Index (OSI), el Modulation Transfer Function (MTF) y el rango de acomodación.

RESULTADOS

El OSI medio prequirúrgico fue 6,12 ± 2,8, descendiendo a 2,3 ± 1,26 un mes después de la facoemulsificación. La MTF prequirúrgica fue 10,03 cpd aumentando hasta 2,.75 ± 10,03 cdp después de la cirugía. La acomodación prequirúrgica fue 2,4 ± 0,7 D disminuyendo a 1,3 ± 0,7 D al mes. Estas tres diferencias fueron estadísticamente significativas (p<0,001). EL OSI postquirúrgico se correlacionó de forma significativa con la MTF postquirúrgica (r= -0,75) (p<0,001). El rango de acomodación se correlacionó de forma directa con la potencia de la LIO (r=0,42) (p=0,02) y de forma inversa con la longitud axial (r=-0,39) (p=0,03).

CONCLUSIONES

La calidad óptica mejora tras la cirugía. El rango de acomodación postquirúrgico se correlaciona con la potencia de la LIO y la longitud axial.

FINANCIACIÓN

Los autores declaran no haber recibido apoyo económico ni presentar ningún conflicto de intereses.

 

VALORACIÓN DE LA CALIDAD VISUAL TRAS FACOEMULSIFICACIÓN EN PACIENTES CON DISFUNCIÓN DE GLÁNDULAS DE MEIBOMIO (DGM)
Caramello Álvarez C, Mateo Orobia A, Casas Pascual P, Del Buey Sayas M.Á, Zabadani Al Rifai K, Herrera Silva L, Almenara Michelena C.
Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa, Zaragoza.

OBJETIVOS

Determinar la diferencia de calidad visual en pacientes con DGM en comparación con sujetos sanos tras técnica de facoemulsificación.

METODOLOGÍA

Se estudiaron 15 pacientes con DGM que habían sido sometidos a cirugía de catarata por facoemulsificación y 15 sujetos sanos. La medición de la calidad visual se realizó a través del Aberrométro de Hartmann-Shack y del Optical Quality Analysis System (OQAS).

RESULTADOS

Los datos registrados de calidad visual mostraron empeoramiento del Error Cuadrático Medio del Frente de Onda (RMS) en aberrometría, así como la Función de Transferencia de Modulación (MTF) y los valores de la difusión intraocular (OSI), con el OQAS.

CONCLUSIONES

Existe peor calidad visual en pacientes con DGM en comparación con sujetos sanos tras la realización de facoemulsificación. La valoración de la película lagrimal y del estado de las glándulas de Meibomio es fundamental en el preoperatorio de cirugía de catarata. La importancia del estudio de las mismas puede tener mayor relevancia en aquellos casos en los que se plantea implantar una lente multifocal. Su tratamiento, tanto antes como después de la intervención de facoemulsificación, es esencial para alcanzar la máxima calidad visual de estos pacientes.

 

PRECIZON TORIC IOL FOR ASTIGMATISM CORRECTION IN CATARACT SURGERY
Franqueira N, Monteiro T, Correia F, Leite R, Sousa K, Vaz F.
Hospital de Braga, Braga.

PURPOSE

To evaluate the refractive outcomes and rotational stability of the PRECIZON Toric IOL (Ophtec) for the correction of preexisting corneal astigmatism in patients undergoing routine cataract surgery.

METHODS

Patients with cataract and corneal astigmatism > 1,0 diopters (D) measured by ALLEGRO Biograph (Wavelight) were included in this prospective study. Pentacam HR (Oculus) was performed in all patients pre-operatively and the cornea was marked in the sitting position with a pendulum marker. The minimun follow-up was 1 month. Uncorrected distance visual acuity (UDVA), corrected distance visual acuity (CDVA), residual refractive sphere, residual keratometric and refractive cylinders, and toric IOL axis were measured before and 1 day, 1 week, and 1 month after surgery. IOL misalignment and rotational stability were assessed by retroillumination photographs and by OPD-SCAN III (Nidek).

RESULTS

Fourteen eyes of 8 patients were included in this study. The mean pre-operative corneal astigmatism was 3,44D. The mean cylinder reduction was approximately 70% with a mean post-operative refractive cylinder of 1,1D. The mean post- operative UDVA was 0,68. Mean IOL rotation was 3,5 degrees with all eyes with an IOL rotation inferior to 10 degrees. No complications were observed.

CONCLUSIONS

Implantation of the PRECIZON Toric is a safe and effective method to correct corneal astigmatism in patients undergoing routine cataract surgery. The IOL showed a good rotational stability.

No finantial disclosure

 

ANÁLISIS ABERROMÉTRICO Y SENSIBILIDAD AL CONTRASTE EN PACIENTES CON IMPLANTE DE LENTE INTRAOCULAR DIFRACTIVO, REFRACTIVO, APODIZADO
Stangogiannis Druya C, Stangogianni Druya E.
LaserLens Instituto Oftalmologico, Ioannina.

OBJETIVO

Conocer si el lente intraocular AcrySof ReSTOR ® (SN6AD1) ® tratado con filtro cromóforo amarillo al 0.04 % reúne las propiedades físicas de difracción, refracción y apodización necesarias para mejorar la calidad visual.

MATERIALES Y MÉTODOS

Estudio de cohorte, prospectivo, longitudinal, intervencional, descriptivo. Se incluyeron pacientes con diagnóstico de catarata que deseaban independencia de anteojos, tanto para la visión lejana como cercana de uno y otro género ≥ a 40 años de edad con valores queratométricos igual o menor a 1 dioptrías. Se les realizó la técnica de facoemulsificación e implantelente intraocular difractivo, refractivo, apodizado tratado con cromóforo amarillo al 0.04 % (ImprUV®) (AcrySof ReSTOR ®, SN6AD1®) por un solo cirujano (ESD). Se practicó evaluación oftalmológica completa que incluyó: agudeza visual de lejos y cerca, refracción, biomicroscopía de los segmentos anterior y posterior, medición del tiempo de ruptura de la película lagrimal, presión intraocular y estudios complementarios de sensibilidad al contraste (CVS-1000E de VectorVisionTM ®) y aberrometría en condiciones fotópicas y escotópicas (ZyWave B&L®).

RESULTADOS

Se evaluaron 24 ojos de 12 pacientes. La agudeza visual lejana en unidades LogMar mejoró con el implante del lente multifocal ReSTOR® (0.29 ± 0.22). La agudeza visual cercana se vio favorecida en todos los pacientes (1.86 ± 0.75). La sensibilidad al contraste evaluadas en frecuencia espacial ROW (CPD), mejoró significativamente en todos los pacientes (ANOVA p= 0.00). Las aberraciones de bajo orden (defocus), no se vieron modificadas tanto en condiciones fotópicas (ANOVA p= 0.181) como escotópicas (ANOVA p= 0.366). Las aberraciones de alto orden, como el coma fueron pequeñas y están determinadas por el tamaño de la pupila y la distancia respecto al punto nodal.

CONCLUSIÓN

Existe un incremento de la sensibilidad al contraste en los pacientes con lente intraocular SN6AD1. El descentrado o la basculación del LIO generan aberraciones de alto orden y asimétricas que se relacionan con el coma y su astigmatismo secundario.

 

ESTUDIO DE LA CORRECCIÓN DEL ASTIGMATISMO EN LENTES MULTIFCALES: COMPARACIÓN ENTRE LENTE TÓRICA Y LASIK
Sánchez Guillén I, Fernández-Vigo López J, Walias M, Fernández-Vigo C.
Centro Internacional de Oftalmolgía Avanzada, Badajoz.

OBJETIVOS

En este estudio evaluamos la eficacia de la lente Acrysof IQ Restor tórica y comparamos los resultados con pacientes con lente multifocal esférica y la posterior corrección del astigmatismo mediante LASIK.

MÉTODOS

Estudio descriptivo retrospectivo de 69 ojos intervenidos de cirugía de catarata o extracción de cristalino transparente con implante de lente multifocal. Se dividieron los pacientes en dos grupos: 12 ojos a los que se les implantó Acrysof IQ Restor tórica (grupo tórica) y 57 ojos con lente AcrySof ReStor SN6AD1 y LASIK (grupo LASIK) 3 meses después de la cirugía para corregir el astigmatismo.

Se incluyeron pacientes con astigmatismo corneal mayor de 1 dioptría (D) interesados en la independencia de las gafas tras la cirugía de catarata o cristalino transparente. Los criterios de exclusión: astigmatismo irregular, distrofia corneal, anomalías de la pupila, glaucoma o inflamación intraocular, alteraciones maculares o retinopatías, enfermedad neurooftalmológica y complicaciones intra o postoperatorias.

Se realizó un estudio oftalmológico completo prequirúrgico, determinando agudeza visual con corrección (AV CC) de lejos y cerca, refracción, equivalente esférico (EE) y cilindro corneal. Se realizó la biometría con el sistema de coherencia óptica parcial (IOL Master) y topografía corneal con Pentacam. Se calculó el eje de la lente mediante AcriSof Toric Calculator. La facoemulsificación de la catarata y extracción del cristalino transparente se realizaron mediante la técnica habitual.

Se realizaron revisiones al día siguiente, 1 semana y 1,3 y 6 meses postcirugía. Se recogieron los valores de la AV CC de lejos y cerca, agudeza visual sin corrección (AV SC) de lejos y cerca, refracción y EE y se compararon los resultados del grupo tórica frente al grupo LASIK.

RESULTADOS

Se intervino a 12 paciente con la lentes Acrysof IQ Restor tórica y a 57 con AcrySof ReStor SN6AD1 y LASIK.
Antes de la cirugía no existen diferencias estadísticamente significativas entre el grupo con lente tórica y el grupo al que se le ha realizado LASIK en la AV CC de lejos (0,70+-0,23; 0,79+-0,21respectivamente), AV CC de cerca (0,90+- 0,18; 0,91+-0,19), esfera (-0,38+-4,53;0,41+-6,74), cilindro (-2,08+-0,78; -1,95+-0,94), EE (-1,42+-4,69;-0,56+-6,84) y cilindro corneal (-1,94+-0,29;-1,76+-0,84).
Al mes de la cirugía sólo encontramos diferencias estadísticamente significativas entre los grupos tórica y LASIK en la AV SC de lejos (0,67+-0,20;0,48+-0,17 respectivamente) y en el astigmatismo (-0,38+-0,47;-1,5 +-0,69). No encontramos diferencias estadísticamente significativas en la AV SC de cerca, AV CC de lejos y cerca; EE ni valores medios de la esfera.
Cuando comparamos los resultados de la lente tórica a los 3 meses después de la cirugía y del grupo LASIK 6 meses después de la cirugía (3 meses después del LASIK) tampoco observamos diferencias estadísticamente significativas entre los grupos en la AV SC de lejos (0,83+-0,05; 0,75+-0,20respectivamente), AV SC de cerca (0,93+-0,16; 0,84+-0,22),AV CC de lejos (0,83+-0,05;0,82+-0,17), AV CC de cerca (0,93+-0,16;0,89+-0,18),esfera (0;0,28+-0,42), cilindro (0; -0,25+- 0,41) ni EE (0;0,10+-0,35).

CONCLUSIONES

En este estudio no se observan diferencias tanto en la agudeza visual como en la refracción en ambos grupos, por lo que podemos concluir que la corrección del astigmatismo es igual de efectiva con la lente multifocal tórica como con la lente multifocal esférica junto al procedimiento LASIK posterior.

 

RESULTADOS VISUALES DE LA LENSECTOMÍA REFRACTIVA CON IMPLANTE DE UNA LENTE DIFRACTIVA BIFOCAL ASFÉRICA
Martínez De Carneros A, Blázquez JI, Fernández-Vega Sanz L, Alfonso JF.
Instituto Oftalmológico Fernández-Vega, Oviedo.

OBJETIVO

Evaluar la predictibilidad, seguridad y eficacia de las lentes intraoculares bifocales TECNIS Multifocal +3.25 (Abbott Medical Optics, Inc., Santa Ana, CA, USA) para la visión de lejos y cerca, con un seguimiento a 3 meses.

MÉTODO

Estudio clínico, prospectivo, no aleatorizado que recoge 58 ojos de 29 pacientes implantados bilateralmente con una lente intraocular (LIO) TECNIS +3.25 . El 76% de la muestra eran mujeres y el 24% hombres. La edad media de la muestra en el momento de la cirugía era de 62.4 ± 10.8 años (rango de 43 a 82) y el error refractivo medio fue de +1.57 ± 3.28 dioptrías (D) (rango de -12.00 a +7.75 D). El cilindro refractivo medio fue de -0.75 ± 1.09 (rango de -5.75 a 0.00). La agudeza visual con corrección de lejos y otros parámetros refractivos se registraron preoperatoriamente y a los 3 meses de la intervención.

RESULTADOS

A los tres meses de la cirugía el equivalente esférico medio había disminuido de 1.20 ± 3.39 D (rango -12.25 a +7.50) a 0.00 ± 0.38 (rango de -1.00 a +1.00), donde mas del 70% de los ojos estaban en el intervalo de ± 0.25 D y el 88% de los ojos en el de ±0.50 D. La agudeza visual con corrección de lejos (AVCC) fue de 0.96 ± 0.10. El 72% de los ojos alcanzaron una AVCC igual o superior a 1.0 y el 100% de los ojos alcanzo una AVCC igual o superior a 0.7. El índice de seguridad calculado a los 3 meses de seguimiento fue de 1.18 ± 0.63. En cuanto a la visión de cerca, a 40 cm, los resultados fueron satisfactorios, obteniéndose un promedio de 0.80 ± 0.16. Ningún ojo perdió más de una línea de AVCC, 1 ojo (1.72%) perdió una línea y 12 ojos (21%) ganaron 1 o más líneas. No se produjeron complicaciones intraoperatorias.

CONCLUSIONES

Los resultados de predictibilidad, seguridad y efectividad de la lente TECNIS Multifocal +3.25 fueron buenos en visión de lejos y de cerca durante el periodo de seguimiento. Estos resultados sugieren que la lente es una buena opción para una lensectomía programada con carácter refractivo.

FINANCIACIÓN

Los autores declaran no tener interés económico en ninguno de los productos o técnicas descritos.

 

EVALUACIÓN DE LOS RESULTADOS CLÍNICOS DE CINCO TIPOS DE LENTES INTRAOCULARES MULTIFOCALES
Gil Arnal MÁ1, Varón Puentes MC2, Fernández Zambrano E2, Buil Calvo, JA1.
1Hospital de la Santa Creu i Sant Pau, Barcelona, 2Universidad Politécnica de Cataluña, Terrassa.

OBJETIVO

Evaluar y comparar tres meses después de la cirugía, la agudeza visual de lejos, intermedia y de cerca, así como el índice de mejoría funcional con el test VF-14 de cinco tipos de lentes intraoculares multifocales: AcrySof ReSTOR SV25T0 (add+2.5), AT LISA 809M (add+3.75), AT LISA TRI 839MP (add cerca +3.33, intermedia +1.66), Tecnis ZKB00 (add+2.75) y Tecnis ZLB00 (add+3.25). También comparamos la calidad visual subjetiva antes y después del procedimiento quirúrgico.

PARTICIPANTES

Examinamos prospectivamente 144 ojos (72 pacientes) a los que se les ha realizado cirugía de cataratas con implante randomizado, bilateral y simétrico, de uno de los cinco modelos de lentes multifocales.

MÉTODOS

Evaluamos la agudeza visual monocular de lejos con la mejor corrección (BCVA) a 4 metros, la agudeza visual monocular de cerca con la corrección de lejos (BCNVA) a 40cm y la visión monocular intermedia con la mejor corrección de lejos (BCIVA) a 60cm. También evaluamos la agudeza visual de lejos sin corrección (UCVA), y la agudeza visual de cerca sin corrección (UCVA) así como la agudeza visual intermedia sin corrección (UIVA). Para examinar la agudeza visual de lejos usamos el test de Bailey-Lovie test y para medir la agudeza visual de cerca e intermedia usamos un test decimal del departamento de trabajo de la Generalitat de Catalunya. Para evaluar la calidad visual y calidad de vida antes y después de la cirugía, usamos unos cuestionarios de calidad visual y el Test VF-14 test. Las diferencias se consideraron estadísticamente significativas cuando el valor de p fue < 0.05.

RESULTADOS

La edad media de nuestra muestra fue 71.03. La longitud axial media fué 23.26 mm para el ojo derecho y 23.24 mm para el ojo izquierdo. Las medias de los resultados de agudeza visual fueron: BCVA logmar (0.12), UCBVA logmar (0.18), BCIVA decimal (0.65), UCIVA decimal (0.63), BCNVA 40cm decimal (0.64), UCNVA 40cm decimal (0.61). Comparando las cinco lentes, las lentes con menor adición obtienen menor independencia de gafas para visión próxima. La lente trifocal obtiene mejores resultados en distancia intermedia. La media del índice de mejoría funcional medida con el test VF-14 fué de: 96,18.

CONCLUSIONES

Las necesidades visuales del paciente son el elemento fundamental para elegir el diseño de la lente multifocal que debemos implantar. Observamos un alto nivel de satisfacción, alto índice de mejoría funcional y buena calidad visual y calidad de vida a pesar de los efectos indeseados de las lentes multifocales.

 

LENTES MULTIFOCALES: MTF EN BANCO ÓPTICO
Gil Arnal MÁ1, Vega Lerin F2, Alba Bueno F2, Varón Puentes MC2, Buil Calvo JA1.
1Hospital de la Santa Creu i Sant Pau, Barcelona
2Universidad Politécnica de Cataluña, Terrassa.

OBJETIVO

Comparación de la calidad de la óptica de las lentes multifocales según su distribución de energía y adición.

MÉTODOS

Evaluamos la eficiencia energética en banco óptico de cinco tipos de lentes intraoculares multifocales: AcrySof ReSTOR SV25T0 (add+2.5), AT LISA 809M (add+3.75), AT LISA TRI 839MP (add cerca +3.33, intermedia +1.66), Tecnis ZKB00 (add+2.75) y Tecnis ZLB00 (add+3.25).

RESULTADOS

Para cualquier foco, cuanto mayor es el diámetro pupilar hay una mayor cantidad de energía correctamente enfocada, acompañado por un notable incremento del halo. La mayor cantidad de energía para cualquier diámetro pupilar se dirige al foco de lejos y la menor en el foco intermedio. El halo es mayor en el foco de cerca sobre todo para diámetros pupilares grandes y menor para el foco de lejos. En el foco intermedio hay un halo evidente para todos los diámetros pupilares. En cualquiera de los focos hay una fracción de energía no despreciable que está fuera de foco, especialmente con pupilas grandes y esto contribuye al ruido de fondo que disminuye el contraste.

CONCLUSIONES

La distribución de la luz entre los focos en las lentes multifocales difractivas depende de su diseño. La aberración esférica y el scattering de los escalones difractivos, afecta a la eficiencia de difracción. Para pupilas mayores de 3 mm el rendimiento de la eficiencia teórica de difracción disminuye.

 

VALORACIÓN INTRAQUIRÚRGICA DE LA POSICIÓN EFECTIVA DE LA LENTE INTRAOCULAR
Muñoz Tomás JJ, Taña Rivero P, Ramos Almazora M, Tello Elordi C.
Oftalvist Alicante.

OBJETIVO

El objetivo del presente trabajo fue comprobar de manera preliminar la eficacia de un sistema de seguimiento intraquirúrgico por Tomografía de Coherencia Óptica (OCT) en la cirugía de cataratas mediante laser de femtosegundo, para estimar de manera precisa la posición efectiva de la lente (ELP).

MÉTODOS

Se realizó un estudio piloto en una muestra de 35 ojos. Se estimó la ELP mediante un método optimizado basado en la valoración intraquirúrgica de la ELP mediante OCT. Se utilizó la OCT de la plataforma láser de femtosegundo durante su escaneo previo a la capsulorrexis y la emulsificación para calcular la posición efectiva de la lente. Para ello se midió el diámetro en el ecuador del saco cristaliniano y la profundidad de cámara anterior, desde el endotelio corneal al teórico ecuador del cristalino. Para evaluar la diferencia entre la ELP y la posición final de la lente, se realizó una OCT al mes de la cirugía y se comparó la posición real de la lente intraocular (LIO) con la imagen tomada con la OCT durante la cirugía, que correspondía a la posición efectiva de la lente.

RESULTADOS

El error refractivo teórico residual postquirúrgico, derivado del error del cálculo de posición de la lente, habría sido igual o menor a ± 0,25 D en el 80 % de los casos. El 97,4 % presentaría un error refractivo menor a ± 0,50 D. Se comparó la posición efectiva de la lente, medida con la OCT intraoperatoria, con la posición real medida con OCT postoperatoria, encontrando una diferencia media de 25,0 ± 124,8 μm.

CONCLUSIONES

La posición efectiva de la lente intraocular medida durante la cirugía con la OCT del láser de femtosegundo puede predecir de forma más precisa la posición final de la lente. Por tanto, tener en cuenta este parámetro en el futuro para el cálculo de la potencia de la LIO puede mejorar los resultados refractivos tras la cirugía.

FINANCIACIÓN

Ninguno de los autores tiene interés financiero ni comercial en este estudio ni ha recibido remuneración por parte de ninguna compañía mencionada en el estudio.

 

BIOMETRÍA OCULAR EN PACIENTES MIOPES ALTOS: COMPARACIÓN ENTRE ECO MODO B Y BIOMETRÍA DE INMERSIÓN
Costa-González M, Martínez Pérez L, Pose Bazarra S, Piñeiro Ces A, Blanco Teijeiro MJ, Ruiz-Oliva F, Capeáns Tomé C.
Complejo Hospitalario Universitario de Santiago, Santiago de Compostela.

OBJETIVO

Comparar la medida de la longitud axial (LA) obtenida mediante ECO modo B y biometría de inmersión en pacientes miopes altos previa a cirugía de catarata.

MATERIAL Y MÉTODOS

Se ha realizado un estudio retrospectivo de una serie de 31 ojos miopes altos (> 6 dioptrías o eje antero-posterior > 26 mm) de 25 pacientes, previamente a la cirugía de catarata. Se excluyeron pacientes con patología ocular distinta a la catarata o antecedentes de intervenciones quirúrgicas oculares. Se han tomado datos de mejor agudeza visual corregida (AVC) en escala decimal, preoperatoria y postoperatoria, LA obtenida mediante ECO modo B (Ecógrafo I3®, ABD System. Ellex. Australia) y biometría de inmersión (Ecógrafo Aviso®. Quantel. Francia), potencia de la lente intraocular (LIO) implantada y error refractivo final.

RESULTADOS

La AVC preoperatoria fue de rango 0.05-0.5, mediana 0.05. La LA medida por inmersión fue más larga (30.09 +/-3.34 mm) que por ECO B (29,96 +/- 3,34 mm). La LA por inmersión resultó de media 0.13 mm mayor que por ECO B. En 14 ojos (45%) de los pacientes los valores de LA obtenidos mediante inmersión resultaron mayores que por ECO modo B. Se alcanzó una AVC postoperatoria de rango 0.1-0.9, mediana 0.3. La mediana del error refractivo final fue de -1.00D.

CONCLUSIONES

En la actualidad la mayoría de las biometrías para el cálculo de la potencia de lentes intraoculares se realizan mediante interferometría óptica. En los miopes altos, debido a valores elevados de LA y alteraciones del polo posterior, como el estafiloma, se recurre a la medición con ECO B y biometría de inmersión, que permiten una mayor precisión.

 

IMPACTO ANATÓMICO Y CLÍNICO DE LA MIDRIASIS SOBRE LA BIOMETRÍA CON IOLMASTER
Jiménez Álvarez M, Rodríguez Ratón Á, Mediavilla Peña E, Larrucea Martínez I.
Hospital San Eloy, Barakaldo.

OBJETIVOS
Primario:
Determinar la variación de la medida de profundidad de cámara anterior (ACD) según biómetro óptico IOLmaster en estado basal y tras dilatación pupilar con tropicamida.
Secundarios:
Analizaremos los factores que determinan su variabilidad y el impacto sobre el cálculo de lente intraocular (LIO). Medición de la variación de longitud axial (AL) y queratometría (K) en midriasis respecto a basal, con el consecuente análisis de impacto sobre cálculo de LIO.

MÉTODOS

Estudio prospectivo observacional comparativo con controles propios.Incluimos 200 ojos tomando en cuenta los siguientes criterios de inclusión: Ojos sanos de pacientes sanos de 55-90 años. Excluimos a los pacientes con cirugía ocular previa. Se recogieron los siguientes datos: Edad, sexo, lateralidad, grado de catarata según escala LOCS-III, milímetros de dilatación. Posteriormente se realizó la biometría con el IOL master basal y 45 minutos tras la instilación de 3 gotas de tropicamida separadas 5 minutos entre si. Se tomaron medidas de ACD, AL y queratometría. Para el análisis correspondiente se llevo a cabo la comparación de medias en cada ojo de los 3 parámetros (ACD, AL y K) antes y después de la intervención. Asimismo, observamos y comparamos las diferencias encontradas en la potencia de LIO prevista con fórmula Haigis y SRK/t. Tomamos en cuenta para la clasificación de los grupos variables como edad, grado catarata según escala LOCS y milímetros de dilatación.

RESULTADOS

La amplitud de cámara anterior aumento de media +0.12±0.10mm en midriasis. La LA y K no sufrieron variación significativa, variando -0.01±0.22mm y +0.01±0.04D respectivamente. El impacto clínico sobre la predicción de potencia de LIO fue mayor en Haigis que en SRK/t, +0.01±0.28D y +0.22±0.36D respectivamente.

CONCLUSIONES

La biometría con IOL master arroja un cambio sistemático en la medida de ACD tras midriasis farmacológica. Este cambio introducido en las fórmulas de tercera generación, hace variar únicamente Haigis, que tiene en cuenta ACD como factor predictor de posición efectiva de la lente (ELP).

 

ANÁLISIS VECTORIAL DEL ASTIGMATISMO INDUCIDO EN CIRUGÍA DE FACOEMULSIFICACIÓN CON INCISIÓN EN CORNEA CLARA
Stangogianni Druya E, Stangogiannis Druya C.
Laserlens Instituto Oftalmologico, Ioannina.

OBJETIVO

Determinar el impacto de la incisión en córnea clara sobre la dirección (eje) y la magnitud (cilindro) del vector y, asimismo, sobre la inducción del astigmatismo corneal.

MÉTODO

Estudio de cohorte, prospectivo, longitudinal e intervencional. Se incluyeron pacientes de uno u otro género ≥ a 40 años de edad que fueron sometidos a cirugia de catarata con técnica de facoemulsificación. La muestra se dividió en dos grupos: al grupo A se les realizó una incisión en córnea clara de 2,75mm y al grupo B se les realizó una incisión de 2,2 mm. Criterios de exclusión: patología corneal preexistente, cirugía ocular previa, antecedente de traumatismo ocular, alteración de la película lagrimal, uveítis, glaucoma y/o patologías retinianas. Evaluación postoperatoria: queratometría tomadas por el autoqueratometro, presión intraocular, agudeza visual y controles a la primera semana, 1 mes y 6 meses. Los datos queratométricos fueron procesados mediante un análisis vectorial.

RESULTADOS

La amplitud del eje y del cilindro (vector) varían significativamente en el tiempo (p: 0,021 test de Levene). El promedio del cilindro pre y postoperatorio es significativamente diferente (p: 0.005) ANOVA (p<0.05). Para todos los casos, la correlación resultante de R-Square es pobre < 10%. Se neutralizó el astigmatismo corneal con la incisión a 34 pacientes (0.29 DS 0.58). El vector inductor (cilindro) no generó en el vector previo alteraciones evidentes en el cilindro resultante a los 180 días (-0,06 DS 0,38).

CONCLUSIÓN

La córnea es un domo flexible que permite modificaciones queratométricas.El eje de la incisión no tiene un impacto significativo en la inducción del astigmatismo. La magnitud del astigmatismo (cilindro resultante en dioptrías) presentó modificaciones estadísticamente significativas. El eje (dirección) del cilindro no se ve modificado y sus variaciones no son estadísticamente significativas.

 

ESTUDIO DEL GRADO DE ACUERDO ENTRE LA QUERATOMETRÍA OBTENIDA MEDIANTE VERION FRENTE A OTROS SISTEMAS DE ANÁLISIS QUERATOMÉTRICO
Gros Otero J, García Pérez J, Blázquez Sánchez V, Moreno F, García González M, Hurtado-Ceña FJ, Álvarez-Rementería L.
Clínica Rementería, Madrid.

OBJETIVOS

El “Sistema de guiado por imagen VERION” ha sido implantado recientemente para asistir al cirujano en diversas etapas de la cirugía de la catarata. El “Módulo de medición VERION” incluye un queratómetro cuyas mediciones son utilizadas para el cálculo de la lente en otra unidad de esta misma plataforma. Nuestro objetivo es estudiar el grado de acuerdo entre la queratometría obtenida por este sistema frente a IOL master, Oculyzer y Orbscan.

MÉTODOS

Se realizó un estudio retrospectivo en el que se incluyeron pacientes diagnosticados de catarata sin otra patología ocular asociada a los que se les iba a operar mediante facoemulsificación asociada o no a láser de femtosegundo. El estudio preoperatorio con el Sistema VERION incluye un estudio queratométrico, registro de una imagen del ojo, posición y diámetro de limbo y pupila y posición del reflejo corneal. Los valores queratométricos se utilizan posteriormente para el cálculo y posicionamiento de la lente intraocular. Dado que se trata de los primeros pacientes a los que se les realizaba el cálculo de la potencia y posicionamiento de la lente mediante el Sistema VERION, las medidas necesarias para el cálculo de lente según este sistema fueron añadidas a las medidas preoperatorias estándar en nuestra práctica clínica habitual (IOL Master y topografía mediante Oculyzer u Orbscan).

RESULTADOS

Se incluyeron 60 ojos de 43 pacientes con una edad media de 70,1 +/- 6,6 años. El astigmatismo medio medido mediante VERION fue de -1,07 +/- 0,56 dioptrías y mediante IOL Master fue de -1,19+/-0,6 dioptrías. El coeficiente de correlación intraclase (CCI) para el meridiano más plano entre VERION e IOL Master fue de 0,976 (p<0,0005), entre VERION y Oculyzer de 0,979 (p<0,0005) y entre VERION y Orbscan de 0,915 (p<0,0005). El CCI para el meridiano más curvo entre VERION e IOL Master fue de 0,958 (p<0,0005), entre Verion y Oculyzer de 0,950 (p<0,0005) y entre VERION y Orbscan de 0,910 (p<0,0005). El CCI para el eje del astigmatismo entre VERION e IOL Master fue de 0,802 (p<0,0005), entre VERIONy Oculyzer de 0,591 (p<0,0005) y entre VERION y Orbscan de 0,731 (p<0,0005). Se realizaron representaciones gráficas según el método de Bland-Altman para la correcta interpretación de los coeficientes de correlación intraclase. De esta manera, la caída del grado de acuerdo entre sistemas se correlaciona con ejes cercanos a 0-180o.

CONCLUSIONES

El grado de acuerdo en las medidas de la curvatura corneal es muy alto entre VERION y los demás sistemas de queratometría estudiados. El grado de acuerdo cuando nos referimos a la estimación del eje del astigmatismo es alto entre IOL Master y VERION, pero moderado al comparar VERION con los topógrafos estudiados. Esta caída del grado de acuerdo obliga a una mayor atención por parte del oftalmólogo a ejes estimados en la posición de 0-180º.

 

EFECTO DEL ASTIGMATISMO RESIDUAL EN LA DISTORSIÓN LUMINOSA TRAS CIRUGÍA DE CATARATA CON IMPLANTE DE LENTE INTRAOCULAR ASFÉRICA
Salgado-Borges J1, Dias L2, Ferreira-Neves H3, Peixoto-De-Matos S3, Gonzalez-Meijome JM3.
1Dpto. de Oftalmología, HEUFP, Universidade Fernando Pessoa, Gondomar, Portugal, 2Clínica Oftalmológica Prof, J. Salgado-Borges, Porto, Portugal, 3CEORLab – Centro de Física, Universidade do Minho, Braga, Portugal.

OBJETIVOS

Cuantificar el efecto del astigmatismo residual en la distorsión luminosa medida con un nuevo dispositivo experimental en pacientes implantados con lentes intra-oculares (LIO) pseudofáquicas asféricas monofocales tras cirugía de catarata.

MÉTODOS

Se incluyeron 65 ojos de 65 pacientes (edad (69±7 años, rango: 53 a 86 años) sometidos a cirugía de catarata con facoemulsifocación e implante de LIO pseudofáquica. La muestra incluía un grupo de pacientes con astigmatismo refractivo residual entre 1,00 y 1,75 dioptrías (n=22 ojos) mientras que el resto presentaba astigmatismo residual inferior a 0,50 dioptrías (n=25 ojos). Se midió el tamaño de la distorsión luminosa en condiciones de baja iluminación con un dispositivo experimental (Light Distortion Analyzer, Universidade do Minho, Portugal) entre 5 a 8 meses tras la cirugía y tras garantizar que ninguno sufría opacidad de medios u otras complicaciones pos-operatorias. El sistema muestra una fuente de luz puntual central y evalúa el porcentaje de área de examen en la cual el observador no consigue detectar estímulos luminosos intermitentes y aleatorios. Los resultados se compraron con los de una muestra de présbitas sin catarata y de edad media 51±4 años (rango 45-60 años; n=22 ojos).

RESULTADOS

El valor medio de la distorsión luminosa fue de 24+/-16% para la muestra total y con una correlación negativa (r=-0.318; p<0.001) entre la potencia da lente y el valor de la distorsión luminosa (ojos con mayor miopía y LIO menos positiva presentaban valores de distorsión más elevado). Los pacientes con astigmatismo superior a 0,75D mostraron un valor de distorsión de 27+/-15% mientras que los que presentaban astigmatismo inferior a 1.00 dioptría mostraban valores medios de 18+/-10% (p<0.001), teste de Kruskall-Wallis). Mientras que en ausencia de astigmatismo significativo los resultados son comparables a los de una muestra de sujetos présbitas sin catarata (14+/-14%, p>0,05), los valores de distorsión en pacientes con astigmatismo residual significativo son significativamente superiores (p<0.05).

CONCLUSIÓN

Los valores distorsión luminosa tras cirugía de catarata con implante de lente intra-ocular monofocal son comparables a los de sujetos présbitas más jóvenes sin catarata. Sin embargo, valores de astigmatismo superiores a 0.75 dioptrías empeoran significativamente los resultados de distorsión luminosa en condiciones de baja iluminación, particularmente en sujetos con mayor miopía pre-operatoria.

FINANCIACIÓN

Este trabajo ha sido financiado por FEDER por el Programa COMPETE y por la Fundación para la Ciencia y Tecnología (FCT) del Ministerio de Ciencia y Educación Superior (MCES) (Financiación Europea Social) en el ámbito de los Proyectos PTDC/SAU-BEB/098391/2008, PTDC/SAU-BEB/098392/2008 y Proyectos Estratégicos PEST-C/FIS/ UI607/2011, SFRH / BD / 78900 / 2011. Los autores no tienen ningún interés financiero o comercial de los productos mencionados en este documento.

 

ORBSCAN VERSUS IOL MASTER CALCULATING THE CORNEAL ASTIGMATISM
Infiesta Madurga P, Gatell Tortajada J.
Institut Catala De Retina, Barcelona.

PURPOSE

To compare our two usual methods used to calculate the axis and the power of the cylinder of corneal astigmatism: the Orbscan corneal topographer and the light interferometer IOL Master.

METHODS

Retrospective study with 100 random data base eyes comparing the results for corneal cylinder and axis of astigmatism between the two tests respectively in each eye. We acquired 100 random eyes from our data base. These eyes belong to 65 persons. 35 persons contribute with their both right and left eye (70 eyes) and 30 persons contribute with only one eye, which 15 are right eyes and the other 15 are left eyes. We have 50% right eyes and 50% left eyes. So we can consider a good size of the sample with a good variability. Gender and age weren’t considered to achieve the sample. Eyes with any kind of previous ocular surgery were excluded.

RESULTS

After presenting distribution and correlation results (graphics) we check through the SPSS statistics program and the Kolmogorov-Smirnov test if the two variables (axis and cylinder of astigmatism) behave as “normal” (Gaussian). The result was negative so we need the Wilcoxon test to find out if there are statistically significant differences (α 0.05).
No statistically significant differences were found for axis of corneal astigmatism between Orbscan and IOL Master. Statistically significant differences were found for cylinder of corneal astigmatism between the two tests.

CONCLUSIONS

Similar results are obtained with Orbscan and IOL Master calculating the axis of astigmatism. We can use their results interchangeably to place a toric intraocular lens in the accurate axis of the eye during surgical implantation. However, we have to be aware of the differences between the two tests in order to choose the correct power of the cylinder of the toric lens. If the diopters of astigmatism are among frontier values between the market availability for the several toric lens, we could choose different power of the cylinder for the toric lens depending on the test we are observing the corneal astigmatism results.

 

MARCADOR CORNEAL PARA LÁMPARA DE HENDIDURA
Felipe Gil JL1, Felipe Gil MD2, Fernández Cambra J3.
1Consulta privada, Zaragoza, 2Cruz Roja Española, Zaragoza, 3RefractoLáser, Zaragoza.

OBJETIVO

Diseño de un marcador corneal que sea fiable, es decir que las marcas correspondan realmente a a los ejes deseados, que estas marcas persistan con suficiente nitidez hasta el final de la intervención y que el procedimiento sea reproducible para que los datos sean fiables en los estudios que se quieran realizar.

MÉTODOS

El marcador va a utilizar una lámpara de hendidura, donde va acoplado, utilizando para su alineación la escala de grados que incorporan la mayoría de las lámparas. Para conseguir una buena alineación de los ejes, deberemos cerrar la hendidura de la lámpara al máximo, proyectando la hendidura de luz sobre dos patillas entintadas colocadas a ambos lados del cilindro marcador. El procedimiento de marcado es igual que cuando realizamos una tonometría de aplanación. Resultados: en nuestra clínica (RefractoLáser) se comenzó a utilizar este procedimiento en el mes de julio 2013, inicialmente en los implantes de lentes tóricas, con posterioridad para marcar incisiones y en el marcado para la corecta alineación de segmentos intraestromales. Desde el momento de su inicio viene siendo utilizado por 24 oftalmólogos, que antes utilizaban dispositivos diversos, ninguno de ellos ha vuelto a utilizar los sistemas de marcado que utilizaban anteriormente y en 107 procedimientos que se han realizado no se ha producido ninguna reintervención para alinear correctamente una LIO.

CONCLUSIONES

El prototipo que presentamos, cumple con creces los objetivos de fiabilidad, calidad de las marcas y reproductibilidad del procedimiento.

FINANCIACIÓN

Particular.

 

RESULTADOS VISUALES CON UNA LENTE DIFRACTIVA TRIFOCAL ASFÉRICA
Blázquez JI, Lisa C, Fernández-Vega Sanz L, Alfonso JF.
Instituto Oftalmológico Fernandez-Vega, Oviedo.

OBJETIVO

Evaluar la predictibilidad, seguridad y eficacia de las lentes intraoculares trifocales AT LISA (IOL; Carl Zeiss Meditec AG) para la visión de lejos con un seguimiento a 3 meses.

MÉTODO

Estudio clínico, prospectivo, no aleatorizado que recoge 99 ojos de 57 pacientes implantados con una IOL AT LISA Trifocal. El 58% de la muestra eran mujeres y el 42% hombres. La edad media de la muestra en el momento de la cirugía era de 57.5 ± 8.6 años (rango de 38 a 77) y el error refractivo medio fue de -0.15 ± 4.01 dioptrías (D) (rango de -19.00 a +5.25 D). Todos los ojos tenían un astigmatismo inferior a 1.00 D. La agudeza visual con corrección de lejos y otros parámetros refractivos se registraron preoperaoriamente y a los 3 meses de la intervención.

RESULTADOS

A los tres meses de la cirugía el equivalente esférico medio había disminuido de 0.07 ± 4.00 D (rango -18.75 a +5.75) a 0.02 ± 0.29 (rango de 1.00 a 0.75), donde mas del 80% de los ojos estaban en el intervalo de ± 0.25 D y el 95% de los ojos en el de ±0.50 (r2=0.99). La agudeza visual con corrección de lejos (AVCC) fue de 0.95 ± 0.11. 70 ojos (71%) alcanzaron una AVCC igual o superior a 1.0 y 98 ojos (99%) igual o superior a 0.5. El índice de seguridad calculado a los 3 meses de seguimiento fue de 1.1 ± 0.14. En cuanto a la visión de cerca, tanto los resultados sin corrección (AVCSC) como con corrección (AVCCC) monoculares fueron satisfactorios, siendo sus promedios de 0.73 ± 0.19 y 0.74 ± 0.22 respectivamente. Estos resultados son aún mejores en la evaluación binocular, llegando en promedio a 0.89± 0.22 y 0.92 ± 0.21 respectivamente sin y con corrección. Ningún ojo perdió más de una línea de AVCC, 13 ojos (13.1%) perdieron una línea y 35 ojos (35%) ganaron 1 o más líneas. No se produjeron complicaciones intraoperatorias.

CONCLUSIONES

Los resultados de predictibilidad, seguridad y efectividad de la lente AT LISA Trifocal fueron buenos en visión de lejos y de cerca durante el periodo de seguimiento. Estos resultados sugieren que la lente es una buena opción para una lensectomía programada con carácter refractivo.

FINANCIACIÓN

Los autores declaran no tener interés económico en ninguno de los productos o técnicas descritos.

 

ANÁLISIS DE LA CALIDAD VISUAL EN PACIENTES IMPLANTADOS CON LENTES TRIFOCALES. ESTUDIO PILOTO
Fernández López E1, Peris Martínez C1, Díez Ajenjo MA2, García Domene MC1, Pastor Pascual F1, Fandiño López A1, Hernández Díaz M1.
1FISABIO Oftalmología Médica (FOM), Valencia
2FISABIO Oftalmología Médica (FOM)/Clínica Optomètrica, Fundació Lluís Alcanyís Universitat de València, Valencia.

OBJETIVO

Analizar cómo es la calidad visual obtenida con lentes trifocales, sobretodo en visión intermedia.

MÉTODOS

Se evaluaron 10 pacientes con cataratas implantados con una lente trifocal AT LISA (Zeiss Meditec, Alemania). La edad media de los pacientes fue de 68 + 4 años. A todos ellos se les realizaron 7 visitas: una visita preoperatoria, dos cirugías, dos postoperatorios y dos visitas para evaluar la calidad visual a los tres y seis meses de la cirugía del segundo ojo. Se excluyeron del estudio pacientes con otras patologías asociadas excepto las cataratas que pudiesen enmascarar el resultado, y se excluyeron cilindros corneales mayores de 0.75D y pacientes con problemas binoculares y mayores de 75 años. En todas las visitas se les tomó la agudeza visual sin compensar (AVsc) y se les graduó para obtener la mejor agudeza visual monocular (AVmoncc) y binocularmente (AVbincc), y para lejos, 80 cm y 40 cm de distancia mediante EDTRS. Además, se evaluó su sensibilidad al contraste fotópica de lejos (CSF) mediante un FACT.

El análisis estadístico de los resultados se realizó mediante el SPSS. Debido a la muestra reducida de pacientes, para la comparativa de los datos se realizó un test no paramétrico Kolmogorov-Smirnov. Se consideró que los resultados eran estadísticamente distintos si el valor de p obtenido era menor de 0.05.

RESULTADOS

Todos los pacientes mejoraron su agudeza visual monocular y binocular tras la cirugía de cataratas. A los 6 meses, la AVsc y la AVcc monocular fue de 0,06 + 0,11 /-0,07 + 0,08 para lejos, 0,14+ 0,10 / 0,09 + 0,06 para 80 cm y 0,23 + 0,12 / 0,26+ 0,11 para 40 cm. Aunque binocularmente la agudeza visual mejora, los resultados no son estadísticamente significativos. Se encuentran cambios entre la visita de los 3 y 6 meses estadísticamente significativos en la agudeza visual monocular con compensación a 80 cm, que pasa de 0,20 + 0,17 log unit a 0,09 + 0,06 a los 6 meses (p=0.000). También se encuentran cambios significativos entre ambas visitas para la agudeza visual sin compensar binocular a 40 cm, que pasa de 0,20 + 0,17 log unit a 0,16 + 0,10 log unit (p=0,02). En la visita de los 6 meses, la agudeza visual alcanzada a 80 cm siempre es estadísticamente mayor que a 40 cm. La CSF fotópica mejora a los tres meses de la cirugía de modo significativo para todas las frecuencias espaciales excepto para 18 cpg, y no se encuentran mejoras significativas en la sensibilidad al contraste entre la visita de los tres y los 6 meses. Los valores de sensibilidad a frecuencias espaciales medias-altas están fuera de los rangos de normalidad.

CONCLUSIONES

La nueva lente trifocal presenta una agudeza visual intermedia buena, que mejora con el tiempo de implantación de la lente intraocular. Este hecho sugiere la necesidad de valorar la efectividad de la visión de cerca e intermedia alcanzada con este tipo de implante a partir de los 6 meses. Sin embargo, la agudeza visual en cerca resulta ser peor que la intermedia independientemente del tiempo del implante y de la compensación óptica. Este hecho junto con una CSF disminuida en frecuencias espaciales altas sugiere problemas de aberraciones que afectan a la calidad visual del paciente en el foco de cerca.

FINANCIACIÓN

Ninguno de los autores firmantes tiene ningún interés comercial en todo aquello citado en este texto.

 

REFRACTIVE LENS EXCHANGE WITH IMPLANTATION OF TRIFOCAL INTRAOCULAR LENS AT LISA TRI 839MP
Leite R, Monteiro T, Franqueira N, Faria Correia F, Vaz F, Sousa K.
Hospital de Braga, Braga.

PURPOSE

We present results after refractive lens exchange (RLE) with implantation of AT LISA tri 839MP (Carl Zeiss® Meditec, Jena, Germany) intraocular lens to presbyopic patients.

METHODS

Prospective, nonrandomized study. Inclusion criteria: patients who underwent implantation of trifocal lens AT LISA tri 839MP after RLE for correction of presbyopia; more than 6 months follow-up; preoperative astigmatism less than 1.00 D. Parameters evaluated: uncorrected and corrected visual acuity (Snellen decimal) at distances far, intermediate (80 cm) and near (40 cm); spherical and cylindrical manifest refraction; YAG posterior capsulotomy rate. All surgeries were performed under topical anaesthesia, using a 2.40 to 3.20 mm incision performed on the steepest meridian, preceded by implantation of a preloaded capsular tension ring (Morcher®). The lens power was selected using optical biometry with coherence interferometry (IOL-Master®, Carl Zeiss Meditec, Jena, Germany) by SRK-T e Haigis formulas.

RESULT

A total of 110 eyes were analyzed, corresponding to 55 patients who underwent bilateral implantation, with a follow-up that ranges from 6 to 15 months. The mean axial length was 23.42 mm (range between 21.40 and 27.32 mm). Postoperative refractive results: mean spherical error of +0.02 D, mean cylindrical refractive error of -0.54 D and mean cylinder topographic error of -0.36 D. No visual acuity reduction was encountered. Postoperative visual outcomes in uncorrected monocular vision: 0.94, 0.94 and 0.75 for distances far, intermediate and near, respectively. All patients achieved an uncorrected visual acuity of 0.8 or better in binocular vision for all distances. Thirteen YAG posterior capsulotomies (11.81% at 12 months) were performed and 6 patients wear glasses to read J1 or + J1 (10.09% of patients). No patient wears glasses for intermediate vision (computer work). The rate of halos/glare reported was less than 20% of patients.

CONCLUSION

The trifocal lens AT LISA tri 839MP proved to be effective and safe in the correction of presbyopia, revealing a high level of visual acuity for distances far, intermediate and near. Performing preoperative topography and biometry by optical coherence allow greater refractive predictability.

FINANCIAL INTEREST

The authors have no conflict of interest to declare.

 

AT LISA TRI TORIC 939MP FOR THE CORRECTION OF PRESBYOPIA AFTER REFRACTIVE LENS EXCHANGE – CLINICAL AND REFRACTIVE RESULTS
Monteiro T1, Franqueira N2, Faria Correia F2, Vaz F2, Sousa Oliveira K2, Dourado Leite R2, Mendes J2.
1Hospital de Braga / Hospital CUF Porto, Braga, 2Hospital de Braga, Braga.

PURPOSE

To evaluate the eficcacy and effectiveness of refractive lensectomy with toric trifocal intraocular lens (IOL) implantation with AT LISA tri toric 939MP (Carl Zeiss Meditec, Jena, Germany) for the correction of presbyopia.

METHODS

Prospective non-randomized study, including all patients submitted to bilateral and symetric implantation of the AT LISA tri toric 939MP after crystaline lens extraction for the correction of presbyopia. Inclusion criteria: minimum follow-up 3 months, BCVA pre-operative of 20/25 or superior, corneal astigmatism > 1,00 D and angle to angle horizontal and vertical distance > 11,00 mm (OCT Visante, Carls Zeiss). Parameters evaluated: uncorrected (UCVA) and corrected (BCVA) distance visual acuity (snellen chart) for far, intermediate (80 cm) and near (40 cm) distances, manifest refraction, the rate of posterior capsulotomies performed at the end of follow-up and the degree of IOL rotation after surgery. All surgeries were performed under topical anaesthesia, using a 2.40 mm incision, and a preloaded capsular tension ring (Morcher®) was implanted. The lens power was selected using optical biometry with coherence interferometry (IOL-Master®, Carl Zeiss Meditec, Jena, Germany) and the online IOL calculator available for toric lenses.

RESULTS

A total of 26 eyes were analyzed, corresponding to 13 patients who underwent bilateral implantation, with a follow-up that ranges from 1 to 6 months. The mean axial length was 22,99 mm (range between 20,77 and 26.28 mm), mean IOL cylinder implanted was 2,32 D (range from 1,00 to 3,50 D). Postoperative refractive results: mean spherical error of -0,08 D, mean cylindrical subjective refractive error of -0.49 D. No patient lost lines of BCVA. Postoperative uncorrected monocular vision: 0.94, 0.94 and 0.75 for distances far, intermediate and near, respectively. All patients achieved an uncorrected visual acuity of 0.8 or better in binocular vision for all distances. No YAG posterior capsulotomies were performed. All patients are glasses independent for all tasks of near and intermediate distances. The rate of halos/glare was reported in less than 20% of patients. We observed no rotation of the IOL during follow-up, all IOL’s under 5 degree of intended vs achieved target axis of implanattion.

CONCLUSION

The trifocal lens AT LISA tri torica 939MP proved to be effective and safe in the correction of presbyopia, revealing a high level of visual acuity for distances far, intermediate and near. The toric IOL platform provides the same visual and refractive results as the spherical model, showing a safe and effective correction of corneal astigmatism.

 

INCIDENCIA DE RETOQUES CON LASER EXCIMER EN PACIENTES OPERADOS CON LENTES INTRAOCULARES MULTIFOCALES DURANTE EL AÑO 2013
Pérez Izquierdo R, Poyales Galán F, Sánchez-Beato A, Matamoros Hondarza A.
Instituto Oftalmología Avanzada, Madrid.

OBJETIVO

Valorar la incidencia de retoques en pacientes operados con lentes intraoculares multifocales (LIOs). Se pretende valorar el defecto refractivo retocado, la magnitud de este defecto refractivo, y el tiempo que transcurre desde el implante de la LIO hasta que se realiza el retoque.

MÉTODO

Se seleccionan todos los implantes de LIOs multifocales de 2013, entre los cuales se estudian aquellos casos en los que es necesario un retoque con Laser Excimer para corregir un defecto refractivo residual. Se valora: el porcentaje de retoques dependiendo de la LIO implantada, el tipo de defecto refractivo a tratar: diferenciando 5 grupos: miopía, hipermetropía, astigmatismo miópico, astigmatismo hipermetrópico, y astigmatismo mixto; la técnica empleada para retocar y el tiempo transcurrido hasta el retoque.

RESULTADOS

Se implantan en 2013 un total de 330 LIOs multifocales, haciéndose retoque por defecto refractivo residual en 17 casos, un 5% del total. Se retocan 8 de 228 FineVision (3,5%) 2 de 8 Lentis Mplus (25%), 1 de 27 Restor tóricas (3,7%), ninguna de las 17 Restor esféricas, 4 de 32 AT lisa tri (12,5%) y 2 de 18 Tóricas multifocales de Zeiss(11,1%). En 8 de 17 se corrigió un equivalente esférico miópico (media -0,70 ± 0,45 dioptrías, rango de -1,75 a 0), 9 de 17 con equivalente esférico hipermétrope (media +0,68 ± 0,23 dioptrías, rango de +0,25 a +1,25). De los 17 retoques, 1 se realizó mediante LASIK, los otros 16 fueron PRK. Se realizaron 7 retoques sobre Ojos Derechos y 10 retoques sobre Ojos Izquierdos. Con Finevision, pasaron 132,75±8,88 dias hasta el retoque, con Mplus 189±12,70, con Restor tórica 140, con AT lisa tri 92,5±15,65, y 280 con Torica multifocal de Zeiss. Según el defecto refractivo residual, 3 eran miopes corrigiéndose una media de -1,08±1,43 dioptrías (rango -1,75 a -0,75); 5 hipermétropes, media +0,725±0,41 (rango: +0,375 a +1,25); 4 astigmatismos mixtos: media equivalente esférico: 0,18±0,52 (rango de -0,125 a +0,625), media cilindro 1,25±0,56 (rango de 1 a 1,75); 3 astigmatismos miópicos, media equivalente esférico -0,75±0,62 (rango -1,00 a -0,50), media cilindro -1.00 (los tres tenían -1.00 de cilindro); 2 astigmatismo hipermetrópicos, media equivalente esférico 0,81 (rango de + 0,625 a +1,00), media cilindro 1,12 (rango 0,75 a 1,50).

CONCLUSIONES

Solamente un 5% de las LIOs multifocales implantadas precisaron de un retoque con LASER excimer por quedar un defecto refractivo residual que el paciente apreciaba como limitante en su visión. La Finevision fue la LIO que más se implantó en 2013, presentando una incidencia de retoque ligeramente inferior a la media global. Se efectuaron más retoques en defectos residuales con astigmatismo (9 implantes) que miopes (3 pacientes) o hipermétropes (5 pacientes). Los defectos hipermétropicos que requirieron retoque fueron de magnitud más baja que los miopes, con lo cual se concluye que la tolerancia a un leve defecto residual miópico es mejor que si el defecto es hipermetrópico.

FINANCIACIÓN

Los autores no tuvieron ninguna clase de financiación por la realización de este estudio.

 

ANÁLISIS COMPARATIVO DE LOS RESULTADOS VISUALES, REFRACTIVOS Y ABERROMÉTRICOS OBTENIDOS CON LA LENTE MULTIFOCAL ROTACIONALMENTE ASIMÉTRICA MPLUS Y LA LENTE TRIFOCAL FINEVISION
Ramón ML, Pérez Cambrodi RJ, Soto Negro R, Piñero Llorens DP, Ruiz Fortes P.
Oftalmar, Hospital Internacional Medimar, Alicante.

OBJETIVO

Comparar los resultados visuales, refractivos y aberrométricos obtenidos con la lente multifocal rotacionalmente asimétrica Mplus y la lente trifocal FineVision tras la cirugía de catarata.

MÉTODOS

Se incluyeron un total de 45 ojos de 23 pacientes con edades comprendidas entre 49 y 83 años y a los que se les realizó cirugía de la catarata mediante facoemulsificación. La muestra se subdividió en dos grupos en función de la lente intraocular implantada: grupo Mplus que incluía un total de 26 ojos implantados con la lente refractiva multifocal Mplus LS-313 (Oculentis) y grupo trifocal que incluía un total de 19 ojos implantados con la lente difractiva trifocal FineVision (Physiol). Ambos grupos eran equivalentes en longitud axial, queratometría y profundidad de cámara anterior. En ambos grupos se evaluó y comparó el resultado postoperatorio a los 3 meses de la cirugía, analizando las agudezas visuales con y sin corrección de lejos y cerca, la refracción manifiesta, la curva de desenfoque y la aberrometría intraocular tras restar a la aberrometría ocular las aberraciones corneales (sistema iTrace).

RESULTADOS

La agudeza visual con corrección logMAR de lejos postoperatoria fue significativamente mejor en el grupo trifocal (0.04±0.06 vs. 0.13±0.13, p<0.01), así como la agudeza visual sin corrección de cerca (0.11±0.10 vs. 0.19±0.09, p=0.02). No hubieron diferencias significativas en el equivalente esférico postoperatorio entre grupos (trifocal -0.26±0.37 D vs. -0.12±0.56 D, p=0.38). La curva de desenfoque mostró niveles de agudeza visual significativamente superiores en el grupo trifocal para los niveles de desenfoque de -2.0, -1.5, -0.5 y +0.5 D (p≤0.01). Por último, en el grupo Mplus se hallaron niveles significativamente superiores de aberraciones de alto orden intraoculares, especialmente de coma primario (0.33±0.39 μm vs. 1.96±1.41 μm, p<0.01) y aberración esférica (-0.01±0.21 μm vs. +1.12±0.94 μm, p<0.01).

CONCLUSIONES

La lente trifocal FineVision proporciona un mayor nivel de rehabilitación en visión intermedia y cercana con significativamente menor inducción de aberraciones de alto orden que la lente refractiva rotacionalmente asimétrica Mplus.

FINANCIACIÓN

No existen intereses comerciales o de propiedad intelectual en los dispositivos empleados en este estudio.

 

EVALUACIÓN CLÍNICA COMPARATIVA DE LA NUEVA LENTE INTRAOCULAR LENTIS MPLUS X CON LENTIS MPLUS
Rodríguez Ratón A1, Orbegozo Gárate J2, González G2, Basterra I2.
1COI Bilbao / Hospital de San Eloy, Bilbao, 2COI Bilbao, Bilbao.

OBJETIVOS

Estudiar el comportamiento de la nueva lente intraocular (LIO) refractiva de asimetría rotacional LENTIS Mplus X respecto al modelo anterior LENTIS Mplus.

MÉTODOS

Se implantaron 20 LIO Mplus X en 20 ojos sanos de 10 sujetos intervenidos de catarata o cirugía de cristalino transparente. Se evaluó la agudeza visual (AV) a diferentes distancias mediante curva de desenfoque y se realizó test de sensibilidad al contraste (TSC) mediante test Vistech VCTS-6500. Los resultados se compararon con un grupo equivalente de sujetos intervenidos con implante de Mplus (modelo anterior).

RESULTADOS

El defecto refractivo residual medio al mes de la cirugía fue de -0.50 ± 0.45 D para el grupo Mplus X y -0.02 ± 0.52 D para el grupo Mplus. En el grupo Mplus X, la curva de desenfoque muestra una AV lejana de 0.03 ± 0.04 LogMAR (para 0 D), intermedia de 0.21 ± 0.13 LogMAR (para -1.50 D) y cercana de 0.32 ± 0.17 LogMAR (para -3.00 D). Para el grupo Mplus es de 0.02 ± 0.04 LogMAR (para 0 D), 0.28 ± 0.13 LogMAR (para -1.50 D) y 0.24 ± 0.14 LogMAR (para -3.00 D). La media de sensibilidad al contraste para las diferentes frecuencias espaciales en el grupo Mplus X fue de 5 ± 0 (1cpd), 5± 0.89 (2cpd), 4 ± 0.89 (4cpd), 2.33 ± 1.51 (8cpd), 2.17 ± 1.47 (16cpd). En el grupo Mplus fue de fue de 5.4 ± 0.97 (1cpd), 5.6± 0.70 (2cpd), 4.8 ± 1.23 (4cpd), 3.9 ± 1.52 (8cpd), 3.8 ± 1.75 (16cpd).

CONCLUSIONES

La LIO MplusX mejora el rendimiento óptico en el foco intermedio respecto al modelo anterior Mplus, disminuyendo el correspondiente al foco cercano. La sensibilidad al contraste es menor en los ojos estudiados con el modelo MplusX respecto a Mplus modelo anterior. La muestra es pequeña pero se observa una variabilidad en el resultado dependiente del centrado y diámetro pupilar.

FINANCIACIÓN

Los autores declaran no tener intereses comerciales ni haber recibido financiación para este estudio.

 

LENTE INTRAOCULAR ASFÉRICA DIFRACTIVA BIFOCAL EN LENSECTOMÍA POST LÁSER EXCÍMERO MIÓPICO
Yllera M, Fernández-Vega Cueto L, Fernández-Vega Sanz L, Alfonso JF.
Instituto Oftalmológico Fernández-Vega, Oviedo.

OBJETIVO

Evaluar los resultados visuales, la seguridad y la predictibilidad del implante de una lente difractiva de esfericidad negativa en pacientes con catarata que previamente habían sido intervenidos con láser de excímero mediante la técnica LASIK o PRK para la corrección de la miopía.

MÉTODO

Estudio prospectivo de 22 ojos de 16 pacientes, 5 hombres y 11 mujeres, con una edad media de 54.13 años que habían sido intervenidos con la técnica LASIK para la corrección de la miopía y que con el tiempo desarrollaron cataratas. El tratamiento con láser excímero se realizo con la plataforma VISX Star S3 (AMO, Abbott Laboratories Inc., Illinois, USA). Todas las cirugías fueron realizadas por el mismo cirujano (JFA). La lente intraocular empleada fue la Tecnis One (AMO, Abbott Laboratories Inc., Illinois, USA) y su potencia se calculó en todos los casos siguiendo el método de la doble-K de Aramberri. La cirugía se realizó a través de una incisión localizada en el meridiano mas curvo de la cornea; tras la facoemulsificación se implantó un anillo de tensión capsular de sección rectangular (ACS, AJL Ophthalmic, Alava, Spain) y a continuación se implantó la lente intraocular. Los parámetros que se evaluaron para este estudio fueron la refracción manifiesta, queratometría, agudeza visual, paquimetría, longitud axial y tamaño pupilar. Los datos se registraron preoperatoriamente y seis meses después de la cirugía.

RESULTADOS

La esfera preoperatoria media fue de -2.50 ± 3.27 dioptrías (D) y se redujo a 0.19 ± 0.53 D tras la cirugía. El cilindro refractivo medio también se redujo desde -0.58 ± 0.52 D. preoperatorias a -0.26 ± 0.34 en el postoperatorio. No se encontraron variaciones significativas en la queratometría entre los valores pre y post quirúrgicos. La agudeza visual de lejos con corrección mejoró de 0.74 ± 0.25 (decimal) a 0.86 ± 0.15. En cuanto a la seguridad del procedimiento un 95% de los ojos mejoraron o mantuvieron su agudeza visual de lejos con corrección. El estudio de la predictibilidad reflejó que un 73% de los ojos estaban en el entorno de ±0.50 D. y el 91% en el entorno de ±1.00 D. De toda la muestra solo dos ojos (9%) necesitaron ser ajustados con láser excímero adicional.

CONCLUSIONES

El implante de una LIO difractiva de esfericidad negativa en casos de LASIK previo es un procedimiento seguro y predecible. La combinación de este tipo de lentes con el cálculo mediante el método de la Doble-K y con una cirugía Premium proporciona unos resultados visuales acordes con el objetivo del procedimiento.

FINANCIACIÓN

Los autores declaran no tener interés económico en ninguno de los productos o técnicas descritos.

 

PORCINE MODEL TO EVALUATE REAL-TIME INTRAOCULAR PRESSURE DURING FEMTOSECOND LASER CATARACT SURGERY
Ibarz Barberá M1, Tañá P2, Hernández Verdejo JL3, Bolívar De Miguel G4, Rodríguez-Prats JL2, Teus Guezala M4.
1Oftalvist Madrid (Hospital Moncloa), Madrid, 2Oftalvist Alicante, Alicante, 3Universidad Complutense de Madrid, Madrid, 4Hospital de Alcalá de Henares, Madrid.

PURPOSE

To investigate the changes in intraocular pressure (IOP) during femtosecond laser assisted cataract surgery (FLACS) using a liquid optics interface system in porcine eyes.

METHODS

Femtosecond laser cataract surgery with the CatalysTM Precision Laser System was performed on freshly enucleated porcine eyes. Capsulorhexis and lens fragmentation time, IOP before suction (basal IOP), after suction, and during the entire femtosecond procedure were measured every five seconds. The IOP was recorded with a reusable blood pressure transducer connected to the anterior chamber by direct cannulation. Design of the study: prospective interventional.

RESULTS

Nine porcine eyes were used in this study. Basal IOP before suction was 5.67 ± 2.39 mmHg, rising to 20.33 ± 4.18 mmHg at the beginning of the suctioning phase (p < 0.001). During the femtosecond procedure, the IOP reached a mean value of 19.74 ± 4.31 mmHg, remaining stable during the entire process. The IOP recorded immediately prior to removal of the suction ring was 21.00 ± 6.93 mmHg.

The IOP after removal of the suction ring returned to basal IOP values in all porcine eyes, with no statistical differences between basal and post-suction IOP. Total femtosecond procedure time was 125.9 ± 15.99 seconds.

CONCLUSIONS

Real- time IOP can be measured during FLACS using a transducer connected to the anterior chamber. The results showed a significant increase in IOP during the procedure due to the pressure exerted by the suction ring but not by the effect of the femtosecond laser.

 

ANÁLISIS DE LA CALIDAD VISUAL TRAS CIRUGÍA DE CATARATA: FACOEMULSIFICACIÓN ASISTIDA POR LÁSER DE FEMTOSEGUNDO VS FACOEMULSIFICACIÓN
Bascaran L, Aldazabal M, Goñi N, Mercado A, Mendicute J.
Hospital Universitario Donostia, San Sebastián.

OBJETIVO

Determinar si la facoemulsificación asistida por láser femtosegundo (FLACS) proporciona mejor calidad visual que la facoemulsificación convencional.

MÉTODO

Se analizan los resultados de 37 pacientes con catarata intervenidos bilateralmente mediante FLACS en un ojo y facoemulsificación en el contralateral. En todos los casos se aleatorizó la técnica quirúrgica de la primera intervención, realizándose la contraria en el segundo ojo, con una semana de intervalo entre la primera y la segunda cirugía. En todos los casos se implantó la lente enVista (Bausch+Lomb, USA). Tras una visita preoperatoria completa y después de las cirugías, se analizaron postoperatoriamente diferentes parámetros. En esta comunicación se describen los hallazgos de la medida objetiva de calidad visual analizada mediante el Optical Quality Analysis System (OQAS) (Visiometrics SL, Tarrassa, España). Este análisis incluye la medición del Objective Scatter Index (OSI) y la frecuencia de corte de la función de transferencia de la modulación (MTF). Se realizan visitas postoperatorias al día, a la semana y al mes de la segunda cirugía.

RESULTADOS

Se incluyen 37 pacientes, 17 mujeres y 20 hombres cuya edad media (± desviación estándar (DE)) es de 69,81 ± 6,28. La media (± DE) en el OSI es de 3,43 ± 2,33; 1,87 ± 1,75 y 1,43 ± 0,81 en los ojos intervenidos con facoemulsificación y de 3,21 ± 2,17; 1,79 ± 1,40 y 1,62 ± 0,99 en los ojos intervenidos con FLACS en las revisiones del día, semana y mes respectivamente. La media (± DE) en el MTF es de 17,79 ± 9,74; 28,89 ± 9,61; 31,61 ± 9,05 en los ojos intervenidos con facoemulsificación y de 16,88 ± 8,34; 28,63 ± 10,75 y 29,16 ± 9,28 en los ojos intervenidos con FLACS en las revisiones del día, semana y mes respectivamente. Para determinar la significación estadística de las diferencias entre ambos grupos se utilizó el contraste estadístico t-Student para muestras independientes. Las diferencias en la calidad de visión en todas las visitas fue no significativo desde el punto de vista estadístico.

CONCLUSIONES

Tras el análisis de esta serie no se puede concluir de que existan diferencias estadísticamente significativas en cuanto a calidad visual en pacientes intervenidos con FLACS o facoemulsificación en el corto plazo.

Ninguno de los autores tienen interés comercial o financiero en ninguno de los productos mencionados.

 

EFICACIA Y SEGURIDAD DE LA CIRUGÍA DE CATARATAS CON FEMTOSEGUNDO COMPARADO CON FACOEMULSIFICACIÓN CONVENCIONAL
Artiaga Elordi E, Tañá Rivero P, Milla Barrios M.
Oftalvist, Alicante.

OBJETIVOS

Evaluar la eficacia y la seguridad de la cirugía de cataratas realizada con una plataforma láser de femtosegundo con interfaz de óptica líquida, comparadas con la técnica manual.

MÉTODOS

Se realizó un estudio prospectivo en el que participaron 165 pacientes, con una edad media de 66,43 ± 10,10 años, que fueron intervenidos de cirugía de cataratas con láser de femtosegundo (grupo de estudio) y 155 pacientes, con una edad media de 65,49 ± 10,09 años, que fueron intervenidos con facoemulsificación manual (grupo control). Todas las cirugías fueron realizadas por el mismo cirujano en la clínica oftalmológica Oftalvist de Alicante (Alicante, España). En el grupo de estudio se intervino a todos los pacientes siguiendo el mismo protocolo quirúrgico, excepto las incisiones que fueron con láser de femtosegundo en 115 pacientes y manuales en 50 de los casos. La capsulorrexis fue de 5 mm de diámetro, con un patrón de ablandamiento de 7 mm, realizado por cuadrantes y con una rejilla de 500 μm en algunos casos y de 300 μm en otros. El estudio se realizó siguiendo las buenas prácticas descritas en los principios de la Declaración de Helsinki. Todos los sujetos eran mayores de 18 años y firmaron un consentimiento informado. Se evaluaron el error refractivo residual, tanto el equivalente esférico (EE) como el astigmatismo inducido (SIA), el tiempo total de facoemulsificación, la disipación de la energía, el flujo de fluido (en términos de volumen de solución salina balanceada empleada), el porcentaje de pérdida de células endoteliales corneales y la incidencia de complicaciones postquirúrgicas.

RESULTADOS

No se encontraron diferencias estadísticamente significativas en el equivalente esférico entre el grupo intervenido con láser femtosegundo y el intervenido con técnica manual. Sin embargo, los valores de SIA fueron significativamente menores en el grupo de estudio respecto a los del grupo control (p < 0,001). Tanto el tiempo como la energía empleada durante la facoemulsificación disminuyeron significativamente con el uso del láser de femtosegundo comparado con la técnica manual (p < 0,001), sin que fuera necesario utilizar mayor volumen de solución salina balanceada. En cuanto al recuento endotelial, los pacientes intervenidos con técnica manual presentaron una perdida celular del 7,65 %, mientras que la pérdida en el grupo intervenido con láser femtosegundo fue del 6,10 %, aunque la diferencia no fue estadísticamente significativa.

Respecto a la seguridad de la técnica con el láser femtosegundo, todos los casos presentaron capsulotomías completas y limpias, sin presencia de complicaciones en la cápsula anterior ni dislocaciones posteriores. Fue necesario completar manualmente las incisiones realizadas por el láser en sólo un 2,5 % de los casos en la incisión principal y en un 4 % en la incisión secundaria.

CONCLUSIONES

La cirugía de cataratas guiada por una plataforma láser de femtosegundo ha demostrado ser segura y eficaz, al mostrar una menor inducción de astigmatismo y no presentar complicaciones clínicamente relevantes.

FINANCIACIÓN

Ninguno de los autores tiene interés financiero ni comercial en este estudio ni ha recibido remuneración por parte de ninguna compañía mencionada en el estudio.

 

DIFERENCIAS EN LOS PARÁMETROS QUERATOMÉTRICOS Y ABERROMÉTRICOS CORNEALES TRAS CIRUGÍA DE CATARATAS ENTRE INCISIONES MANUALES Y CON FEMTOSEGUNDO
Camiña Núñez M, Artiaga Elordi E, Tañá Rivero P.
Oftalvist, Alicante.

OBJETIVOS

Comparar si existen diferencias en los parámetros queratométricos y aberrométricos de la cara anterior de la córnea tras cirugía de cataratas guiada con láser de femtosegundo entre un grupo de pacientes en los que se han realizado las incisiones de forma manual y otro grupo con incisiones realizadas con el láser de femtosegundo.

MÉTODOS

En este estudio participaron 84 pacientes que fueron intervenidos de cirugía de cataratas con láser de femtosegundo en la clínica oftalmológica Oftalvist de Alicante (Alicante, España). Los pacientes fueron divididos en dos grupos en función del método de realización de las incisiones: con el láser de femtosegundo o manualmente. Exceptuando las incisiones, se intervino a todos los pacientes siguiendo el mismo protocolo quirúrgico. En el grupo de incisiones realizadas con láser de femtosegundo se incluyeron 96 ojos de 56 pacientes, 28 hombres y 28 mujeres, con una edad media de 65,51 ± 9,79 años (157 ojos). En el grupo con incisiones manuales, se incluyeron 47 ojos de 28 pacientes, 22 mujeres y 6 hombres, con una edad media de 65,63 ± 9,77 años. El estudio se realizó siguiendo las buenas prácticas descritas en los principios de la Declaración de Helsinki. Todos los sujetos eran mayores de 18 años y firmaron un consentimiento informado. Se evaluaron el astigmatismo corneal y los radios queratométricos, así como la aberración esférica de cuarto orden, el coma horizontal y el vertical y el trefoil antes de la cirugía y un mes después de la intervención.

RESULTADOS

El 65,6 % de los pacientes del grupo con incisiones realizadas con el láser de femtosegundo y el 61 % de los pacientes con incisiones manuales presentaron un astigmatismo corneal inducido menor a 0,25 dioptrías. Solo el 5,2 % de los pacientes con incisiones con femtosegundo presentaron astigmatismos inducidos mayores de 0,50 dioptrías, frente al 8,6 % de los pacientes con incisiones manuales. Por otro lado, se encontraron correlaciones directas estadísticamente significativas en todas las variables analizadas al comparar los valores preoperatorios y postoperatorios (p < 0,05), excepto en el coma horizontal, tanto en el grupo de incisiones con láser femtosegundo como en el grupo con incisiones manuales. Además, se encontraron diferencias estadísticamente significativas entre el astigmatismo corneal y el K plano en el grupo de incisiones manuales antes y después de la cirugía (p < 0,05). En cambio, no hubo diferencias significativas en ninguno de los parámetros queratométricos y aberrométricos evaluados en el grupo de incisiones con láser de femtosegundo.

CONCLUSIONES

Tanto las incisiones manuales como las realizadas con láser de femtosegundo durante la cirugía de cataratas inducen cambios topográficos y aberrométricos similares y poco significativos de la cara anterior de la córnea. La excepción se da en el astigmatismo corneal, donde se aprecia un mejor comportamiento en el grupo con láser de femtosegundo, probablemente debido a la mayor precisión en el tamaño y posición de la incisión.

FINANCIACIÓN

Ninguno de los autores tiene interés financiero ni comercial en este estudio ni ha recibido remuneración por parte de ninguna compañía mencionada en el estudio.

 

CIRUGÍA DE CATARATAS CON FEMTOSEGUNDO SIN UTILIZACIÓN DE VISCOELÁSTICOS
Artiaga Elordi E, Tañá Rivero P, Iglesias Blanco B, Forner S, Lillo Usechi N.
Oftalvist, Alicante.

OBJETIVOS

Valorar la seguridad de la implantación de una lente intraocular sin utilización de viscoelásticos tras la una cirugía de catarata con láser de femtosegundo.

LUGAR

Hospital Moncloa, Madrid. Clínica Vistahermosa, Alicante. Grupo Oftalvist.

MÉTODOS

Se llevó a cabo en 50 pacientes con catarata bilateral una cirugía en la que se utilizó láser de femtosegundo para realizar la capsulotomía anterior, las incisiones corneales y el reblandecimiento del núcleo. Se procedió posteriormente a la aspiración del núcleo reblandecido y de las masas residuales. Se utilizó viscoelástico para la implantación de la lente intraocular en un ojo y no se utilizó en el ojo adelfo, en cuyo caso se sustituyó por solución salina balanceada para el mantenimiento de la cámara anterior. Se valoró la PIO pre- y postquirúrgica y el recuento endotelial previo y dos meses después de la cirugía en ambos grupos de ojos.

RESULTADOS

El los 50 ojos en los que la cirugía se realizó sin la utilización de viscoelástico no se produjo ninguna complicación intraoperatoria ni durante los primeros dos meses de seguimiento. No se encontraron diferencias entre ambos grupos en cuanto a la presión intraocular postquirúrgica y al recuento de células endoteliales a los dos meses de seguimiento.

CONCLUSIÓN

La no utilización de sustancias viscoelásticas en la implantación de lentes intraoculares se ve facilitada por la buena arquitectura de las incisiones corneales llevadas a cabo mediante el láser de femtosegundo. Es una técnica segura que puede reducir la frecuencia de picos tensionales postquirúrgicos y el gasto quirúrgico, al evitar el uso de una sustancia viscoelástica en este paso y la posible necesidad de un fármaco antiglaucomatoso tras la cirugía.

 

VITRECTOMÍA PARS PLANA 23-GAUGE COMBINADA CON CIRUGÍA DE CATARATA ASISTIDA CON LÁSER FEMTOSEGUNDO
Gómez Resa M, Nieto I, Corcóstegui B.
IMO Instituto de Microcirugía Ocular, Barcelona.

OBJETIVOS

Evaluar los resultados quirúrgicos y la seguridad de la facovitrectomía asistida con láser femtosegundo.

MÉTODOS

Se analizaron de forma retrospectiva las historias clínicas de los pacientes con patología vitreorretiniana mayores de 50 años de edad sometidos a vitrectomía pars plana utilizando instrumentos de 23-gauge y cirugía de catarata asistida con láser femtosegundo con implante de lente intraocular en el saco capsular, practicada en el Instituto de Microcirugía Ocular (IMO) entre Junio 2012 y Septiembre 2013. Todas las operaciones fueron realizadas conjuntamente por un cirujano de catarata y un cirujano de vitreorretina. Los datos preoperatorios recogidos fueron: edad, sexo, antecedentes personales, agudeza visual mejor corregida, presión intraocular, refracción, biomicroscopía del segmento anterior y del fondo de ojo. Todo el procedimiento quirúrgico se realizó en la misma sala operatoria. En un primer tiempo se efectuó la intervención de catarata asistida por láser femtosegundo bajo anestesia retrobulbar. El diámetro de la capsulorrexis anterior establecido fue de 4.8 mm en los casos en los que se preveía el uso de gas como taponador (5 mm en los demás casos, diámetro de la óptica de las lentes utilizadas= 6 mm). Se realizó capsulotomía posterior con vitrectomo en todos los ojos durante la vitrectomía pars plana. Se evaluaron las características preoperatorias, la indicación quirúrgica, los resultados postoperatorios y las complicaciones. Sólo fueron incluidos aquellos pacientes con un seguimiento mínimo de tres meses.

RESULTADOS

Se incluyeron un total de 21 ojos de 21 pacientes. El 71.4% fueron mujeres (15 pacientes) y el 61.9% fueron ojos derechos (13 ojos). La edad media (±desviación estándar) de los pacientes fue de 65.8±6.4 años (rango, 53 a 76 años). El seguimiento medio fue de 6 meses (rango, 3 a 14 meses). La patología vitreorretiniana más frecuente en la serie fue la membrana epirretiniana macular (13 ojos, 61.9%). También se incluyeron cinco hemorragias vítreas (23.8%) por retinopatía diabética proliferativa (n=2) y como complicación de una rotura retiniana periférica (n=3). Los casos restantes fueron agujeros maculares de espesor total (3 ojos, 14.3%). La agudeza visual mejor corregida (AVMC) media preoperatoria fue de 0.81±1.01 logMAR (±SD). La AVMC media postoperatoria fue de 0.65±0.88 logMAR, 0.36±0.33 logMAR, 0.16±0.16 logMAR, y 0.12±0.19 logMAR a las dos semanas, al mes, a los tres meses, y al final del seguimiento, respectivamente. Hubo diferencias estadísticamente significativas al mes 1 (p=0.026), mes 3 (p=0.015) y al final del seguimiento (p=0.003). Un 85.7% de los pacientes ganaron más de una línea de agudeza visual (18 casos). El resto (n=3), todos ellos con diagnóstico de membrana epirretiniana que partían de una agudeza visual de Snellen >20/32, mantuvieron esta visión con resolución de la metamorfopsia. Se obtuvo el cierre del agujero macular en todos los pacientes. A nivel intraoperatorio hubo un caso de pérdida de succión del cono tras la realización de la capsulorrexis anterior con el láser femtosegundo. La realización de capsulotomía posterior con vitrectomo de forma intraoperatoria en todos los casos evitó la formación de opacidad capsular posterior durante el periodo de seguimiento.

CONCLUSIONES

El perfil del paciente seleccionado para facovitrectomía, tanto mediante facoemulsificación como con láser femtosegundo, es aquel con catarata significativa y/o mayor de 50 años de edad que presenta una maculopatía quirúrgica o hemorragia vítrea. Excluimos los casos con desprendimiento de retina de cualquier etiología ya que la incidencia de complicaciones en el postoperatorio es mayor: formación de vitreorretinopatía proliferativa o sinequias en el segmento anterior; dificultad en el cálculo de potencia de la lente intraocular al asociar un procedimiento escleral; y compromiso de la estabilidad de la lente intraocular. La selección del diámetro de la capsulorrexis es importante en el caso de patologías que precisen de gas como taponador. El láser femtosegundo facilita la realización de la capsulorrexis anterior en casos en los que no disponemos de reflejo rojo de fondo (hemorragia vítrea), evitando complicaciones intraoperatorias adicionales. La cirugía vitreoretiniana microincisional combinada con cirugía de catarata es una técnica efectiva en el tratamiento de una variedad de patologías vitreorretinianas. En la actualidad, no existe ningún estudio comparativo entre ambas técnicas de facovitrectomía. El uso del láser femtosegundo aporta ventajas en pacientes que precisan una cirugía combinada especialmente si presentan ausencia de reflejo de fondo. La posibilidad de realizar el procedimiento completo dentro de la misma sala operatoria acorta el tiempo quirúrgico.

FINANCIACIÓN

Para la realización de esta revisión no se ha obtenido financiación de ninguna compañía.

 

INCIDENCIA DE EDEMA MACULAR QUÍSTICO MEDIDO POR TOMOGRAFÍA DE COHERENCIA ÓPTICA (OCT) EN PACIENTES SANOS SOMETIDOS A CIRUGÍA DE CATARATA
Aronés Santivañez JR, Dyrda A, Londoño Rojas G, Vilaplana Blanch D.
Consori Parc de Salut Mar , Barcelona.

INTRODUCCIÓN

La aparición del edema macular quístico (EMQ) luego de la cirugía de catarata es una de las causas más importantes de visión subóptima, con la aparición de la OCT, que mide cuantitativamente el grosor macular (GM) y objetiva su engrosamiento. El objetivo del estudio era conocer cuántos de los pacientes sanos operados de cirugía de catarata presentan EMQ utilizando como criterio operacional un aumento del 40 % del grosor macular previo a la cirugía.

METODOLOGÍA

Se trata de un estudio observacional y prospectivo donde se estudiaron pacientes con indicación quirúrgica de catarata durante seis meses en nuestro servicio, teniendo como criterios de exclusión: catarata congénita, traumática y postoperatoria, enfermedades retinianas, diabetes mellitus e historia de evento trombótico y uso de corticoides de largo plazo.
En los pacientes incluidos se recolectaron los datos preoperatorios de agudeza visual (AV), presión intraocular (PIO) y se realizó la medición del grosor macular (GM) mediante OCT. Se realizó facoemulsificación con implantación de lente intraocular (LIO) por distintos cirujanos. Luego se realizó un control entre los 2 y 3 meses recolectándose los mismos datos postoperatorios, además de valorar complicaciones durante la cirugía.

RESULTADOS

Se estudiaron un total de 219 de ojos, la edad media fue 73.37 +/- 9.5 años, siendo 58.9% mujeres, la AV inicial 0.38+/- 0.13, PIO inicial: 15.3 +/- 2.6 y grosor macular (GM) inicial: 253.3+/-30.2. En 24 cirugías presentaron algún tipo de complicación, la más frecuente la presencia de herniación de iris (7.3%) y ruptura de capsula posterior (RCP) (3.2%). En la valoración postoperatoria presentaron un aumento de AV: 0.79+/- 0.15 (p<0.005), disminución de PIO: 13.42+/-2.4 (p< 0.005), aumento de GM: 269.7+/-29.45 (p<0.005) de los cuales el 1.8% fue mayor del 40%. Se comparó el grupo de pacientes con complicaciones (n=24) con los no complicados (n=195), no se encontraron diferencias estadísticamente significativas. También se compararon el grupo de pacientes con EMQ medido por OCT (n=4) y los no edema (n=215), tampoco hubieron diferencias, probablemente por la diferencia numérica.

Solo se presentaron 2 casos (0.91%) de EMQ pseudofáquico y EMQ clínico en un caso (0.45%), el cual presento RCP y fue resuelto con tratamiento antiinflamatorio.

CONCLUSIÓN

Actualmente la facoemulsificación permite realizar una cirugía limpia, rápida y con menos complicaciones, por lo que el edema macular pseudofáquico es más infrecuente que hace algunos años, varía entre 0.1-2.35%. En nuestro estudio encontramos una incidencia medida mediante OCT fue de 1.8%. El OCT se ha mostrado útil para detectar el EMQ tanto clínico como subclínico, lo que podría ayudarnos en su diagnóstico y manejo. No hubieron diferencias estadísticamente significativas entre los pacientes complicados y los que no; tampoco entre los que presentaron edema y los que no. El aumento de GM no se correlacionó con la AV de forma significativa. Se presentaron complicaciones intraoperatorias en el 10,95% siendo las más frecuentes la herniación iris y RCP.

 

ETIOLOGÍA DE LA DIPLOPÍA BINOCULAR COMO COMPLICACIÓN DE LA CIRUGÍA DE CRISTALINO
Olavarri González G, Fuentes Ventura D, Gómez De Liaño P, Merino Sanz P, Franco Iglesias G.
Hospital General Universitario Gregorio Marañón, Madrid.

OBJETIVO

Estudiar la frecuencia de aparición de diplopía binocular secundaria a cirugía de catarata en nuestro hospital. Determinar el número de pacientes con esta complicación que revisamos en la consulta de diplopía de nuestro centro, analizando sus características, tratamiento realizado y resultados obtenidos en cada caso.

MÉTODOS

Se estudian 186 pacientes que acuden a la consulta de diplopía de nuestro hospital entre los días 25 de Octubre de 2013 y 7 de Febrero de 2014. Presentan una media de edad de 61,24 años (entre 21 y 90 años), 80 hombres y 106 mujeres. El 5,37% (10 casos) corresponde a diplopía secundaria a cirugía de cristalino. Se analizan el tipo de anestesia utilizado en la intervención, la afectación muscular y la causa concreta. Además, se contabilizan las cirugías de catarata que han tenido lugar en ese periodo y el tipo de anestesia utilizada, calculándose en cuantos casos aparece esta complicación. El 2,68% (5 casos) tenía una diplopía monocular, derivándose a la consulta correspondiente.

RESULTADOS

505 ojos fueron intervenidos de catarata en nuestro centro en esas fechas (348 usando anestesia tópica, 154 subtenoniana y 3 general) y tan sólo apareció esta complicación en un caso, por lo tanto en nuestro centro hay una incidencia del 0,19%. De los 186 pacientes estudiados, el 5,37% (10 casos) presentaba una diplopía binocular después de haber sido intervenidos de cirugía de cristalino. Dentro de esta etiología el 60% (6 casos) presentaba afectación muscular debida al procedimiento anestésico (todos de recto inferior), el 30% (3 casos) tuvo como causa una alteración en la visión binocular y el 10% (1 caso) una paresia de cuarto nervio craneal preexistente. 2 casos necesitaron prismas, 2 toxina botulínica, 3 cirugía muscular y los últimos 3 casos toxina botulínica seguida de cirugía muscular. En 2 de los pacientes se está estudiando la posibilidad de nueva inyección de toxina botulínica, mientras que el resto se encuentran en el momento actual asintomáticos.

CONCLUSIONES

La diplopía tras cirugía de catarata es una complicación infrecuente, pero potencialmente invalidante. De las intervenciones realizadas en nuestro centro en las fechas descritas, el 0,19% presentó esta complicación. Entre los 186 pacientes que acudieron a la consulta de diplopia de nuestro hospital en el periodo estudiado (incluyendo aquí pacientes derivados de otros centros), 10 casos de diplopía binocular fueron secundarios a cirugía de cristalino. La causa más frecuente dentro de este grupo es la lesión derivada del procedimiento anestésico (apareciendo en 6 casos), siendo el músculo recto inferior el más afectado. La mayoría necesitarán tratamiento muscular, en general con buena respuesta.

 

EVALUACIÓN DE LOS RESULTADOS VISUALES Y REFRACTIVOS EN PACIENTES CON LENTE MULTIFOCAL Y PROCEDIMIENTO REFRACTIVO PREVIO CON LASIK. COMPARACIÓN CON GRUPO CONTROL
Sánchez Guillén I, Macarro Merino A, Fernández-Vigo C, Albitre V.
Centro Internacional de Oftalmología Avanzada, Badajoz.

OBJETIVO

Evaluar los resultados de la agudeza visual y refracción de los pacientes intervenidos de cirugía de cataratas con implante de lente multifocal con procedimiento refractivo previo con LASIK. Comparar estos resultados con los pacientes intervenidos de cirugía de catarata con lente multifocal que no han tenido procedimientos refractivos previos.

MÉTODOS

Estudio retrospectivo de 14 ojos intervenidos de cirugía refractiva de LASIK para la corrección de la ametropía y posterior cirugía de cataratas con implante AcrySof ReStor SN6AD1.Estos resultados se comparan con los de un grupo de 409 ojos intervenidos de cirugía de cataratas con implante de la misma lente multifocal que no habían sido sometidos a cirugía refractiva previa.

Los criterios de exclusión fueron: alteraciones corneales distintas al procedimiento refractivo con LASIK, anomalías de la pupila, glaucoma o inflamación intraocular, alteraciones maculares o retinopatías, enfermedad neurooftalmológica y complicaciones intra o postoperatorias.
Se realizó un estudio oftalmológico completo prequirúrgico, determinando la agudeza visual con corrección (AV CC) de lejos y cerca, refracción, equivalente esférico (EE), adición, cilindro corneal y potencia de la lente. Se realizó la biometría con el sistema de coherencia óptica parcial (IOL Master) y topografía corneal con Pentacam. La potencia de la LIO se calculó mediante la fórmula de Aramberri y la fórmula de M-W. La facoemulsificación de la catarata se realizó mediante la técnica habitual.

Se realizaron revisiones al día siguiente, 1 semana, 1,3, 6 meses y 1 año postcirugía. Se recogieron los valores de la AV CC de lejos y cerca, agudeza visual sin corrección (AV SC) de lejos y cerca, refracción y EE y se compararon los resultados de ambos grupos.

RESULTADOS

Al comparar los resultados del grupo con LASIK previo a la cirugía de cataratas y aquellos pacientes sin procedimientos refractivos previos observamos que no hay diferencias estadísticamente significativas antes de la cirugía en la esfera (-0,88+-3,56;0,28+-4,44 respectivamente), cilindro(-1,34+-1,19;-0,81+-0,77), adición (2,05+-0,74;2,12+-1,01), EE (-1,54+-3,73;-0,12+-4,52), AV CC de lejos(0,69+-0,32;0,78+-0,23), AV CC de cerca(0,87+-0,25;0,92+-0,19), cilindro corneal (-0,86+-0,61;-0,88+-0,64) y potencia de la LIO(21,43+-4,33;21,77+-5,46).

Cuando se comparan los resultados de ambos grupos 1 año después de la cirugía tampoco encontramos diferencias estadísticamente significativas en la esfera (0,29+-0,33;0,17+-0,60 respectivamente), cilindro (-0,75+-1,10;-0,40+- 0,59), EE (-0,08+-0,46;-0,03+-0,57), AV CC de lejos (0,87+-0,15;0,89+-0,14), AV CC de cerca (1;0,96+-0,11), AVSC de lejos(0,75+-0,19;0,77+-0,22) y cerca (0,97+-0,08;0,91+-0,16).

CONCLUSIONES

No se han observado diferencias respecto a la agudeza visual y la refracción entre los grupos con procedimiento refractivo previo respecto a aquellos que no lo tienen. Por ello podemos concluir que ambas fórmulas utilizadas proporcionan buenos resultados en el cálculo de la potencia de la LIO multifocal.

 

IMPLANTE DE LENTE INTRAOCULAR MULTIFOCAL ASFÉRICA EN PACIENTES CON LASIK HIPERMETRÓPICO PREVIO
Caro Villalobos JM, Llovet Osuna F, Ortega Usobiaga J, Baviera Sabater J, Beltrán Sanz J.
Clinica Baviera, Burgos.

OBJETIVOS

Establecer los índices de seguridad, eficacia, predictibilidad y tasa de retratamiento (BIOPTICS) en ojos con historia clínica de cirugía LASIK hipermetrópico a los que se realiza facoemulsificación de catarata con implante de lente intraocular (LIO) multifocal asférica.

MÉTODO

Estudio prospectivo de los ojos consecutivos intervenidos mediante facoemulsificación con implante de LIO multifocal asférica Acri LISA 809M con historia de LASIK Hipermetrópico previo realizados en Clínica Baviera Insituto Oftalmológico Europeo entre Enero de 2006 y Febrero de 2012.
La agudeza visual lejana no corregida (UDVA), agudeza visual lejana corregida (CDVA), agudeza visual cercana no corrregida (UNVA), agudeza visual cercana no corregida (CNVA), así como los defectos refractivos residuales fueron registrados preoperatoriamente y en la revisión 3 meses postquirúrgica.

RESULTADOS

Estudio realizado en 142 ojos de 89 pacientes en los que se realizó cirugía de catarata mediante facoemulsificación con implante de LIO multifocal. La UDVA media fue logMAR 0.292±0.6 previo a la cirugía y logMAR 0.086±0.744 en la última visita postquirúrgica (p<0.001), y la CDVA media varió de logMAR 0.8±0.19 a logMAR 0.95±0.09 (p<0.001) respectivamente. LA UNVA postquirúrgica media fue logMAR 0.125±0.06 (p<0.005). En la última visita postoperatoria, el índice de eficacia fue 1.02, el índice de seguridad fue de 1.14.

El segundo procedimiento (BIOPTICS) fue realizado en 38 ojos (26,76%). La predictibilidad ±1.00 D en la última visita antes de realizar el segundo procedimiento fue del 95%.

CONCLUSIONES

El implante de lente multifocal asférica tras LASIK hipermetrópico previo es segura, efectiva y predecible. Se obtienen buenos resultados en UDVA, UNVA. La tasa de segundos tratamientos es algo superior a la obtenida en pacientes sin historia previa de cirugía láser.

 

LENSECTOMÍA CON IMPLANTE DE LENTE INTRAOCULAR EN PACIENTES INTERVENIDOS PREVIAMENTE DE QUERATOTOMÍA RADIAL
Costales C, Baamonde B, Fernández-Vega Sanz L, Alfonso JF.
Instituto Oftalmológico Fernández-Vega, Oviedo.

OBJETIVO

Dado el incremento de los pacientes que han sido intervenidos de cirugía refractiva en los últimos años comienza ser habitual la presencia de situaciones complejas previas a una facoemulsificación. El objetivo de este estudio es valorar si la lensectomía con implante de lente intraocular es una técnica eficaz y predecible para corregir las ametropías surgidas tras cirugía con queratotomía radial (QR).

MÉTODO

Estudio descriptivo de pacientes con antecedente de cirugía refractiva por QR que fueron intervenidos de facoemulsificación de cristalino con implante de lente intraocular entre julio del 2006 y octubre del 2013 en nuestro centro. Se evaluaron 35 ojos de 25 pacientes con QR previa; 16 eran mujeres y 11 hombres. Se implantaron 12 lentes intraoculares difractivas, 20 monofocales y 3 monofocales tóricas. El cálculo de la lente se realizó con la fórmula SRK-T y el método de la doble-K de Aramberri. La queratometría plana media previa era de 34,91 D, con un rango que oscilaba entre 30,25 y 39,50. La longitud axial media era de 27,05 mm (rango 24,61- 30,37). La agudeza visual corregida media de la muestra era de 0,60 (rango de 0,1 a 1,0). El 51 % de los ojos se encontraban en situación de hipermetropía, el 37% presentaban miopía y un 11% eran emétropes.

RESULTADOS

Tras la lensectomía, la agudeza visual corregida media mejoró a 0,66 (rango de 0,1-1,0). En cuanto a la predictibilidad, el 49% de los ojos resultaron emétropes, el 40% miopes y el 11% hipermétropes. Los pacientes que presentaban una longitud axial superior a 27mm, alcanzaron una agudeza visual media tras la cirugía de 0,63 frente a los pacientes con longitudes axiales menores que presentaban agudezas visual media de 0,68. Los pacientes con longitudes axiales mayores de 27 mm y queratometrías planas inferiores a 33 D presentaban una agudeza visual de 0,47.

CONCLUSIONES

La lensectomía con implante de lente intraocular (monofocal o bifocal difractiva) es una técnica efectiva para corregir las ametropías que aparecen a largo plazo en pacientes intervenidos de QR. Los resultados menos favorables se obtienen en aquellos casos en los que coinciden queratometrías menores de 33 D y longitudes axiales mayores de 27 mm. En general, la mejor opción en estos pacientes con QR que van a ser intervenidos de lensectomía es implantar una lente monofocal con una hipocorrección de -1,5D. Las lentes difractivas son más aconsejables en queratometrías superiores a 36 D.

FINANCIACIÓN

Los autores declaran no tener interés económico en ninguno de los productos o técnicas descritos.

 

OPACIFICACIÓN DE LENTES ACRÍLICAS HIDRÓFILICAS
Martínez Toldos JJ, Fernández Martínez C, Marchena A.
Hospital General Universitario de Elche, Hospital General Universitario de Elche.

OBJETIVO

Describir en cuatro casos la opacificación secundaria de óptica de lentes hidrófilas, tras cirugía vítreo-retiniana.

MÉTODOS

En todos se observó disminución de la visión con opacificación central de la óptica de la lente. Se realizó extracción e implantación de otra lente de material hidrófobo. Las lente se estudio con microscopia electrónica y con espectrometría.

RESULTADOS

En todos los casos se observo una opacificación central de la óptica de la lente, con depósitos de calcio, en pacientes con varias cirugías tras la implantación por problemas vítreo-retinianos. Se comprobó una mejoría leve de la visión y hasta le fecha no ha presentado problemas la nueva lente implantada.

CONCLUSIÓN

Se trata de un rara complicación en la cual las lentes hidrófilas pueden sufrir opacificación central cuando el paciente sufre varias cirugía complejas y tiene un proceso inflamatorio importante.

FINANCIACIÓN

Los autores, no tienen interés financiero.

 

EFECTIVIDAD Y SEGURIDAD DE LA EPINEFRINA INTRACAMERULAR PARA LA PREVENCIÓN DEL SÍNDROME DEL IRIS FLÁCIDO INTRAQUIRÚRGICO
Hernández Díaz M, Fandiño López A, Fernández López E, Pastor Pascual F, Peris Martínez C.
Fisabio Oftalmología Médica (FOM), Valencia.

OBJETIVOS

Este estudio pretende evaluar la efectividad de la epinefrina en la prevención de la aparición del síndrome de iris flácido intraquirúrgico (IFIS) comparado a un grupo control, en cirugía de catarata de pacientes tratados con inhibidores alpha- adrenérgicos (IAA) como la tamsulosina. Asimismo, estudiamos la incidencia de complicaciones y la seguridad del tratamiento a nivel sistémico y corneal.

MÉTODOS

Es un estudio prospectivo, de casos seleccionados, aleatorizado, doble ciego. Se incluyeron 28 ojos de 14 pacientes con indicación de cirugía de catarata en ambos ojos en tratamiento con IAA durante al menos 1 mes, contaje endotelial preoperatorio mayor o igual a 1700 cel/mm2, y consentimiento informado firmado. Todos los ojos recibieron pauta de dilatación farmacológica estándar y cada ojo de un paciente fue aleatoriamente asignado a un tratamiento control o test, y el par se asigna al grupo contrario.

El grupo control recibió inyección intracamerular de 1 ml de BSS plus al inicio de la cirugía, mientras que el grupo tratamiento inyección intracamerular de 1 ml de mezcla de 2 ml de epinefrina bisulfite-free más 1.5 ml lidocaina 4% y 4.5 ml de BSS plus para una concentración de epinefrina de 1:4000 (Epi-shugarcaine).

RESULTADOS

La prevalencia de algún grado de IFIS fue del 28,6% (4/14) en el grupo test, frente a 57,1% (8/14) en el grupo control, es decir que el doble de ojos del grupo control presentaron algún grado de IFIS con respecto al grupo tratamiento, aunque este resultado no es estadísticamente significativo (p=0,289).
Los diámetros pupilares disminuyen en ambos grupos durante la cirugía, pero en mayor medida en el grupo control comparado con el grupo tratamiento, con una diferencia estadísticamente significativa (p=0,016 para el diámetro horizontal y p=0,025 para el diámetro vertical). No se encontraron diferencias estadísticamente significativas al comparar un ojo a su par en cuanto a la presencia de aleteo y prolapso (p=1,000 y p=1,000).

Tampoco hubo diferencias en cuanto a la seguridad sistémica (tensión arterial y frecuencia cardiaca) y seguridad a nivel corneal (contaje endotelial y paquimetría) y la prevalencia de complicaciones es similar en ambos grupos.

CONCLUSIONES

El uso de epi-shugarcaine intracamerular en cirugía de catarata de pacientes tratados con IAA, ha demostrado reducir la constricción pupilar y la aparición de cualquier grado de IFIS con epinefrina respecto a los controles. Además parece ser segura tanto a nivel corneal como sistémico.

 

MICROFACOTRABECULOTOMIA CON XEN, UNA NUEVA FORMA DE CONTROLAR LA PRESIÓN INTRAOCULAR, RESULTADOS A CORTO Y MEDIO PLAZO
Morbelli H1, Rodríguez Prats JL2, Taña Rivero P2, Muñoz Tomás JJ3, Artiaga Elordi E2, Elvira Cruañes JC2, Devesa Torregrosa P2, Crespo Bordonaba M4, Gabriel S5
1Oftalvist, Ofatlvist El Rosario, Albacete, 2Oftalvist Alicante, Alicante, 3Oftalvist Valencia, Valencia, 4Oftalvist Madrid, Madrid, 5Oftalvist Denia, Denia.

En el presente estudio mostramos los resultados obtenidos tras la colocación de un nuevo implante de colágeno para la reducción de la Pio en cirugía del glaucoma.
Describiremos las características y peculiaridades del dispositivo de colageno XEN Aquesys y su sistema de implantación, así como las ventajas, desventajas y complicaciones del procedimento en la cirugía combinada de catarata y glaucoma. Se presentará la descripción de la técnica de implantación y los resultados a corto y medio plazo en 15 pacientes sometidos a cirugía combinada de facotrabeculotomia en un solo tiempo.

 

MANEJO QUIRÚRGICO DEL GLAUCOMA CRÓNICO EN NANOFTALMOS
Fernández-Vega Cueto L, Canut MI, Abreu A, Nadal J.
Centro de Oftalmología Barraquer, Barcelona.

OBJETIVOS

El manejo quirúrgico del glaucoma crónico en nanoftalmos supone una dificultad técnica en su abordaje así como unas potenciales complicaciones que pueden observarse intra y postoperatoriamente. Pretendemos minimizar el riesgo quirúrgico consiguiendo el máximo beneficio hipotensor posible.

MÉTODOS

Exponemos el primer paso quirúrgico a seguir siempre y cuando las características gonioscópicas lo permitan.

RESULTADOS

Proponemos como técnica de elección la extracción del cristalino con implante de lente intraocular (LIO) monofocal monobloque precargada de pequeña incisión, asociado a vitrectomía 23 G con finalidad de crear espacio quirúrgico y facilitar el abordaje de posibles complicaciones. Al tratarse de microcirugía con pequeña incisión, minimizamos el riesgo perioperatorio de descompresión.

CONCLUSIONES

Consideramos que la técnica de extracción del cristalino con microincisión e implante de LIO monobloque debería ser el primer paso quirúrgico en nanoftalmos siempre y cuando las condiciones angulares lo permitan.

FINANCIACIÓN

Declaramos no tener ningún interés económico ni industrial en este trabajo.

 

EFICACIA Y SEGURIDAD A CORTO Y LARGO PLAZO DE LENTES DE CÁMARA POSTERIOR SUTURADAS A ESCLERA EN ADULTOS
Henares Fernández I1, Pérez Ruiz JM2, Adrados Calleja R1, Grijalvo López JA1.
1Hospital Universitario de Basurto, Bilbao, 2Hospital Universitario de Basurto, Bilbao.

OBJETIVO

Examinar y mostrar la seguridad y eficacia a corto y largo plazo de las lentes de cámara posterior suturadas a esclera en adultos.

MÉTODOS

Llevamos a cabo un análisis retrospectivo de 34 ojos de 34 pacientes adultos de forma consecutiva a los que se realizó cirugía de lente de cámara posterior suturada a esclera entre Enero de 1995 y Marzo de 2013 en el Servicio de Oftalmología del Hospital Universitario de Basurto, Bilbao, España.
La media de edad de los pacientes era de 68,7 años (rango 24-97). 20 ojos (58,82%) eran afáquicos en el momento de la cirugía. Los 14 restantes eran pseudofáquicos, uno de ellos con una lente de cámara anterior de apoyo angular, siendo todas ellas retiradas en la misma cirugía.

RESULTADOS

El 100% de los procedimientos fueron realizados sin complicaciones intraoperatorias. La media de seguimiento resultó ser de 73,67 meses (rango 8 –195,5 meses).
Las complicaciones tempranas (en las dos primeras semanas) resultaron ser un aumento puntual de PIO (correctamente tratado con antihipertensivos tópicos), dos casos con hifema, uno de ellos con glaucoma agudo asociado (correctamente resuelto con medicación), un desprendimiento de retina y una lente torsionada.

Las complicaciones tardías (tras 2 semanas postoperatorias) incluyeron una hemorragia vítrea asociada a desprendimiento de retina, 5 edemas maculares cistoides correctamente resueltos, un agujero macular, dos membranas epirretinianas, dos capturas pupilares, dos desplazamientos inferiores de lente y una lente torsionada.
La mejor agudeza visual corregida (MAVC) expresada en escala decimal mejoró de forma estadísticamente significativa de 0,3868 (desviación estándar [SD] 0,2783) a 0,6074 (SD 0,3053); P=0,002)). El equivalente esférico medio cambió de 5,8462 (SD 7,1422) a -1,8125 (SD 1,9479). Al final del seguimiento la MAVC se mantuvo o mejoró en27 pacientes (79,42%), se redujo en tres líneas decimales en 4 pacientes (11,76%) y tres pacientes (8,82%) empeoraron más de tres líneas.

CONCLUSIONES

El implante secundario de lentes intraoculares de cámara posterior suturadas a esclera resultó ser un procedimiento razonablemente seguro y eficaz en adultos con soporte capsular insuficiente. Las principales ventajas de esta técnica incluyen fácil manejo de sutura intraoperatoria con buenos resultados de agudezas visuales postoperatorias.

FINANCIACIÓN

El autor y coautores declaran no tener ningún interés comercial.

 

UTILIDAD DIAGNÓSTICA Y CARACTERIZACIÓN DEL ASTIGMATISMO OCULAR RESIDUAL Y DE LA DISPARIDAD TOPOGRÁFICA EN EL QUERATOCONO
Soto Negro R, Piñero Llorens DP, Ruiz-Fortes P, Artola A, Pérez Cambrodí RJ.
Oftalmar, Hospital Internacional Medimar, Alicante.

OBJETIVO

Caracterizar la distribución del astigmatismo ocular residual y el vector de disparidad topográfica en una muestra de ojos con queratocono, así como comprobar su validez diagnóstica para diferenciar esta condición de una población sana.

MÉTODOS

Se incluyeron un total de 45 ojos de 27 pacientes con edades comprendidas entre 17 y 73 años (edad media: 37.8±11.9 años) que presentaban el diagnóstico de queratocono conforme a los hallazgos topográficos, paquimétricos, biomicroscópicos y refractivos. Se calculó mediante el análisis vectorial de Alpins los vectores del astigmatismo ocular residual (diferencia vectorial entre astigmatismo corneal anterior y refractivo) (AOR) y la disparidad topográfica (DT), analizándose su distribución en la muestra. A su vez, se estudió la correlación del vector AOR y el astigmatismo de la cara posterior. Por último, se valoró la sensibilidad y especificidad de estos parámetros (análisis curvas ROC) para la detección del queratocono considerando una muestra de ojos sanos que comprendía un total de 101 ojos de 101 pacientes con edades comprendidas entre 15 y 64 años.

RESULTADOS

La magnitud media del vector AOR fue de 3.23±2.38 D, con una gran tendencia a mostrar un eje en contra de la regla (a favor en 8 ojos, en contra en 29 ojos y oblicuo en 8 ojos). Se halló una correlación leve pero estadísticamente significativa entre la magnitud del AOR y del astigmatismo de la cara posterior (r=0.31, p=0.04). El análisis de regresión lineal mostró que existía una relación lineal entre ambas variables, aunque de escasa predictibilidad (R2: 0.10). La magnitud media del vector DT fue de 9.29±8.18 D, variando desde 0.32 a 30.28 D. Por último, las diferencias para el AOR y DT fueron estadísticamente significativas entre el grupo normal y el grupo queratocono (p<0.01). El análisis de curvas ROC mostró una gran capacidad diagnóstica para ambos parámetros vectoriales, AOR (punto de corte: 1.15 D, sensibilidad 88%, especificidad 81%) y DT (punto de corte: 1.62 D, sensibilidad 93%, especificidad 90%).

CONCLUSIONES

Los parámetros vectoriales AOR y DT se hallan significativamente elevados en el ojo con queratocono, resultando útiles para el diagnóstico clínico de dicha condición.

FINANCIACIÓN

No existen intereses comerciales o de propiedad intelectual en los dispositivos empleados en este estudio.

 

FERRARA CORNEAL RING SEGMENTS IMPLANTATION FOR PARACENTRAL KERATOCONUS WITH COINCIDENT TOPOGRAPHIC AND COMA AXIS
Franqueira N, Monteiro T, Correia F, Mendes J, Almeida C, Vaz F.
Hospital de Braga, Braga.

PURPOSE

To evaluate the efficacy and safety of implantation of Ferrara intrastromal corneal ring segments (ICRS) for the refractive correction of paracentral keratoconus.

METHODS

Patients with paracentral keratoconus with a difference inferior to 30 degrees between the topographic flat axis and coma axis measured by Pentacam operated with ICRS implantation were included in the study. Snellen uncorrected (UDVA) and corrected (CDVA) distance visual acuities, residual refractive error, topographic parameters and aberrometry (vertical coma) were recorded before and 6 months after ICRS implantation. The tunnels were created with manual technique.

RESULTS

Eighteen eyes of 16 patients were included in this study. The mean snellen UDVA was 0,15±0,07 preoperatively and 0,42±0,23 postoperatively and the mean snellen CDVA was 0,44±0,15 and 0,68±0,2 respectively. Sixty-one percent of the eyes gained lines of CDVA. No eyes lost lines of CDVA. Kmax decreased from 52,47D preoperatively to 50,41D postoperatively. No intraoperative or postoperative complications occurred.

CONCLUSIONS

Intrastromal corneal ring segment implantation in eyes with paracentral keratoconus with coincident topographic and coma axis provided good visual and refractive outcomes.

No finantial disclosure.

 

INTRASTROMAL CORNEAL RING SEGMENTS IMPLANTATION IN PARACENTRAL KERATOCONUS WITH NON COINCIDENT TOPOGRAPHIC AND COMA AXIS
Monteiro T1, Franqueira N2, Faria Correia F2, Almeida C2, Vaz F2, Dourado Leite R2, Sousa Oliveira K2, Mendes J3.
1Hospital de Braga, Hospital CUF Porto, Porto, 2Hospital de Braga, Braga, 3Hospital de Braga, Braga.

PURPOSE

To evaluate the efficacy and safety of implantation of Ferrara-type intrastromal corneal ring segments (ICRS) for the refractive correction of paracentral keratoconus with non coincident topographic and coma axis.

METHODS

Snellen uncorrected (UDVA) and corrected (CDVA) distance visual acuity, residual refractive error, topographic parameters and aberrometry (vertical coma) were recorded before and 6 months after ICRS implantation for keratoconus. The tunnels were created with manual technique and a Ferrara intracorneal ring segment of 150o arc lenght with variable thickness was implanated on the flat axis covering the coma axis. The inclusion criteria was a difference between the topographic flat axis and the coma axis superior to 30o.

RESULTS

The study evaluated 32 eyes of 29 patients. The mean snellen UDVA was 0,17 preoperatively and 0,39 postoperatively and the mean snellen CDVA, 0,46 and 0,59 respectively (both p<0,05). The subjective refractive cylinder improved from a mean preoperatively value of -2,99 D to -1,80 D after follow-up. 5% eyes lost lines of CDVA, two thirds of eyes gained lines of CDVA, 47% of patients gained 2 or more lines of CDVA. All topographic and aberrometry (coma for 6,00 mm pupil) parameters improved after surgery (p<0,05 for all). No intraoperative complications occurred. 2 eyes developed spontaneous ring segment extrusion because of superficial tunnel creation.

CONCLUSION

Intrastromal corneal ring segment implantation in eyes with paracentral keratoconus with non coincident topographic and coma axis provided good visual and refractive outcomes. A 150o segment can cover the topographic and the coma axis all together.

 

IMPLANTE DE ANILLOS INTRAESTROMALES EN QUERATOCONOS CENTRALES CON ASTIGMATISMO REGULAR: FENOTIPO “BOW-TIE”
Fernández-Vega Cueto L, Yllera M, Ferrara G, Alfonso JF.
Instituto Oftalmológico Fernández-Vega, Oviedo.

OBJETIVO

Analizar los cambios refractivos y visuales tras el implante de anillos intraestromales (AJL Ophthalmic, España) en queratoconos centrales con fenotipo “Bow-tie”.

MÉTODO

Se analizaron 14 queratoconos con fenotipo “Bow-tie” a los que se les implantaron anillos intraestromales tipo Ferrara (AJL Ophthalmic). Todos los queratoconos analizados cumplían los siguientes criterios en el preoperatorio: Estadio I o II en la escala Amsler-Krumeich; mapa de elevación anterior y posterior con el punto de máxima elevación localizado a una distancia ≤ 1.0 mm del centro de la pupila; El punto paquimétrico más delgado situado a una distancia ≤ 1.0 mm del centro de la pupila; El espesor corneal en el ápex ≥ 400 μm; y astigmatismo regular ≥ 3,00D. En los ojos con astigmatismo moderado (3,00 a 5,00D) se implantaron 2 segmentos de 120° de longitud de arco. Los segmentos se implantaron siempre en la zona óptica de 5mm. En los ojos con astigmatismo alto (superior a 5,00D) se implantaron 2 segmentos de 90° de longitud de arco. Se evaluó la Agudeza Visual Snellen sin corrección (AVsc) y con la mejor corrección (AVcc), y el error refractivo mediante análisis vectorial antes y a los 6 meses de la cirugía.

RESULTADOS

La AVsc preoperatoria fue 20/40 o peor en 12 ojos, mientras que a los seis meses de la cirugía 11 ojos tuvieron una AVsc de 20/40 o mejor. La AVcc tras la cirugía se mantuvo en los niveles preoperatorios en 6 ojos, mientras que 8 ojos experimentaron una mejoría de AVcc y ningún ojo perdió líneas de AVcc. Los índices de eficacia y seguridad fueron 0,79 y 1,21 respectivamente. El valor promedio de equivalente esférico antes de la cirugía fue -2,94 ± 1,63 D, y cambió a 1,50 ± 1,41 D después de la cirugía (P= 0.003). También hubo una importante reducción en el valor del vector borrosidad, el cual cambió de 3,79 ± 1,44 D antes de la cirugía a 1,78 ± 1,43 D tras el implante de los anillos intraestromales (P=0.0002).

CONCLUSIONES

El nomograma de implante de anillos intraestromales tipo Ferrara (AJL Ophthalmic) propuesto en este estudio es un procedimiento seguro y eficaz para el tratamiento de queratoconos con Fenotipo Bow-tie.

FINANCIACIÓN

Los autores declaran no tener interés económico en ninguno de los productos o técnicas descritos.

 

CORNEAL RING EXCHANGE FOR REFRACTIVE IMPROVEMENT IN KERATOCONUS
Sousa K, Monteiro, T Faria-Correira, F Leite, R Franqueira N, Vaz F.
Hospital de Braga, Braga.

OBJETIVOS

To present our surgical approach for intracorneal ring segments explantation and exchange for Ferrara® type segments in patients previously treated with unimproved visual acuity.

MÉTODOS

Retrospective study of patients thatwere submitted to exchange of corneal ring segments: Intaks SK® to Ferrara® rings. During preoperative and postoperative period data were analyzed regarding to best-corrected visual acuity (BCVA), spherical and cylindrical refractions, keratometry, vertical and horizontal coma and spherical aberration. All eyes were submitted to Ferrara® ring segment implantation 6,00 mm optical zone using the previous corneal tunnels created for the Intacs SK® (6,00 mm optical zone). Curvature arc length was chosen based on new nomograms for keratoconus refractive surgery. Inclusion criteria include previous follow-up of 12 months or more after the first surgery, no gain of BCVA after the first surgery and no progression of the ectasia. Excluding criteria include patients with good refractive results with previous surgery and lack of follow-up. Ocular topography was performed using Oculus Pentacam (OCULUS Optikgerate GmbH®, Wetzlar, Germany).

RESULTADOS

We have included 8 eyes of 8 patients that were previously treated with Intacs SK® intracorneal rings. Three patients have duck-type keratoconus, two patients present with bow-type, two patients show snowman and one have croissant phenotype. Mean preoperative and postoperative BCVA was 0.32 and 0.63 on decimal scale. Preoperative and postoperative cylinder was 3.2D and 1.4D. Mean preoperative K1 was 46.1D, mean K2 of 51.2D with a maximum K of 54.7D. Mean postoperative K1 was 41.1D, mean K2 of 43.5D and a maximum K of 45D. Aberrometry parameters improved in all patients with a good stability during the follow-up period.

CONCLUSIONES

The new nomograms for intracorneal segments are based on subjective refraction, the axial curvature, the aberrometry (coma), corneal asphericity and the location of the thinnest point – it is the era of the ectasia phenotype classification and thus a new era of treatment, we can combine different arc lengths and thickness to provide the best approach depending on the ectasia phenotype. Refractive improvement and stability is observed in patients submitted to corneal ring segments exchange.

FINANCIACIÓN

Authors deny any financial disclosure.

 

TRATAMIENTO DE ECTASIA CORNEAL POSTLASIK MEDIANTE IMPLANTE MANUAL DE SEGMENTO INTRAESTROMAL. REVISIÓN DE 5 CASOS
Cabanás Jiménez M1, González García ML2, Molina Socola F3, Castilla Martino MA1, Luchena López R1.
1Clínica Baviera, Sevilla, 2Hospital Universitario Virgen del Rocío, Sevilla, 3Clínica Baviera, Sevilla.

OBJETIVOS

El objetivo de este estudio es describir los resultados quirúrgicos así como evaluar la progresión clínica y topográfica de la ectasia corneal post-cirugía LASIK (Laser-Assisted in Situ Keratomileusis) tratada mediante el implante manual de anillos intraestromales.

MÉTODOS

Se realiza un análisis retrospectivo de 5 ojos con ectasia corneal post-cirugía LASIK tratados mediante implante manual de segmentos intraestromales. Tras una exploración oftálmica completa y exhaustiva tanto pre como postoperatoria, incluyendo mejor agudeza visual (AV) con y sin corrección, refracción subjetiva, topografía corneal, paquimetría y aberrometría (coma). Tras diagnosticar y valorar la ectasia corneal se procede al implante manual de los anillos intraestromales.

RESULTADOS

En el examen oftalmológico inicial, la media de agudeza visual inicial sin corrección (AVIsc) fue de 0.33, y la media con corrección (AVIcc) fue de 0.36. Es estudio corneal preoperatorio mostró una queratometría prequirúrgica con un astigmatismo miópico de media -3.30, y una paquimetría corneal central de475.4 micras de media. En los cinco casos se implanta un SIC asimétrico temporal inferior, de 150o de arco, a zona óptica de 6mm. Se objetiva una mejoría de la AVIcc de 0.25 de media, resultando una agudeza visual final con corrección (AVFcc) de 0.58 de media además de una regularización de la córnea central mostrando una queratometría postquirúrgica con un astigmatismo miópico de-1.9de media y una reducción del coma. Estos resultados se han mantenido estables hasta el momento, siendo el periodo medio de seguimiento de 14.2 meses.

CONCLUSIONES

La técnica de implante de los segmentos puede ser manual o asistida mediante láser de femtosegundo. El éxito de ambas técnicas radica en alcanzar la profundidad suficiente para no irrumpir en la interfase entre el flap y el estroma corneal. Los anillos intracorneales como dispositivos mecánicos pueden mejorar las propiedades biomecánicas de la córnea, ayudan a la regularización de la córnea central, corrigen la ectasia iatrogénica y retrasan su la evolución de la misma.

FINANCIACIÓN

El estudio ha sido posible gracias a la información proporcionada por la Clínica Baviera (Sevilla) de pacientes intervenidos quirúrgicamente en dicho centro.
Ninguno de los autores del presente trabajo tiene interés financiero y/o industrial en la materia ni tampoco ha recibido remuneración económica.

 

RESULTADOS CLÍNICOS DEL TRATAMIENTO DE ECTASIAS CORNEALES MEDIANTE CROSSLINKING TRANSEPITELIAL DE ÚLTIMA GENERACIÓN
Artola A, Ruiz-Fortes P, Soto-Negro R, Pérez Cambrodí RJ, Piñero Llorens DP.
Oftalmar, Hospital Internacional Medimar, Alicante.

OBJETIVO

Valorar los resultados visuales, refractivos y topográficos tras el tratamiento mediante crosslinking transepitelial con el sistema KXL de Avedro de distintos tipos de ectasia corneal.

MÉTODOS

Se incluyeron un total de 10 ojos de 8 pacientes con edades comprendidas entre 26 y 69 años (edad media: 46.6±15.2 años) y que estaban diagnosticados de ectasia corneal (9 casos de queratocono y una ectasia post-LASIK) con evidencias de progresión topográfica y/o refractiva. En todos ellos, se realizó cirugía de crosslinking transepitelial con el sistema KXL de Avedro. La energía total irradiada fue de 7.2 J/cm2, la potencia ultravioleta de 45 mW/cm2 y se empleó el ciclo de tratamiento 2 segundos ON / 1 segundo OFF. La duración de la irradiación fue en todos los casos de 4 minutos. Se evaluaron los resultados visuales, refractivos y topográficos (sistema Pentacam) a los 3 meses de la cirugía.

RESULTADOS

El equivalente esférico se redujo de un valor medio preoperatorio de -1.96±3.60 D (rango, -11.63 a +1.00 D) a un valor medio postoperatorio de -1.48±2.93 D (rango, +1.50 a -7.25 D), pero el cambio no alcanzó significación estadística (p=0.30). La misma tendencia se observó para la esfera manifiesta (preop -0.18±3.62 vs. postop +0.61±3.39 D, p=0.20). La agudeza visual mejor corregida media mejoró de un valor medio preoperatorio de 0.45±0.32 logMAR (rango, 0.00 a 1.00) a un valor medio postoperatorio de 0.30±0.35 logMAR (rango, 0.00 a 1.00, p=0.17). En el 50% de los casos se apreció una ganancia en líneas de agudeza visual mejor corregida. No se detectaron cambios significativos con la cirugía en las lecturas queratométricas medias tanto de la cara anterior como posterior (p≥0.45). El índice de varianza de superficie (ISV, index of surface variation) se redujo de un valor preoperatorio de 120.6±46.0 (rango, 51 a 205) a un valor medio postoperatorio de 110.6±32.6 (rango, 49 a 153, p=0.13). El índice de asimetría vertical (IVA, index of vertical asymmetry) se redujo de un valor preoperatorio de 1.35±0.53 (rango, 0.49 a 2.32) a un valor medio postoperatorio de 1.19±0.35 (rango, 0.47 a 1.54, p=0.19).

CONCLUSIONES

La cirugía de crosslinking transepitelial para el tratamiento de la ectasia corneal con evidencias de progresión topográfica y/o refractiva resulta eficaz y segura, induciendo una cierta regularización de la superficie corneal y promoviendo una mejora de la agudeza visual mejor corregida. Son necesarios estudios con mayores muestras y mayor seguimiento en el futuro para corroborar estos resultados y valorar las tendencias observadas en nuestra serie pero con mayor potencia estadística.

FINANCIACIÓN

No existen intereses comerciales o de propiedad intelectual en los dispositivos empleados en este estudio.

 

RESPUESTA CICATRICIAL EN LAS CORNEAS DE UN MODELO EXPERIMENTAL TRAS LA IMPLANTACIÓN DE SEGMENTOS INTRAESTROMALES CON CROSS-LINKING DEL COLÁGENO CORNEAL PREVIO Y POSTERIOR A LA IMPLANTACIÓN
Ibares-Frías L1, Merayo-Lloves J2, Gallego P3, Martínez-García C3.
1Hospital Clínico Universitario de Valladolid, Valladolid, 2Fundación de Investigación oftalmológica, Instituto oftalmológico Fernández-Vega, Oviedo, 3Departamento de Histología, Biología Celular y farmacología. Universidad de Valladolid.

OBJETIVO

Comparar la respuesta clínica e histológica en las córneas de un modelo experimental tras la implantación de segmentos intraestromales con Cross-linking del colágeno corneal (CXL) previo y posterior a la implantación de los segmentos.

MATERIAL Y MÉTODO

Como modelo experimental se empleó la gallina. Para este experimento se utilizaron 16 gallinas (32 ojos) y se dividieron aleatoriamente en 2 grupos. En el grupo uno, se realizó CXL y 4 meses después se implantaron los segmentos intraestromales, que se siguieron clínicamente otros 4 meses más hasta su sacrificio para estudio histológico. En este grupo se incluyeron 9 gallinas (18 ojos). En el grupo 2, se implantaron los segmentos intraestromales e inmediatamente al cierre de la herida de la incisión se procedió al CXL corneal, posteriormente se siguieron los animales hasta los 4 meses desde la implantación del segmento. En este grupo se incluyeron 7 gallinas (14 ojos). Se realizó seguimiento clínico hasta el momento del sacrificio, también se realizaron medidas cualitativas y cuantitativas de las preparaciones histológicas de las córneas teñidas hematoxilina eosina y se evaluó la calidad óptica de la córnea central en ambos grupos. Se compararon las medias de los valores de los 2 grupos mediante el test T student para muestras independientes. Se consideró como estadísticamente significativo p<0,05.

RESULTADOS

En el primer grupo, el 64.2% de los ojos tuvieron buena evolución. Se encontraron complicaciones en un 35.7 % de los ojos (implantación del segmento de forma invertida, neovascularización superficial , hace intenso alrededor del segmento que imposibilitaba distinguir los depósitos intraestromales y rotura del segmento implantado). En el segundo grupo, el número de ojos con buena evolución fueron 66.7% encontrando complicaciones en ojos en forma de neovascularización más extrusión espontánea del segmento ( 33.3%) . Clínicamente se observaron menos depósitos y de menor intensidad en los 2 grupos en comparación con los depósitos observados en los ojos donde no se ha realizado cross linking. Histológicamente se observaron diferencias estadísticamente significativas en las medidas del grosor corneal, rotación del segmento y número de células alrededor de los segmentos, siendo menor todos estos valores en el grupo donde se había realizado antes el CXL.

CONCLUSIONES

Tras la combinación de CXL con implante de segmentos intraestromales en un modelo experimental, se observan unas complicaciones que deben ser tenidas en cuenta. CXL del colágeno corneal previo a la implantación de segmentos intraestromales en la gallinas provoca menos respuesta clínica e histológica que la realización del CXL posterior a la implantación.

 

VARIACIONES DIURNAS EN LA RESPUESTA BIOMECÁNICA DE LA CÓRNEA MEDIDA CON IMAGEN DE SCHEIMPFLUG DE ALTA VELOCIDAD Y NUEVOS MÉTODOS DE CÁLCULO
Salgado-Borges J1, Dias L2, Neves P2, Ferreira-Neves H3, Rico-Del-Viejo L3, González-Meijome JM3.
1Dpto. de Oftalmología, HEUFP, Universidade Fernando Pessoa, Gondomar, Portugal, 2Dpto. de Oftalmología, CHEDV, Sta. Maria da Feira, Portugal, 3CEORLab – Centro de Física, Universidade do Minho, Braga, Portugal.

OBJETIVOS

Caracterizar las variaciones diurnas en la respuesta biomecánica de la córnea en voluntarios sanos, utilizando una cámara de Scheimflug de alta velocidad.

MÉTODOS

Se analizaron 80 ojos de 80 sujetos jóvenes y sanos (60 hombres, 20 mujeres) utilizando el sistema Corvis ST (Oculus, Wetzlar, Alemania). Se realizaron medidas repetidas por la mañana entre las 9:00 y las 11:00 al menos 2 horas tras despertarse y por la tarde entre las 16:00 y las 18:00 tras 7 a 9 horas desde la primera medida. Aparte de los resultados obtenidos por el dispositivo comercialmente disponible se analizaron nuevos parámetros Los resultados se obtuvieron nuevos parámetros representativos de la respuesta biomecánica corneal.

RESULTADOS

Se observaron diferencias estadísticamente significativas en varios parámetros que reflejan la respuesta biomecánica de la cornea ante un estímulo pneumático de presión. Entre ellos están parámetros relacionados con el tiempo de la primera y segunda aplanación (dif.:+0.069ms; p<0.001y dif.:-0.129ms; p<0.001, respectivamente) velocidad de la segunda aplanación (diff:+0.018mm/s; p=0.028) así como en la máxima concavidad en distancia (dif.:-0.053mm; p=0.023) y radio de curvatura (diff:+0.168mm; p=0.008). Otros parámetros hasta ahora no explorados y que representan numéricamente la forma cualitativa de la deformación también mostraron diferencias estadísticamente significativas incluyendo el movimiento del ojo y la simetría nasal temporal.

CONCLUSIÓN

Este nuevo dispositivo y los nuevos métodos de cuantificación de la respuesta biomecánica de la cornea es sensible a las variaciones diurnas no relacionadas con la presión intra-ocular. Esta información debe ser considerada en el diseño de futuros protocolos de investigación y ha de ser considerada cuando se deseen comparar datos de un mismo paciente a lo largo del tiempo en el ámbito clínico.

FINANCIACIÓN

Se agradece a la empresa Oculus (Alemania) el préstamo del instrumento y la ayuda en el análisis avanzado de los datos con nuevos algoritmos de cálculo presentados en este trabajo.

 

MEDIDAS DE RESISTENCIA ELÉCTRICA TRANSEPITELIAL (TER) DEL EPITELIO CORNEAL IN VIVO: UNA NUEVA HERRAMIENTA DIAGNÓSTICA
Plata-Cordero M1, Guimerà A2, Fernández I1, Villa R2, Maldonado MJ1.
1Instituto de Oftalmobiología Aplicada (IOBA), Universidad de Valladolid, 2Centro Nacional de Microelectrónica (IMB-CNM), Barcelona.

OBJETIVOS

Evaluar la capacidad diagnóstica y la repetibilidad de un nuevo micro-nano dispositivo no invasivo para detectar los cambios de permeabilidad del epitelio corneal por medio de medidas de TER in vivo (bioimpedancia).

MÉTODOS

Quince conejos hembra de raza Blanco de Nueva Zelanda fueron utilizados en este estudio. Los ojos fueron asignados de manera aleatoria a dos grupos en función de la sustancia aplicada: Grupo Control (n=10) y Grupo Caso (n=10). Respectivamente, las córneas recibieron de manera tópica la instilación de cloruro de benzalconio (BAC) al 0.05% y solución salina (SS), a razón de una gota cada minuto durante 5 minutos, hasta un total de 5 gotas. Las medidas de TER fueron tomadas justo antes y 10 minutos después de la aplicación de la primera gota. Para ello, se utilizó un nuevo dispositivo compuesto por cuatro electrodos, adaptado a un tonómetro de Goldman y en contacto directo con la córnea. El Coeficiente de Variación (CV) fue utilizado para determinar la repetibilidad del sistema. Con el fin de corroborar los resultados histológicamente, se realizaron tinciones de fluoresceína ante-mortem y hematoxilina-eosina post-mortem.

RESULTADOS

No se detectaron cambios en las medidas de TER con respecto a los valores basales en el Grupo Control tras la instilación de SSF (a 101 Hz,media 15,460.49 ± 5323.39 Ohmios). Sin embargo, se detectó una disminución significativa en las medidas registradas tras la aplicación de BAC en el Grupo Caso (a 101 Hz,media3,768.50 ± 692.22 Ohmios; p <0.05). Las córneas de este grupo presentaron además una marcada tinción de fluoresceína a nivel central. Las muestras de microscopía óptica corroboraron estos resultados mostrando un epitelio sin cohesión, acompañado de edema intracelular focal que afectaba principalmente a la capa de células basales. El Grupo Control no presentó ninguna de las alteraciones descritas anteriormente. Los mejores valores del CV fueron 14.51 % para el Grupo Caso y 13.61 %para el Grupo Control, mostrando en general una repetibilidad entre buena y moderada.

CONCLUSIONES

Los valores de TER registrados por este nuevo sistema de medida de la bioimpedancia corneal (CORBI®) revelan que las variaciones en la permeabilidad del epitelio y con ello su funcionalidad, pueden ser detectadas de forman sencilla y repetible por este nuevo dispositivo diagnóstico.

FINANCIACIÓN

Este trabajo de investigación ha sido financiado por los proyectos SAF2009-14724-C02-02 del Ministerio de Ciencia e Innovación y SAF2012-40227-C02-02. Del Ministerio de Economía y Competitividad.

 

ANÁLISIS DE LA INFLUENCIA DE LA MORFOLOGÍA Y PROPIEDADES DEL TEJIDO CORNEAL EN LA EVALUACIÓN DE LA PRESIÓN INTRAOCULAR POR TONOMETRÍA DE APLANACIÓN GOLDMANN (TAG), MEDIANTE ESTUDIOS DE SIMULACIÓN NUMÉRICA
Del Buey Sayas MÁ1, Escuer Gracia J2, Rodríguez Mata JF2, Cristóbal Bescós JÁ1, Calvo Calzada B2.
1Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa, Zaragoza, 2Escuela de Ingeniería. Universidad de Zaragoza, Zaragoza.

OBJETIVOS

La TAG es la prueba de referencia para evaluar la presión intraocular (PIO). Se basa en la ley de Imbert-Fick, que asume que la presión interior que actúa en una membrana esférica de pequeño espesor es igual a la presión necesaria para aplanar una pequeña área de dicha membrana. Sin embargo, está ley sólo es solo aplicable a membranas infinitamente delgadas, esféricas, elásticas, con alta flexibilidad y con propiedades homogéneas. Nuestro objetivo es analizar mediante simulación numérica, con elemento finitos, cómo afecta a la evaluación de la PIO, el espesor, curvatura, propiedades mecánicas y anisotropía del tejido corneal.

MÉTODOS

Se realiza, en primer lugar, un modelo de elementos finitos de una esfera, sobre la que podremos variar el radio, espesor corneal (ECC), comportamiento y constantes del material. Además se realiza la simulación del tonómetro de Goldmann. Adicionalmente, a la superficie que representa el tonómetro, se le aplica un desplazamiento controlado con la finalidad de simular el proceso de aplanación de la TAG, mientras a la superficie interna de la córnea se aplica una presión de 15 mmHg (0.002 MPa). Sobre estos modelos se evaluará el efecto de dichas magnitudes en el valor de la presión proporcionada por el cono al aplanar la esfera. Para estudiar el efecto del espesor, curvatura corneal y de las propiedades del material en la medida de la PIO se considera un material elástico lineal caracterizado por el módulo de Young (E) y el coeficiente de Poisson (ν). El módulo elástico se ha variado entre 0.05 a 1 MPa durante el estudio paramétrico. El coeficiente de Poisson tiene un valor de 0.4999 para todas las simulaciones, correspondiente a un comportamiento prácticamente incompresible como el de la córnea, debido al elevado porcentaje de agua en el tejido. El módulo de Young se ha variado entre 0.05, y 1 MPa. En los estudios paramétricos realizados se ha tenido en cuenta la no-linealidad geométrica y la geometría cero- presión.

RESULTADOS

En el ensayo de variación de espesor, los resultados indican que existe una sobreestimación de la tensión ocular al aumentar el ECC, y una infraestimación al disminuirlo. También hay evidencia de que el cambio en la rigidez del material afecta a la respuesta a la variación del ECC. Para un material más rígido, la resistencia estructural de la córnea aumenta y el efecto de la variación del ECC en la medida de PIO mediante TAG (PIOG) es más pronunciado.

En el ensayo de variación de curvatura, se aprecia que al aumentar el radio (R), la curvatura corneal disminuye, produciéndose una reducción de la resistencia estructural frente a la aplanación del tonómetro y, por tanto, una infraestimación de la PIO. Cuando se incrementa R de 7 a 8.6 mm, la PIOG se reduce 1.84 mmHg y 1.22 mmHg, para E=0.15 y E=0.05 MPa respectivamente. Los cambios en la PIOG son ligeramente más pronunciados cuanto mayor es el límite elástico del material.

En el ensayo de variación del módulo elástico (estructura del material), se mantienen constantes el R (7.8 mm), el espesor (0.52 mm) y la presión aplicada sobre la superficie interior de la semiesfera (15 mmHg). La variación en la PIOG causada por el máximo cambio en las propiedades del material (desde E=0.05 a E=1.0 MPa) es de 55.98 mmHg. Los resultados obtenidos muestran que la debilidad estructural de un tejido llevaría a la determinación de una PIOG inferior a la de un tejido más fuerte, con una tendencia claramente lineal.

CONCLUSIONES

Existen variaciones notables en la determinación de la PIOG, relacionadas con el espesor, curvatura y propiedades del material. De esta manera la reducción del ECC y el aumento del radio de curvatura provocan una infraestimación de la PIO, pero el cambio en la rigidez del material afecta de forma notable a la respuesta a estas variaciones. De esta manera la debilidad estructural de un tejido llevaría a la determinación de una PIOG inferior a la de un tejido más fuerte, lo que coincide con la apreciación en la clínica de IOPg menores del IOPcc del ORA en casos de histéresis disminuida.

FINANCIACIÓN

El trabajo de modelado biomecánico de globo ocular para ensayos de tonometría está financiado por el 7o Programa Marco de la Unión Europea gestionado por la Agencia Ejecutiva de Investigación REA (FP7/2007-2013) proyecto no FP7-SME-2013 606634.

 

VALORACIÓN OBJETIVA DE LA CALIDAD ÓPTICA OCULAR EN PACIENTES CON ALTERACIONES CORNEALES
Ondategui-Parra JC1, Zahiño L2, Liern A1, Elies D3, Güell JL3, Pujol J1.
1Universidad Politécnica de Cataluña, Terrassa, 2Polit, Terrassa, 3Instituto de Microcirugía Ocular, Barcelona.

OBJETIVOS

La valoración de la función visual en pacientes que presentan alteraciones en el polo anterior ocular está influenciada por la subjetividad del paciente, limitando en muchas ocasiones la obtención fiable de datos clínicos. En este estudio se determinan y valoran de forma objetiva las características de la calidad óptica visual en pacientes con diferentes tipos de distrofias y lesiones corneales. Por otro lado se comparan esos resultados respecto a un grupo control sano.

MÉTODO

Evaluamos los parámetros de aberrometría ocular y calidad óptica ocular de 43 ojos (de 26 pacientes) con alteraciones corneales (12 ojos con alteraciones epiteliales, 13 ojos con distrofias de Fuchs, 10 ojos con distrofia de la membrana basal y 8 ojos con córnea gutatta) y de 59 ojos (de 28 pacientes) sanos del grupo control. Los pacientes firmaron el consentimiento informado aprobado por el Comité Ético del Instituto de Microcirugía Ocular (IMO, Barcelona) donde se realizó el estudio. En todos los pacientes se determinó la agudeza visual con la mejor corrección óptica, aberrometría de Hartmann – Shack con el instrumento WASCA (Wavefront Supported Custom Ablation, Carl Zeiss Meditec) medida calidad óptica ocular mediante la técnica de doble paso con el instrumento HDA (High Definition Analyzer, Visiometrics) para un diámetro pupilar de 4mm. Las variables utilizadas para el análisis de resultados fueron en el caso de la aberrometría el RMS de aberraciones torales y RMS de aberraciones de alto orden. En el caso de los resultados del sistema de doble paso fueron MTF cut-off, razón de Strehl y OSI (Objective Scatter Index). La agudeza visual se determinó en escala logMAR con el optotipo de ESDTRS.

RESULTADOS

El 32,32% de los pacientes del grupo estudio fueron hombres mientras que para el grupo control fue el 42,4%. La edad (media ± desviación estándar) del grupo estudio fue de 59,72±14,15 y para el grupo control 51,53±16,00.
Los resultados (media ± desviación estándar) obtenidos a la AV logMAR para el grupo estudio fue 0,34±0,00, mientras que para el grupo control fue de -0,01±0,12. La diferencia es estadísticamente significativa (p<0,05).

En referencia a los resultados de aberrometría los valores de RMS total del grupo estudio y el grupo control fueron 1,23±1,02 y 1,77 ± 1,44. Para RMS de alto orden en el grupo estudio y el grupo control se obtuvieron valores de 0,37±0,35 y 0,25±0,26.
Para los valores obtenidos con el sistema de doble paso, para el parámetro de MTF cut off en el grupo estudio 25,86±14,13 mientras que en le grupo control 30,42±10,58. El parámetro de razón de Strehl en el grupo estudio se obtuvo 0,15±0,06 mientras que para el grupo control 0,17±0,05, no siendo estadísticamente significativa su diferencia. Destacar que el parámetro OSI muestra la diferencia estadísticamente mas significativo entre ambos grupos. El OSI para el grupo estudio fue de 1,90±1,44 y para el grupo control de 1,19±0.80.

CONCLUSIONES

Los valores obtenidos por el sistema de doble paso HDA se muestran significativamente alterados por todos los tipos de lesiones corneales respecto a los valores obtenidos en el grupo control. Así mismo, los valores de doble paso se muestran significativamente alterados respecto a los valores obtenidos con el sistema de Hartmann-Shack de aberrometría. El parámetro OSI de OQAS se muestra como una herramienta útil en la valoración de todo tipo de alteraciones corneales. Son necesarios más estudios para valorar la capacidad de gradación del parámetro OSI.

FINANCIACIÓN

Este estudio ha sido parcialmente financiado por el Ministerio de Economia (MINECO_DPI2011-30090-C02-01) y por Visiometrics.
Juan Carlos Ondategui Parra no tiene ningún interés financiero ni industrial.
Laura Zahiño no tiene ningún interés financiero ni industrial.

Alicia Liern Cendrero no tiene ningún interés financiero ni industrial. Daniel Elías no tiene ningún interés financiero ni industrial.
José Luis Güell tiene interés industrial.
Jaume Pujol tiene interés industrial.

 

CAMBIOS EN LA ABERROMETRÍA SECUNDARIOS AL PTERIGION Y SU CIRUGÍA EXCISIONAL
Elnayef Elsakan S, Campos Figueroa P, De Carvalho A, Asaad M.
Consocio Sanitaro de Terrasa, Terrasa.

OBJETIVOS

Comparar índices de irregularidad corneal obtenidos mediante topografía corneal antes y después de la cirugía de pterigion.

MATERIAL Y MÉTODOS

Se trata de un estudio prospectivo intervencional de 74 pacientes que fueron intervenidos en 2012.
Los pacientes fueron intervenidos mediante la técnica de injerto limbo-conjuntival con mitomicina C al 0.025% intraoperatoria y se les realizó topografía preoperatoria, al mes y a los 6 meses de la intervención quirúrgica.
Los índices de irregularidad que se analizaron fueron el CIM (medida de la irregularidad de la córnea), FF (factor forma) y TKM (curvatura apical promedio).

RESULTADOS

La media preoperatoria del CIM, FF y TKM fue de 2.76 ; 0.8 y 43.48 respectivamente. Al mes a la cirugía la media de CIM, FF y TKM fue de 1.98 ; 0.42 y 43.87 respectivamente. A los seis meses la media de CIM, FF y TKM fue de 1.68 ; 0.83 y 43,99 respectivamente. Estas diferencias resultaron estadísticamente significativas.

CONCLUSIONES

La cirugía de exéresis de pterigion con técnica de resección e injerto limbo-conjuntival con mitomicina C intraoperatoria mejora los índices de irregularidad corneal de forma significativa.

FINANCIACIÓN

No ha sido financiado por ningún laboratorio.

 

DEGENERACIÓN MARGINAL DE TERRIEN: SEGUIMIENTO A LARGO PLAZO
Comas Bedmar C, Barnils García N, Millán Valbuena E, Martí Huguet T.
Hospital Universitari de Bellvitge, L’Hospitalet de Llobregat.

OBJETIVOS

Describir la experiencia en el seguimiento de pacientes con diagnóstico de Degeneración marginal de Terrien en el Hospital Universitari de Bellvitge durante los últimos 20 años.

MÉTODOS

Se realiza un análisis descriptivo de una serie de 7 pacientes; 5 hombres y 2 mujeres, diagnosticados de Degeneración marginal de Terrien (DMT) desde 1993 hasta 2013 en nuestro centro.

RESULTADOS

Se presenta una serie de casos con 7 pacientes (14 ojos) diagnosticados de DMT con un seguimiento medio de 12,8 años [3-20 años] en la sección de polo anterior de nuestro centro. La edad media de diagnóstico de los pacientes es de 45,1 años [25-63 años]. Teniendo en cuenta el sexo, la edad media de diagnóstico en las pacientes mujeres es de 59,5 años [56-63 años]. Los varones presentan una edad media de diagnóstico menor, de 39,4 años [25-57 años]. En todos los pacientes de nuestra serie la afección es bilateral, siendo el grado de afectación asimétrico. La agudeza visual (AV) media de los pacientes en el momento del diagnóstico de la enfermedad es de 0,86 [0,1-1]. Durante el largo seguimiento de 20 años sólo 3 ojos de 3 pacientes distintos (42,8%) han requerido tratamiento quirúrgico, en los cuales se ha realizado una escleroqueratoplastia lamelar periférica (EQPLP) por el mismo cirujano (2 pacientes) y la extirpación de un pseudoterigion que amenazaba el eje visual (1 paciente) . En el resto de pacientes (57,2%) se han observado mínimos cambios en el astigmatismo corneal medido con el queratómetro de Javal-Schiotz durante el seguimiento, pero no han presentado complicaciones ni cambios de AV significativos. Un paciente (14,2%) ha presentado un episodio inflamatorio unilateral en forma de epiescleritis nodular. La AV media de los pacientes al final del seguimiento se mantiene en 0,86 [0,4-1].

CONCLUSIONES

La DMT es una enfermedad corneal de origen desconocido, bilateral y asimétrica con un curso lentamente progresivo, que en la mayoría de pacientes se manifiesta por la aparición insidiosa de un adelgazamiento periférico, que ocasiona un astigmatismo progresivo y en ocasiones adelgazamiento extremo con amenaza de perforación corneal. A veces la enfermedad se manifiesta por la aparición de pseudoterigion. Según nuestra experiencia, la mayoría de pacientes conservan una buena agudeza visual a largo plazo con ligeros cambios en su astigmatismo. En los casos con amenaza de perforación, la EQPLP es una opción quirúrgica eficaz, aunque uno de los pacientes intervenidos presentó progresión importante de la enfermedad tras la intervención. El paciente intervenido extirpando un pseudoterigion que amenazaba el eje visual presentó una lenta recidiva del mismo durante los siguientes 12 años.

FINANCIACIÓN

Los autores niegan cualquier conflicto de intereses.

 

INFLUENCIA DEL GENOTIPO EN QUERATITIS POR ACANTHAMOEBA EN RELACIÓN CON EL CURSO CLÍNICO Y EL PRONÓSTICO VISUAL
Lumbreras Fernández B1, Arnalich Montiel F2, Morcillo Laiz R1.
1Hospital Ramón y Cajal, Madrid, 2Hospital Ramón y Cajal / Vissum Madrid, Madrid.

OBJETIVOS

La severidad de la queratitis por Acanthamoeba varia entre la afectación epitelial con buena respuesta al tratamiento y la enfermedad refractaria que puede conducir a la perforación corneal. En la actualidad, los factores pronósticos más relevantes son la severidad de la enfermedad al debut y el intervalo entre el comienzo de los síntomas y el inicio del tratamiento. El objetivo del estudio es la identificación del genotipo de Acanthamoeba en las muestras de pacientes con queratitis por Acanthamoeba diagnosticados en nuestra institución y el estudio de la relación de cada genotipo con las características clínicas y el pronóstico visual.

MÉTODOS

Se estudiaron retrospectivamente 17 casos diagnosticados entre 2009 y 2013 de queratitis por Acanthamoeba en nuestro centro. Las muestras se obtuvieron de raspado corneal con aguja de 27 G, así como de lentes de contacto y sus cajas en caso de ser usuarios de éstas. Para el diagnóstico microbiológico se realizó un primer análisis directo mediante microscopía y posteriormente un cultivo de los especímenes en agar al 2% sin nutrientes. También se realizaron estudios de PCR para identificación microorganismos del género Acanthamoeba y su genotipado. Se recogieron los datos correspondientes a edad, el sexo, presencia de factores de riesgo para esta infección, la agudeza visual mejor corregida inicial y final, la positividad de la infección en los diferentes métodos de análisis, el genotipo de Acanthamoeba, el tiempo de seguimiento, los tratamientos recibidos, la respuesta al tratamiento y las complicaciones.

RESULTADOS

En 15 de los 17 casos se aisló Acanthamoeba en los raspados corneales, en los otros dos casos, sólo en las lentes de contacto. La visualización directa fue positiva en 13 de los casos, el cultivo en agar en los 17. En todos los casos el análisis mediante PCR fue positivo para Acanthamoeba. En 14 casos se encontró el genotipo T4, en otros dos el T3 y en el restante el T11. La media de tiempo entre el inicio de los síntomas y el diagnóstico fue de 16 días (4-56), 10 días para el grupo T4 y 42 para el no-T4. La media de agudeza visual mejor corregida en el grupo T4 es de 20/30 (20/50 – 20/20). El grupo no-T4 presenta un paciente eviscerado, otro con visión de percepción de luz y otro con agudeza visual de 0.05. Fue necesaria la realización de una queratoplastia tectónica o terapéutica en cuatro pacientes, en los tres no-T4 y en uno de los T4.Cuatro pacientes presentaron diseminación extracorneal, uno en el grupo T4 y tres en el no-T4. En el momento actual todos los pacientes están curados.

CONCLUSIONES

Este es el primer estudio que relaciona el pronóstico de las queratitis por Acanthamoeba con su genotipo. A pesar de que el genotipo T4 fue el responsable de la mayor parte de los casos, se encontró una asociación de los genotipos no-T4 con peor respuesta al tratamiento, mayor riesgo de manifestaciones extracorneales y mayor necesidad de intervención quirúrgica. Se observó más retraso en el diagnóstico en el grupo no-T4. Según estos resultados, la detección de genotipos atípicos en las queratitis por Acanthamoeba podría relacionarse con un peor pronóstico clínico y con resistencias a la medicación tópica habitual. Por tanto, el tipaje en este tipo de infecciones podría ayudar a detectar aquellos casos con peor pronóstico y que, por tanto, pueden beneficiarse de tratamientos médicos y quirúrgicos más agresivos.

FINANCIACIÓN

Este trabajo ha sido financiado parcialmente por el proyecto RICET del programa Redes Telemáticas de Investigación Cooperativa del Ministerio de Salud de España y el proyecto “Protozoosis emergentes por amebas de vida libre: aislamiento y caracterización molecular, identificación de cepas transportadas de otros agentes patógenos y búsqueda de quimioterapias” del Ministerio de Ciencia e Innovación de España. Los patrocinadores no han intervenido en el diseño y realización del estudio.

 

EVOLUCIÓN DE LOS INFILTRADOS SUBEPITELIALES CORNEALES EN FUNCIÓN DE LA MODALIDAD DE TRATAMIENTO CORTICOIDEO PRESCRITO EN QUERATOCONJUNTIVITIS POR ADENOVIRUS
Jurado Guano N, Muñoz Bellido L, García García G.
Hospital El Bierzo, Ponferrada.

OBJETIVO

Se realizó un estudio descriptivo retrospectivo con el propósito de evaluar la evolución de los infiltrados subepiteliales corneales posteriores a un brote epidémico de queratoconjuntivitis según el tratamiento corticoideo dado.

DISEÑO

Descriptivo de seguimiento retrospectivo.

MATERIALES Y MÉTODOS

Se evaluaron las historias clínicas de todos los pacientes que sufrieron brote epidémico de queratoconjuntivitis en el Hospital El Bierzo (Ponferrada – León) de mayo 2012 hasta diciembre 2013 con síntomas de disminución de agudeza visual, visión borrosa o fotofobia e infiltrados subepiteliales corneales. Se analizó el tipo de tratamiento dado (prednisona acetato 10mg/ml, dexametasona 1mg/ml, Fluometolona 1mg/ml, Fluorometolona 2,5 mg/1 ml), su duración, recurrencia, mejoría de síntomas y reacciones adversas al medicamento (catarata y aumento PIO).

RESULTADOS

El tiempo transcurrido entre la queratoconjuntivitis y la aparición de infiltrados fue de 2.8 meses (1 a 9 meses). En el 54.2 % de los casos el tratamiento duro entre 4 y 5 meses (8 a 32 semanas). El 63,9% de los pacientes presentaron mejoría de su agudeza visual después de la resolución de los infiltrados subepiteliales. Un 18,1% presento recidiva, 46.2% apareció después de 3 a 4 meses de terminar el tratamiento corticoideo. Solo se presentaron 3 casos de aumento de PIO que se trataron adecuadamente con fármacos antiglaucomatosos. No se observaron casos de aparición de catarata.

De entre los tratamientos dados, los que mayor mejoría presentaron en la agudeza visual fue prednisona acetato 10mg/ ml. Los pacientes tratados con Fluometolona 1mg/ml fueron los que mayor porcentaje de recidiva presentaron ( 39,3% ) siendo su aparición mas frecuente a los 4 meses del cese del tratamiento inicial. Aquellos tratados con dexametasona 1mg/ ml fueron los q mayor cantidad de casos de picos tensionales produjeron (3 pacientes).

CONCLUSIÓN

Con este estudio podemos concluir que la prednisona acetato 10mg/ml fue la pauta que mejores resultados presentó tanto en mejoría agudeza visual como en la ausencia de efectos adversos, a pesar de que todas la pautas corticoides resultaron efectivas para disminuir la presencia de infiltrados subepiteliales corneales.

FINANCIACIÓN

Ninguna.

 

APLICACIONES DE LA TOMOGRAFÍA DE COHERENCIA ÓPTICA (OCT) EN EL ESTUDIO DE TRASPLANTES CORNEALES
Millán Valbuena E, Barnils García N, Comas Bedmar C, Martí Huguet T.
Hospital Universitario de Bellvitge, Hospitalet de Llobregat.

OBJETIVOS

El diagnóstico y las decisiones quirúrgicas de la patología de la córnea se estudian básicamente mediante exploración con lámpara de hendidura, pero en ocasiones es difícil apreciar el grosor o profundidad que alcanza una lesión. Asimismo, con la aparición de las nuevas técnicas de trasplante lamelar y endotelial se ha hecho necesario observar la interfase de las diferentes capas de la córnea.

Se pretende ilustrar como el uso de la OCT permite ayudar a establecer una indicación quirúrgica más precisa, así como evaluar el estado postoperatorio y determinar las posibles complicaciones tras un trasplante corneal.

MÉTODOS

La córnea posee cinco capas histológicamente bien diferenciadas de superficie a profundidad: epitelio, membrana de Bowman, estroma, membrana de Descemet (MD) y endotelio. Las capas de mayor reflectividad en la OCT corresponden a la superficie anterior corneal y al límite posterior de la córnea con la cámara anterior. Se pueden observar corneas sanas, adelgazamientos corneales como el queratocono, opacidades corneales tras una infección y su profundidad, patologías asociadas al LASIK y desprendimientos de la MD, entre otras muchas patologías.

Actualmente la OCT nos permite estudiar a los pacientes operados de trasplante corneal pre y postoperatoriamente en los diferentes tipos de queratoplastia.
Se pretenden mostrar varios ejemplos de patologías corneales, ilustrando la evaluación prequirúrgica mediante OCT, la indicación quirúrgica establecida teniendo en cuenta la localización de la lesión, y la evaluación tomográfica postquirúrgica que nos ayudará a determinar el éxito de la cirugía.

RESULTADOS

Se ilustran unos ejemplos para ver la utilidad de la OCT.
En los casos de opacidades anteriores que no afectan al endotelio se realiza la técnica QLAP (queratoplastia lamelar anterior profunda). La mayoría de pacientes están afectados por opacidades estromales infecciosas, como el virus del herpes simple (VHS), distrofias corneales o ectasias corneales como el queratocono. Ésta técnica es de elección en casos donde se quiere evitar realizar una cirugía penetrante por los riesgos que comporta.
MD y endotelio)
En pacientes con disfunción endotelial (mayormente distrofia de Fuchs, traumatismos, fallo de injerto previo y queratopatía bullosa) se realiza un trasplante endotelial.

CONCLUSIONES

En el contexto del cirujano de polo anterior, la OCT es una prueba complementaria de gran utilidad ya que nos perite documentar patologías, realizar estudios evolutivos, hacer mediciones del espesor corneal y valorar los resultados pre y postquirúrgicos tras un trasplante. Se pueden estudiar múltiples patologías de la córnea como el estudio de las opacidades corneales y su localización tras una infección, la queratopatía bullosa, desprendimientos de la membrana de Descemet, traumatismos, ectasias corneales como el queratocono, etc.

Actualmente se ha convertido en una herramienta indispensable para valorar al paciente sometido a un trasplante corneal, en las diferentes técnicas posibles: QLAP descemética y predescemética, y en las técnicas endoteliales. La OCT nos ayuda en estos nuevos retos de cirugías de trasplante de córnea y nos aporta un gran avance de calidad en el diagnóstico, indicación y seguimiento de las diferentes patologías de la córnea.

 

QUERATOPLASTIA PENETRANTE: ANÁLISIS DE FACTORES ASOCIADOS A LA SUPERVIVENCIA DEL INJERTO A LARGO PLAZO
Reyes Torres J, Soler Lluís N, Méndez Marín I, Salvat Serra M, Blasco Suñé C, Romero Aroca P, Fernández De La Riva S.
Hospital Universitario Sant Joan Reus, Tarragona.

OBJETIVO

Analizar los resultados obtenidos en las queratoplastias penetrantes (QP) determinando la supervivencia del injerto, el grado de pérdida de células endoteliales y la correlación entre diagnóstico clínico e histopatológico en los pacientes sometidos a esta técnica durante los últimos 5 años en el servicio de Córnea del Hospital Universitario Sant Joan de Reus.

MÉTODO

Estudio retrospectivo mediante una revisión de historias clínicas. Se analizaron los datos distribuidos en tres apartados básicos: información del donante, edad, tipo de conservación del botón donante y densidad endotelial previa. En el segundo apartado se consignaron los datos del receptor correspondientes a: edad, sexo, diagnóstico que indicaba el trasplante y agudeza visual previa. En el tercer bloque, los datos concernientes al seguimiento del primer mes postoperatorio (biomicroscopía), resultado histopatológico del botón corneal del receptor, estudio microbiológico de la cornea donante y agudeza visual postoperatoria. Se realizó un análisis de un subgrupo de pacientes sometidos a microscopía especular para evaluar el grado de perdida endotelial del injerto con relación al tiempo de evolución del trasplante.

RESULTADOS

En total estaban disponibles para su revisión 28 historias clínicas de Queratoplastias Penetrantes(QP), 25 de ellas como primer procedimiento y tres reintervenciones, que se distribuían por genero de la siguiente manera: 75% eran mujeres y el 25% eran hombres, con una edad media de 73,25±11,66 (29 – 88).
Las indicaciones para trasplante de córnea fueron: Queratopatía bullosa pseudofáquica (39,2%), Reinjertos (10,7%), Queratitis intersticial (10,7%), Leucoma secundario a queratitis vírica (10,7%), Distrofia endotelial de Fuchs (7,1%), Queratitis ulcerativa (7,1%), Queratopatía bullosa no pseudofáquica (7,1%), Leucoma postraumático (3,6%).

Evolución postoperatoria

En el examen biomicroscópico de control a las cuatro semanas del postoperatorio se evidenció una evolución correcta en el 53% de los casos, persistencia de edema corneal en un 17% de los pacientes y un defecto epitelial en grado variable presente en otro 17% de los casos. Un 7% de los pacientes persistieron con cifras elevadas de presión intraocular. En un caso se requirió re-suturar del injerto por presentar seidel positivo persistente.

Tejido Implantado

La edad media de los donantes de córnea fue 67,3±15,56 (22 – 85). Los botones corneales donantes procedían del Banc de Sang i Teixits (12) y de la Transplant
Services Foundation (16). Se trasplantaron córneas frescas (menos de 7 días de conservación a 4oC). En todos los casos se tuvo registro de la densidad endotelial del botón corneal donante, siendo el valor medio 2546,7±348,92 (2030 – 3311) cel/mm2.

Diagnóstico histopatológico y microbiológico

Los resultados del análisis histopatológico de los botones corneales explantados a los receptores, demuestran el predominio del edema corneal en los diferentes estratos corneales, en relación con el tipo de patología previa. Así mismo fibrosis y disqueratosis son hallazgos cardinales en las inclusiones anatomopatológicas.
Se realizó análisis microbiológico de todos los anillos corneo-esclerales donantes, siendo negativo en el 85,7% de los casos y obteniéndose cultivos positivos para flora normal en el 14,3% restante.

Población endotelial

Los registros del estudio endotelial se obtuvieron en un subgrupo de 10 pacientes, mediante el microscopio SP-3000P® (Topcon). Se realizaron cinco capturas de imagen descartando los dos valores de medición extremos (superior e inferior) calculando así la media con los tres valores restantes. El valor medio de la densidad endotelial de los botones corneales en este subgrupo previo a su implantación fue de 2606,8±257,9 (842 – 2234) cel/mm2. El tiempo medio transcurrido entre el trasplante y la realización de la microscopia confocal de control fue 2,9±1,28 (1 – 5) años, encontrándose una celularidad endotelial media de 1318,5±502,2 (589 – 1460) cel/mm2, lo que reflejaría una pérdida aproximada de 50% de densidad endotelial con respecto a la previa.

Análisis supervivencia

La supervivencia global del injerto fue del 60,7%, con una media de seguimiento de 3,8±1,65 (1 – 7) años. El tiempo medio de viabilidad del injerto fue 55,5±6,5 (42,6 – 68,4) meses para el conjunto de pacientes sometidos a QP. Debido a que la principal indicación quirúrgica en nuestro servicio fue la queratopatía bullosa pseudofáquica, se analizó la supervivencia de los injertos en los pacientes con este diagnóstico prequirúrgico frente a las demás indicaciones, no encontrándose diferencias estadísticamente significativas (Fig. 6). En el análisis por género, no se encontraron diferencias significativas en términos de fracaso del injerto entre mujeres y hombres.

CONCLUSIONES

En nuestro centro el edema corneal pseudofáquico es la primera indicación de queratoplastia penetrante. La literatura reporta: retrasplante, queratopatía bullosa pseudofáquica, queratocono, distrofias corneales, traumatismos y queratitis agudas y crónicas com principales indicaciones. Todos los pacientes tenían agudezas visuales inferiores a 20/400. Beckingsale et al reportó en 784 queratoplastias, agudezas visuales postoperatorias iguales ó mejores a 20/200 en el 73% de los casos. La edad media de los pacientes de esta serie fue 54,2 años. En nuestra serie de casos, el 39% de los pacientes alcanzó una agudeza visual igual ó mejor a 20/200, siendo superior a 20/400 en el 72% del total, con una media de edad de 73,2 años.

Encontramos una pérdida endotelial cercana al 50% a 2,9 años, datos similares a los reportados en Cornea Donor Study Investigator Group (CDSI) que estima una tasa de pérdida cercana al 70% a 5 años en el 50% de los pacientes.
La media de edad de los donantes del reporte del CDSI fue 69 años mientras en nuestro grupo fue de 67,3 años. La densidad endotelial media reportada por el CDSI fue de 2698 cel/mm2, cifra similar a la de 2606 cel/mm2 reportada en nuestros resultados. En el presente estudio se analizaron histopatológicamente todos los botones corneales explantados.

 

TÉCNICA DE QUERATOPLASTIA LAMELAR ANTERIOR PROFUNDA MEDIANTE GRAN BURBUJA ASISTIDA POR PAQUIMETRÍA
De Rojas Silva V, López Rodríguez I, Álvarez Portela M, Pombo Sánchez J, Gestoso A, Gómez Arcia A, López Ibáñez M.
Hospital Abente y Lago, Complexo Hospitalario Universitario A Coruña.

OBJETIVO

Evaluar la tasa de éxito en la obtención de gran burbuja en una variante de la técnica de queratoplastia lamelar anterior profunda (DALK) asistida por paquimetría.

MÉTODO

Estudio prospectivo en el que se incluyen los casos consecutivos de DALK asistida por paquimetría desde Septiembre de 2013 hasta la actualidad en el Servicio de Oftalmología del Complexo Hospitalario Universitario A Coruña. Tras marcar el área de la queratectomía con un trépano, se mide la paquimetría en la zona adyacente exterior a la misma a las 11 h. Se realiza una incisión de 1 mm de longitud paralela a la de la trepanación y por fuera de la misma, con un cuchillete calibrado al 85% de la paquimetría en la zona. Desde esta incisión, se diseca por debajo de la trepanación un pequeño túnel con un disector tras lo cual se introduce una espátula de Sarnícola, deslizándola hasta cerca del centro del área pupilar. Luego se inserta la cánula con aire y se inyecta el mismo hasta formarse la burbuja. Una vez conseguida la burbuja, la queratoplastia lamelar anterior profunda se completa de la forma habitual. Se presentan vídeos con la técnica, destacando los detalles más importantes para obtener la burbuja. Medida del estudio: porcentaje de casos en los que se obtiene la burbuja.

RESULTADO

Se incluyeron 12 casos de DALK, 10 mujeres y 2 varones con edad media de 48.1 ± 17.3 (rango 28 – 83) años. Las causas de la queratoplastia fueron queratocono en 10 casos (1 de ellos con leucomas) y leucomas corneales en 2 casos. La tasa de éxito de obtención de la burbuja fue de un 75% en global (9 de 12 casos), un 80% (8 de 10) en el grupo de queratocono y un 88.88% (8 de 9 casos) en el grupo de queratocono sin leucomas. Dos de los tres casos en los que no se obtuvo burbuja tenían leucomas (un queratocono y uno de los dos casos de leucomas corneales). En los 3 ojos en los que no se obtuvo burbuja, el túnel realizado al 85% de profundidad permitió acceder más rápido a planos profundos, acortándose el tiempo quirúrgico de la disección manual. Ningún caso precisó reconversión a queratoplastia penetrante.

CONCLUSIONES

La DALK asistida mediante paquimetría permite obtener la burbuja en un porcentaje elevado de casos. Es posible que la existencia de leucomas dificulte la obtención de la misma, aunque sería necesario una serie más larga para confirmarlo.

INTERESES COMERCIALES

Ningún autor tiene interés comercial en ninguno de los productos mencionados.

 

QUERATOPLASTIA LAMELAR ANTERIOR PROFUNDA EN PACIENTES INTERVENIDOS DE QUERATOTOMÍA RADIAL
Martín B, Lisa C, Naveiras M, Alfonso JF.
Instituto Oftalmológico Fernández-Vega, Oviedo.

OBJETIVO

Evaluar la eficacia y seguridad de la queratoplastia lamelar anterior profunda en pacientes con complicaciones corneales tras queratotomía radial (QR).

MÉTODO
Estudio retrospectivo observacional de los pacientes a los que se les ha tratado con trasplante lamelar anterior profundo (DALK) en el Instituto oftalmológico Fernández Vega (IOFV) entre octubre de 2010 y agosto de 2013. Todos ellos estaban operados antes de 1990 en otros centros de queratotomía radial. En la actualidad presentaban alteraciones corneales manifiestas (aplanamientos centrales excesivos o ectasias periféricas), acompañadas de pérdida progresiva de su agudeza visual (AV). En total son 7 ojos correspondientes a 6 pacientes, con un periodo de seguimiento medio después del trasplante de 19,4 meses.

RESULTADOS

La media de agudeza visual sin corrección en estos pacientes en la primera visita es de 0,2, llegando a 0,5 con corrección, con una K plana media de 31,3. Tras el trasplante y para conseguir una rehabilitación visual y refractiva del paciente fue necesario asociar, según el caso, lensectomía, intercambio de lente, implante de ICL o cirugía aditiva de la cornea con segmentos intraestromales. Al finalizar los procedimientos, las corneas presentaban una K plana media de 42,5, una AV media sin corrección de 0,4 y con corrección de 0,7.

CONCLUSIONES

La técnica de queratoplastia lamelar profunda asociada a cirugía refractiva (simultanea o diferida) es una opción eficaz y segura en el tratamiento de las alteraciones queratométricas invalidantes en los paciente sometidos previamente a queratotomía radial.

FINANCIACIÓN

Los autores declaran no tener interés económico en ninguno de los productos o técnicas descritos.

 

RELACIÓN DE LA AGUDEZA VISUAL Y EL GROSOR DEL INJERTO EN LA QUERATOPLASTIA ENDOTELIAL AUTOMATIZADA CON PELADO DE MEMBRANA DE DESCEMET
Barraso Rodrigo M, Barbany Rodríguez M, García Ortega A, Salvador Playa A, Sassot Cladera I.
Hospital Universitari Mútua de Terrassa, Terrassa.

OBJETIVO

Determinar y analizar la relación entre el grosor del injerto y la agudeza visual (AV) obtenida en pacientes operados de queratoplastia endotelial automatizada con pelado de la membrana de Descemet (DSAEK) en el Hospital Universitari Mútua de Terrassa (HUMT).

MÉTODOS

Realizamos un estudio retrospectivo descriptivo de aquellos pacientes intervenidos de DSAEK en los últimos cuatro años en el HUMT. Se analizó la mejor agudeza visual corregida (MAVC) (escala decimal) y se comparó con el grosor central del injerto, medido con tomografía de coherencia óptica de polo anterior. Para el análisis estadístico utilizamos el método de regresión lineal simple y la correlación de Pearson. Excluimos los casos con comorbilidad asociada que pudiera afectar al pronóstico final visual y aquellos en los que se perdió el seguimiento.

RESULTADOS

En el estudio se incluyeron 32 ojos con un tiempo de seguimiento medio de 15,9 ± 11’9 meses. El grosor medio del injerto preoperatorio fue de 170,30 micras ± 60,70, mientras que el postoperatorio fue de 99,63 micras ± 32,37. La media de la MAVC postoperatoria en la última visita fue de 0,64 ± 0,27. En todos los casos se consiguió una mejora de la AV, aunque no se observó una correlación estadísticamente significativa entre la visión del paciente y el grosor del injerto (p=0,873) (p=n.s).

CONCLUSIÓN

El grosor del injerto disminuyó después del trasplante y en todos los casos mejoró la AV. Sin embargo, no se observó correlación estadísticamente significativa entre la visión del paciente y el grosor del injerto en DSAEK.

 

PERSONALIZACIÓN DEL MÉTODO DE CANNY PARA CUANTIFICAR LA IRREGULARIDAD DEL LECHO ESTROMAL CORNEAL EN DSAEK
Villarrubia A1, Cano Ortiz A2, García Salcines E3, Membrillo A3, Cantais MJ2.
1Instituto de Oftalmología La Arruzafa, Córdoba, 2Instituto de Oftalmología La Arruzafa, Córdoba, 3Universidad de Córdoba, Córdoba.

OBJETIVOS

Uno de los factores relacionados con algunos resultados impredecibles tras cirugía lamelar corneal es la irregularidad producida en el lecho donante o receptor tras la disección. El objetivo de este trabajo es mostrar un método matemático para cuantificar la irregularidad de una superficie corneal después de adquirir la imagen obtenida en microscopía electrónica de barrido

MÉTODOS

Se cortaron 10 córneas para DSAEK con el microqueratomo Amadeus II. Del flap de córnea anterior sobrante, se obtuvo un disco corneal de 3 mm. con un punch dermatológico y se fijó en glutaraldehido al 2%. Tras obtener una imagen del lecho central con microscopía electrónica de barrido, se magnificó a 100 aumentos y se analizó una superficie cuadrada de 500 micras de lado. Para realizar una detección global de bordes, se usó el método de Canny, técnica en 3 etapas caracterizada por estar optimizada para la detección de bordes: 1)-filtrado: para eliminación de ruidos de la imagen original; 2)-decisión inicial: toma de decisiones sobre los posibles bordes de la imagen en función del gradiente de luminosidad; 3)-histéresis: optimización de la etapa anterior aplicando umbrales de detección para quedarnos con los pixeles de borde definitivos o pixeles de fondo. Partiendo de la hipótesis de que a efectos visuales, una imagen lisa es mejor que una con muchos bordes, el algoritmo de Canny detecta de manera matemática el índice de irregularidad de la imagen original. Para ello, se ha añadido una cuarta etapa al algoritmo que calcula el índice de irregularidad de la imagen como la proporción de pixeles distintos del fondo detectados en la 3a etapa respecto a la cantidad de pixeles totales en la imagen. Este índice está normalizado, con valores entre 0 y 1, siendo 0 (o 0%) una imagen totalmente lisa (todos los pixeles negros) y 1 (ó 100 %) una imagen totalmente irregular (todos los pixeles blancos).

RESULTADOS

En las 10 muestras medidas se obtuvieron resultados en cuanto a índice de irregularidad entre 0,12 y 0,54. Los resultados numéricos se correlacionan bien con la irregularidad de la imagen de microscopía electrónica de barrido.

CONCLUSIONES

El método de CANNY aplicado a la detección global de bordes en imágenes de un lecho estromal corneal tras microscopía electrónica de barrido, es un método útil que puede ser usado para cuantificar irregularidades en una superficie corneal y poder así correlacionar la homogeneidad en la disección con los resultados visuales tras cirugía lamelar corneal.

FINANCIACIÓN

Los autores no han recibido financiación de ningún tipo para este trabajo.

 

INICIACIÓN A LA QUERATOPLASTIA ENDOTELIAL: TÉCNICA QUIRÚRGICA Y RESULTADOS A TRES MESES DE SEGUIMIENTO
Clavel Laria J, Tarazona Jaimes C, Navarro Navarro A, Hernández Martínez C, Martínez Toldos JJ.
Hospital General Universitario Elche, Elche.

OBJETIVO

Describir la técnica quirúrgica de queratoplastia endotelial (QE) utilizada por el autor y presentar los resultados obtenidos valorando la mejor agudeza visual corregida (MAVC), el recuento endotelial (RE) y el aspecto del trasplante mediante biomicroscopia (BMC) a los tres meses de la cirugía, así como mencionar las complicaciones postoperatorias.

MÉTODO

Se realizó un análisis retrospectivo de las queratoplastias endoteliales (QE) realizadas entre mayo y diciembre de 2013 en el servicio de oftalmología del Hospital General Universitario de Elche. Los trasplantes fueron realizados por el mismo cirujano. En primer lugar realizamos un punch de 8,5 mm sobre la córnea donante y teñimos el endotelio con azul de metileno. Procedemos con la extracción de Descemet-endotelio, sujetándonos la córnea por el borde estromal y trabajando bajo suero, buscamos el plano quirúrgico con unas pinzas de McPherson y traccionamos de la Descemet hasta disecarla completamente. Inyectamos el lentículo en forma de rollo en un inyector Monarch II, colocando una sección de hemosteta por delante del vástago, una pequeña cantidad de viscoelástico cohesivo y BSS hasta rellenarlo. Se realiza el stripping del endotelio receptor, con tinción previa y usando viscoelástico cohesivo en cámara anterior (CA). Se extrae el viscoelástico con un terminal de I/A y procedemos a la introducción del lentículo, que con el Monarch es pausada y controlada. Suturamos la incisión principal y procedemos a la extensión del rollo en cámara anterior, inyectamos aire y suturamos las paracentesis, manteniendo presiones de unos 30 mmHg, para normalizarla posteriormente, asegurando que el aire ocupa toda la cámara anterior. Se revisaron las historias clínicas, recogiendo las complicaciones del postoperatorio, incluyendo la necesidad de reinyectar aire o SF6 en cámara anterior. Así mismo, se recogieron los datos de la AVMC, RE y el aspecto del trasplante mediante BMC a los tres meses del postoperatorio.

RESULTADOS

Se operaron un total de 11 ojos y 11 pacientes entre mayo y diciembre del 2013. En cuanto a las complicaciones relacionadas con la técnica quirúrgica, tan solo en una ocasión se desechó el endotelio donante por rotura amplia del mismo en el proceso de disección. Las complicaciones en el postoperatorio inmediato incluyen; pequeños desprendimientos periféricos (3 de 11) con necesidad de reinyección de aire o SF6 a cámara anterior , desprendimiento total del lentículo endotelial (2 de 11) y defecto epitelial persistente (DEP) (1 de 11). En los casos con desprendimiento total fue necesario realizar una nueva QE. Hubo 4 fracasos primarios del injerto con falta de transparencia corneal y persistencia del edema corneal. De estos 4 casos, 2 fueron sometidos a una nueva QE con buena funcionalidad del nuevo trasplante.

Del total de los 11 ojos analizados, 7 presentan un trasplante endotelial funcionante a los tres meses de seguimiento con AVMC que varía desde 0.5 a 0.9 (Χ=0,62) y con un RE desde 548 a 1550 cel/mm2 (Χ=753). Se excluyó del análisis de MAVC un caso por presentar opacidad de estroma anterior por DEP tras el trasplante, con MAVC a los 3 meses es de 0,05. A la exploración mediante BMC, todos presentan cornea transparente con el lentículo endotelial adherido en todos sus bordes. Como complicaciones a los tres meses, destaca la presencia de opacificación de la lente intraocular en tres casos.

CONCLUSIONES

La técnica utilizada en esta serie para retirar el endotelio donante implica la separación del lentículo después de trepanar la cornea donante. En nuestra experiencia solo en un caso se produjo una rotura amplia del lentículo al intentar su disección que impidió su implantación. En relación a las complicaciones en el postoperatorio inmediato, la más frecuente fue el desprendimiento parcial en la periferia del lentículo, con resolución mediante inyección de aire ó SF6 en CA. Hubo dos casos con desprendimiento total del endotelio, sin conseguir buenos resultados tras intentar su reaplicación siendo necesario un retrasplante en ambos casos. En nuestra experiencia, parece haber una relación entre mantener el tono ocular levemente elevado con burbuja de aire en CA al finalizar la QE y la buena adherencia del lentículo. Estos casos de desprendimiento total, pueden justificarse por un tono ocular insuficiente tras finalizar la cirugía. Tuvimos un caso con defecto epitelial persistente, que finalmente produjo una opacidad estromal anterior y es responsable de la MAVC más baja de nuestra serie (0.05)

Pacientes con descompensación corneal de más de 6 meses de evolución podrían beneficiarse de la QE y recuperar AV. En nuestra serie, un paciente fue operado tras 12 meses de descompensación corneal y tras 3 meses de la QE presenta MAVC de 0.9. Tras un fracaso primario del trasplante, vale la pena intentar un segundo trasplante endotelial, como en dos de nuestros casos que actualmente presentan MAVC de 0.5 y 0.9.

 

CRIOPRESERVACIÓN DE ESTROMAS INTACTOS TRAS PREPARACIÓN DE INJERTO ENDOTELIAL DE DMEK
Naveiras M, Meana A, Merayo J, Alfonso JF.
Instituto Oftalmológico Fernández-Vega, Oviedo.

OBJETIVO

Evaluar la factibilidad y el resultado de la criopreservación de estroma desnudo para DALK tras la preparación de injerto endotelial tipo DMEK.

MÉTODO

Estudio prospectivo de serie de casos. 23 anillos córneo-esclerales fueron preservados en Tissue-C (Alchimia, Padova, Italia) a 31o durante 5 a 7 días tras la donación en ambiente de esterilidad completa en el banco de ojos. Se realizó una disección del complejo endotelio-Descemet desde la raíz del iris hasta obtener una separación completa. Después fueron trepanados sobre una lentilla de contacto a 8.75mm para crear injertos tipo DMEK y preservados a 31oC hasta el implante. El estroma intacto restante fue sometido a congelación lenta de -1o/hora hasta -70oC en un medio de glicerol 10% dextrano 10% y DMEM 80% para su posterior implante diferido, según los protocolos validados para membrana amniótica. Se realizaron controles microbiológicos tras cada manipulación del tejido.

RESULTADOS

La eficacia del procedimiento completo fue del 91.3%. Un injerto endotelial no pudo ser preparado por rasgado central, pero se preservó el estroma intacto. Otro injerto endotelial fue reconvertido a técnica clásica de “taco”, por lo que se pudo preservar el injerto endotelial. Tanto los injertos endoteliales como los estromales mantuvieron sus propiedades físicas y viabilidad tras el proceso. Ninguno delos 22 injertos endoteliales sufrió un fallo primario tras el implante; tampoco los 3 estromas implantados han sufrido complicaciones tras el injerto.

CONCLUSIONES

La obtención simultánea de injertos endoteliales y de estroma desnudo a partir de una misma córnea es viable y permite duplicar la rentabilidad de la donación. El proceso permite diferir el injerto hasta 28 días en los endoteliales y cinco años en los estromales. Además el diámetro del injerto puede personalizarse a cada receptor en ambos injertos.

FINANCIACIÓN

Los autores declaran no tener interés económico en ninguno de los productos o técnicas descritos.

 

RESULTADOS CLÍNICOS TRAS EL IMPLANTE DE UNA LENTE INTRAOCULAR EPICRISTALINIANA DE COPOLÍMERO DE COLÁGENO CON UN AGUJERO CENTRAL PARA LA CORRECCIÓN DE LA MIOPÍA
Garzo I, Lisa C, Almanzar D, Alfonso JF.
Instituto Oftalmológico Fernández-Vega, Oviedo.

OBJETIVO

Evaluar la eficacia, predictibilidad, seguridad y estabilidad de un nuevo modelo de lente intraocular epicristaliniana de Colámero (por sus siglas en inglés, Implantable Collamer Lens: ICL, V4c Visian) para la corrección de la miopía.

MÉTODO

Este estudio reclutó pacientes a los que se les había implantado un nuevo diseño de ICL V4c caracterizada por tener un agujero central para posibilitar el flujo del humor acuoso. De esta forma se elimina la necesidad de una iridotomía con láser de Neodimio: YAG o de una iridectomía intraoperatoria. Las agudezas visuales sin corrección (AVSC) y con corrección (AVCC), el error refractivo, la presión intraocular (PIO), contaje de células endoteliales, vault central y eventos adversos fueron evaluados a los 24 meses del implante.

RESULTADOS

El estudio comprendía una muestra de 138 ojos de 70 pacientes. El equivalente esférico medio disminuyó de -8.73 ± 2.54 D a -0.03 ± 0.19 D a los 6 meses del implante; el 98.5% de los ojos se encontraban en el rango de ± 0.50 D y el 100% en el de ±1.00 D. Las AVSC y AVCC medias fueron iguales o superiores a 1.0 en el 92.1% y 95.0% de los casos respectivamente. Postoperatoriamente la PIO se mantuvo estable durante el seguimiento. No se encontraron aumentos significativos de la PIO ni cataratas secundarias. El vault medio a los 24 meses era de 482.7 ± 210.5 micras (rago de 90 a 970 micras) y la perdida de células endoteliales media fue del 8.5%.

CONCLUSIONES

El implante de la lente V4c resulto efectivo, predecible, seguro y estable para la corrección de miopías de moderadas a altas. Este diseño que evita la iridotomía o iridectomía proporcionó buenos resultados en cuanto a la PIO se refiere.

FINANCIACIÓN

Los autores declaran no tener interés económico en ninguno de los productos o técnicas descritos.

 

PHAKIC IMPLANTABLE COLLAMER LENS FOR CORRECTION OF MYOPIA AND ASTIGMATISM
Leite R, Monteiro T, Franqueira N, Faria Correia F, Vaz F, Sousa K.
Hospital de Braga, Braga.

PURPOSE

Assess predictability, efficacy, safety and stability in patients who received a implantable collamer lens (ICL) to correct moderate to high myopia and astigmatism.

METHODS

We retrospectively analyzed 23 eyes of 16 patients who underwent implantation of spherical (14 cases) and toric (9 cases) ICL V4c model (STAAR Surgical Inc) for myopia and astigmatism correction. Main outcomes measures evaluated during follow-up (range: 6 months to 2 years) included uncorrected visual acuity (UCVA), refraction, vault and adverse events. Lens power was calculated based on subjective refraction, anterior chamber depth (ACD) and keratometric measurements obtained with corneal topography (Pentacam® HR, Oculus). Lens diameter was calculated by OCT Visante Omni® according to horizontal and vertical angle-to-angle distance.

RESULTS

The mean ACD was 3,395 mm. The mean Snellen decimal UCVA was 0.96±0.084 and 0.89 after spherical and toric ICL implantation, respectively. After surgery, the spherical equivalent (from all of 23 eyes) ranges from 0 to +0.75D. The mean vault was 460 ± 10.75 μm and was no tendency of vault to change over time. No vision-threatening complications occurred.

CONCLUSION

Implantation of ICL was safe and effective and provided medium-term predictable and stable refractive results.

FINANCIAL INTEREST

The authors have no conflict of interest to declare.

 

EVOLUCIÓN POSTOPERATORIA DEL VAULT EN LA NUEVA LENTE INTRAOCULAR FÁQUICA V4C
Gargallo Martínez B, Gutiérrez Ortega R. Novovision,
Murcia.

OBJETIVO

Con los modelos previos de la lente intraocular fáquica “Implantable Collamer Lens” (ICL) el vault disminuía significativamente durante los primeros 6 meses del postoperatorio. El presente estudio pretende valorar la estabilidad postoperatoria del nuevo modelo de ICL V4C.

MÉTODOS

Análisis retrospectivo de la medida del vault en pacientes a los que se les ha implantado el último modelo de ICL (V4C). Las medidas del vault analizadas se realizaron mediante la OCT Spectralis de Heidelberg con el adaptador de segmento anterior después de 1 hora, 24 horas, 15 días, 30 días, 90 días y 180 días de la intervención quirúrgica. El análisis estadístico se ha realizado con el software SPSS v19.0, considerando valores estadísticamente significativos p<0,050.

RESULTADOS

Incluimos 80 ojos de 44 pacientes, el 72,50% de los ojos correspondían a mujeres (n=58) y el 50% eran ojos derechos (n=40). Los valores medios de vault registrados en la primera hora fue 630,64±289,61μm; a las 24horas 604,98±343,02μm; tras 15 días 606,56±329,38μm; tras 30 días 580,75±277,05μm; tras 90 días 566,27±342,65μm y tras 180 días 528,35±347μm. No encontramos diferencias estadísticamente significativas entre el valor medio de Vault tras 1hora y tras 24h (Prueba T Student, p=0,274) pero sí existe una disminución significativa entre el vault medio tras 24h y 15 días (Prueba T Studen, p=0,002). El resto de revisiones no presentaron diferencias estadísticamente significativas entre sí (Prueba T Studen, 15días-30días p=0,426; 30días-90días p=0,751; 90días-180días p=0,207). Sin embargo, el valor medio de vault tras 6 meses presentó una disminución estadísticamente significativa con respecto al vault medio inicial (Prueba T Student, p<0,001).

CONCLUSIONES

Con el nuevo modelo de ICL el vault disminuye entre las 24 horas y los 15 días postoperatorios. Con muestras mayores la disminución de Vault podría ser estadísticamente significativa y progresiva a lo largo de los primeros 6 meses del postoperatorio.

 

ESTUDIO DEL CAMBIO EN LA ABERTURA ANGULAR TRAS LA IMPLANTACIÓN DE LA ICL V4C
Almorín Fernández-Vigo I1, Macarro Merino A1, Fernández-Vigo Escribano J2, Walias M1.
1Centro Internacional de Oftalmología Avanzada, Badajoz, 2Hospital Clínico San Carlos, Madrid.

OBJETIVOS

Estudiar el cambio en la abertura angular horizontal en pacientes miopes a los que se les implanta la ICL V4C.

MÉTODOS

Se estudian 23 ojos de 12 pacientes a los que se implanta una lente ICL V4C para la corrección de miopía y astigmatismo. Se excluyeron aquellos pacientes que tenían una profundidad de cámara anterior medida desde endotelio menor a 2.8 mm y aquellas con un recuento endotelial disminuido para su edad. La lente se implanta mediante la técnica habitual y por la misma cirujana (AMM). Se miden la abertura angular (AA) mediante OCT RTVue de segmento anterior en la región nasal y temporal (antes de la cirugía y al mes) y la distancia lente-cristalino (Vault) al mes.

RESULTADOS

La edad media de la población estudiada son 31,5+-6.4 años, siendo 8 mujeres (66,7%) y 4 varones (33,3%) con una refracción media previa a la cirugía de esfera: -9.17+-3.52, cilindro: -1.21+-1.48.
La AA media preoperatoria es de 41,18+-6,9° en nasal y 41,88+-9,7° en temporal (p=0,8) y la postoperatoria de 26,39+- 5,64° en nasal y 24,98+-7,66° en temporal (p=0,58). Se produce una disminución media de la abertura angular de 14,79° en nasal y de 16,90° en temporal (p<0,05 en ambos casos).

El Vault medio es de 598,93 +-340,43 micras. Para el grupo con vault menor de 250 micras, la AA media postquirúrgica es de 31,23° en nasal y 29,11° en temporal, para vault entre 250 y 750 micras es de 28,36° en nasal y 27,71° en temporal y para vault mayor de 750 micras, de 22,61° en nasal y 20,04° en temporal.

CONCLUSIONES

Tras la implantación de la lente se produce una disminución significativa del ángulo temporal y nasal. Los pacientes que presentan mayor vault presentaron menores AA postquirúrgicas.

 

LENTE INTRAOCULAR FÁQUICA DE CÁMARA POSTERIOR VISIAN CON TECNOLOGÍA DE FLUJO CENTRAL: SEGUIMIENTO A 2 AÑOS
Fernández Pérez J, Valero Marcos A, Jiménez Velázquez JA, Martínez Peña FJ, Salvestrini Rodríguez P, Pérez Morales MJ.
Q Vision, Almería.

OBJETIVO

Evaluar la eficacia, previsibilidad, seguridad y estabilidad de la lente de colámero implantable (ICL) fáquica de cámara posterior con diseño de flujo central (V4C Visian) para corregir la miopía tras dos años de seguimiento.

MÉTODO

Serie de casos en el que se incluyeron pacientes miopes a los que se le implantó una lente fáquica esférica V4C Visian con diseño para flujo del humor acuoso a través de su orificio central evitando la necesidad de iridotomía.
En todos los pacientes incluidos se midió la agudeza visual no corregida (UDVA) y corregida (CDVA), la refracción, equivalente esférico, la paquimetría media, la presión intraocular (PIO) , el recuento de células endoteliales, la profundidad de cámara anterior (ACD) y la distancia sulcus-sulcus. Tras la cirugía se evaluó la agudeza visual no corregida y corregida, la refracción, equivalente esférico, la presión intraocular, el recuento de células endoteliales y complicaciones al mes, a los 6 meses, al año y 2 años.

RESULTADO

En este estudio han participado 39 pacientes (63 ojos) con una edad media de 31,8 ± 7,05 años (rango 19-46 años). El equivalente esférico medio postoperatorio fue de (-0,12 ± 0,22) dioptrías al mes y constante durante todo el seguimiento. La UDVA en el 60 % de los ojos se mantuvo frente a la CDVA preoperatoria, el 24% de los ojos evaluados ganó una línea y el 16 % ganaron dos o más líneas. En cuanto a la PIO el 30% de los ojos tuvo una disminución de 1 mm Hg, el 40% se mantuvo contante, el 20% incremento en 1 mm Hg y el 10% en 2 mm Hg. El recuento de células endoteliales no mostró perdidas estadísticamente significativas. No hubo ninguna complicación postoperatoria, ni necesidad de explante o recambio de la lente.

CONCLUSIONES

La lente ICL V4C Visian es útil para corregir la miopía moderada y alta de manera eficaz, previsible, segura y estable.

 

CALIDAD VISUAL EN DOS MODELOS DE LENTES INTRAOCULARES FÁQUICAS EN DISTINTAS CONDICIONES DE ILUMINACIÓN
Martínez Pascual MÁ, Gutiérrez Ortega ÁR.
Novovión Clínica. Murcia.

OBJETIVOS

En la actualidad la cirugía con lente intraocular fáquica de cámara posterior es cada vez más frecuente. El nuevo modelo V4c, que incorpora un orificio central por donde fluye el humor acuoso, elimina la necesidad de realizar iridotomías, principal inconveniente del anterior modelo V4b. El objetivo del trabajo es comparar la calidad de visión entre pacientes operados con ambas lentes en casos de moderada y alta miopía.

MÉTODOS

Análisis retrospectivo de 47 ojos de 25 pacientes operados con lentes fáquicas de cámara posterior “Implantable Collamer Lens” (ICL), 22 ojos con el modelo convencional V4b y 25 ojos con el nuevo modelo V4c. Valoramos la AV decimal (con corrección y sin corrección), la refracción residual y la sensibilidad al contraste monocular en condiciones mesópicas y fotópicas. Todos los datos fueron medidos con la pantalla CC100 (Topcon), a partir del 3ermes postoperatorio. Analizamos los índices de seguridad y eficacia, la predictibilidad de la cirugía y las curvas de sensibilidad al contraste, comparando los resultados entre ambos tipos de lentes. El análisis estadístico se realiza con pruebas no paramétricas (test de Mann- Whitney) con el software SPSS v15.0 y consideramos resultados estadísticamente significativos cuando P< 0,05.

RESULTADOS

Los índices de seguridad y de eficacia fueron 1,11 y 1,07 respectivamente en el grupo de lentes convencionales (V4b) y 1,17 y 1,14 respectivamente en el grupo de lentes con orificio central (V4c). No encontramos diferencias estadísticamente significativas en los índices de seguridad (P= 0,45) y eficacia (P= 0,34) entre los dos modelos. El 100% de los ojos operados con las lentes convencionales tiene un equivalente esférico residual situado en ±0,25D mientras que el 88% de los ojos del grupo de ICL con orificio central se sitúa en este intervalo. La función de sensibilidad al contraste fue similar para ambas lentes en condiciones mesópicas y fotópicas (P< 0,05).

CONCLUSIONES

Tanto la implantación de la lente fáquica de cámara posterior convencional como la nueva que incorpora orificio central, fue segura, eficaz y predecible para la corrección de miopía moderada a alta. El nuevo modelo de ICL con orificio central parece ser equivalente al modelo convencional en la función de sensibilidad al contraste para la corrección de miopía moderada a alta en distintas condiciones de iluminación.

 

IMPLANTE DE LENTES INTRAOCULARES TÓRICAS EN CÁMARA POSTERIOR: RESULTADOS REFRACTIVOS Y COMPLICACIONES POSTQUIRÚRGICAS
Luchena López R1, González García ML2, Cabanás Jiménez M1, Sánchez González MC1.
1Clínica Baviera, Sevilla, 2Hospital Universitario Virgen Rocío, Sevilla.

OBJETIVOS

El principal objetivo de este estudio fue determinar los resultados visuales y refractivos de ojos miopes tras la implantación quirúrgica de lentes intraoculares tóricas ICM-V4C así como evaluar la estabilidad y seguridad de la propia lente y desarrollo postquirúrgico de complicaciones asociadas a la cirugía.

MÉTODOS

Se trata de un estudio retrospectivo en el que se evalúan 15 ojos pertenecientes a 10 pacientes miopes que reciben cirugía refractiva mediante implante intraocular de lente tórica ICM-V4C en cámara posterior desde marzo de 2012 hasta febrero de 2014. Mediante análisis estadístico se evalúan la mejoría en la calidad y agudeza visual y los defectos refractivos residuales que han precisado posterior tratamiento con cirugía LASIK, así como el desarrollo de complicaciones postquirúrgicas.

RESULTADOS

La agudeza visual inicial con corrección de los 15 ojos era de 0,58 de media con una presión intraocular (PIO) de 14 mmHg de media. Los 15 ojos presentaban una miopía de -5,47 dioptrías (D) de esfera de media y astigmatismo corneal miópico de -3,53 de media. En todos ellos se realizó cirugía para el implante intraocular de lente tórica ICM-V4C en cámara posterior con una potencia media de -9,33 D de esfera (valor máximo de -15 D y mínimo de -4,5 D) y de +3,38 D de cilindro (valor máximo de +6 D y mínimo de + 1 D), y sólo un ojo precisó la realización de una iridectomía quirúrgica. Tras la cirugía, la agudeza visual media sin corrección en los 15 ojos fue de 0.88 de media con una ganancia media de 0,3 de visión, y el defecto refractivo residual fue de +0,25 D de media de esfera y -0,88 D de media de astigmatismo. 2 de los 15 ojos intervenidos precisaron posteriormente tratamiento coadyuvante mediante LASIK (Laser-Assisted in Situ Keratomileusis) o LASEK (Laser Assisted Subepithelial Keratomileusis) para la corrección de defectos refractivos residuales. Ninguno de los 15 ojos experimentó complicaciones médicas tras la cirugía. La PIO postquirúrgica fue de 14,27 mmHg de media, sin evidencia estadísticamente significativa de aumento de la presión intraocular. 3 de los 15 ojos intervenidos (20%) experimentaron visión de halos de luz como complicación tras la cirugía.

CONCLUSIONES

Los resultados obtenidos en esta serie de ojos intervenidos demuestran la eficacia, seguridad y estabilidad del implante intraocular de las lentes tóricas ICM-V4C en cámara posterior para la corrección de miopía. Permiten la corrección óptica de defectos refractivos más eficazmente que el uso de gafas o lentes de contacto, para alcanzar una máxima calidad visual. En nuestra serie, no fueron objetivables complicaciones postquirúrgicas a corto plazo. En algunas ocasiones, el uso de lentes tóricas ICM-V4C no es suficiente para la corrección total de defectos refractivos y se precisa acudir a terapia coadyuvantes, tales como LASIK o LASEK, para alcanzar la máxima visión posible.

FINANCIACIÓN

El estudio ha sido posible gracias a la información proporcionada por la Clínica Baviera (Sevilla) de pacientes intervenidos quirúrgicamente en dicho centro.
Ninguno de los autores del presente trabajo tiene interés financiero y/o industrial en la materia ni tampoco ha recibido remuneración económica.

 

LENTE EPICRISTALINIANA DE COLÁMERO TÓRICA PARA LA CORRECCIÓN DEL ASTIGMATISMO MIÓPICO: RESULTADOS CON UN AÑO DE SEGUIMIENTO
Lisa C, Alfonso B, Fernández-Vega Cueto L, Alfonso JF.
Instituto Oftalmológico Fernández-Vega, Oviedo.

OBJETIVO

Evaluar la predictibilidad, eficacia, seguridad y estabilidad del implante de la lente epicristaliniana de colámero tórica (por sus siglas en inglés Toric Implantable Collamer Lens: TICL) modelo V4b.

MÉTODO

Estudio clínico prospectivo no aleatorizado que evalúa ojos en los que se ha implantado una lente epicristaliniana de colámero, modelo V4b (Visian ICL, STAAR Surgical, Nidau, Suiza). Se registran a lo largo de los 12 meses del seguimiento las agudezas visuales sin corrección (AVSC) y con corrección (AVCC), la refracción, vault de la lente y eventos adversos.

RESULTADOS

El estudio incluye 35 ojos de 20 pacientes con una esfera media preoperatoria de -5.46 ± 4.17 D. (rango de +3.00 a -12.00) y un cilindro medio de -3.14 ± 1.19 D (rango de -1.50 a -6.00). A los 12 meses la esfera media era de -0.04 ± 0.16 D (rango de 0.00 a -0.75), con un 97% de los ojos en el rango de ±0.50 dioptrías (r2=0.99). El cilindro medio fue de -0.29 ± 0.42 D (rango de 0.00 a -1.00). Para los dos componentes del astigmatismo, el 80% de los ojos se encontraban dentro de ±0.25 D de J0 (r2=0.99) y J45 (r2=0.99) respectivamente. La AVSC media fue de 0.89 ± 0.16 y la AVCC media de 0.95 ± 0.12. Ningún ojo perdió líneas de AVCC y el 43% de los ojos ganaron 1 o más líneas de visión. El índice de seguridad fue de 1.08. Más del 50% de los ojos alcanzaron una AVSC de 1.0. El índice de eficacia fue de 0.97 a los 3 meses y de 1.01 al año.

CONCLUSIONES

Los resultados visuales y refractivos fueron buenos y altamente estables a lo largo del periodo de seguimiento, mostrando que este modelo de TICL es predecible, estable, seguro y efectivo para la corrección de niveles de astigmatismo bajos y altos.

FINANCIACIÓN

Los autores declaran no tener interés económico en ninguno de los productos o técnicas descritos.

 

DENSIDAD DE CÉLULAS ENDOTELIALES Y LENTES EPICRISTALINIANAS DE COLÁMERO: 8 AÑOS DE SEGUIMIENTO
Almanzar D, Naveiras M, Baamonde B, Alfonso JF.
Instituto Oftalmológico Fernández-Vega, Oviedo.

OBJETIVO

Analizar el estado a largo plazo de la densidad celular endotelial (ECD) en pacientes que tienen una lente intraocular epicristaliniana de colámero (por sus siglas en inglés, Implantable Collamer Lens: ICL) en un ojo y ninguna cirugía en el ojo contralateral.

MÉTODO

Se analizó retrospectivamente un grupo formado por 50 pacientes, 9 hombres y 41 mujeres, con una edad media de 34±7 años, que cumplían los siguientes criterios de inclusión: implante unilateral de ICL miópica, ojo contralateral sin cirugía y sin afecciones que puedan alterar la ECD y con revisiones postoperatorias al año y a los 8 años de la cirugía de ICL. Las lentes implantadas fueron ICL miópicas modelo V4 (Staar Surgical AG, Nidau, Switzerland) con un rango de potencias entre -22.50 y -0.75 dioptrías (D). Durante la cirugía no se produjeron complicaciones. La ECD se valoró con el microscopio especular de no contacto SP-2000P (Topcon Corp. Tokio, Japón). El análisis de las imágenes se realizó mediante el programa Imagenet 2000, del mismo fabricante.

RESULTADOS

La ECD preoperatoria media era de 2735±516 cells/mm2 y de 2746±519 cells/mm2 en los ojos operados y no operados respectivamente. En la revisión al año de la cirugía se observó en el ojo operado una pérdida de ECD del 8.5% respecto a la ECD preoperatoria, con una media de 2503 cells/mm2. En el ojo no operado se aprecia la perdida natural del 0.36% (media de 2644 cells/mm2). A los 8 años de la cirugía, se observó una pérdida, respecto a la ECD preoperatoria, del 5.85% en el ojo operado mientras que en el ojo no operado la pérdida es del 2.65%. Las ECD medias fueron 2540±419 células/ mm2 y 2613±434 células/mm2 respectivamente. Durante el periodo de seguimiento ninguno de los pacientes sufrió ningún tipo de dolencia que pudiese afectar la ECD.

CONCLUSIONES

El descenso de la ECD en el primer año en los ojos con implante de ICL se compensa progresivamente con el paso de los años, hasta alcanzar un ritmo de perdida similar al del ojo no operado. Por este motivo, podemos concluir que el implante de la ICL tiene poca repercusión en la población del endotelio corneal a largo plazo.

FINANCIACIÓN

Los autores declaran no tener interés económico en ninguno de los productos o técnicas descritos.

 

IMPLANTATION OF ARTIFLEX PHAKIC IOL FOR HIGH MYOPIA: SAFETY OF THE PROCEDURE
Faria-Correia F, Monteiro, T Franqueira N, Leite R, Sousa K, Vaz F.
Hospital de Braga

INTRODUCTION

Myopia’s medical treatment is contact lenses or spectacles. Myopia’s surgical treatment can be done by keratorefractive laser surgery, refractive lensectomy or phakic intraocular lens (PIOL) implantation, depending on myopia’s grade and patient’s age.

AIM

To evaluate the safety of phakic intraocular lens surgery for correction of high myopia.

METHODS

Retrospective study of patients undergoing ocular surgery with PIOL Artiflex® (Ophtec BV, Groningen, The Netherlands) at the Ophthalmology Department of Hospital de Braga between January 2011 and June 2012. This study included 45 eyes (22 OD and 23 OS) implanted with Artiflex® lenses. The corneal endothelial cells count (CECC) were recorded before and 12 months after the surgery. The anterior chamber depth (ACD) and endothelium-lens distances (ELD) were also analyzed.

RESULTS

Regarding the CECC, we found that preoperative count was 2513.18 ± 408.41 cell/mm2 and at 12 months after surgery was 2522 ± 323.33 cell/mm2. There were no statistical differences when the results were compared (Wilcoxon test; Z=-1,14, p=0,254). The ACD measurement was 3.140 ± 0.264 microns. The nasal and temporal ELD were 1363.11 ± 241.97 m and 1502.00 ± 222.27 microns, respectively.

CONCLUSION

PIOL is a safe option for high myopia treatment. Twelve months after implantation of the PIOL, there was no significant loss in CECC and the ELD were within the normal limits. Preoperative assessment is critical for the safety of the surgical procedure.

 

A 12-MONTH EFFECTIVENESS OF PHAKIC IRIS-CLAW INTRAOCULAR LENSES
Sousa K1, Monteiro T1, Ferreira S2, Franqueira N1, Leite R1, Faria-Correia F1, Mendes J1, Vaz F1.
1Hospital de Braga, Braga, 2Univ Minho, Braga.

OBJETIVOS

To evaluate the Effectiveness and Safety Indexes of Artiflex® phakic intraocular lenses (PIOL) for correction of high myopia.

MÉTODOS

Retrospective study of patients that underwent refractive surgery for phakic iris-claw IOL (Artiflex®) implantation between January 2011 and June 2012. Post-operative follow-up was of 18-24 months. Preoperatively and follow-up data were analyzed regarding to best-corrected visual acuity (BCVA), spherical and cylindrical refractions, keratometry, effectiveness and safety index. Inclusion criteria are related to age ≥20 years old and high myopia with safety criteria for anterior-chamber phakic intraocular lens (IOL). Exclusion criteria include previous refractive surgery and lost follow-up patients. Ocular topography was performed using Oculus Pentacam (OCULUS Optikgerate GmbH®, Wetzlar, Germany). Cylindrical Refraction was converted to the corneal plane equivalent using the Muñoz-Escrivá equation.

RESULTADOS

We have analyzed 50 eyes submitted to intraocular lens surgery. Five eyes were excluded due to lack of follow-up. We have included 45 eyes, 22 right and 23 left of Artiflex® lenses. Mean age was 32.48±7.63 years old. There was a significant improvement in BCVA using decimal scale – 0.73 to 0.94. Spherical equivalent underwent an important improvement of -10.0D to -0.24D (p<0,001). Calculated Effectiveness Index (EI) was 1,14±0,52 and a Safety Index of 1,30±0,58. Astigmatic vectors obtained statistically significant differences between pre-and postoperative moments on B vector (p<0,001) and C45 (p<0,05) and not significant on C0 vector. In keratometry measurements there is non- statistically significant differences between pre and postoperative moments.

CONCLUSIONES

IOL surgery is an excellent option for refractive surgery in selected cases with a positive Effectiveness and Safety Indexes. Visual acuity is quite satisfactory for the majority of patients.

FINANCIACIÓN

Authors deny any financial disclosure.

 

ACRYSOF CACHET – SAFETY AFTER 5 YEARS FOLLOW.UP
Vaz F1, Massa R2, Sousa K1, Dourado Leite R1, Franqueira N1, Monteiro T1.
1Hospital de Braga, Braga, 2Hospital de Santo António, Porto.

PURPOSE

To evaluate safety of the angle supported phakic IOL AcrySof CachetÒ(Alcon, USA) in high myopia coorrection.

METHODS

Prospective, non randomized study. 60 eyes with myopia ranging from -6.00 to -17.00 underwent implantation of AcrySof Cachet phakic IOL for myopia correction from March to December 2009. The main parameters assessed were best spectacle- corrected visual acuity (BSCVA), uncorrected visual acuity (UCVA), refraction, central and peripheral endothelial cell count (ECC), intraocular pressure, slit-lamp biomicroscopy, indirect ophthalmoscopy, subjective complaints, and patient satisfaction. All surgery performed with topical anaesthesia with a 3,00 mm corneal incision on the steepest meridian without peripheral iridectomy.

RESULTS

Follow-Up of 54 to 60 months.No eyes experienced a loss in BSCVA, and 31 eyes gained 1 or more lines of their preoperative BSCVA. In all eyes UCVA was 20/25 or better. All eyes groups were within +/-1.00 D of target refraction. There was no significant loss of ECC during follow-up with a central endothelial loss of 4, 84 % at 5 years follow-up. Mean IOL optical-Endothelium distance was 2.01mm, mean IOL edge-Endothelium distance was 1.51mm and all eyes had IOL-Crystalynne lens >0.7mm. Overall patient satisfaction was very high.No major complications were reported.

CONCLUSION

The results support the efficacy and safety of AcrySof Cachet to treat moderate to high miopia.

 

RESULTADOS REFRACTIVOS Y ANATÓMICOS TRAS IMPLANTE DE LENTE FÁQUICA DE CÁMARA POSTERIOR (ICL) EN QUERATOPLASTIA PENETRANTE (QP)
Álvarez De Toledo Elizalde J1, Mármol Díaz M2, Barraquer Compte RI1, Karam S2, García De Oteyza G2.
1Centro de Oftalmología Barraquer, Barcelona, 2Instituto Universitario Barraquer, Barcelona.

OBJETIVOS

Analizar los resultados refractivos, de seguridad y eficacia obtenidos mediante el implante de lentes fáquicas de cámara posterior esféricas o tóricas (ICL) en la corrección refractiva de pacientes operados previamente de queratoplastia. Estudiar los factores biométricos preoperatorios y describir su influencia en la selección del tipo y tamaño de lente así como en el grado de “vaulting” post-operatorio. Analizar los efectos sobre la población celular endotelial.

MÉTODOS

Se estudia un grupo de 20 ojos operados de QP en los que se realizó el implante de una lente fáquica de cámara posterior (ICL) como corrección de su defecto refractivo. En 18 ojos la QP se había realizado por queratocono, en un ojo por distrofia estromal y en otro por queratitis herpética. En 2 ojos se realizaron previamente incisiones arqueadas para disminuir el cilindro 6 meses antes del implante. Todos los ojos presentaban estabilidad refractiva y topográfica antes de la implantación. En todos los pacientes se realizaron preoperatoriamente estudio refractivo subjetivo, examen biométrico del segmento anterior mediante topografía ORBSCAN y tomografía de coherencia óptica (OCT), estimación subjetiva de la distancia blanco-blanco horizontal mediante imagen fotográfica con escala milimetrada adaptada y medición de la distancia inter-angular horizontal mediante ecografía de segmento anterior y OCT. Se realizó un recuento celular endotelial mediante microscopía especular sin contacto.

La cirugía se practicó mediante anestesia peri-bulbar, incisión de 3 milímetros a las 12 horas, inserción de la ICL tras inyección de viscoelástico cohesivo, y posicionamiento horizontal en caso de ICL esférica o en el eje planeado en caso de ICL tórica. El posicionamiento angular intraoperatorio se realizó basado en la fotografía preoperatoria con software Goniotrans.

En el postoperatorio se realizaron controles a los 1 y 7 días, 1, 6 y 12 meses, en los que se practicaron examen funcional subjetivo, topografía corneal ORBSCAN, medición del “vaulting” mediante OCT y recuento endotelial.
El análisis estadístico y descripción de resultados se realizó con software Graph-Pad Prism 5.0.

RESULTADOS

Se obtuvieron 20 ojos de 18 pacientes con QP en los que se implantó una ICL. En 10 ojos se implantaron ICL tóricas y en 10 esféricas. La edad promedio fue 26 ± 4 (19/37) años, siendo 25 % mujeres y 75% varones. En 2 ojos se realizaron incisiones arqueadas 6 meses antes para reducir el cilindro corneal pre-implantación. La refracción preoperatoria fue 3.28 ± 1.91 (0/-7) dioptrías de cilindro y -7.66 ± 5.18 (+2.50/-17) dioptrías de esfera. La agudeza visual sin corrección (AVSC) preoperatoria fue 0.05 ± 0.05 (0.01/0.25) y la agudeza con corrección (AVCC) preoperatoria fue 0.63 ± 0.21 (0.2/1.0). La refracción postoperatoria fue 1.16 ± 1.09 (0/5) dioptrías de cilindro y 0.23 ± 0.99 (+2.75/-1.25) dioptrías de esfera. Postoperatoriamente la AVSC fue 0.56 ± 0.24 ( 0.15/1.0) y la AVCC 0.89 ± 0.17 ( 0.55/1.2). El índice de seguridad fue 1.55 (1/2.75). 18 ojos ganaron entre 1/5 líneas de visión y ninguno presentó disminución. El índice de eficacia fue 0.91. El “vaulting” observado fue grado 2,05 ± 0.62 (1/3) y 601 ± 231 (201/904) micras. No se observó diferencia significativa (p:0.6117) entre la medición del blanco-blanco obtenido mediante ORBSCAN (11.99 ± 0.05 mm.) y el método fotográfico (11.94 ± 0.07 mm.). Se seleccionó para el cálculo del tamaño el mayor valor obtenido por los dos métodos. En 2 ojos hubo que reposicionar la lente al eje adecuado y se observó una única reacción inmunológica 13 meses tras la cirugía. No hubo descenso significativo en la población endotelial.

CONCLUSIONES

Tras el análisis realizado pensamos que el implante de ICL esféricas o tóricas en la corrección de los defectos refractivos tras queratoplastia es una opción quirúrgica segura y muy eficaz en pacientes jóvenes. Una vez asegurada una estabilidad refractiva tras retirada de suturas la técnica puede corregir de una forma muy eficaz defectos esféricos miópicos entre 1 y 18 dioptrías y defectos cilíndricos hasta 6 dioptrías. Siendo el astigmatismo el principal problema refractivo tras queratoplastia, en algunos pacientes es preciso previamente emplear técnicas corneales relajantes o implantes de segmentos intracorneales para poder colocar la refracción al alcance de la corrección refractiva de la ICL. En casos en los que el astigmatismo sea bajo o se prevea una posible modificación futura, la opción de realizar la corrección esférica de forma aislada con una ICL esférica es capaz de dar al paciente una AVSC suficiente. Finalmente, en los astigmatismos moderados aislados, la alta predictibilidad refractiva supera a técnicas corneales como las incisiones arqueadas o el LASIK. El implante de ICL es, en nuestra opinión y siguiendo los criterios de selección adecuados, la técnica de elección en la corrección de los defectos refractivos moderados o altos tras queratoplastia.

FINANCIACIÓN

En este estudio no se ha contado con ninguna financiación externa. Ninguno de los autores tiene ningún interés comercial en ningún producto citado ni ha recibido ninguna remuneración por su realización.

 

ANÁLISIS DE LOS RESULTADOS REFRACTIVOS Y ANATÓMICOS DEL IMPLANTE DE LA LENTE FÁQUICA DE CÁMARA POSTERIOR (ICL) EN PACIENTES CON QUERATOCONO
Mármol Díaz M1, Álvarez De Toledo Elizalde J2, Barraquer Compte RI2, Karam Palos S1, García De Oteyza Delbés G1.
1Instituto Universitario Barraquer, Barcelona, 2Centro de Oftalmología Barraquer, Barcelona.

OBJETIVOS

Analizar los resultados refractivos, de seguridad y eficacia obtenidos mediante el implante de lentes fáquicas de cámara posterior esféricas o tóricas (ICL) en la corrección refractiva final de pacientes afectos de queratocono. Estudiar los factores biométricos preoperatorios y describir su influencia en la selección del tipo y tamaño de lente así como en el grado de “vaulting” post-operatorio.

MÉTODOS

Se estudia un grupo de 31 ojos afectos de queratocono en los que se realizó el implante de una lente fáquica de cámara posterior (ICL) como corrección final de su defecto refractivo. En 12 ojos se habían implantado previamente segmentos de anillo intracorneal (SAIC) y en 3 ojos se había realizado foto-reticulación del colágeno con irradiación ultravioleta y riboflavina (CXL). Todos los ojos presentaban una estabilidad refractiva y topográfica antes de la implantación. En todos los pacientes se realizaron preoperatoriamente un estudio refractivo subjetivo y un examen biométrico del segmento anterior mediante topografía ORBSCANÒ, tomografía de coherencia óptica (OCT), estimación subjetiva de la distancia blanco-blanco horizontal mediante imagen fotográfica con escala milimetrada adaptada y medición de la distancia inter- angular horizontal mediante ecografía de segmento anterior y OCT. La cirugía se practicó mediante anestesia peri-bulbar, incisión de 3 milímetros a las 12 horas, inserción de la ICL tras inyección de viscoelástico cohesivo, y posicionamiento horizontal en caso de ICL esférica o en el eje planeado en caso de ICL tórica. El posicionamiento angular intraoperatorio se realizó basado en la fotografía preoperatoria con software Goniotrans. En el postoperatorio se realizaron controles a los 1 y 7 días, 1, 6 y 12 meses, en los que se practicaron examen funcional subjetivo, topografía corneal ORBSCANÒ y medición del “vaulting” mediante OCT. El análisis estadístico y descripción de resultados se realizó con software Graph- Pad Prism 5.0.

RESULTADOS

Se obtuvieron 31 ojos de 23 pacientes con queratocono en los que se implantó una ICL. En 15 ojos se implantaron ICL tóricas y en 16 ojos ICL esféricas. La edad promedio fue de 31 ± 6 (23/48) años, siendo 32 % mujeres y 68% varones. En 12 ojos se había realizado un implante previo de SAIC y en 3 ojos se había realizado CXL. La refracción preoperatoria fue de 2.74 ± 1.71 (0/-7) dioptrías de cilindro y -7.39 ± 4.2 (-1/-16) dioptrías de esfera. La agudeza visual sin corrección (AVSC) preoperatoria fue 0.01 ± 0.1 (0.005/0.55) y la agudeza con corrección (AVCC) preoperatoria fue 0.7 ± 0.25 (0.2/1.2). La refracción postoperatoria fue 1.44 ± 1.27 (0/4.5) dioptrías de cilindro y 0.32 ± 1.1 (+3.25/-2.00) dioptrías de esfera. Postoperatoriamente la AVSC fue 0.61 ± 0.28 ( 0.15/1.0) y la AVCC 0.78 ± 0.25 ( 0.15/1.2). El índice de seguridad general fue 1.12 (0.6/1.6), con 3 ojos que perdieron una línea de visión y 18 ojos ganaron una línea o más. El índice de eficacia general fue 0.82.

El “vaulting” observado fue de grado 2,26 ± 0.69 (1/4) y de 601 ± 314 (103/1410) micras. Se observó una diferencia significativa (p<0.0002) entre la medición del blanco-blanco obtenido mediante ORBSCAN (11.86 ± 0.03 mm.) y el método fotográfico (11.56 ± 0.06 mm.). Se seleccionó para el cálculo del tamaño el mayor valor obtenido por los dos métodos. Se observó un caso de bloqueo pupilar que obligó al explante final.

CONCLUSIONES

Tras el análisis realizado pensamos que el implante de ICL esféricas o tóricas en la corrección de los defectos refractivos en los pacientes afectos de queratocono es una opción quirúrgica eficaz y segura. No obstante y dada la naturaleza de la enfermedad, se debe asegurar una estabilidad refractiva previa o realizar procedimientos de CXL para conseguirla. Asimismo, la presencia de defectos cilíndricos o irregularidades topográficas o aberrométricas deben corregirse previamente con procedimientos corneales como el implante de SAIC. Una vez conseguida la estabilidad y regularización corneal en lo posible, el implante de la lente ICL consigue un aumento realmente muy significativo de la AVSC en este grupo de pacientes. El uso combinado de los modernos procedimientos refractivos permite mejorar significativamente la visión y reducir el número de pacientes en los que la queratoplastia se consideraba la única opción.

FINANCIACIÓN

En este estudio no se ha contado con ninguna financiación externa. Ninguno de los autores tiene ningún interés comercial en ningún producto citado ni ha recibido ninguna remuneración por su realización.

 

V4C ICL SECONDARY TO FERRARA®RING IMPLANTATION IN KERATOCONUS PATIENTS
Vaz F, Monteiro T, Dourado Leite R, Franqueira N, Faria Correia F, Sousa K.
Hospital de Braga, Braga.

PURPOSE

To analyze effectiveness, predictability and safety of phakic posterior chamber intraocular lens (IOL) as refractive procedure for myopia correction secondary to Ferrara® rings implantation in keratoconus patients.

METHODS

We have completed a retrospective study of patients submitted to ICL V4 and V4C IOL for myopia correction secondary to Ferrara® and Intacs® corneal segments used in keratoconus correction with a minimal follow-up time of 6 months post-intracorneal ring surgery. Patients were followed-up by a minimal of 6 months post-IOL surgery. Evaluation parameters included Best-Corrected Visual Acuity (BCVA), manifest refraction, endothelial cell count and biomicroscopy. Spheric IOL power was calculated based on subjective refraction, anterior chamber distance (ACD) and keratometric measurements obtained with Scheimpflug tomography. IOL diameter was calculated by OCT Visante Omni® according to horizontal and vertical angle-to-angle distance. All surgeries were performed under general anesthesia, using temporal meridian 3.2 mm corneal incision, no iridectomy and intracameral 0.1 mL cefuroxime injection.

RESULTS

We included 8 eyes of 6 patients. Before surgery, spherical refraction ranges from -4.5 to 11.0D and the mean cylinder refraction was -0.70D (0 to -2.5D). All patients gain visual acuity lines – BCVA was superior to 20/40 with spherical equivalent of -0.50 to +0.50D. No complications were observed.

CONCLUSION

V4C ICL implantation is an effective and safe technique to correct myopia in patients with keratoconus previously treated with corneal rings showing an improved and satisfactory BCVA.

 

PREDICTIBILIDAD EN GROSOR DEL FLAP CON LÁSER DE FEMTOSEGUNDO WAVELIGHT FS200 EN FEMTOLASIK
Hernández Anguiano G1, Duch Mestres F1, Torres Torres R2.
1Institut Català de Retina, Bacelona, 2Hospital Clinic de Barcelona, Barcelona.

OBJETIVO

Evaluar la predictibilidad en el grosor del Flap postquirúrgico con el láser de Femtosegundos en cirugía refractiva FemtoLASIK.

MÉTODO

Presentamos un estudio descriptivo, en el que se incluyen 70 ojos de 35 pacientes a quienes se les llevó cabo cirugía refractiva FemtoLASIK mediante plataforma Wavelight FS200 en el Institut Català de Retina (ICCR) en Barcelona , desde mayo del 2013 hasta febrero del 2014; en todos los pacientes se programó el grosor del Flap corneal de 110 micras según el software del Láser de Femtosegundos previo a la intervención, todas ellas realizadas por un mismo cirujano (FDM).

Para ello se realizó una medida intraoperatoria del grosor del flap por el mismo cirujano (FDM) mediante paquímetro de ultrasonidos después de la realización del corte y se tomó una medida del grosor del Flap por OCT Spectralis a las 24 horas de la intervención validadas por un mismo oftalmólogo (GHA). Se realizará un estudio estadístico mediante una T. de Student para muestras independientes, con software estadístico GraphPad Prism 6.04 para Windows, comparando ambas pruebas con respecto al grosor previamente establecido (110 micras).

RESULTADOS

Se ha constatado que la media en las mediciones por ultrasonido es 113.9 micras con una desviación típica de 17.45 micras y que la media de las mediciones por OCT Spectralis serán 114.0 micras con una desviación típica de 19.19 micras; al comparar el ultrasonido con la medida previamente programada no se evidencia diferencia estadísticamente significativa (P=0,0816); igualmente al comparar OCT Spectralis con la medida programada no se evidencia diferencia estadísticamente significativa (P=0,563).

CONCLUSIÓN

Se observa que el Láser de Femtosegundos plataforma Wavelight FS200 permite realizar un Flap a un grosor predeterminado con alta predictibilidad ya que no presenta diferencia estadísticamente significativa con mediciones intra y postquirúrgicas.

(No hay interés comercial en esta presentación).

 

ESTUDIO DEL GROSOR DEL FLAP CORNEAL POST LASIK MEDIANTE OCT Y ULTRASONIDOS
Almorín Fernández-Vigo I1, Fernández-Vigo López J1, Albitre V1, Fernández-Vigo Escribano J2.
1Centro Internacional de Oftalmología Avanzada, Badajoz, 2Hospital Clínico San Carlos, Madrid.

OBJETIVOS

Estudiar la evolución del grosor del flap corneal en la cirugía LASIK durante el postoperatorio inmediato (3 meses) mediante tomografía de coherenia óptica de segmento anterior (OCT) y paquimetría ultrasónica.

MÉTODOS

Estudio retrospectivo de 297 ojos de 149 pacientes intervenidos de LASIK para la corrección de miopía, hipermetropía y astigmatismo. Se excluyeron pacientes con patología corneal o contraindicación para la cirugía LASIK, alteraciones retinianas, glaucoma o inflamación intraocular y complicaciones intra o postoperatorias corneales. Se midió la paquimetría corneal (PC) preoperatoria mediante OCT Rtvue de segmento anterior y ultrasonidos Sonogage (US), la PC y el el lecho corneal intraoperatorias con US (el grosor del flap se calculó restando el lecho corneal a la PC prequirúrgica) y la PC y flap con OCT a los 30 minutos, 24h, semana, mes y 3 meses. Se estudió la evolución del grosor del flap y se compararon las mediciones entre OCT y US mediante t de Student.

RESULTADOS

La edad media de la población estudiada son 35,1+-9,1 años, siendo 85 mujeres (57%) y 64 varones (43%) con una PC media previa a la cirugía de 536,3+-31,3micras mediante OCT y 544,7+-32,9micras mediante US. Existen diferencias significativas entre las mediciones con los dos aparatos.
El cálculo del grosor del flap medio intraquirúrgico con US fue de 111,4+-16,6micras. Durante el postoperatorio, el grosor medio del flap con OCT fue de 125,2+-15,8micras a los 30 minutos, 122,1+-15micras a las 24h, 121,7+-13,7micras a la semana, 124,9+-13,5micras al mes y de 128,5+-13,7micras a los 3 meses. Existen diferencias estadísticamente significativas en la evolución del grosor del flap medido mediante OCT.

La PC media con OCT fue de 491,6+-40micras a las 24h, 482,5+-39,7micras a la semana, 485,3+-45,6micras al mes y de 492,3+-40,6micras a los 3 meses. No existen diferencias significativas de las 24h a los 3 meses.
La PC media a los 3 meses con US fue de 497,18+-42,7micras frente a 492,3+-40,6micras con OCT. No existen diferencias estadísticamente significativas entre las mediciones.

CONCLUSIONES

El grosor del flap corneal medido mediante US intraoperatorio muestra diferencias significativas frente a la medición con OCT 30 minutos postcirugía.
Además, se observa un aumento de su grosor medido con OCT desde las 24 horas postcirugía hasta los 3 meses, existiendo diferencias estadísticamente significativas.

 

TOPOGRAPHY-GUIDED ABLATION WITH ALLEGRETTO WAVE 400
Lemos J, Vaz F, Monteiro T, Castro Neves M.
Instituto CUF, Porto.

PURPOSE

To report the performance of topography-guided excimer laser ablation in the correction of corneal problems due to traumas, pathologies or anterior surgeries,.

SETTING

Instituto CUF Porto, Portugal.

METHODS

51 eyes of 45 patients received topography-guided laser Eximer for corneas with several pathologies like traumas, infections or squeals of anterior corneal surgery, including decentration, irregular astigmatism or small optical zones, that induced a lower visual acuity and night visual problems. Each eye received topographic examination with Allegretto Oculyzer and the data was transfer to the excimer laser (Wavelight Allegretto wave).

Base on these data, a spherical symmetrical cornea were created with least tissue ablation. Intended correction parameters include correction of spherical error, cylinder error, optical zone and Q value. After the treatment all the eyes were evaluated for night vision problems, BSCVA, UCVA and topography examination with Pentacam.

RESULTS

The previous cases of decentration, small optical zones and irregular astigmatism were corrected with success. Correction of refractive error was unpredictable in cases were the cornea was very irregular. Increase of BSCVA was observed in all the cases. There was a myopic shift in most of the eyes. Concerning about the glare, halos and other night vision problem, all the patients claimed an improvement of visual quality subjectively.

CONCLUSIONS

In spite of the poor predictability of spherical correction and the necessity of a two step treatment in some cases, the topography-guided ablation is a very good solution for the correction of irregular corneas with improvement of visual quality.

 

RESULTADOS CLÍNICOS A MEDIO PLAZO DE CIRUGÍA LASIK EMPLEANDO PERFILES ASFÉRICOS CON TECNOLOGÍA LÁSER DE ESTADO SÓLIDO
Pérez-Cambrodí R, Piñero Llorens DP, Artola A, Ruiz-Fortes P, Soto-Negro R, Blanes-Mompó F, Alzamora-Rodríguez A. Oftalmar
Hospital Internacional Medimar, Alicante.

OBJETIVO

Valorar los resultados visuales, refractivos y aberrométricos 2 años tras la cirugía LASIK para la corrección de la miopía empleando perfiles de ablación asféricos con la tecnología láser de estado sólido.

MÉTODOS

Se incluyeron un total de 166 ojos de 88 pacientes con edades comprendidas entre 20 y 52 años (edad media: 33.6±7.6 años) y que presentaban miopía y /o astigmatismo. En todos ellos, se realizó cirugía LASIK para la corrección del defecto refractivo empleando el microqueratomo M2 (Moria) y el láser de estado sólido Pulzar Z1 (CustomVis), utilizando perfiles de ablación asféricos. Se evaluaron los resultados visuales, refractivos y aberrométricos (sistema iTrace) al año y a los 2 años de la cirugía.

RESULTADOS

El equivalente esférico se redujo significativamente de un valor medio preoperatorio de -3.58±1.74 D (rango, -1.00 a -9.00 D) a un valor medio postoperatorio al año de +0.01±0.24 D (rango, +1.00 a -1.25 D, p<0.01) y de +0.01±0.19 D (rango, +0.75 a -0.50 D, p<0.01) a los dos años tras la cirugía. El 92.2% y 98.4% de los ojos presentaba un equivalente esférico entre ±0.50 D al año y 2 años de la cirugía, respectivamente. La agudeza visual sin corrección media mejoró significativamente de un valor medio preoperatorio de 1.05±0.39 LogMAR (rango, 0.00 a 1.70) a un valor medio postoperatorio de -0.02±0.06 LogMAR (rango, 0.30 a -0.18, p=0.01) y -0.05±0.06 LogMAR (rango, 0.15 a -0.17, p=0.01) al año y 2 años de la cirugía, respectivamente. El 17.7% y 38.1% de los ojos ganó una o más líneas de agudeza visual mejor corregida al año y 2 años de la cirugía, respectivamente. No hubieron pérdidas de 2 o más líneas de agudeza visual mejor corregida. Los índices medios de eficacia y seguridad a los 2 años de la cirugía fueron de 1.04±0.23 (rango, 0.60 a 2.00) y 1.08±0.22 (rango, 0.70 a 2.00). El valor medio de aberración esférica preoperatorio (pupila 5 mm) fue de +0.03±0.09 μm (rango, -0.66 a +0.19 μm), cambiando a un valor medio postoperatorio de +0.12±0.08 μm (rango, -0.09 a +0.36 μm) a los dos años tras la cirugía. Este cambio alcanzó significación estadística (p<0.01), pero fue pequeño en magnitud dejando una aberración esférica postoperatoria en el rango fisiológico del ojo humano.

CONCLUSIONES

La cirugía LASIK para la corrección de la miopía empleando perfiles de ablación asféricos y la tecnología láser de estado sólido resulta eficaz y segura a corto y medio plazo, minimizando la inducción de aberración esférica.

FINANCIACIÓN

No existen intereses comerciales o de propiedad intelectual en los dispositivos empleados en este estudio.

 

EXPERIENCIA INICIAL CON CIRUGÍA CORNEAL DE LA PRESBICIA MEDIANTE LASER EXCIMER
Romero Domínguez M, Castillo Gómez A, Palomino Bautista C, Carmona González D.
Hospital Universitario Quirón Madrid, Pozuelo De Alarcón (Madrid).

OBJETIVOS

Valoración de los resultados visuales y de satisfacción visual de los pacientes sometidos a la corrección de la presbicia mediante cirugía corneal con láser Excimer MEL-80 (Presbyond, Carl Zeiss Meditec, Jena Alemania).

MÉTODOS

Se realizó un estudio sobre 15 pacientes divididos en tres grupos en función de su equivalente esférico de lejos preoperatorio: a) GRUPO I (+0.5 –x) , b) GRUPO II menor o igual a – 3 dioptrías (dp) y c) GRUPO III superior a – 3 dp. Los criterios de inclusión fueron tener entre 40 y 60 años de edad, síntomas de presbicia y un cristalino transparente. La evaluación preoperatoria consistía en un examen oftalmológico completo que incluía: mejor agudeza visual de lejos y de cerca no corregida y corregida, autoqueratómetro (TopCon Corporation, Tokyo Japan), refracción subjetiva, tonometría de aplanación, examen con lámpara de hendidura, oftalmoscopia bajo dilatación pupilar, topografía corneal (Pentacam Oculus, Alemania), paquimetría ultrasónica (DGH Technology, Inc., United States), retinografía (TopCon Corporation, Tokyo Japan), estudio de la dominancia ocular, prueba de tolerancia y CRS-MASTER que consta de un aberrómetro H-S (Wasca Analyzer), registro de iris y topógrafo corneal de cara anterior (ATLAS 9000).

Todos los pacientes fueron intervenidos con el Láser Excimer MEL-80. Las revisiones posoperatorias fueron realizadas a las 24 horas, 7 días , 30 días y a los 90 días.
Los pacientes realizaron un cuestionario de satisfacción basado en NEI-VFQ 25 a los 3 meses de la cirugía.

RESULTADOS

Treinta ojos de quince pacientes fueron incluidos en el estudio. La media de edad para cada grupo fue de: 53+/-1,41 años (rango 54-51 años) para GRUPO I, 46,60+/-3,13 años (rango 44-52) para GRUPO II y de 47,20+/-3,83 (rango 43-52) para GRPO III. Había 5 hombres (33,4%) y 10 mujeres (66,6%).
El equivalente esférico medio para cada grupo fue para el GRUPO I de +1,48 +/-0,60, para el GRUPO II fue de -2,10+/- 0,46 y para el GRUPO III fue de -4,57+/-1,58.

El ojo derecho era el ojo dominante en el 40% de los pacientes hipermétropes y en el 60% de los pacientes miopes.
Los cambios en la asfericidad (Q) media pre (Qpre) y postquirúrgica (Qpost) fueron los siguientes: GRUPO I Qpre -0,38+/-0,13 a Qpost -0,71+/-0,24, GRUPO II Qpre -0,36+/-0,04 a Qpost -0,04+/-0,15 y en grupo III Qpre -0,28+/-0,15 a Qpost 0,32+/-0,12. La aberración esférica se ajustó siguiendo un nomograma según el estado refractivo.
El promedio de la agudeza visual binocular no corregida postcirugía a los 3 meses, con independencia del estado refractivo precirugía es de 1 para lejos y de 0,8+/-0,03 para cerca.
Según nuestro cuestionario (NEI-VFQ-25), el 100% de los pacientes intervenidos está satisfecho tras la intervención.

CONCLUSIONES

La corrección de la presbicia mediante Láser Excimer basado en los cambios de aberración esférica y monovisión leve (Presbyond, Carl Zeiss Meditec, Jena Alemania) obtiene buenos resultados en UDVA (agudeza visual no corregida) binocular tanto para lejos1 como para cerca (0,8+/-0,03) y también, por tanto, en BCDVA(mejor agudeza visual corregida).

Un 100% de los pacientes intervenidos estaban satisfechos tras la cirugía realizada según el cuestionario (NEI-VFQ-25)

FINANCIACIÓN

Todos los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses. No se recibió ningún apoyo financiero para este trabajo.

 

PRIMEROS RESULTADOS DE LA CIRUGÍA REFRACTIVA CON RELEX SMILE
Valero Marcos A1, Fernández Pérez J1, Jiménez Velázquez JA1, Martínez Peña FJ1, Salvestrini Rodríguez P1, Pérez Morales MJ2.
1Q Vision, Almería, 2Complejo Hospitalario Torrecárdenas, Almería.

OBJETIVO

Evaluar la eficacia, predictibilidad y seguridad de la corrección de la miopía y astigmatismo mediante la extracción de un lentículo corneal a través de microincisión, con la técnica mediada con láser de femtosegundo Relex Smile, durante 3 meses de seguimiento.

MÉTODO

Serie de casos en el que se incluyeron pacientes con miopía y astigmatismo. Se le intervino de cirugía refractiva con láser de femtosegundo Relex Smile.
En todos los pacientes incluidos se midió la agudeza visual no corregida (UDVA) y corregida (CDVA), la refracción, equivalente esférico, la paquimetría media y la presión intraocular (PIO). Tras la cirugía se evaluó la agudeza visual no corregida y corregida, la refracción, equivalente esférico y complicaciones al mes y a los 3 meses.

RESULTADOS

En este estudio han participado 88 ojos con una edad media de 31,77 ± 5,42 años (rango 21-43 años). El equivalente esférico medio postoperatorio fue de (-0,01 ± 0,05) dioptrías al mes y constante durante todo el seguimiento. La UDVA en el 90% fue de 20/20. La técnica mostró una alta predictibilidad (R2=0,9977). En cuanto a la seguridad el 89% mantuvieron la CDVA, el 10% ganó una línea y el 1% ganó mas de 2 líneas. No hubo complicaciones ni durante ni tras el procedimiento.

CONCLUSIONES

El procedimiento con Relex Smile para la corrección de la miopía y astigmatismo tiene una alta efectividad, predictibilidad y seguridad. Este estudio requiere de un mayor tiempo de seguimiento.

 

EVALUACIÓN DE LOS CAMBIOS ABERROMÉTRICOS Y TOPOGRÁFICOS TRAS CIRUGÍA REFRACTIVA CON LA TÉCNICA SMILE
Belmonte Martín J1, Tañá Rivero P1, Rodríguez Prats JL2, Ramos Alzamora M1.
1Oftalvist, Alicante, 2Oftalvst, Alicante.

OBJETIVOS

La técnica refractiva SMILE (Small Incision Lenticule Extraction) es una variación de la técnica ReLEx (Refractive Lenticule Extraction), que permite la corrección quirúrgica de la miopía sin la necesidad de levantar el flap para extraer el lentículo. El objetivo de este estudio fue evaluar a corto plazo los cambios producidos en la cara anterior de la córnea, tanto topográficos como aberrométricos, en pacientes intervenidos con SMILE.

MÉTODOS

Un total de 78 pacientes, 33 hombres y 45 mujeres, con una edad media de 31,87 ± 7,04 años (157 ojos) fueron intervenidos de cirugía refractiva SMILE entre octubre de 2012 y diciembre de 2013 en la clínica oftalmológica Oftalvist de Alicante (Alicante, España). El estudio se realizó siguiendo las buenas prácticas descritas en los principios de la Declaración de Helsinki. Todos los sujetos fueron mayores de 18 años y firmaron un consentimiento informado.

Se intervino a todos los pacientes siguiendo el mismo protocolo quirúrgico, que definía los siguientes parámetros: espesor del flap de 120 o 130 μm, diámetro de zona óptica de 6,5 mm y diámetro del flap de 7,5 mm. Todas las incisiones, de entre 2 y 4 mm, se realizaron a 110-120°.
Se evaluaron los radios queratométricos plano, curvo y medio así como la asfericidad, la aberración esférica de cuarto orden, el coma horizontal y el vertical y el trefoil antes de la cirugía y un mes después de la intervención. Además, se estudiaron las correlaciones de los parámetros queratométricos y aberrométricos con los cambios refractivos y la agudeza visual postquirúrgica.

RESULTADOS

El equivalente esférico previo a la cirugía fue de −4,52 ± 1,96 dioptrías, disminuyendo a −0,22 ± 0,48 dioptrías después de la intervención. La media de agudeza visual de lejos sin corrección (AVSCL) postquirúrgica fue −0,03 ± 0,11 LogMAR. El 90,4 % de los ojos alcanzaron una AVSCL igual o mejor que 0,1 LogMAR (0,8 escala decimal). El 88 % no presentó refracción al mes de la cirugía y el 96,5 % presentó una refracción postquirúrgica igual o menor a 0,50 D. La asfericidad media preoperatoria era −0,26 ± 0,19 y la postoperatoria fue 0,19 ± 0,29.

Se encontraron diferencias estadísticamente significativas en el K curvo, K plano, K medio, asfericidad, aberración esférica y coma vertical (p < 0,005). En cambio, no hubo diferencias significativas en el Root Mean Square (RMS) de las aberraciones de alto orden, en el coma horizontal o en el trefoil. La asfericidad postquirúrgica presentó una correlación muy fuerte con la aberración esférica de cuarto orden y con el coma vertical.

Seis ojos presentaron complicaciones intraoperatorias (confusión entre el plano anterior y posterior con daño en el estroma, perdida de succión durante la creación de la superficie anterior del lentículo y descentramiento en la creación del lentículo) y cinco ojos complicaciones tras la cirugía (haze, queratitis lamelar difusa, y crecimientos epiteliales autolimitados).

CONCLUSIONES

La cirugía SMILE provocó cambios significativos en los parámetros topográficos de la cara anterior de la córnea y en la aberración esférica y el coma vertical. Sin embargo, el RMS de alto orden no se vio afectado. Además, la técnica SMILE demostró ser efectiva y predecible, con un alto porcentaje de éxito al mes de la cirugía en términos de refracción y agudeza visual sin corrección.

FINANCIACIÓN

Ninguno de los autores tiene interés financiero ni comercial en este estudio ni ha recibido remuneración por parte de ninguna compañía mencionada en el estudio.

 

REVISIÓN DE 44 PACIENTES CON ALTERACIONES DE LA MOTILIDAD OCULAR INTERVENIDOS DE CIRUGÍA REFRACTIVA MEDIANTE LASIK
Méndez Díaz J1, Castiella Acha JC2, Anguiano Jiménez M2, Basterra Basterretxea I3, Piñeiro Ben E4.
1Complexo Hospitalario Universitario Ourense, Ourense, 2Instituto Oftalmológico Castiella, Bilbao, 3Centro Oftalmológico Integral, Bilbao, 4Universidad de Santiago de Compostela, Santiago de Compostela.

OBJETIVOS

Analizar la influencia de la cirugía refractiva en pacientes con alteraciones de la motilidad ocular.

MÉTODO

Se revisan las historias de 44 pacientes que acudieron a la consulta del Dr. Castiella desde 1973 hasta 2004. Todos ellos fueron intervenidos de cirugía refractiva con las graduaciones realizadas bajo cicloplejia mediante la técnica de Lasik y además algunos de ellos fueron intervenidos de estrabismo. Se les volvió a graduar bajo cicloplejia a los 3-6 meses tras la intervención de refractiva y se valoraron las necesidades de reintervención tanto de la cirugía refractiva como del estrabismo.

RESULTADO

El ángulo subjetivo de desviación tras la operación de miopía mediante la técnica lasik no cambia en el 50% de los pacientes. Del 50% restante, el 60% de los paciente empeora su ángulo subjetivo de 1 a 5o y el 40% mejora el ángulo de desviación.
Del conjunto de miopes operados mediante técnica lasik, un 19% requirieron reintervención. Esta población está correlacionada con la población de miopes que no cambia su ángulo de visión. Por tanto la reintervención no está condicionada por el estrabismo.

Se obtienen resultados similares en la población de hipermétropes. Un 43% no cambia el ángulo de desviación tras la cirugía refractiva. Del 57% restante un 46% empeora y un 54% mejora el ángulo.
El porcentaje de hipermétropes reintervenidos de cirugía refractiva fue de un 26% y en estos casos las reintervenciones tampoco estuvieron condicionadas por el estrabismo.

CONCLUSIÓN

En ningún caso fue necesario reintervenir de estrabismo a los pacientes tras la cirugía refractiva. Las hipocorrecciones, hipercorrecciones y emetropías generadas tras la cirugía refractiva no influyeron significativamente en los grados de desviación del estrabismo.

Ninguno de los autores tiene interés financiero.

 

QUERATOCONJUNTIVITIS POR ADENOVIRUS EN EL ENTORNO DE LA CIRUGÍA REFRACTIVA. EFECTOS Y TRATAMIENTOS DE LAS SECUELAS
Del Buey Sayas MÁ, Almenara Michelena C, Pérez Navarro I, Lavilla García L, Cruz Neyor N, Cristóbal JÁ.
Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa, Zaragoza.

OBJETIVOS

La queratoconjuntivitis por adenovirus puede causar opacidades corneales que en ocasiones permanecen en el tiempo, como secuela de la infección vírica, comprometiendo la visión de los pacientes. El objetivo de este trabajo es mostrar diferentes tipos de morfología de la afectación corneal como secuela de la queratoconjuntivitis por adenovirus en pacientes intervenidos de cirugía refractiva con láser excimer (PRK y LASIK), así como la evaluación de la aplicación de la queratectomía refractiva con láser excimer como posible tratamiento de las opacidades y la alteración visual ocasionada.

MÉTODOS

Se analizan tres ejemplos de pacientes con afectación visual por opacidades corneales secundarias a queratoconjuntivitis por adenovirus. El primer caso presenta opacidades numulares centrales sin antecedentes refractivos; se realiza tratamiento de las opacidades, tras la determinación de la profundidad de las mismas, mediante fotoablación miópica e hipermetrópica asociadas. El segundo caso presenta opacidades corneales contrales tras queratoconjuntivitis por adenovirus, 10 años después de la práctica de PRK, que ocasionan regresión miópica y marcado déficit visual; se muestra el resultado visual y refractivo tras nueva fotoablación central con láser. El tercer caso muestra la peculiar fibrosis corneal que aparece tras queratoconjuntivitis por adenovirus en paciente intervenido de LASIK; la fibrosis estromal en la interfase permanece en el tiempo a pesar de la aplicación de tratamiento médico y se evalúa mediante la exploración con OCT de segmento anterior.

RESULTADOS

En los casos de opacificación por fibrosis corneal superficial se obtienen buenos resultados visuales y refractivos mediante la realización de fotoablación superficial con láser excimer, con aplicación asociada de mitomicina C. La realización del cálculo de profundidad de ablación necesaria para tratar la opacidad, y el estado refractivo del paciente, determina la necesidad de la ablación miópica central y la asociación de ablación hipermetrópica asociada, que nos permite conseguir la emetropía pos-tratamiento en estos casos. La existencia de fibrosis profunda en el plano de corte, en el caso de grave afectación post-Lasik, precisa de una adecuada evaluación del estroma residual y el planteamiento de tratamientos lamelares profundos para la resolución del cuadro.

CONCLUSIONES

La morfología de las lesiones observadas como secuela de la queratoconjuntivitis por adenovirus varía en pacientes sin antecedentes de cirugía refractiva, y en aquellos pacientes con antecedentes de cirugía refractiva de superficie y técnicas Lasik. La PTK refractiva es una alternativa al tratamiento de las opacidades en caso de córneas aptas logrando el doble objetivo de transparencia corneal y emetropía postoperatoria.